Saltar al contenido
I'm Reading A Book

LRS 077

Capitulo 77

El líder del clan, al ver que dudé, trató de adivinar.

“Si se trata de la investigación del incendio, no se preocupe. Fui yo quien te dio permiso para irte en primer lugar.”

Como era de esperar, la influencia de Ahin había funcionado.

“¿Quieres saber algo más?”

Los poderes que tenían las feromonas de cada líder de clan era información que todos conocían. Pero preguntar sobre el ataque de feromonas de Ahin… era algo de lo que no podía hablar. Finalmente negué con la cabeza y el anciano, que esperaba, sonrió.

“Sea lo que sea, ve a preguntarle al viejo Lillian. No es el director de la Academia Belhelm por nada. Probablemente le dará una mejor respuesta de la que yo podría dar.”

El líder del clan de las liebres, dándome la espalda, comenzó a alejarse. Luego volvió y habló.

“Por cierto, señorita, ¿sabes lo que significa cuando un depredador deja una marca de mordedura en el cuello de alguien?”

Reflexivamente tocando mi cuello, negué con la cabeza.

“Cuando hables con Lillian, no preguntes de eso. Él es muy anticuado y podría tener un ataque.”

Riendo para sí mismo, se fue con un secretario, que apareció de repente. De alguna manera parecía que el sirviente lo estaba arrastrando adentro.

Pero, ¿cómo deja información como esa y se aleja? No podía quitarme la mano del cuello y me quedé allí parada, con el pelo ondeando al viento. Vine a hacer una pregunta, pero me fui con una pregunta mucho más grande en mente.

 

***

 

No podía haber sido peor combinación. Cuando regresé al carruaje y vi que Evelyn y Ash habían entrado, suspiré. No podía creer que tendría que viajar tanto tiempo y en un espacio tan pequeño con Evelyn y Quinn, todo el camino hasta el territorio de las panteras negras.

Iba a ser un infierno. Pero no pude decir nada, así que me senté, apoyando la barbilla en la ventana. Pronto Ahin apareció afuera, justo en frente de mí.

“Pareces un perro callejero.”

Ni siquiera podía decir qué tipo de insulto era ese. Ahin, levantándose, sonrió. Al no tener la energía para discutir, me enderecé rápidamente.

“Ahin, ven con nosotros.”

Lo que significaba: ¿Cómo pudiste dejarme sola con estos dos?

“Ya te lo dije, te seguiré un poco más tarde.”

“¿Pero cuándo?”

La boca de Quinn, quizás por mi insistencia, formó una línea rígida. Era una vista aterradora, así que retrocedí un poco. Entonces escuché una voz preocupada.

“Mañana.”

“¿Mañana?”

“Sí, intentaré volver mañana al amanecer si puedo.”

“No tienes que quedarte más, así que ven con nosotros ahora.”

Los ojos rojos revolotearon cuando dije eso. Era una vista rara. Luego desvió la mirada hacia Quinn y Evelyn y preguntó con voz refrescante.

“… ¿Quieres que te acompañe para que no te quedes a solas con estos dos?”

Mi mano en el marco de la ventana tembló. Tenía más de la mitad de razón, y se notó en mi expresión antes de que pudiera controlarlo.

“Señorita Liebre, escuchar esto hace que ese Evelyn se moleste mucho.”

Evelyn, expresando su decepción, se quedó en silencio después de ser azotado por la cola de Ash. Cuando dejé de mirarlo y volví a Ahin, su sonrisa era de alguna manera más fría. Se inclinó y me murmuró.

“Vivi, tus orejas se ven en la parte superior de tu cabeza.”

“¡¿Qué?!”

Hasta donde yo sabía, una transformación incompleta no era posible. O se humaniza por completo o no en absoluto…

¿¡Pero sería posible, porque no me he humanizado definitivamente!? En pánico, sentí mi cabeza. Pero solo había cabello rizado alrededor de mis dedos, y no pude encontrar orejas de conejo. Después de tocar mi cabeza por completo, miré a Ahin con desprecio en mis ojos. Parecía inocente y susurró de nuevo.

“Ups, tal vez fue la cola lo que apareció.”

“¿Por qué estás siendo malo de repente?”

Decidida a no dejarme engañar de nuevo, fruncí el ceño. Sin embargo, la mano que desafía al cerebro quería tocar el área alrededor de los labios de Ahin a través de la ventana. Logré detenerla, no sin antes hacer un ligero movimiento hacia él. Al notarlo, Ahin cerró rápidamente la ventana del carruaje. Supuse que eso significaba que la despedida había terminado. Sin embargo, volvió a abrir la ventana, hasta la mitad, y habló en voz baja.

“¿Está el Ferenium contigo?”

En lugar de responder, le mostré el reloj de bolsillo, atado a mi muñeca como un brazalete.

“Necesito encontrar otro reloj con feromonas más tarde. Ahora ese solo tiene una carga más.”

Luego, alejándose, habló.

“Perdón por no volver contigo.”

Tadak.

Escuché el ruido de algo cayendo detrás de mí. Evelyn había dejado caer la pila de documentos que llevaba. Noté, cuando me di la vuelta, que Quinn miraba a Ahin con la boca abierta, tanto que parecía que se le iba a caer la barbilla. Evelyn se agachó y empezó a recoger papeles del suelo del carruaje.

“Oh, estos documentos son tan resbaladizos…”

“Lo que sea. Vivi, ¿tienes algo más que decir?”

De repente, recordé las palabras del líder del clan de las liebres. Señalé la marca en mi cuello, actualmente cubierta por la capa.

“Sobre eso…”

Hablaba tan bajo que tuve que acercarme a Ahin para que pudiera escuchar. Respondió igualmente en un susurro.

“Tuve que hacer una abertura para inyectarte las feromonas en la corriente sanguínea. ¿Por qué preguntas eso de repente?”

“…Solo quería saber si tiene algún otro significado además de ese.”

“¿Así que Vivi no lo sabe, a pesar de haberme mordido el cuello dos veces?”

“…”

Me quedé sin palabras cuando escuché esta pregunta. ¿Solo podía recordar eso una vez, durante el ataque de feromonas…? Ahin comenzó a abrirse el cuello de la camisa, como para mostrar una prueba.

“Hm, la mordedura fue débil, así que tal vez la marca ya se haya ido…”

“¡¡Espera un segundo!!”

Consciente de que Evelyn y Quinn estaban mirando y escuchando, cerré la boca de Ahin de un golpe. Al sonido de la bofetada, Ahin se tapó la boca con la mano y abrió los ojos como platos. Cuando me di cuenta de lo que hice, mi mano comenzó a temblar.

Tadak.

Los papeles cayeron nuevamente de las manos de Evelyn. Los sirvientes que pasaban, los jinetes e incluso el cuidador de caballos parecían estar mirando en nuestra dirección. ¡No puedo creer que abofeteé al próximo líder del clan de las panteras negras en un lugar con tanta gente mirando!

“Oh, no fue intencional…”

No me ejecutarían por ese crimen, ¿verdad? Ahin se quitó la mano de los labios, que estaban rojos.

“Me abofeteaste por segunda vez.”

Su voz profunda me sacó de mi locura. Controlando mi expresión, cerré la ventana por completo y me enderecé en mi asiento.

“Parece estar bien. Vamos.”

“Disciplinar a Lord Ahin de esta manera… Como se esperaba de la general de la división de caballeros del clan de las panteras negras. Desde la primera vez que la vi, sentí que sería una excelente general…”

“Evelyn, te mereces una bofetada más que Ahin.”

“Que cruel. Sin embargo, escuchar esto me emociona. Dame tres bofetadas entonces.”

El carruaje salió de la mansión Amon. Con la ayuda de Ash, abofeteé a Evelyn tres veces y miré hacia atrás. La visión de Ahin, aún de pie allí, se desvaneció. Pronto, ya no podía ver la mansión. Estos últimos días habían sido muy agotadores, una serie de despedidas y reencuentros. Pronto, el carruaje ya había entrado al bosque que estaba en la frontera, conduciendo al territorio de las panteras negras.

 

***

 

Sentada frente a Quinn, comencé a hacerle señas moviendo las cejas. Una vez que él presenció la escena con Rune, necesitaba asegurarme de que iba a mantener la boca cerrada.

Si Ahin escuchaba, se equivocaría y podría ser un gran problema. Quinn respondió con una expresión amenazadora. Se sentía como si todavía estuviera siendo odiada. Pero no sé por qué.

A pesar de haber sido presentado como el pájaro mensajero de Ahin, él me había llevado dentro de la prisión subterránea. Y tenía muy buenas habilidades, ya que habíamos entrado y salido sin que nos descubrieran…

“Señorita Liebre, si pega la mejilla contra el metal del carruaje, se resfriará.”

Evelyn, sin apartar la vista de los documentos, habló. Parecía que estaba tratando de esquivar mi guerra de miradas con Quinn. Me enderecé y tosí para disimular.

“Quinn, ¿cómo terminaste trabajando para Ahin?”

“Bueno, ¿puedo responder por él?”

Quinn lanzó una patada cuando Evelyn habló, pero, al parecer acostumbrado, la esquivó con maestría.

“Quinn solo habla cuando es estrictamente necesario, así que permítanme responder.”

‘¿Quieres decir que la frase “maldita coneja” era estrictamente necesaria?’

“¿Has notado la cicatriz en el ojo de Barra?”

Por supuesto, podía recordarla bien. Parecía una marca muy antigua. Cuando asentí, Evelyn se tocó el ojo.

“Esta herida la hizo Quinn hace muchos años.”

“¿Qué?”

“Quinn, luchando contra Barra y arrancándole un ojo… fue una batalla magnífica.”

“¿Atacó a una pantera negra en forma de águila?”

“Sí. Qué locura, ¿no cree?”

Después de eso, evité mirar al costado de Quinn, quien se veía aún más peligroso después de esto.

“Estaba tan débil que no podía volver a su forma humana, así que si no hubiera recibido tratamiento, habría muerto. Pero entonces, Lord Ahin lo recogió.”

Parece que Ahin ha estado recogiendo a mucha gente últimamente. No podía decirlo en voz alta, así que me regañé por dentro.

“Desde entonces se ha quedado en la mansión Grace, pero no obedece a nadie, ni siquiera a la Señora Valence. Sin embargo, hace lo que Lord Ahin le diga que haga.”

Evelyn, explicando en voz baja, me ofreció una canasta de frutas. Mientras elegía, me miró fijamente.

“Entonces, cuando Lord Ahin recogió a la Señorita Liebre, me pregunté si sería algo así. Sin embargo, mantuvo a la Señorita Liebre en su bolsillo todo el tiempo, mientras que a Quinn ni siquiera lo llevó a la mansión, le pidió a alguien que lo llevara, ¿verdad?”

Quinn, mirando la canasta de frutas, asintió levemente. Evelyn, al tener su confirmación, de repente habló con voz grave.

“Usted debería haber escapado.”

“…¿Qué?”

Todo estaba bien, pero de la nada, ¿esto?

“Debería haber huido allí mismo en el bosque, justo antes de que él le recogiera.”

“¿Pero por qué…?”

Sin entender, dejé caer la manzana que sostenía. Rodó por el suelo y desapareció en la boca de Ash en segundos.

 

Anterior               Tabla         Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: