Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SSUMPMHETL – Libro 1 – Cap 7

“Hmm, Me pregunto qué tipo de diseño será mejor para Blanche… Verite, ¿qué te parecen?” seleccioné algunos diseños y se los mostré a Verite.
“Hay diseños que dibujé para Blanche y para mí”
[Creo que el primero te quedaría bien]
“¡Estoy hablando de Blanche, no de mí!”

Era un conjunto de madre e hija, pero el foco principal era Blanche. ¡Yo solo era un extra! Tenía que elegir un vestido que hiciera destacar a Blanche.
Verite soltó un suspiro y luego habló.
[No importa lo que diga, solo dirás que todo se ve bien en Blanche]
“¡Por supuesto!”
Verite negó con la cabeza como si no tuviera esperanza y desapareció en el espejo.

‘Hmm, ¿sería mejor si le pregunto a las criadas en su lugar?’
Miré los diseños de nuevo.
Primero, a Blanche le gustaban las flores, volantes y cintas. En general, parecía que le gustaban los vestidos de flores. Ella prefería el rosa o el azul claro, pero más de un tono pastel.
Una variedad de atuendos apareció en mi cabeza.
El primero que apareció fue un vestido de una pieza de estilo moderno, pero complicaría las cosas si hubiera una gran diferencia entre mis diseños y las tendencias actuales.

En este período, los conjuntos en general estaban cerca del *robe à la française del período rococó.
Las mujeres llevaban un corsé para crear una cintura más pequeña y enfatizar la plenitud de los senos, y también usaban una crinolina para crear volumen para el vestido. Así como se agregaba una tela larga en la espalda, que se extendía como una túnica.
Blanche podría haberse puesto un robe à la française, pero yo no quería hacer su ropa así.
La ropa confeccionada durante este tiempo no era para niños. La idea de la ropa infantil no existía antes del siglo XVIII.
(J: ‘robe à la française es un tipo de vestido como explica Bibi, para una imagen mental… el de la Reina de corazones de Alicia en el país de las maravillas es un poco ese estilo. La crinolina, miriñaque o armador es la falda esa de varillas que se usaba bajo el vestido para dar volumen y que da la impresión de que se tenía que clavar en todos lados al sentarse…)

Simplemente se hacía una versión más pequeña de lo que usaban las adultas. Sin embargo, no se pensó en las características físicas de una niña o la capacidad de moverse. La idea de poner un corsé y una crinolina en una niña, cuando ya eran incómodos para una adulta, definitivamente era extraño.
Yo quería crear un conjunto para Blanche, pensado para niñas.
‘Pero si lo hago demasiado moderno, también será extraño. ¿No habría algo que sea un poco cómodo y que no se destaque demasiado?’
Miré los diseños mientras lo debatía.
En ese momento, Verite apareció de nuevo y señaló un diseño en particular.

[¿Qué es eso? El diseño es único]
“¿Estás hablando de éste?” recogí el diseño y se lo mostré.
Verite parecía estar interesado.
[Si. Eso es un vestido, ¿verdad? Es único]
Me sentí un poco nerviosa por la reacción de Verite. ¿Este vestido se destacaría mucho durante este período de tiempo?
“¿Se ve raro?”
[Realmente no. Es solo que nunca había visto un diseño así]

Exhalé un suspiro de alivio. Parecía que no era extremadamente repulsivo o que haría que alguien se viera sospechosa.
Sin embargo, en comparación con lo que se estaba usando ahora, era un poco sencillo, así que no estaba segura de si a Blanche le gustaría.
‘Bueno, dibujé muchas cosas diferentes. Estoy segura de que a Blanche le gustará al menos uno’
Sintiéndome aliviada, organicé los diseños.

“De todos modos, ¿viste a Blanche bailando la última vez? ¿Cómo estuvo? Linda, ¿verdad?”
[Seh, seh. Ella estuvo linda]
No sentí ninguna sinceridad en su voz… ‘Debo tener una conversación profunda con él toda la noche sobre Blanche’
Cuando estaba a punto de hablar sobre la encantadora personalidad de Blanche, alguien llamó a la habitación del espejo.
Escuché la voz de Norma poco después.

“Lady Abigail, es hora de la práctica de baile”
“Oh, ya es ese momento. Ahora salgo”
No sabía cuánto tiempo había pasado, porque estaba tratando de elegir un diseño.
Verite agitó su mano sin sinceridad.
[Diviértete, mi Reina]
“Sí, sí. ¡Asegúrate de ver bailar a mi Blanche también esta vez!”

Dejando atrás a Verite, me dirigí hacia la sala de práctica donde Blanche estaba esperando.
‘¡Practica de baile con Blanche!’ Debido a mi entusiasmo, comencé a caminar más rápido inconscientemente. Y ¡también era el día en el que le mostraría a Blanche mis diseños!
Con entusiasmo, abrí la puerta de la sala de práctica.
Tan pronto como la abrí, Blanche corrió hacia mí y me abrazó.

“Ah, lady Abigail. ¡Bienvenida!”
“Lamento llegar tarde, Princesa Blanche. Había algo que quería mostrarte”
“¿Mostrarme…?”
Le entregué el paquete de papel que tenía los diseños a Blanche. Blanche miró hacia mí con una expresión confusa.
“Son los diseños de vestidos que llevarás al baile”
“¡Guau! ¡T-tan bonitos!” Blanche miró los diseños con admiración.

‘Ahhh, me alegro de que le gusten. Me había preocupado tanto que no le agradaran’
“Hay variedad de ellos, así que míralos más tarde y dime cuál te gusta”
“¡Bien bien! ¡Escogeré uno que le quedará bien, Lady Abigail!”
‘¡No, tienes que elegir el que te quede bien a ti, no a mi!’ Pero Blanche parecía tan feliz que yo no pude decirlo. ‘Bueno, Blanche se verá bonita sin importar lo que use, así que no importa’

Blanche llamó a la criada y le entregó los diseños con cuidado.
“Por favor, cuídalos bien. ¡Asegúrate de que no se vayan volando ni se mojen!” Blanche habló en un tono serio mientras cerraba los puños y los colocaba suplicante sobre su pecho.
Pensar que podía ordenarle a la criada con ojos tristes… no, era más como pedir un favor. Cubrí mi sonrisa con mi mano y hablé.
“Ahora, ¿empezamos?”
“¡Oh si!”

Blanche se acercó rápidamente a mi lado. Hoy, no estaríamos bailando con una caja de música, sino con una
banda. Incluso había una instructora.
Una vez que todo estuvo en su lugar, tomé mi posición y esperé a que la banda tocara. Blanche me miró con una expresión llena de determinación.
Pero cuando la práctica de baile estaba a punto de comenzar, las sirvientas que estaban sentadas se pusieron de pie, con sus caras tornándose pálidas.
‘¿Qué pasa?’ Las criadas bajaron la cabeza hacia lo que había detrás de mí.
También miré hacia atrás.

“Hola esposa mía”
“… ¿Su Majestad, Sabelian?”
‘Espera, ¿por qué estás aquí?’ La persona que entró en la sala de práctica era Sabelian. Su expresión era brusca, como siempre. Desconcertada, interrogué al Rey.
“¿Ha estado bien, Su Majestad? Por qué razón ha-?”
“Vine porque me lo dijiste”
“¿Lo hice?”

‘No, ¿cuándo siquiera te lo dije?’
Sabelian dejó escapar un ligero suspiro, yo también estaba demasiado nerviosa para decir algo.
“Práctica de baile. ¿No dijiste que deberíamos hacerlo juntos? ¿o ya lo olvidaste?”
Su respuesta me aturdió y solo pude parpadear… ‘¿No me rechazaste en ese entonces?’
“¿Creía que no le gustaba bailar?”
“No me gusta, pero pensé que al menos debería practicar una vez”
‘¿Qué le pasa? Que él viniera hasta aquí personalmente. ¿No es realmente Sabelian sino alguien más?’
“¿Qué estás mirando? ¿Debería irme?”
‘No. Esa rudeza es definitivamente típica de Sabelian’

Millard estaba detrás de él cuando le eché un vistazo. Al ver cómo incluso Millard me estaba mirando, finalmente pude adivinar el propósito de Sabelian.
Parece que no vino a bailar, sino a vigilarme. También me estaba mirando durante el paseo. Fue un poco incómodo, pero no le presté atención.
De cualquier manera, era bueno que Blanche y Sabelian se hubieran encontrado así, después de todo.

“Para nada, Su Majestad. Gracias por darme algo de su tiempo. La Princesa Blanche también quería ver a Su Majestad”
Miré a Blanche. Esa niña lo saludó llena de nerviosismo.
“B-bienvenido, padre…”
Sabelian se quedó mudo con su temblorosa hija. ‘¿Es una especie de robot?’
Millard se acercó a Blanche en ese momento. Se arrodilló sobre una rodilla frente a Blanche y habló amablemente, con una brillante sonrisa.
“Princesa Blanche, ¿ha estado bien? Es un alivio que luzca saludable”
“H-hola, Sir Millard”

Blanche sonrió tímidamente. Millard sonrió ampliamente, a diferencia de su yo habitual.
‘Vaya, qué raro en él. Y siempre andaba frunciendo el ceño cuando hablaba conmigo, como si quisiera matar a alguien’
El rostro de Millard estaba ahora completamente relajado. Blanche no parecía tener tanto miedo de Millard tampoco.

‘Mmm. ¿Por casualidad, Millard, este chico…?’ Hablé con cuidado.
“El vestido que lleva hoy la Princesa Blanche, ¿no es bastante bonito, Sir Millard?”
“Si. La seda azul del vestido va bien con los ojos de la Princesa, y la cinta no es una decoración excesiva resaltando aún más la belleza de la Princesa. Por supuesto, la Princesa es hermosa, incluso sin esas cosas”
Millard lo dijo con un tono orgulloso.
‘Este chico. ¡Es uno de los fans que se había enamorado profundamente de nuestra Blanche!’ Por alguna razón, sentí que se formaba un vínculo con Millard.

Mientras sonreía gentilmente a Blanche, habló de nuevo.
“Su Majestad el Rey ha venido hoy a practicar el baile con la Reina. ¿Puedo ser el compañero de la Princesa Blanche mientras los dos están practicando?”
“Yo, eso…”
Blanche parecía como si no supiera lo que debía hacer y me miró. Después de otro momento, agarró el dobladillo de mi ropa y se escondió detrás de mí.
“—Y-yo deseo bailar con la Reina así que…”

‘Ah, vi un ángel por un momento. ¿Ella finalmente vino a llevarme al cielo? Me duele el pecho porque Blanche, que se escondió detrás de mí, es demasiado linda. Gracias Jesús. Gracias, Buda. Voy a vivir piadosamente de ahora en adelante’
“Ya veo. Bailar con la Reina…” Millard sonreía, pero su atmósfera fue diferente a la de antes.
El brillo en sus ojos mirándome fue aterrador.
Maldecir con solo una mirada era un talento. Parecía que estaba diciendo: ‘¿Te atreves a bailar con la Princesa Blanche?’
Pero no me intimidé, así que le devolví la mirada.
‘Hmph, ¿estás celoso? Estás celoso, ¿verdad? ¿Estás de mal humor por no poder ganar? ¡Baila con Sabelian, si no tienes pareja!’

“¿Qué estáis haciendo los dos ahora mismo?”
Sabelian habló con una voz llena de molestia.
Nos despertó de nuestro concurso de miradas sin palabras. Blanche parecía un poco asustada.
‘Ah, no puedo distraerme así. Es una oportunidad que no llega fácilmente. Ahora que lo pienso, recordé las palabras que Blanche había dicho antes de que quería bailar con Sabelian’
Aunque me moría por bailar con Blanche, reprimí mi deseo y le hice la pregunta, incluso a pesar de que me dieran ganas de vomitar sangre.

“Princesa Blanche. ¿Qué tal si intenta practicar el baile con Su Majestad, Sabelian, y no conmigo?”
“¿Sí?”
Blanche preguntó de nuevo con sorpresa. Sabelian miró en silencio en mi dirección.
“Creo que todos los ciudadanos estarán felices si Su Majestad y la Princesa bailan juntos durante la fiesta de la fundación del País. ¿No lo cree así, Sir Millard?”
Millard se estremeció por un momento y miró a Blanche. Habló como si dudara.
“… Si. También creo que es una buena idea, Su Majestad”

Sabelian no dijo nada durante un momento. El rostro de Blanche se mostró nervioso.
Mi pecho latía salvajemente también. A Blanche le dolería que Sabelian la rechazara de nuevo.
Lancé una mirada feroz a Sabelian.
“¿No estaría bien si solo practica?”
‘Por favor, diga que lo hará. ¡Por favor! ¡Blanche estará satisfecha si solo se toma de la mano y da unas vueltas!’

Sabelian no evitó mi mirada. Nos miró a Millard y a mí, como si no supiera por qué tenía que bailar.
Pero Millard estaba de nuestro lado. También estaba enviando una mirada feroz, como la mía.
Soltó un profundo suspiro y habló, mientras enviábamos miradas suplicantes, aunque agudas.
“Entiendo”
Apenas pude evitar aclamar. Millard también tenía cara de estar profundamente conmovido.
Sabelian silenciosamente puso su mano al frente, hacia Blanche. Llevaba guantes blancos, aunque era un día caluroso.
Blanche vaciló, me miró lentamente y luego habló con voz hosca.
“Aunque…, también quiero bailar con Lady Abigail”

‘Hnng, me debilitaré si me miras con esos ojos’
Eran ojos que me hacían querer ahuyentar a Sabelian. Acaricié la cabeza de Blanche.
“Bailemos mucho más tarde. Ya que podemos bailar mañana. ¿Qué te parece?”
Blanche asintió con la cabeza después de ser consolada. Y con cuidado soltó el dobladillo de mi ropa y se acercó a Sabelian. La mano pequeña de Blanche cayó sobre la mano grande de Sabelian.
Ambos se veían muy torpes, a pesar de ser padre e hija.
Blanche sudaba mientras miraba al suelo.

Sabelian se quedó quieto, como una estatua.
En la incómoda atmósfera, la música comenzó a sonar. Era una música alegre y ligera, como si unos cachorros estuvieran corriendo. Un ambiente alegre se extendió y llenó la sala de práctica.
Aun así, los dos solo se quedaron quietos. Ah, parecía que Sabelian realmente no sabía bailar.
“Primero haré una demostración. Clara, ven aquí y sé mi compañera”
“¡Sí mi Reina!”

Tomé de la mano a Clara y comencé a dar pasos lentamente, al son de la música. Los movimientos fueron sencillos, este baile se basaba en el que Blanche había bailado conmigo hace un momento. Además, este baile era más fácil de memorizar, ya que eran los mismos movimientos una y otra vez.
‘Incluso Sabelian podría hacer al menos esto, ¿verdad? ¿Y la gente no lo pasaría por alto incluso si cometía un error, ya que estaba bailando con su hija?’
Me observó con cara seria. Después de que terminó la breve demostración, me detuve en el lugar.
“Su Majestad, por favor intente bailar con la Princesa Blanche ahora. ¿Debo hacer una demostración de nuevo?”
“Suficiente.” Dijo con voz serena.

‘¿No dijiste que eras torpe bailando…?’
El baile comenzó.
Un, dos, tres. Un, dos, tres.
Sabelian se movió primero, igualando los aplausos de la profesora de baile, mientras Blanche lo seguía.
Miré a Sabelian y Blanche con un sentimiento como el de una madre que envía a su hijo a la orilla del agua.
‘¡Vamos a cubrirlos si Sabelian comete un error! Y vamos a regañarlo si le dice algo a Blanche!’
Estaba mirando a los dos mientras lo decidía, pero afortunadamente Sabelian no cometió un error. Al contrario, bailaba muy bien; fue hasta el punto de que no podía imaginar que fuera su primera vez en ello.

Había una insondable profundidad y belleza, a pesar de que era un baile simple.
La figura del padre y la hija bailando era una imagen hermosa. El hombre más guapo del Palacio y la chica más linda del mundo estaban bailando juntos.
Fue cuando la ecuación de ‘algo guapo + algo lindo = algo maravilloso’ se logró.
La cálida sensación fue una ventaja. La figura de Sabelian, que medía mucho más de 180 cm, bailando con su pequeña hija era realmente encantadora.
No solo yo, sino que todos en la sala de práctica miraban la escena con una sonrisa maternal y paternal.
Una leve sonrisa apareció también en el rostro indiferente de Norma, y ​​Millard no pudo mantener su dignidad; también tenía una amplia sonrisa, pero el rostro de la pobre Blanche estaba congelado todo el tiempo.

Rara vez cometía errores, pero perdió el ritmo varias veces.
Empecé a sentirme incómoda. La música estaba llegando al final. En ese momento, dio un paso al frente un poco antes y su pie se quedó atrapado con el pie de Sabelian.
El pequeño cuerpo de Blanche se tambaleó, soltó la mano de Sabelian y la joven Princesa cayó al suelo. Aunque no se había caído con fuerza, el rostro de Blanche estaba pálido.
De repente recordé lo que había sucedido en el salón de té.

“P-padre. Lo siento. Cometí un error….”
Esa niña tembló mientras miraba a Sabelian.
Sabelian estaba mirando a su hija con ojos fríos, como los tenía en ese entonces.
Blanche y Sabelian tenían los ojos del mismo color, pero cada uno contenía algo diferente.
Los ojos de Sabelian eran un océano invernal. Eran como el cielo solitario atravesado por el gélido viento del norte.

Las manos de los músicos se habían detenido y se habían quedado en silencio en algún momento. Estaban todos
mirándose los unos a los otros.
Una sensación de malestar comenzó a formarse en mi pecho. ‘Debería encargarme de esto antes de que ese tipo le diga algo a Blanche’
En el momento en que estaba a punto de ir a ver a Blanche a toda prisa, Sabelian se inclinó con cuidado. Dos pares de ojos azules se enfrentaron. Una voz impersonal salió de Sabelian.

“¿Estás bien, Blanche?”
No había afecto en la voz. Era una voz inorgánica, como salida a través de una máquina.
Pero no pude evitar sorprenderme. ‘¿Ese Sabelian? ¿Preocupándose por Blanche?’
Blanche también parecía bastante nerviosa.
“¿Estás herida en alguna parte?”
“¡N-no! Estoy bien….”
“Ya veo”
Sabelian levantó lentamente a Blanche. La inspeccionó para ver si estaba herida.
“Entonces continuemos”, dijo a los músicos. “Les pediré algo de música”

Los músicos reiniciaron la música. Sabelian bailó como si nada hubiera pasado. No hubo reprimenda o regaño. Blanche estaba completamente estupefacta mientras seguía el ejemplo de Sabelian.
La música terminó mientras yo seguía mirando esa escena, aturdida.
Blanche de repente inclinó la cabeza.

“P-padre. Lamento que mi habilidad sea deficiente…”
“Es insuficiente. Para cometer un error con este nivel de melodía… practica más”
“¡E-entendido!”
‘Hah. Esa boca destructiva. ¿Hay algo malo con decirle que lo hizo bien ahora? Demonios, incluso mencionaste que también eras malo bailando’
Pero su respuesta fue mucho mejor que antes. Le preguntó si estaba bien, al menos.
Blanche se agotó por completo después de bailar una sola canción. Parecía que había estado bastante nerviosa bailando con Sabelian.

Así que, le pregunté cuidadosamente a Blanche.
“Princesa Blanche, ¿qué tal si descansas un momento? También tengo que practicar el baile con Su Majestad, después de todo”
“E-está bien…”
Blanche asintió con la cabeza varias veces y se sentó en una silla a un lado. Millard se quedó justo al lado de ella.
‘Ahora bien, el problema restante es mi marido, pero…’
Estaba de pie con los brazos cruzados. Sus manos estaban bien escondidas allí. Parecía una persona sin ganas de bailar.

“¿Deberíamos practicar en otro momento, si está cansado?”
“No. Está bien”
Él dijo eso, pero no parecía querer hacerlo. Su expresión también era terrible.
No estaba claro si no quería bailar conmigo o si no se sentía cómodo bailando. No parecía que él me odiara por completo, viendo cómo había venido aquí personalmente. Quizás bailar frente a una multitud era una carga para él.

Imagínense si se difundiera el rumor de que Sabelian era torpe. Dado su personalidad, no sería capaz de cargar con la vergüenza.
“Haré que la gente se vaya si no se siente cómodo con la gran cantidad de espectadores”. Bajé la voz para que los demás no pudieran oírme.
“Está bien. Hagámoslo así. No debería haber ningún problema”, murmuró. Extrañamente sonaba como si no me hablara a mí, sino a sí mismo.

‘Si él lo dice, debería estar bien’
Asentí con la cabeza y me paré un poco lejos de él.
“Por favor, toquen ‘Lotte’s Banquet'”
Comenzó una melodía ligeramente lenta, a diferencia de la anterior. Mientras me preguntaba si debería haber solicitado una demostración a la profesora de baile, Sabelian inclinó la cabeza y me saludó.
Parecía que solo era malo bailando, en lugar de no tener ni idea de cómo bailar.
Él tenía los ojos cerrados, por lo que sus largas pestañas se destacaban. Lo saludé también, doblando mis rodillas un poco.

Se sentía raro estar frente a él de esta manera. La música fluía a baja velocidad.
El ambiente se volvió suave, en algún momento.
Le tendí la mano. Sabelian levantó la mano derecha. Tenía puestos sus guantes de banquete blancos.
Agarré su mano con cuidado.
En ese momento, Sabelian frunció el ceño como una persona que se hubiera pinchado con una espina.

“… Tal como pensaba, me detendré aquí”
Retiró la mano y se tapó la boca. Su expresión era pálida, como alguien que se hubiera salvado después de ahogarse en el agua. No solo su expresión, sino incluso su forma de caminar era bastante extraña.
En el momento en que apartó su cuerpo de mí, perdió el equilibrio y se tambaleó. Rápidamente agarré su brazo. “¿Está bien, Su…”
“¡No me toques!”

Sabelian apartó bruscamente mi mano en el momento en que lo agarré. No dolió particularmente. Pero me puse rígida por su expresión.
Ojos desprovistos de calidez. Un ceño amargo, como el frío de un país nevado. Y la repulsión en su rostro, como escarcha. Su expresión era extremadamente fría.
Se sentía como si mi corazón se fuese a congelar por su expresión.

Sabelian estaba mirando al suelo mientras apretaba los dientes. Estaba temblando.
“… Me retiraré primero”
Salió de la sala de práctica, después de despedirse brevemente. Millard lo siguió con el semblante rígido.
“Entonces hasta la próxima, mi Reina y Princesa Blanche”

Los dos desaparecieron así. El aire cálido en el área circundante desapareció instantáneamente.
Era un ambiente extraño, como si de repente se hubiera pasado de verano a invierno.
Nadie pudo decir una palabra e incluso la vivaz Clara se había puesto pálida al mirar nerviosamente a su alrededor. ‘Ah ah, ¿es hora de que me encargue de las consecuencias de nuevo?’
Traté de hablar con la mayor calma posible.
“Mi pareja desapareció. Norma, ¿puedo pedirte que practiques el baile conmigo?”
“Sí. Entendido”

Norma, que había vivido conmigo durante un año, parecía estar familiarizada con esas cosas.
Di la señal a los músicos cuando Norma llegó al centro.
Los músicos empezaron a tocar una melodía más viva que antes, como para derretir la atmósfera helada.
Norma puso su mano en mi cintura y la agarré por el hombro.

Endurecí mi expresión para fingir que no me afectaba.
‘Sí, me odia. Me desprecia. ¿Cómo me olvidé de eso, como una idiota?’
Fingir estar bien era algo en lo que era excelente, ya fuera afortunado o desafortunado.
No podía dejar que se notara, ya que Blanche me miraba con ojos llenos de preocupación. Bailé al ritmo de la animada música. Como alguien que no había resultado herida, ni siquiera un poco.

***

La conferencia del Reino que comenzó en la mañana terminó cuando el sol estaba alto en el cielo.
La expresión de Sabelian, cuando el Rey salió de la sala de conferencias, parecía estar llena de fatiga.
No era como si la conferencia hubiese sido larga o si se hubieran ocupado de un asunto complicado. Cosas sobre otras especias y el contenido del próximo festival de celebración de la fundación del País habían sido los temas centrales de la discusión.

La conferencia había terminado sin mayores problemas, pero la expresión de Sabelian no era buena.
Parecía disgustado. Quizás se debió al rostro del Duque Stoke.
El Duque Stoke tuvo una cara sonriente durante todo el tiempo que tuvo lugar la conferencia, después de escuchar que Sabelian había empujado a Abigail.
Lo habría ignorado si hubiera sido como de costumbre, sin embargo, esa cara realmente le había puesto de los nervios hoy a Sabelian.

Millard estaba pendiente de su señor. Sabelian había estado en profunda contemplación después de regresar de la práctica de baile del día anterior.
Millard lo miró y discretamente inició una conversación.
“Su Majestad, creo que debería ir al comedor pronto. La Princesa Blanche y mi Reina deberían estar esperando”
Sabelian se detuvo poco después de escuchar esas palabras.
Era el almuerzo de siempre.
Puso una expresión preocupada.
Era una comida que tendría que comer de cualquier manera. El solo tenia que ir a ese lugar y marcharse después de terminar su comida.

“… Envíe un asistente, diciendo que será difícil para mí participar, ya que estoy ocupado hoy”
“Si Su Majestad”
Sabelian se dirigió a su oficina así. Comenzó a trabajar inmediatamente después de sentarse.
Él se centró en el trabajo, incluso saltándose el almuerzo, y terminó todos los asuntos que habían surgido.
Llamó a un secretario para que le trajera todos los documentos que tenían que ser atendidos, diciendo que no importaba si eran urgentes o no.

Sabelian no quería pensar en nada más que en el trabajo.
Abigail venía a su mente si bajaba la guardia aunque fuera un poco.
A Sabelian no le gustaba quién era ahora mismo.
Odiaba la emoción que lo agitaba de esta manera.

Se había arrepentido de sus acciones, durante toda la noche. Incluso durante la conferencia, el dolor en el rostro de Abigail apareció en su mente e hizo que fuese difícil concentrarse.
Su puño se apretó con fuerza. Quería eliminar esa emoción con un cuchillo si pudiera.
Lo que necesitaba un Rey no era emoción, sino razón.
Sabelian había escuchado innumerables historias de líderes que llevaron su país a la ruina después de dejarse llevar por sus emociones.

Mata tu corazón, piensa como un Rey y actúa como un Rey.
Esa era la educación que había recibido toda su vida. Pero se sintió como si estuviera siendo influido como Rey por su integridad y razón.
Dejó escapar un profundo suspiro.
Escuchó un golpe en ese momento. Era su secretario.

“Su Majestad, he traído los documentos. Pero alguien ha venido solicitando una audiencia…”
“¿Es la Reina?” preguntó con cuidado, sosteniendo unos documentos en sus manos.
“No”
Estaba medio aliviado y medio arrepentido de que no fuera Abigail. Fue extraño. Podía entender el alivio, ya que era una persona incómoda con la que reunirse, pero ¿por qué se arrepintió?
El secretario habló, mientras el Rey meditaba sobre esto.

“La princesa Blanche desea verle”
“… ¿Blanche?” Sus emociones se marchitaron ante el nombre inesperado. Él asintió con la cabeza, para que la dejaran entrar.
Poco tiempo después, se pudo ver la pequeña silueta de la Princesa.
Blanche entró vacilante y lo saludó.
“P-Padre. ¿Ha estado bien?”
“Adelante”

La hija estaba llena de nerviosismo y el padre tenía un rostro indiferente.
Sabelian miró a Blanche. Era la primera vez que Blanche venía a buscar a Sabelian.
Ella era una niña a la que le costaba hablar y hacer contacto visual con él. Entonces, para que una niña así hubiera venido a su oficina personalmente…
“¿A qué viniste, Blanche?” Sabelian habló, mientras dudaba.
“Yo-yo… escuché que no pudo venir al almuerzo porque estaba ocupado…”

Blanche sostenía una canasta pequeña.
La hija se acercó con cuidado a su padre, como una niña que se acerca a un perro salvaje. Ella lentamente le entregó la canasta.
Se dio cuenta de que de la canasta salía un olor dulce.
Tomó la tela que cubría la canasta; podía ver algunas magdalenas en ella.

“Porque… es posible que no haya comido…”
Sabelian estaba mirando dentro de la canasta, como si estuviera viendo algo desconocido. No podía comprender por qué Blanche le había traído algo como esto.
Incluso si se saltaba una comida, simplemente tenía que llamar a un asistente si tenía hambre.
No podía entender a su hija, que pasó por la molestia de visitarlo con algo de comida. Y…
“No me gustan las cosas dulces” (J: Tsk… este Sabelian saca la yanquee que llevo dentro ¬~¬)

Magdalenas, de todas las cosas. Nunca las había comido, incluso cuando era joven.
Blanche se volvió notablemente abatida por esa respuesta.
“Ah, lo siento…”
Recordó a Abigail, mirando la figura deprimida de Blanche.
Sintió que podía escuchar la voz de la Reina, que lo regañaba para que fuera más amable con su hija. Abigail definitivamente se habría enojado si ella hubiera estado allí.
Sabelian vaciló un momento y mordió la magdalena para variar.

El grado de cocción fue brillante, debido a que había sido creada por un cocinero experto, pero no era del agrado de Sabelian.
El dulce sabor de su lengua, el dulce olor que se filtraba en su cavidad nasal.
Todo eso no fue de su agrado. La masticó y la tragó sin pensarlo. Luego tomó la segunda magdalena en su boca. Dos, tres, cuatro… después de un tiempo, vació la canasta.
Blanche miraba su figura con ojos sorprendidos.

“… Gracias por traérmelas”, dijo con fuerza.
No se sentía bien, ya que el interior de su boca todavía estaba pegajosa. Pero no lo estaba demostrando.
Blanche, que tenía el rostro aturdido, sonrió levemente.
“¡Traeré algo más la próxima vez!”
Cerró la boca cuando estaba a punto de decir que no era necesario hacerlo.
Blanche miró a Sabelian por un momento y jugueteó con sus dedos.

“Um, padre. Tengo algo que decir…”
“Continúa”
Incluso con permiso, Blanche no dijo nada. Su rostro estaba pálido debido a su nerviosismo.
Blanche respiró hondo. Tenía miedo de Sabelian hasta el punto de querer irse de inmediato, pero habló con valentía.
“A-ayer… Cuando bailó en nuestra práctica… Lady Abigail parecía increíblemente triste después de que se fuese…”
Los labios de Sabelian se movieron un poco ante la mención de Abigail.
Se sentía como si el dolor en su pecho que se había asentado estuviera volviendo a subir.
“… Entonces, ¿por qué estás hablando de eso?” Salió una voz gélida, aunque no había tenido la intención de ser duro.

Blanche tembló levemente ante esa voz, sus hombros temblaban con la cabeza gacha.
Ella parecía asustada, pero no retrocedió.
Blanche apretó con fuerza sus pequeños puños y, después de levantar la cabeza con dificultad, miró a su padre.
Había lágrimas en sus ojos de lo asustada que estaba
“¿N-no puede disculparse con, Lady A-Abigail?”

Sabelian miró a su aterrorizada hija. Blanche estaba temblando, como si fuera a derrumbarse en cualquier momento.
Conocía bien a su hija, que se asustaba fácilmente y era débil.
Era por este mismo hecho que siempre estuvo preocupado por Blanche.
Lo que necesitaba un Rey era razón y determinación.
Blanche, la niña que algún día se convertiría en la gobernante del País, carecía de eso.
Sería dañino para ella si fuera arrastrada por un insignificante y persistente afecto.

Trató de criar a Blanche estrictamente por eso, de la misma forma en que lo habían criado.
Blanche, sin embargo, fue invariablemente amable y cobarde.
Ésa era su mayor preocupación. ¿Cómo podía pasar el trono a una niña que lloraba tan fácilmente y ni siquiera podía decir lo que pensaba correctamente?
Blanche siempre había sido así.
Pero, esta vez, su hija no se escapó ni volvió la cabeza a otra parte. En cambio, ella le habló. Aunque mientras temblaba y resoplaba.

“¿F-fue porque Lady Abigail hizo algo mal?”
“No. No es nada de eso”
“Entonces, ¿por qué estaba tan molesto antes?”
Blanche preguntó, al borde de las lágrimas. Sabelian dudó en hablar.
Blanche continuó, sorbiendo cada dos palabras.
“Lady Abigail es lamentable… Ni siquiera hizo algo mal… Fingió que estaba bien hoy, pero probablemente estaba triste…”

Sabelian no podía entender a su hija. Abigail era una mujer que había hecho sufrir tanto a Blanche.
Ella se había convertido en una persona completamente diferente después de regresar de entre los muertos, pero
todavía era difícil de aceptar.
“¿Por qué te preocupas tanto por Abigail?”
Más que nada, Sabelian tenía curiosidad por saber por qué una niña con tanto miedo había venido a buscarlo y le había pedido que se disculpase.

Blanche vaciló ante la pregunta y apenas habló.
“Porque Lady Abigail es… mi madre…”
Ella había dejado de derramar lágrimas en algún momento.
Blanche sonrió levemente, con los ojos ligeramente rojos.
“Por eso… Sería bueno si padre y madre pudieran llevarse bien…”

La boca de Sabelian se abrió de par en par al escuchar esa palabra, ‘madre’. Solo el sonido de Blanche sollozando
rompió el silencio.
Sabelian apenas logró recuperar la serenidad antes de hablar.
“Entiendo. Voy a disculparme con Abigail. Así que no llores”
“¿E-en serio?”
“Sí”
“¿Vendrá también al próximo almuerzo…?”
“Si. Lo prometo”

Blanche dejó de llorar y sonrió tímidamente solo después de recibir su promesa.
Sabelian no podía comprender que la había hecho tan feliz, para sonreír tan brillantemente.
“Si no tienes ninguna otra solicitud, vete” Fue una voz mucho más suave.
Blanche se inclinó profundamente a modo de despedida y salió de la oficina.
Sabelian suspiró profundamente y se cubrió el rostro con una mano al oír cerrarse la puerta.
¿Qué debería decir como disculpa cuando viera a Abigail?
Le dolía el pecho una vez más, pensando en su rostro.

***

Una luna creciente colgaba del cielo. Habría estado oscuro incluso si hubiera sido luna llena, ya que había muchas nubes.
Me senté en el alféizar de la ventana por un momento y miré hacia la luna. Mis sentimientos se complicaron hoy, como continuación desde ayer.
Sabelian no había venido al almuerzo de hoy.
Dijeron que no había podido porque estaba ocupado con el trabajo, pero en realidad fue un alivio que no hubiera venido, para ser honesta.

Probé a levantar mi mano izquierda y la miré. El anillo de bodas en mi dedo anular se veía en mal estado.
De repente recordé las palabras que Verite había dicho ayer.
[¡Oye, divorciate!]
Verite gritó con enojo en lugar de saludarme, cuando regresé después de haber terminando la práctica de baile. Gritó mientras lanzaba el ataque.
[Vino por su cuenta a practicar el baile, así que ¿por qué de repente hizo una rabieta? ¿Por qué golpeó a alguien?]
Una risa salió de mi boca después de escuchar esas palabras. El rostro de Verite se llenó de molestia.
[¿Por qué te ríes?]
“Es agradable saber que te estás enojando por mí”

Saber que había una existencia que se preocupaba por mí de esta manera, de repente me sentí agradecida.
Verite refunfuñó, volviendo la cabeza.
[Te trataron injustamente, por lo que es obvio que te enojes. ¿No te parece?]
Mi pecho se sintió como si se hubiera liberado de repente. También levanté la voz, dejándome llevar por ese vigor.

“¿¡Verdad!? Realmente ni siquiera es gracioso. ¡Debería haberle echado una maldición, enfureciéndome completamente!”
[Es un tipo terrible, ese bastardo. Divorciarse de él es la única solución aquí. Piénsalo en serio Bibi]
“¿Pero sería tan fácil un divorcio? Es un matrimonio entre dos países”
[Intentaré buscar un método, si quieres.]
La voz de Verite fue firme. Libros gruesos se materializaron dentro del espejo. Entonces, extendió su mano en el aire abriendo un libro entre ellos.

[He revisado asuntos humanos, y no es como si no hubieran habido cancelaciones de matrimonios o cualquier tipo de divorcio entre un Rey y una Reina en el pasado. No poder concebir un hijo, la existencia de un pasado inapropiado para el otro lado, y no compartir una cama después del matrimonio pueden ser todas razones válidas para divorciarse]
Verite infló el pecho, como diciéndome que confiara en él.
[Entonces dime si quieres divorciarte. ¡Te ayudaré a divorciarte de él!]

***

Terminé riendo de nuevo, recordando su mirada firme.
Verite había preguntado continuamente hoy, también, si tenía alguna intención de divorciarme.
‘Divorcio… divorcio, ¿verdad? Eso podría ser lo mejor, si fuera posible’
El culpable que mató a Abigail aún no se había descubierto, y el final del cuento de hadas pesaba sobre mi mente también.

‘¿Debería divorciarme, como dijo Verite? Pero la situación de Blanche me preocupará.
Solo pensé que era simplemente una excelente modelo, una linda niña, pero esa niña ahora se sentía como mi propia familia.
¿Le irá bien con Sabelian solo a ellos dos si me voy? ¿No volvería a sentirse sola esa niña si la dejo? ¿Debería llevarme a Blanche y huir ya que se volvió así?
Uf, me estoy agotando completamente ante estos pensamientos poco realistas.
¿Debería vivir fingiendo que Sabelian no existía? Sería posible vivir sin siquiera encontrarnos como antes, pero… será un problema cuando tenemos que comer juntos’
Solo un suspiro escapó de mis labios mientras mi cabeza rebosaba con todos estos pensamientos desordenados.

‘Vamos a dormir y pensar en ello mañana’
Mientras me estiraba, caminé hacia mi cama y me detuve de repente.
‘… ¿Se oye algo?’
Era una noche silenciosa, donde incluso se podía escuchar el sonido de una hoja cayendo. Pensé que era solo el sonido del viento, pero era más cercano al sonido de pasos.
‘Escuché un sonido por la entrada… ¿Me lo imaginé? ¿O es una sirvienta? O… ¿Podría ser la persona que mató originalmente a Abigail?’
Un escalofrío recorrió mi espalda. No sabía si había escuchado mal los pasos o si eran reales. Mientras yo estaba
escuchando con atención, pude escuchar la voz de alguien a través de la puerta.

“… Abigail. ¿Duermes?”
Era la voz de Sabelian. Eso alivió instantáneamente mi tensión, pero el vacío y la perplejidad llegaron a la vez cuando la tensión desapareció.
‘¿Por qué ese tipo vino hasta mi habitación? ¿Y cuál era esa línea, como si fuera un ex novio o algo así? ¿Qué tipo de pelea está tratando de iniciar esta vez? ¿Debo fingir estar dormida?… No, resolvámoslo ahora. Debo decir que no deberíamos comer juntos y vivir separados’
“Aún estoy despierta”
“Quiero tener una conversación”. Su voz sonaba abatida, como una hoja mojada, a diferencia de lo habitual.

Abrí la puerta de la habitación.
Sabelian estaba de pie allí. Sus ojos eran tan claros como siempre, pero flotaba un leve olor a alcohol. No parecía estar borracho, y yo no hubiera sabido que había bebido, si no fuera por el olor.
De alguna manera recordé el día en que fui a su habitación.
Sabelian tenía una expresión de asombro en ese momento, pero hoy parecía exhausto.

“¿Por qué vino, Su Majestad?”
Una voz rígida había salido involuntariamente de mi boca.
Sabelian miró hacia el interior de la habitación.
“¿Puedo pasar?”
“…” Me quedé en silencio.

Realmente no tenía ganas de dejarlo entrar. Pero no era como si pudiéramos hablar mientras estábamos en la puerta, así que asentí con la cabeza.
Nos sentamos en sillas, a cierta distancia.
Medianoche, en el dormitorio y un hombre y una mujer en ropa de dormir. Pero no había atmósfera amorosa.
La habitación seguía a oscuras.
Me preguntaba si debería encender más luces, pero lo dejé así. De todos modos, no era una cara que quisiera ver. Solo se podía ver el contorno de sus labios cerrados con fuerza.
Sus labios pronto se separaron cuando salió su voz.

“Ayer….” Se mordió los labios una vez, como si dudara por un momento.
“Lo siento mucho” Un ligero suspiro salió de su boca. Lo vi pasar su mano por la cara.
“Siento que te estoy pidiendo perdón regularmente”
Se quedó callado, como esperando mi disculpa.
No respondí. Se disculpaba a menudo, como había dicho, y yo… no lo sabía.
No sabía si debía perdonarlo una vez más.

“Su Majestad. No hay necesidad de disculparse. No tiene que bailar si no quiere bailar”
Mi voz estaba rígida. Como la de Sabelian.
“Entiendo que me desprecia apropiadamente, así que no le molestaré más. Voy a vivir de forma que no sea visible para usted como Su Majestad quiere. Por eso, por favor regrese ahora y descanse”
El interior de la habitación comenzó a tornarse más brillante, como si las nubes que cubrían la luna estuvieran lentamente despejándose.
Aún estaba oscuro.
La luz de la luna llegó a la punta de mis pies y eventualmente iluminó la figura de Sabelian.
Finalmente pude ver su expresión.

“¿Despreciarla?” Había una leve agitación mezclada en el rostro de Sabelian.
“No te desprecio”
“Oh, ¿una persona que ni siquiera puede soportar que mi mano le toque?” le devolví.
“Eso es….”

Parecía preocupado. Sabelian se mordió los labios con fuerza y ​​guardó silencio.
El viento nocturno entró silenciosamente en la habitación.
Sabelian estaba sentado al lado de la ventana, por lo que su olor flotaba hacia mí.
El olor a vino y aceite perfumado. El aroma de Sabelian vagaba a mi alrededor, como la melodía de la música de baile que escuché por la tarde.

“Por qué aparté tu mano…”
Estaba indeciso y confundido, algo poco común para Sabelian.
Las nubes volvieron a cubrir la luna y un velo de oscuridad nos envolvió.
Solo después de que ambos rostros estuvieran completamente cubiertos por el sudario de la noche, continuó.
“No es que te desprecie, es simplemente que… es biológicamente imposible para mí ponerme en contacto con una mujer”

Habló como si se rindiera. Parecía un guerrero exponiendo sus puntos vitales después de quitarse la armadura.
“Además, parece que hay muchas cosas que estás malinterpretando sobre mí, además de eso”
“¿Qué quiere decir?”
“Como que amaba a la Reina anterior, Miriam”
Dijo el nombre de Miriam como si fuera una especie de gran insulto.
“Hubiera sido posible para mí bailar contigo hoy, si no fuera por esa mujer”

Podía sentir pesar y resentimiento en su voz.
‘¿Tenía fobia a las mujeres debido a su esposa anterior?’
Finalmente sentí algunos sentimientos de compasión.
“… ¿Son ciertos los rumores por casualidad de que la Princesa Blanche no es hija de Su Majestad…”
No respondió a la cuidadosa pregunta. Pude verlo sonreír, su rostro estaba lleno de burla.
‘¿Para quién era esa ridícula sonrisa?’

“No. Blanche es mi hija. Dado que esa mujer no se acostaría con otros hombres, debido a su personalidad”
“Entonces, ¿por qué odia tanto a la Reina anterior?”
La conversación se detuvo repentinamente. Algún tiempo después, Sabelian habló.
“¿Recuerdas cuántos años tengo?”
“Eso…”
‘Lo escuché cuando entré por primera vez al Palacio. Era tres años mayor que Abigail, ¿no? Entonces… 26 años de edad. Tenía 26 años. Y Blanche tenía 11 años’

De repente perdí mi capacidad de hablar. Sentí como si algo repugnante subiera por mi garganta.
En ese momento, se volvió a escuchar la voz de Sabelian.
“Cuando tenía 15 años, mi comadrona trajo a Blanche a mis brazos y me dijo que Blanche era mi hija”


Jerry: haaaaah! Sabelian hijo que penica de muchacho… pero no te perdono por romper el muñeco de Blanche… (que conste que no soy rencorosa… ;P )
Cambiando de tema, creo que con esta actualización superamos el capítulo 30 del manwha, no¿? esto del formato libro es un poco lioso, y aunque sea un poco pesado traducir y editar capítulos tan largos se agradece poder leer del tirón y que la historia avance tanto… (ahora habla Jerry ratón de biblioteca no Jerry traductora-editora 😉 )
Nos vemos, espero que antes que tarde y perdón por no actualizar todo lo seguido que me gustaría

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (6)

Muchas gracias por traer esta novela <3

Responder

gracias a ti por seguirnos, pese al retraso 😉

Responder

Muchas gracias por tu trabajo, estuvo muy interesante pero triste en muchos aspectos. Espero leer pronto la continuación, aunque lo que se venga no sea del todo agradable. Obviamente, deseo que nuestra reina cure las heridas del pobre, aunque, cómo se puede remediar una violación? 🙁 muchas gracias ♥♥♥

Responder

si, ahora por fin entendemos algo a Sabelian, vienen muchas cositas interesantes y vamos conociendo más a los personajes, pero nuestra Aby podrá con todo 🙂

Responder

Gracias!!! Ya habia perdido las esperanzas de leerlo :((.
Gracias gracias gracias!

Responder

perdón por el retraso, en unas horas sacaré todos los capítulos restantes del 1º volumen del libro, muchas gracias por leer nuestra versión 🙂

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: