Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 45

Capítulo 45.

 

La biblioteca, que está llena de miles de libros antiguos, siempre ha estaba en mal estado. La nariz de Seong-min está paralizada por el olor a papel viejo y un terrible olor a incienso. Aunque tenía náuseas, apretó los dientes para que no se notaran.

A pesar de que era un informe simple, como si estuviera perdido en sus pensamientos, el Presidente* que no habló durante mucho tiempo finalmente abrió la boca.

(N/E: *Aquí realmente la traducción literal era padre/progenitor, sin embargo, es como una forma de respeto, en algunos casos le traduciré como presidente o tal vez maestro.)

“Sí, mi hijo no dudaría en lastimarse por esa chica… ¿No es así?”

Seong-min no se atrevió a mirar a su Señor sentado en la silla. Hizo una profunda reverencia y respondió

“Sí, señor. Parece que el maestro tiene un corazón para ella.”(Seong-min)

“Qué chica tan astuta. Tal vez incluso Hwa-hee no sea suficiente.”

Seong-min simplemente negó con la cabeza y de repente se preguntó.

‘¿Hwa-hee? ¿Es una ilusión? ¿El nombre del tipo que arruinó la sucursal de Kama en Busan?.. No puedo creer que lo hayas llamado de forma amistosa.’(Seong-min)

Por culpa de Park Hwa-hee, Seongmin, quien cayó en la posición más buscada de la noche a la mañana, lloró por un momento. Estaba enojado, pero se contuvo.

El hombre frente a él era un dios de dioses… Kama, a pesar de ser solo una mera organización de mafiosos, gracias a su mítica figura se ha convertido en un gran imperio

Debe haber una razón por la que llamó a su enemigo Park Hwa-hee de una manera amistosa. La razón por la que ordenó que amenazara a una chica ordinaria es porque tiene un gran significado… ¡Vamos!

Él, que estaba a cargo de la sucursal de Busan y tenía que participar en algo así. Era vergonzoso, pero no había nada que no pudieras hacer por el Presidente.

Por encima de todo, Dios es el único que puede salvarlo de ser una cometa que se ha desmoronado. Todos los demás en la organización hicieron la vista gorda con él y lo abandonaron.

Seong-min agregó para enfatizar lo que hizo por él.

“Lo único que me preocupa que el joven maestro me haya reconocido.” (Seong-min)

“No tienes de qué preocuparse. Mi hijo es un niño que no guarda rencor por tonterías. Porque no tiene estómago*.”

(N/E: *Es un cobarde.)

“Sí, presidente. Pero ahora yo soy…”(Seong-min)

El Presidente miró a Seong-min, quien salió de la habitación con la cabeza gacha, agregó con una sonrisa como si acabara de recordarlo.

“Buen trabajo. Si vas a ver al Jefe Kwon al Salir, no te entristezcas. Te voy a ayudar.”

“Gracias. Continuaré siendo leal al presidente.” – Seong-min inclinó la cabeza mientras se despedía y su vida volvió a ser estable.

Estaba convencido de que había llegado al clímax. Pero cometió un error fatal. Cuando el Presidente se levantó de su asiento, frunció el ceño sin darse cuenta. No pudo soportar el olor a podrido que estaba cubierto con el olor a incienso, ante la náusea instantánea, Seong-min rápidamente se cubrió la boca, pero el Buda* que pasaban se detuvo y dejó de caminar.

(N/E: Presidente)

Seong-min, que cayó en el suelo, inmediatamente tartamudeó.

“Perdóneme Señor… Bueno, el sashimi que comí para la cena está encima…”(Seong-min)

“Sí, eso es posible.”

“Umm… gracias.”(Seong-min)

El Maestro que recogió algo en el escritorio, sonrió y puso su mano sobre él lentamente.

“Por cierto, es insultante decir una mentira.”

Seong-min no pudo moverse incluso cuando vió el brillo plateado que destella en su mano.

Era… “¡Oh, Dios mío!”(Seong-min)

Gritando, envolvió sus dedos alrededor de su cuello con todas sus fuerzas. La sangre brotó a través de la grieta. Se derrumbó en el suelo, incapaz de hablar correctamente, y el Presidente estaban cubierto de sangre.

Arrojando un cuchillo al cuerpo que se retorcía, chasqueó la lengua.

“Oh, el jefe Kwon va a estar molesto. Tus órganos que solo comían cosas buenas, los estaba esperando mucho. Es una pena que ya no pueda usarlo más.”

(N/E: Recuerden que el Presidente maneja una organización de tráfico de órganos.)

Las palabras del Presidente perforaron como una daga el oído de Seong-min, quien exhaló su último aliento.

Pero fue por un tiempo. Pronto se convirtió en un cadáver frío, sin sentir nada de nada.

 

* * *

 

Un viento bastante ventoso sopló durante algunos días, y el sol está especialmente cálido hoy.

‘Fue genial.’(Su-ah)

Su-ah, que se arrepintió de entrar en la oficina después del almuerzo, se sentó en un banco en el jardín. Y buscó mucho en su teléfono celular… Quería darle un regalo a Hwa-hee a cambio de la cita de ayer.

El restaurante romántico y el ramo preparado para ella fueron los mejores, estaba flotando… Me siento tan bien cada vez lo recuerdo, así que quería mostrar un pequeño gesto para Hwa-hee.

Sin embargo, busqué en Internet cada vez que tenía tiempo, pero no pude encontrar nada adecuado. Hasta ahora, el único regalo que le ha dado a un hombre fue una billetera a su nuevo padre… Eso fue todo

‘¿Qué tipo de regalo tiene un buen significado como el lenguaje de la flor Delphinium?’(Su-ah)

En lugar de pensar que el Delphinium era su flor favorita, Hwahee le gusta primero

Recuerdo lo primero que me dijo cuando me dio una flor de Delphinium azul-púrpura.

<”Te haré feliz. Incluso si arriesgo mi vida.”>

‘Ahora que tengo un corazón diferente al de entonces, incluso esas pesadas promesas han cambiado un poco. Eso espero. Ahora él y yo tengamos un matrimonio contractual es como un premio. Tal vez ahora puedas soñar con un futuro donde él y yo estemos juntos. ¿no?’

Quiero transmitir, aunque sea un poco de ese sentimiento con un regalo significativo, pero no sabía nada de lo que le gustaba… ‘Un regalo es un regalo, pero quería saber más al respecto.’

El abuelo Seo que la encontró mientras daba un paseo, concentrada en su gran problema, levantó una mano para saludarla.

“Hola, líder del equipo Min.”(Abuelo Seo)

“Hola abuelo.”(Su-ah)

“Te ves muy bien. La cara del líder de equipo, Min, está floreciendo como una mariposa que bate sus alas.”

“Oh, las flores que plantó mi abuelo para la abuela Kim están floreciendo, ¿a la abuela Kim le gustó el árbol de flores?… Estaba bien informada al respecto, pero ¿funcionó?”(Su-ah)

“La abuela Kim me dio caquis secos ayer y esta mañana me dio jugo de ginseng rojo…. Me comí un paquete y estaba tan lleno de energía, que di la vuelta así… Estoy de camino.”

El abuelo Seo se cruzó de brazos vigorosamente mientras tosía y Su-ah, que se estuvo riendo durante mucho tiempo, preguntó en voz baja.

“Bueno, abuelo. Hablando de regalos. Uh, bueno, al director ¿Qué le gustaría como regalo?”(Su-ah)

“¿Eh? ¿Un regalo? La sonrisa del líder del equipo Min, será suficiente. ¿Qué haces con el tipo que lo tiene todo? …Ahorra tu dinero y compra otra merienda.”

“Ayer fue día de pago. Estoy en deuda con mi empleador. Estoy perdida, pero así es como quiero mostrar de mi sinceridad.”(Su-ah)

“¿Cómo se supone que voy a saber lo que le gusta? Excepto que él está fuera de los brazos… ¡eh! ¡no lo sé!”

‘¿Por qué esa palabra suena tan inusual en estos días?’(Su-ah)

Su-ah recordó a Hwa-hee sonriendo alegremente cuando la recogió esta mañana y sonrió involuntariamente.

El abuelo Seo, que estaba mirando su sonrisa sin hacer nada, se puso cosquilloso. Se rascó el brazo como si estuviera llorando y lanzó una pregunta.

“¿Por qué no le preguntas a Kang Min-chul?”

“El abogado Kang no tiene secretos para el director. Por favor, dame alguna sorpresa sorpréndame. Me gustaría.”(Su-ah)

“Cierto, Kang Min-chul tiene una boca barata.”

“¡Oh, yo no dije eso!”(Su-ah)

“Bien, eso es cierto.”

Su-ha se conmovió cuando el abuelo Seo maldijo en secreto a Min-chul. – ‘Okey… Bueno… ella confesó en secreto el resentimiento que tenía escondido por él.’

“Quiero decir con que el abogado Kang me dijo que el director tenía el síndrome de sociopatía ¡Realmente hizo eso!’

“¿Sociópata? ¡Oh! ¿eso es todo? ¿verdad? … Alguien que no trata a la gente como personas.”

“¡Sí, lo sé! Es demasiado malo, ¿verdad? …Habló sobre el director a la primera persona que conoció. Aunque él (Hwa-hee) da un poco de miedo, también hace muchas cosas buenas como donaciones y patrocinios. ¿Lo sabías?”

Mientras la escuchaba, el abuelo Seo chasqueó la lengua con desaprobación.

“Kang Min-chul, ese chico, no lo vi así…”

“¿Estás bien? Está maldiciendo a su jefe con tanta fuerza…”(Su-ah)

“No lo sabía porque parecía ciego, pero es un hombre culto. ¿Cómo puedes decir eso? …Lo usa muy bien, está muy bien informado.”

“¿Qué?”(Su-ah)

‘¿Estás aceptando vehementemente palabras tan duras ahora? ¿Incluso admirándolo?’ – Temblando por la traición, Su-ah derramó lágrimas y el abuelo tosió

“¿Es solo que no tiene suerte? Es un cachorro solo para mi niña, para los demás… es un perro.”

Entonces, una anciana en silla de ruedas la llamó cálidamente. Era la abuela de Yoon.

“¡Bebé!”

Su-ah, que iba a discutir con el abuelo Seo, se sorprendió al ver la silla de ruedas, así que se acercó a la enfermera y le preguntó.

“¿Por qué la abuela está en silla de ruedas? ¿Como te sientes? ¿Estás incómoda?”(Su-ah)

“Ayer se cayó mientras se movía porque intentó salír sola. En estos días, la abuela Yoon dice que quiere ir a casa.”(enfermera)

“¿Otra vez?”(Su-ah)

“Sí. Dijo que necesitaba encontrar algo.”(enfermera)

Creo que la última vez que vino Joo Haerin, estaba tratando de salir sola.

Y cuando miré a la enfermera que respondió con una mirada triste, me arrodillé e hice contacto visual con la abuela Yoon.

“Abuela, es peligroso salir sola. Si hay algo que quieras encontrar, dime…Yo iré por tí.”(Su-ah)

“Bueno, no puedo decírtelo bebe. Lo siento.”

“Está bien, abuela. ¿De verdad quiero ir?”(Su-ah)

La abuela, que había vacilado como si la mirara a los ojos, murmuró impotente.

“¿De verdad? …La cuenta blanca que me dio el bebe, la perdí. ¡Ah! …No puedo encontrarla en ningún lado. Así que lo siento mucho.”

Fue una pena ver a la abuela llorando como si estuviera alterada. Su-ah tomó su mano y la consoló con fuerza.

“Hubo un accidente. No es culpa de la abuela.”(Su-ah)

“Pero era precioso para mí. Era un recuerdo de mi madre… Vamos.”

“¿Una cuenta? ¡Oh!, pero eso es……”(Su-ah)

Su-ah, que estaba respondiendo a su abuela, de repente dejó de hablar.

‘¿Qué es esto? Tengo algo en mente, como si ya conociera esa cuenta… De ninguna manera, ¿Cuándo lo vi?’(Su-ah)

Me quedé aturdida por un momento, y sentí algo que cruzó por mi mente, pero lo dejé ir.

Mientras miraba de cerca, el abuelo Seo murmuró para sí mismo.

“¡Oh!, si abres tu corazón, también se abrirá. ¿Qué es eso?¿Es una caja blindada?. ¿Qué debería hacer ahora?”(Abuelo Seo)

“¿Qué? Abuelo, ¿qué dijiste?” – Su-ah, que no pudo escuchar sus palabras, de repente volvió en sí y pregunto, pero el abuelo Seo ya se había ido a alguna parte.

‘¿A dónde fue?’ –  Ella está mirando a su alrededor y la abuela Yoon tomó su mano y le suplicó.

“Bebé, ¿estás segura de que no necesitas la cuenta? Entonces trenza mi cabello. Eres la persona más bonita del mundo.”

“Por supuesto, mi abuela es la mujer más linda del mundo. ¿Qué tipo de día es hoy? ¿Quieres que te trence el pelo?”(Su-ah)

‘Oh, debo haberme equivocado al pensar en las cuentas.’ – Su-ah movió la cabeza agitada, se deshizo de sus pensamientos, le sonrió a su abuela y se arremangó.

 

*  *  *

 

“La expresión de tu rostro ahora es diferente de la belleza salvaje. ¿Qué significa?”(Hwa-hee)

Mientras la señal de camino a casa desde el trabajo se detuvo, Hwa-hee se dio la vuelta con el codo en el volante, la miro atentamente y preguntó.

Su-ah, que estaba mirando en secreto a Hwa-hee todo el camino, rápidamente giró la cabeza y habló.

“…Tengo hambre. Tenía curiosidad por saber cuándo llegaríamos.”(Su-ah)

“Oh, iba a ir más lento. El viaje compartido no parece un viaje compartido. Eso es un gran problema porque cuando estoy con Su-ah, todo es como una cita.”

‘Oh, estoy muy emocionada. Es complicado darles uno y otro puntaje a los candidatos a regalo.’ – En ese momento, mi cabeza se quedó en blanco.

Su-ah se escuchó a sí misma y volvió a mirar fijamente al chico que se suelta un rato. Mientras lo miraba, de repente su voluntad de dar un regalo mejor se encendió repentinamente.

“Oye, de repente tengo curiosidad. Tienes muchos conjuntos negros, pero los colores acromáticos también son buenos. ¿Lo sabías?”(Su-ah)

“Eso no es cierto. Solo estoy usando lo que me preparan.”

“Entonces, ¿qué pasa con la ropa, por lo general? ¿Qué colores te gustan o no te gustan?”(Su-ah)

“No soy exigente. Nunca he sido consciente de los colores, pero ¿por qué lo preguntas? quieres que vista algún color por separado ¿Lo hay?”

Hwa-hee, que sonrió con su expresión de ‘burla’, se abotonó la camisa y agregó con una sacudida.

“Si no te gusta mi ropa, ¿debería quitármela de inmediato? Por mucho que lo mire, en tu corazón ¿No es esa una cara que no te gusta?”

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: