Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SSUMPMHETL – Libro 1 – Cap 5

“‘No entiendo qué es este amor paternal’, es lo que dijo”
Traté de dar mi mejor impresión de Sabelian mientras se lo contaba todo a Verite, que estaba observando mi reconstrucción de los hechos a través del espejo.
[Hmm, ¿y?]
“Tampoco parecía que él realmente amara a su esposa anterior”

Me sorprendió un poco cuando me dijo que nunca había amado a su esposa anterior.
‘Parecía casi insultado por la sugerencia’ pensé que Sabelian había amado bastante a su esposa anterior.
“Si no lo hizo, ¿por qué se quedó viudo durante casi 11 años seguidos?”
[Deberías haber preguntado], dijo Verite sin rodeos.
“Pero la atmósfera que había…”

La expresión de Sabelian se oscureció visiblemente cuando dijo que no tenía noción de lo que era el amor paternal. Blanche casi pareció una especie de herida para él.
Realmente no hubiera podido preguntar nada más.
“Si tan solo supiera por qué a Sabelian le disgusta tanto Blanche… sería capaz de ayudar a los dos a ser más cercanos, entonces”
[Hm. Escuché algunos rumores en el Palacio]
“¿Rumores? Estuviste aquí todo este tiempo. ¿Cómo escuchaste nada? ¿A través de las doncellas?”
[No, puedo ver cualquier habitación que tenga un espejo. Así que termino escuchando todo tipo de rumores]

Verite sonaba bastante casual al respecto, pero me sorprendió. ¿Ser capaz de ver cualquier lugar que tenga un espejo en el?
‘¿No es asombroso? ¡Eso es básicamente CCTV*!’ Quería preguntar más sobre esta habilidad suya, pero ahora mismo sentía más curiosidad por Sabelian. (J: es obvio pero CCTV es un circuito cerrado de TV, osea cámaras de seguridad)
“Entonces, ¿cuáles fueron esos rumores?”
[Sabelian nació sin emociones y todo eso, basado en como es tan frío con su propia hija, y ya que incluso echó a su propia madre]

‘Ah, cierto, estaba eso también, ¿eh?’ Mi suegra no vivía en el Palacio.
La habían desterrado hasta las lejanas tierras fronterizas. Aparentemente, Sabelian la había echado porque temía que se hiciera con su poder para ella.
‘Suena como un total psicópata, honestamente’ Pero no parecía completamente desprovisto de emociones, basándose puramente en como se veía cuando hablaba de Blanche.
‘Sin embargo, todavía es un idiota’

“¿Algo más?”
[Si, pero… no son rumores muy agradables.]
Verite frunció un poco el ceño. Se frotó las mejillas antes de hablar en un tono de clara molestia.
[Hay historias sobre cómo Blanche podría no ser hija de Sabelian]
“¿Eh? Entonces, ¿es adoptada?”
[No, aparentemente, Miriam engañó a Sabelian]

Mi mandíbula cayó ante esa bomba. ‘¿Infiel? ¿E-en serio? ¡Oh, Dios mío, esa mujer…!’
Tenía que saberlo
“¿Es eso cierto?”
[No lo sé. Es solo un rumor. Pero según él, Sabelian odia a Blanche porque ella no es su bebé, ¿o eso es lo que se dice? Ha permanecido soltero durante más de diez años debido al sentimiento de traición]

Rápidamente cerré la boca. Infiel. Tenía sentido que odiase a Blanche si ese fuera el caso.
“¡Pero Blanche se ve exactamente como Sabelian!” Exclamé, mitad en protesta, mitad desconcertada.
Los dos tenían personalidades completamente distintas, pero no había duda de que Blanche era hija de Sabelian. Su rostro incluso se parecía al de Sabelian, sin mencionar su cabello y sus ojos. ¿Una chica como ella, de un padre diferente?
Sin embargo, Verite parecía imperturbable.
[Hay una persona más que se parece a Sabelian.]
“¿Otra? Podría ser…?” Me detuve vacilante.
Verite asintió. [Raven]

‘Dios mío, ¿estoy en una telenovela o algo así? ¿Engañarte con tu hermanastro?’
No había hablado mucho con Raven, pero parecía del tipo callado. Si mal no recuerdo, estaba viviendo tranquilamente, lejos del ojo público.
[Por supuesto, es difícil saber si esto era realmente cierto. Miriam está muerta, después de todo. Podríamos intentar averiguar algo de Raven, pero…] Verite se apagó.
“… no hay forma de que diga la verdad”
Terminé por él. Hubiera visto esto con una bolsa de palomitas de maíz en mis manos si esto fuera un drama. Pero era la vida real para mí ahora.

“Ugh. Entonces, ¿y si esto realmente es cierto? ¿Cómo podemos hacer para que los dos se aprecien?”
Me rasqué la cabeza de frustración. Tratar a la hija que tuvo su hermano con su esposa como si fuera su propia hija….
Simplemente no hay forma. A menos que Sabelian resulte ser la encarnación del mismo Buda, no hay forma. Pero no era como si pudiera dejar que las cosas con Blanche permanecieran así para siempre.
‘Ugh, mi cabeza duele…’

[Oye, cálmate. Todos estos son solo rumores. Sería mejor que vieras todo esto por ti misma]
“¿Verlo por mí misma? ¿Cómo?”
“Los espejos de este Palacio me sirven como ojos”
Al decir esto, el espejo brilló y Verite desapareció. Pronto, Sabelian apareció en su lugar. El Rey parecía estar en su oficina, echando un vistazo a un documento con cuidado. Arqueé una ceja.

“¿Me estás mostrando a Sabelian en tiempo real?”
[Seh. ¿Quizás descubras algo si sigues viéndolo desde aquí?]
Verite sugirió casualmente que hiciera algo que era un crimen en mi viejo mundo.
Eché un vistazo a la puerta, preocupada porque alguien entrara inesperadamente.
“No creo que esto sea correcto, eso sí. Estaría muy enojado si se enterara. Espera, no me estás haciendo esto cuando estoy sola, ¿no?”

[¡No! Respeto la privacidad de otras personas, ¿sabes? ¿Sabes qué? Dejaré de mostrar a Sabelian también]
Verite casi sonaba un poco culpable. La imagen pronto desapareció y Verite apareció de nuevo.
[Entonces, ¿cómo vas a tratar con esto ahora?]
“Ugh… Tal vez si se lo pregunto yo misma más tarde…”
[¿Crees que te lo diría?] Verite rechazó mi idea, sonando aburrido.
“Probablemente no lo hará, pero… creo que este es el tipo de cosas que sobre las que debes preguntarle a la persona directamente”

Este era un tema demasiado importante para confiar en rumores y predicciones. Después de todo, incluso el rumor
sobre que Sabelian amaba a Miriam resultó ser falso. Lo de la infidelidad probablemente era falso también.
“Me acercaré más a Blanche primero, luego ayudaré a los dos a llevarse mejor. Creo que esa es la parte más importante”

Pensé que estaba acabada en todos los aspectos cuando Sabelian me pidió que me uniera a la comida también.
‘Pensar que tendré que ver esa cara estúpida cada cuatro días…’
La idea me hizo estremecer al principio, pero decidí pensar positivamente. Sería mejor para Blanche si estuviera allí para brindarle apoyo emocional. Si los dos iban a comer juntos por su cuenta, estaba claro como el agua que no habría una sola palabra entre ellos.
‘Así que, no había forma de evitarlo. Tendré que intervenir. Necesito hacer esto perfecto. ¡Solo para ver a Sabelian disculparse con Blanche en el futuro!’

***

La cocina del Palacio estaba muy ocupada con la preparación de la comida. Por lo general ya estaban bastante ocupados durante la cena, pero hoy lo parecían especialmente.
“¿Cómo va la comida entre Su Majestad y la Princesa? ¿Algún problema?”
“¡Ninguno en absoluto, señor!”
Los chefs miraban a sus subordinados con miradas especialmente estrictas.
A juzgar por las miradas de los rostros presentes, todos estaban en vilo.
“Todos ustedes tienen que ser especialmente cuidadosos hoy. Después de todo, es la Reina Abigail quien pidió esto”

Todos tragaron nerviosamente cuando escucharon el nombre de Abigail.
Se había vuelto bastante apacible después de su muerte; pero antes de eso, ella había sido una persona problemática con la que tratar.
No solo tenía una personalidad difícil, también era una sibarita. Ella había avergonzado al jefe de cocina por sus gustos particulares en más de una ocasión.

Esa Abigail había ido hasta la cocina hoy. Les rogó que hicieran lo mejor posible en esta ocasión, ya que Sabelian y Blanche estaban cenando juntos hoy.
La mujer había estado sonriendo, pero no quedaba ninguna duda en la mente de nadie de que ella había estado haciendo una amenaza velada.
El jefe de cocina ni siquiera podía imaginar cómo sería castigado si fallaba hoy.

“Como ya casi terminan con el pescado, tenemos que sacar el plato principal. Saca el sorbete mientras tanto” Mientras las criadas sacaban el sorbete, los cocineros se pusieron manos a la obra con el bistec.
Los bistecs desprendían un delicioso aroma mientras chisporroteaban en la parrilla.
‘Seguramente ella no debería poder encontrar ninguna queja en esto’ El jefe de cocina se secó la frente mientras revisaba los platos terminados.

Ya que la mujer era del tipo que se quejaba si la comida estaba un poco fría cuando la comía, el jefe de cocina
rápidamente llamó a una sirvienta.
“Aquí, sácalo de inmediato. No olvides lo que te dije antes. Oye, ¿estás escuchando?”
La sirvienta distraída se volvió sorprendida, el jefe de cocina parecía bastante descontento con su falta de atención.
“¿Qué? ¡Ah, sí! Lo serviré ahora mismo”

El jefe de cocina la miró con cierta desconfianza, pero estaba demasiado ocupado para hacer algo al respecto por su cuenta. Simplemente despidió a la criada y ella salió de la cocina con su carrito.
Como la cocina estaba un poco lejos del comedor, tenía que darse prisa. La cara de la criada estaba rígida de ansiedad mientras caminaba por el pasillo, las ruedas del carro traqueteaban ruidosamente por el suelo.

“He estado esperando. Bienvenida”
La criada volvió a sus sentidos cuando escuchó la voz. Allí había alguien parada en el pasillo.
Fue la señorita Jeremie. Ella sonrió a la criada alegremente.
“S-Señorita Jeremie, ¿esto realmente va a estar bien…?” dijo la criada, claramente agitada.
La Srta. Jeremie, sin embargo, parecía tan tranquila como un pepino. (J: no había escuchado eso de los pepinos calmados… en mi tierra se dice más tranquilo que Gila… pero no sé como será en otros lugares por lo que lo he dejado literal…)
“Por supuesto que si. No hay nada en esto que pueda dañarte”

La mujer sonreía, pero sus ojos ardían de celos e intensa ira. Estas ardientes emociones estaban dirigidas enteramente a Abigail.
La señorita Jeremie pensó en su puesto actual. A pesar de que había sido relevada de sus deberes como niñera, se las había arreglado para permanecer en el Palacio todo el tiempo hasta ahora.
Todo fue gracias a la buena voluntad de su tío, el Duque Stork, quien la había ayudado a conseguir otro puesto como doncella.

Sin embargo, aunque había conservado un puesto en el Palacio, su rabia no se disipó. No solo había trabajado como niñera durante diez años, sino que también era prácticamente como la segunda madre de Blanche.
Entonces, ¿una simple Reina de decoración se atrevió a confrontarla y avergonzarla? La señorita Jeremie simplemente no podía, y no lo haría, dejar las cosas tal cual. De alguna manera, ella miraría el rostro de esa estúpida Reina coloreado de vergüenza y desesperación.

“No es nada especial.” Continuó, sonriendo alegremente
“Solo estoy tratando de devolverlo todo a cómo era anteriormente”
Eso es correcto. Ella solo estaba tratando de devolver todo al lugar que le correspondía.
Después de todo, Sabelian todavía no se había abierto completamente a Abigail. Si Abigail cometía un error aquí,
toda la confianza que la mujer había acumulado hasta entonces se reduciría a polvo.

“Tiene que hacerlo rápido, señorita Jeremie. Si no lo llevo pronto…”
La señorita Jeremie levantó la cabeza. La criada tenía razón; Abigail podía rechazar la comida si llegaba demasiado tarde.
Ella sacó una botella pequeña llena de una sustancia marrón en su interior. Inspeccionó los platos, identificando un plato con una porción notablemente más pequeña en el interior.
‘Esta debe ser de la princesa Blanche’ Comenzó a verter una cantidad considerable de la botella sobre la carne.

“Dale esto a la Princesa. Como es una porción más pequeña, deberías poder distinguirla mucho más fácilmente”
“Si, entiendo. Pero, ¿cuál es ese ingrediente que acabas de… ponerle?”
“Tienes curiosidad por demasiadas cosas” La señorita Jeremie sonrió, pero había algo increíblemente amenazante en su sonrisa. El rostro de la criada se puso completamente pálido.
“No te preocupes demasiado. Esto es solo por el peso de la Princesa. ¿Te gustaría probar un poco?” La Srta. Jeremie le entregó la botella. La criada, después de una pequeña pausa, probó un poco de lo que había dentro.
“Ah, esto es…”
La tez de la criada se iluminó significativamente. La señorita Jeremie rápidamente le arrebató la botella de las manos a la mujer.
“Deberías servirlo antes de que se enfríe”

La criada asintió y rápidamente apartó el carrito.
La señorita Jeremie simplemente sonrió mientras miraba como todo esto sucedía. No sería más que un pequeño accidente. Solo uno pequeño. Pero sería más que suficiente para destruir toda la confianza que Abigail había acumulado.
La señorita Jeremie también había escondido una botella idéntica en la habitación de Abigail. La Reina seguramente sería acusada de ser la culpable una vez ocurrido el accidente. Satisfecha con sus planes, la señorita Jeremie se fue con una sonrisa en su rostro.

Mientras tanto, la criada finalmente había llegado al comedor. Sabelian, Abigail y Blanche estaban sentados a la mesa, esperando que llegaran sus platos. Sus tazones de sorbete ya estaban vacíos. Las otras doncellas la fulminaron con la mirada; Abigail seguramente se iba a quejar de esto.
Pero Abigail no dijo nada.
O mejor dicho, estaba demasiado ocupada charlando con Sabelian y Blanche, sin que le importara nada más.

“Para empezar, suele ser delicioso, pero hoy sabe aún mejor. Le pedí al chef que hiciera un sorbete de manzana, ya que la Princesa Blanche dijo que le gustaban las manzanas. ¿Cómo estaba?”
“¡Ah, sí! Estaba delicioso”
Blanche habló con ojos brillantes. La expresión de la niña sorprendió a la sirvienta. En sus recuerdos, Blanche siempre estaba comiendo inexpresivamente durante sus comidas.
Este comportamiento infantil, feliz e inocente suyo era bastante contrario al habitual de Blanche.
Sabelian estaba sentado en silencio en medio de la charla a su alrededor. Si bien él realmente no se unió, tampoco parecía muy molesto por las dos.

Para entonces, la criada había terminado de colocar los platos frente a los tres. Su mano tembló un poco cuando colocó el plato delante de Blanche, pero por lo demás no se preocupó demasiado.
Después de todo, razonó, la señorita Jeremie solo puso una especia normal en el plato. Además, no pasó nada cuando ella misma tomó un poco antes.

El bistec brillaba bajo la luz, perfectamente cocido, jugoso y tierno. La carne dorada se puso al lado de varios acompañamientos.
Blanche levantó lentamente el tenedor y el cuchillo. Los ojos desprevenidos de la niña brillaban de emoción.
El corazón de la criada empezó a latir con fuerza. Una parte de ella le dijo que no iba a pasar nada, pero otra parte más ruidosa de ella le advirtió que algo estaba a punto de suceder.
Cuando el latido de su corazón se aceleró y comenzó a golpear más fuerte contra su pecho, alguien levantó la voz.

“Espera”
Fue Abigail. Los cubiertos de Sabelian y Blanche se detuvieron en seco, y una de las otras doncellas respondió a la orden de la Reina.
“¿Qué pasa, Señorita Abigail?”
“Parece que mi plato se cambió por el de Blanche”
Abigail intercambió los dos platos mientras hablaba. Sabelian la observó mientras lo hacía.
“¿Algo está mal?”
“Ah, no es nada especial. No pedí espárragos, ya que no disfruto mucho su sabor”

Los acompañamientos en los platos de Blanche y Abigail eran diferentes.
La criada rompió a sudar frío, ya que acababa de recordar lo que el chef le había dicho antes ‘Abigail prefiere cualquier cosa a los espárragos’
El plato de Blanche ahora estaba frente a Abigail. Era muy tarde. La criada no pudo detenerla.
Lo único que podía hacer era mirar desde el margen.

Abigail tomó su cuchillo, su filo se hundió en la carne sin resistencia.
Mientras cortaba lentamente el bistec, se abrió para revelar la hermosa carne rosada en el interior, un perfecto y jugoso poco hecho bistec.
Abigail cortó un trozo y se lo puso en la boca. Lentamente masticó la carne, apreciando su sabor hasta que pasó por su garganta.
Abigail fue por el siguiente trozo. De esta forma, tres, cuatro trozos más de carne fueron devorados, sin problemas.

La doncella exhaló un suspiro interno de alivio. Era genial que no hubiera pasado nada, pero en el momento en que su nerviosismo pasó, surgieron más sospechas para sofocar el pequeño brote de alivio que sintió.
¿Por qué la señorita Jeremie hizo eso en el pasillo?
La criada salió de la habitación, con un extraño presentimiento que se gestaba en su estómago.

Abigail, por otro lado, estaba disfrutando demasiado su bistec. Si tenía que ser honesta, estaba un poquito condimentado de más. Sin embargo, no le disgustó de ninguna otra manera, y estaba perfectamente cocinado. Contempló comer un poco más, mirando el último trozo de carne en su plato.
Sin embargo, recordando la dieta que se había puesto, se obligó a bajar el tenedor. Desde su “renacimiento”, había estado prácticamente viviendo de los postres que el chef le preparaba. Como resultado, aunque todavía estaba bastante delgada y de ninguna forma gordita, definitivamente había ganado algo de peso, en comparación a cómo había estado antes de su muerte.

Abigail se tragó la pizca de amargura en su boca. Ella le había dicho con confianza a Blanche que la niña tenía todo el derecho del mundo a engordar. Y sin embargo, cuando se trataba de si misma, no podía incluso practicar con el ejemplo de lo que ella había predicado.
Ni siquiera pudo convencerse a sí misma de lo que había convencido a Blanche.
‘La personalidad es más importante que la apariencia’ eso era algo que la gente guapa decía a menudo.
Pero Abigail, no, Baekhap no podía decir esto por su cuenta.
Lo único que había recibido Baekhap cada vez que pronunciaba esas palabras fue la burla y la risa. Para ellos, ella no poseía ni belleza ni personalidad. Gradualmente, ella Llegó a darse cuenta de que la confianza era algo que solo pertenecía a los guapos.

En este momento, se veía hermosa en el cuerpo de Abigail, pero todavía tenía miedo. Miedo a que se repitiesen todas las miradas que había experimentado en el pasado, por si acaso terminaba engordando.
¿Cuándo sería capaz de decirse a sí misma que estaba bien ser fea, que estaba bien estar gorda? Quizás, algún día, podría reunir el valor, pero hoy no era ese día.
Ella se limpió la boca decididamente con una servilleta.
Después de algunos platos más, les sirvieron tazas de té. Abigail tomó un sorbo de su té negro mientras miraba a las dos personas que la rodeaban.

“Princesa Blanche, ¿la comida fue de su agrado?”
“¡Sí, por supuesto! ¡Fue completamente delicioso!” Blanche sonrió alegremente.
Abigail notó que la niña se veía mucho más relajada que antes. Tuvo que admitir que fue una comida bastante agradable en lo que a las comidas se refería, pero ella tenía arrepentimientos, a pesar de eso.
Normalmente, la gente conversaba trivialmente mientras bebía juntos, pero Sabelian estaba bebiendo tranquilamente solo.

Por como se veía, si las cosas salieran como él quería, ese hombre saldría pitando de allí tan pronto como terminase su té.
A Abigail rápidamente se le ocurrió un tema sobre el que podrían conversar.
“En cualquier caso, Princesa Blanche. Tu ropa es muy bonita hoy. Te queda de maravilla. ¿No lo cree , Majestad?”

Sabelian dejó su taza de té para ver bien a Blanche. Blanche cuadró sus hombros en el momento en que los ojos de su padre se posaron en ella. Mientras tanto, Abigail miraba subrepticiamente a Sabelian.
‘Ella está bonita, ¿verdad?’
Parecía casi una amenaza. Afortunadamente, Sabelian lo interpretó correctamente como tal.
“Si, está hermosa”
Aunque sus palabras estaban completamente desprovistas de cualquier emoción, Blanche todavía parecía estar bastante halagada por su cumplido.

“¿Verdad? Normalmente es muy bonita, pero está aún más…” Abigail se detuvo a mitad de la oración y se frotó los ojos con furia.
“¿Hay algo más?” Sabelian la interrogó, pero a Abigail no le podía importar menos lo que dijo el Rey.
¿Estaba imaginando cosas? Se sentía como si acabara de presenciar cómo brotaban alas de hada detrás de Blanche. Definitivamente debía haberlo estado imaginando.
‘Pensar que alucinaría por la pura ternura de Blanche…’ Abigail chasqueó la lengua y tomó otro sorbo de té.

Aunque el té era indudablemente normal, Abigail se sintió repentinamente invadida por una intensa sensación de
mareo después de tomar ese sorbo. Se sentía como si su cuerpo estuviera temblando por completo.
Estaba mareada y caliente, incluso con un poco de náuseas. Pero se sentía un poco más… feliz, por razones que no podía decir.
Las alas de hada aparecieron de nuevo en Blanche. Alas rosadas, casi transparentes.

Abigail sonrió cálidamente
“Ah, entonces Blanche realmente era un hada”
Las palabras parecieron surgir de la nada. Sabelian y Blanche miraron a Abigail con diferentes grados de confusión.
“Princesa Blanche, estás realmente muy linda hoy”
Abigail continuó hablando con una sonrisa beatífica en su cara.
Sabelian la miró en silencio. Siempre había pensado que su rostro era el de la maldad encarnada. Antes, sin importar cuán brillante o dulcemente sonriera, él siempre podía sentir un leve rastro de maldad debajo. Y sin embargo, la sonrisa en su rostro ahora era… muy pura. Su sonrisa relajada era simplemente hermosa. Nunca había visto una cara como esta.

Sabellian estaba muy familiarizado con las sonrisas. Después de todo, todas las personas que había conocido hasta ahora se habían acercado a él con una sonrisa.
Quizás la visión de una sonrisa hubiera aliviado a otros, pero el Rey había aprendido desde el principio, que sus sonrisas siempre ocultaban algún tipo de motivo oculto.
Sin embargo, la cara de Abigail en este momento no tenía nada de eso, sus mejillas rosadas eran bastante hermosas. Esa mujer, que solía sentirse como la manifestación del mismo invierno, de repente se parecía más a la primavera.

“Ella es linda, ¿verdad?” Abigail se volvió hacia él de nuevo.
“… Sí. Linda”
“Dilo de nuevo por mí”
“… Linda. Creo” Sus palabras no tenían un tema directo entre ellos.
Aun así, Abigail sonrió victoriosa
“¡Bien, la Princesa Blanche es la más linda del mundo! Y ¿sabes siquiera lo agradable que es? Debe haber tantas dificultades por las que está pasando, y está soportando todo. Pobrecita…”
Abigail dejó escapar un gran suspiro
“Su Majestad, ¿por qué no ama a su hermosa hija? Solo mírala, ella es un hada! ¡Incluso tiene alas!”

Sabelian frunció el ceño. Abigail murmuraba para sí misma, como una persona borracha. Sus ojos estaban vidriosos, y ella estaba mirando a la distancia.
¿Estaba tramando algo de nuevo? Él no pudo evitar preguntárselo mientras observaba su comportamiento.
‘No’, se dio cuenta Sabelian. Definitivamente, algo estaba mal en esto.
No había bebido ni un solo sorbo de alcohol. Ninguno de los alimentos que había consumido contenía alcohol, ‘Así que ¿cómo…?’
Incluso ahora, la voz de Abigail solo se hacía más fuerte a cada segundo.

“¡Si yo fuera usted, Su Majestad, tendría a Blanche en mi regazo y la acariciaría todos los días! Princesa Blanche! ¡Ven aquí!”
“¡Ah, sí!” Blanche se acercó nerviosamente a la Reina.
Abigail puso a la niña en su regazo y la abrazó con fuerza. Aún sosteniéndola, comenzó a mecer ligeramente a la niña de un lado a otro emocionada.
“Ahh, Blanche, ¿cómo eres tan encantadora…?”
“… ¿Abigail?” Abigail ignoró por completo a Sabelian que la llamaba.
“Blanche… Eres la más guapa del mundo entero… Ojalá te gustara, pero no sé qué tendría que hacer para eso…”

Blanche miró sorprendida por la repentinamente triste voz de Abigail, pero entonces…
“Blanche es linda. Lindo significa conejitos. Los conejitos son lindos, lindo significa Blanche…”
“¿L-Lady Abigail? ¿Estás bien?”
“¡Oh querido! ¿Cómo es posible que un hada acabe en mis brazos?”
Sabelian se puso de pie y tomó a Blanche de los brazos de Abigail. Cuando lo hizo, Abigail se veía como si ella hubiera perdido todo su mundo en ese segundo.
“¡Ahh, mi hada!”
“Lleva a Blanche a su habitación. Trae a un médico en el camino de vuelta”

La criada salió de la habitación con Blanche a cuestas. Mientras tanto, Sabelian se tomó su tiempo para observar a Abigail.
“¿Estás bien?”
“Por supuesto que estoy bien. Abigail está bien. Abigail es bonita. Bonita significa Blanche…”
No se veía para nada bien, si es que él tenía algo que decir al respecto.

Abigail dejó de hablar de repente y miró a Sabelian; la intensidad de su escrutinio fue muy inquietante.
Sus ojos morados, casi como gemas, tenían un extraño encanto. Sabelian miró fijamente su reflejo en sus ojos.
En ese momento, Abigail agarró a Sabelian por las mejillas.
Sabelian se quedó paralizado por la absoluta sorpresa. La mujer se acercó, luciendo casi como si estuviera a punto de besarle.
Sabelian estaba en shock. Estaba estupefacto en su lugar. Ni siquiera podía pensar en escapar si su vida dependiera de ello. Todo lo que podía hacer… era cerrar los ojos y prepararse para lo inevitable. Pero entonces, en lugar de cerrarse, los labios de Abigail se separaron.

“¡Usted… no debería vivir así!” Los ojos de Sabelian se abrieron de golpe. Fue recibido por una furiosa Abigail.
“¿Cree que lo tiene todo porque es guapo? ¿Cree que puede romper la muñeca de otra persona por ser guapo ¿Sabe cuánto tiempo y esfuerzo puse en hacer esa cosa? ¿Cree que es una buena persona porque es un Rey?” Abigail tiró de las mejillas de Sabelian.

Mientras que Sabelian… estaba mirando fijamente a Abigail, todavía en un estado de total conmoción ante el
giro imprevisto que habían tomado las cosas.
“¿Abigail?”
“Realmente no debería haberlo hecho… ¡¿y amenazar con reducir mi presupuesto?! ¡Hola! ¡Usted era el único culpable! ¡Y ni siquiera come con su hija! ¡¿Está equivocado o no, dígame?!”

Abigail comenzó a aplastar indiscriminadamente las mejillas de Sabelian como si estuvieran hechas de pasta de modelar.
Las cejas de Sabelian se fruncieron con molestia por sus comentarios, pero antes de que pudiera expresar su disgusto, sus siguientes palabras le dejaron paralizado.

“Ustedes dos todavía son familia… ¿por qué no pueden tener una relación decente entre ustedes…?”
Sabelian se tragó las palabras. No se atrevía a decirle nada malo, especialmente no cuando sonaba tan triste.
En ese momento, Millard entró en la habitación, con el médico siguiéndole detrás.
Sabelian levantó una mano para detener a Millard cuando dio un paso adelante para apartar a Abigail.
“Estoy bien. Deja que el médico vaya primero”

Se dio cuenta de que los murmullos de Abigail se habían detenido por completo en este punto.
¿Ella finalmente se estaba sintiendo mejor? Desafortunadamente para todos en la sala, su análisis no podría haber estado más lejos de la verdad. Abigail comenzó a jadear, su rostro se arrugó de dolor.
“Su Majestad, ¿se encuentra bien? Creo que podríamos necesitar que…” Justo cuando el doctor estaba a punto de comenzar su diagnóstico, Abigail saltó abruptamente. El mundo entero giraba locamente a su alrededor.
“Yo… yo me voy a ir”

No quería nada más que acostarse en la cama. Antes de que alguien pudiera detenerla, salió del comedor.
Su visión se volvía más extraña a cada segundo. Los pasillos se estaban volviendo completamente rojos, y todo a su alrededor se estaba derritiendo como una vela goteando.
Ella estaba asustada. Quería correr, pero no pudo ir muy lejos. En poco tiempo, su visión se puso completamente negra.

Abigail ni siquiera se dio cuenta de que se había caído al suelo. Estaba mareada, le dolía y le costaba respirar.
‘Tengo miedo, tengo miedo. Me estoy muriendo’
Su conciencia comenzó a desvanecerse. Mientras estaba tumbada en el suelo, luchando por respirar, una voz lejana la llamó
“¡Abigail!”
¿Quién es este, ahora? ¿Quién buscaba a Abigail con tanta urgencia? Quería abrir los ojos, pero sus párpados se estaban volviendo demasiado pesados ​​para levantarlos. Escuchó su nombre una vez más, pero al momento siguiente, su conciencia se había desvanecido por completo.

***

“… ¿eso no?”
“Sí. La Reina solo… una cantidad considerable de… ella estará bien”
Podía escuchar varias voces a través de mi dolor de cabeza.
‘Ugh, ¿dónde estoy? Mi cabeza se siente como si estuviera siendo apuñalada por agujas…’
Después de un momento de lucha, me las arreglé para abrir los ojos.

La luz del sol entró a raudales en mi campo de visión, parecía estar en mi habitación.
‘¿Por qué estoy aquí?’ Me sentí como si estuviera pasando por una terrible resaca. ‘¿Bebí? No, no lo hice. Estaba comiendo con Blanche y Sabelian. Y luego, y luego… oh Dios, ahora lo recuerdo. Lo recuerdo demasiado bien. ¡Agh! ¡Ah!’
Pateé mis sábanas de pura vergüenza.
‘¡Diablos, debo haber estado loca! ¡¿En que diablos estaba pensando?!’

“¿Estás despierta?” Sabelian se acercó rápidamente a mi cama. Al verlo, recordé cómo había jugado como loca con sus mejillas.
‘Oh Dios, se siente como si la sangre dentro de mí se convirtiera en hielo… Estoy en tantos problemas… ¿Voy a ser
ejecutada por esto? ¿O me echarán del castillo?’
“¡L-lo siento mucho…!”
“Quédate en la cama”

Sabelian me impidió levantarme de la cama.
‘… ¿Está insinuando que va a hacer que me quede en cama para siempre?’
Le di una pequeña mirada a Sabelian. Realmente no parecía enojado ni nada. Para ser precisos, ¿realmente parecía preocupado?
‘¿Por qué no está enojado? Le dije todo tipo de cosas…’
Suspiró cuando notó mi mirada sobre él.
“Sé que no estabas en tu sano juicio, así que no te preocupes porque me enoje. Incluso tú no dirías cosas así si estuvieras en posesión de todas tus facultades”

‘¿Estás tratando de consolarme o estás tratando de atacarme? ¿Por qué no te quedas con uno? ¿mmm? Pero gracias a Dios no está enojado’
“Aun así, lo siento mucho, Su Majestad. No sé por qué…”
“Había algo mal con la comida” Sabelian me interrumpió.

‘¿Comida? ¿Qué le pasaba a la comida? ¿Qué?’ Sintiendo mi confusión, el médico se acercó a explicar.
“Había mucha nuez moscada en su comida, Su Alteza”
“… ¿Nuez moscada? ¿No es solo una especia normal?”
“Normalmente, sí. Pero consumir demasiada conlleva algunos efectos secundarios. Pone a una persona en un leve
estado de euforia y también tiene algunas propiedades alucinógenas”

¡Ah! Así que eso es exactamente lo que fue.
Entonces, la razón por la que vi a Blanche como un hada fue porque estaba alucinando.
‘Bueno, por extraño que sea para mí decirlo, gracias a Dios estaba drogada’ Sin embargo, a diferencia de mí, Sabelian tenía una mirada muy preocupada en su rostro.

“Parece ser un error por parte del chef. He decidido castigarle dentro de una semana”
No me gustó como sonó eso
“¿Por castigo, quiere decir?”
“Poner en peligro la vida de un miembro de la Familia Real se castiga con la muerte”

La voz de Sabelian era tan fría como el hielo. Él habló de ejecución como si fuera una mera trivialidad. Me recordó lo despiadado que era Sabelian.
Levanté mi cuerpo de la cama.
“¡Eso es demasiado! Solo cometió un error, ¿no puede hacer algo más?”
Sabelian me miró en silencio, su mirada era la de alguien que observaba a una criatura fascinante.
“Incluso aunque te ha lastimado?”
“No lo hizo a propósito, y… estoy bien, ¿no? Cambie su decisión”

Una vida no era algo con tan poco valor. No podía simplemente dejar que quitara una caprichosamente. Sabelian me miró fijamente unos segundos más antes de alejarse.
“Bien”
‘Whoa, ¿en serio? Gracias a Dios, estuvo de acuerdo con eso. Me las arreglé para proteger el cuello de ese pobre chef’
“Pensaré en el castigo en otro momento. Aparte de eso, Blanche quería verte. ¿Te gustaría verla ahora?”

‘Ah, Blanche. Ella también debe haberse sorprendido’
Cuando di mi asentimiento, Sabelian llamó a la criada de fuera para que entrase. En poco tiempo, Blanche estaba en la misma habitación que yo, con la cara pintada de preocupación. Se acercó a mi cama con cuidado y agarró mi mano con sus pequeños dedos.

“Señorita Abigail, ¿se encuentra bien? ¿Está herida?”
No pongas esa cara, Blanche. Es solo una resaca, así que ¿por qué estás tan preocupada? Le di unas palmaditas a sus manos ligeramente con mi otra mano.
“No estoy herida. Pero estoy un poco avergonzada de haber mostrado tal comportamiento desagradable frente a ti”

‘Sé que no estaba por completo en mis cabales, pero Dios mío, ¿todavía me siento avergonzada por eso? Hice muchas cosas raras frente a ella…’
“Lo siento. Te sorprendí, ¿no es así?” Me disculpé y la tranquilicé: “Estoy bien. Estoy realmente bien”
Los dedos de la niña se apretaron alrededor de mi mano. Eran cálidos y suaves. Blanche me miró por una fracción de segundo antes de mirar hacia el suelo.

“U-um, Lady Abigail… me gustaría preguntarle una cosa…”
“¿Qué es?”
“Dijo que le gustaba antes en ese momento”
‘Ah, lo hice. Pensar que me declararían una otaku total de Blanche en ese mismo momento…’
“¿Estaba… diciendo la verdad?”
“… Sí, así es”

No había forma de esconderse en este punto. Tenía que confesar. Le di una mirada nerviosa a Blanche.
‘¿Y si parece asustada? ¿Qué haré entonces?’
Al contrario de mis pensamientos pesimistas y negativos, el rostro de la chica me tomó por sorpresa. Tenía una expresión de alegría. Creo que nunca la había visto tan feliz antes, ni siquiera cuando estaba comiendo las galletas que le había dado, o el éclair que probó por primera vez.
Parecía que simplemente no podía contener su simple euforia. Sentí que me estaba curando de todas las enfermedades del mundo en presencia de esa sonrisa.

“Um, entonces… Señorita Abigail, me gustaría pedirle algo…”
“¿Qué es? Puedo hacer cualquier cosa por ti, querida”
‘¡Incluso abofetearía las jodidas mejillas de Sabelian!’
Blanche vaciló un poco avergonzada.
“C-cuando se recupere… ¿Po-podría ir… a dar un paseo conmigo?”

Sus orejas se estaban poniendo completamente rojas. Debía haber reunido todo su coraje solo para decir eso…
‘Hombre, esto no era una solicitud. ¡Esto era una recompensa! Oh, vaya, siento que voy a llorar’
Tomé con fervor las manos de Blanche en las mías. Sus grandes ojos me parecieron increíblemente encantadores.
“Por supuesto, Blanche. Me recuperaré e iré tan pronto como sea posible”

El rostro de Blanche brillaba de felicidad con solo esa simple oración. Olvida las enfermedades, su sonrisa seguramente tenía el poder de salvar al mundo entero.
Menos mal que me enfermé. ¿Era por eso que Abigail fingía estar enferma muy a menudo? Mientras me revolcaba en mi propia felicidad por un momento, escuché al doctor hablar desde un lado.

“Dado que no ha pasado mucho tiempo desde que la señorita Abigail se recuperó, creo que sería mejor que le dejaran un tiempo a solas por un momento”
‘Espera no. Mire, señor doctor. ¡Que Blanche esté a mi lado así es una medicina para mí!’
Sabelian, que no podía leer el estado de ánimo, simplemente asintió con la cabeza a lo que sea que hubiera dicho el médico.
Se volvió a hablar con Blanche.

“Vámonos, Blanche”
“Ah, sí, padre. ¡Señorita Abigail, p-por favor, descanse bien!”
Sabelian se fue con Blanche.

‘Tch… ¡Ese hombre no es de ninguna ayuda, en serio!’
Me quedé en completo silencio, ya que me convertí en la única persona dejada en la habitación.
Fue bastante extraño. Intenté girar sobre mi cama un poco.
Así que la nuez moscada era más peligrosa de lo que pensaba, ¿eh? No tenía ni idea. Ahora que lo pienso, se sintió como si me estuviera olvidando de algo
‘Maldita sea, no puedo recordar. Mi cabeza todavía está dando vueltas por todos lados. Vamos, recuerda, recuerda…’
Mientras seguía tratando de pensar en lo que fuera que me estaba perdiendo, escuché una voz que venía de algún lugar a mi lado.

[¡Oye! ¿Estás bien?]
El sonido venía del interior de mi cajón. La voz seca y bienvenida fue la de Verite. Abrí el cajón con las pocas fuerzas que quedaban en mis brazos para ver un pequeño espejo colocado dentro.
[Abigail, ¿te sientes bien?]
“No es tan malo, pero… ¿también podías hacer algo así? Eres realmente talentoso, ¿no?”

El Verite del interior del espejo era ahora del tamaño de una muñeca.
El chico reflejado en la superficie habló con bastante tristeza.
[Todavía es inútil. Ni siquiera pude evitar que esto sucediera]
Me di cuenta de que estaba bastante preocupado por mí, a pesar de sus mejores intentos de fingir molestia. Sonreí
débilmente hacia él.

“Gracias por preocuparte por mí. Estoy bien”
[¿Qué quieres decir con que estás bien? Casi mueres]
Me informó con tristeza
[Puedes morir por comer demasiada nuez moscada. Incluso puedes quedar paralizada o quedar ciega]
Me quedé boquiabierta.
“¿Q-qué… la nuez moscada tenía ese tipo de efecto secundario…?”

Sabelian quería ejecutar al chef ahora. Fue un error, pero casi provocó un espantoso resultado.
[Fue porque eras una adulta que fue así de malo, y no peor. Si Blanche hubiera comido eso, ella en realidad podría haber muerto]
“… ¿Qué? ¿Qué quieres decir?”
[Blanche es mucho más pequeña que tú. Esa cantidad de veneno funcionaría mucho mejor en un cuerpo más pequeño que en el tuyo]

En el momento en que escuché las palabras de Verite, me di cuenta de lo que había estado tratando de recordar todo este tiempo, lo que me había estado molestando: la comida originalmente se había servido a Blanche.
Era algo que Blanche habría comido si yo no lo hubiera hecho.
Un sudor frío me recorrió la espalda. Mi mano temblaba incontrolablemente

“… Definitivamente habrá que despedir al chef”
[Sin embargo, nada va a cambiar]
Continuó Verite con calma. Le lancé una mirada confusa, mientras escuchaba el resto de lo que tenía que decir.
[El chef no hizo nada. La nuez moscada la añadió alguien completamente diferente]

Mi cerebro se quedó completamente en blanco después de escuchar esto, y me di la vuelta con horror.
Blanche casi muere. Y alguien hizo esto intencionalmente. ¿Quién…? ¿Quién intentó matar a esa pequeña niña?
Fue cuando lo que acababa de decir Verite hizo clic en mi cabeza. Me volví hacia el espejo inmediatamente.

“Dijiste que alguien más echó nuez moscada. ¿Sabes quién fue?”
[Sí]
“¿Cómo?”
[Te dije. ¿No te acuerdas?] Verite señaló su ojo derecho. Brillaba con una luz plateada.
[Cada espejo en este castillo… bien podrían ser mis ojos]

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: