Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 7

Capítulo 7.

 

Aún así, estaba preocupada por ella, que se fue como un viento frío. Su-ah, que dudaba, la siguió en secreto y salió a la entrada del hogar de ancianos.

Sorprendentemente, ella (Yoon-Sung) se subió al asiento trasero de un sedán de lujo donde un hombre que parecía ser un caballero le abrió la puerta. Aunque por lo general se distinguía por su apariencia, era un joven mucho más rico de lo esperado.

No puedo creer que incluso vaya a una buena universidad con esa buena apariencia. Si yo fuera una persona común en el pasado, habría estado muy emocionada y le habría dado mi número de teléfono celular.

‘Bueno, en términos de condiciones, ¿Comparándolo con Park Hwa-hee?’ – Su-ah nunca había visto a alguien tan guapo, y tan lleno de presencia de vida. Si ella hubiera sido una persona ‘ordinaria’, podría haber sido un cambio completo de la clase de vida de una moderna Cenicienta.

‘Eres un salvavidas, así que, si me hubieras pedido otra cosa, habría aceptado. Por qué las vidas de los demás están en juego la próxima vez que nos encontremos…’

(N/E: se refiere a Hwa-hee como un héroe y que no desea aceptar su propuesta de matrimonio) 

“Creo que estoy loca. No puedo creer que suponga que nos encontraremos una próxima vez.”

Su-ah negó con la cabeza y abrió mucho los ojos cuando vio a un hombre parado junto a la pared. Le parecía familiar de alguna parte.

‘¡Oh, ese hombre! Parece el hijo de la abuela de la habitación 303’ – A pedido de la abuela, ayer visitó su casa.

Su-ah trató de acercarse y comprobar, pero cuando el hombre sintió su presencia, dio la vuelta a la pared y desapareció. El lugar donde estuvo parado estaba lleno de colillas de cigarrillos.

Su-ah dudó en perseguirlo, pero cuando su celular sonó, lo tomó. Era el abuelo Seo de la habitación 207.

“Gerente Min, por favor cámbieme la manta. No puedo dormir porque hace frío.”

“Abuelo, es de día. ¿Vas a dormir?”

“¿Sabes si vamos a tener una cita por la noche?”

‘¿Salió bien la reunión de los tres con la Sra. Kim?’, Su-ah que se reía por dentro, tardíamente se dio cuenta de un hecho importante.

“Por cierto, abuelo. Suministros como mantas las entrega el Maestro Yoon… Oh, no está del todo bien. Subiré en un minuto.”

Hay un departamento separado a cargo, pero los ancianos a menudo le daban sus quejas para ver si se sentía cómoda con la contabilidad y la recepción. En particular, el abuelo Seo era un habitual*. Ella colgó el teléfono y corrió hacia el hogar de ancianos.

(N/E: * se refiere que es una persona propensa a quejarse.)

Tengo que estar ocupada para no pensar demasiado. Mientras cambiaba la manta del abuelo Seo, decidió limpiar el baño de la sala.

 

* * *

 

Es un sueño… Como de costumbre, era más claro que la realidad, pero se sentía como un recuerdo. Pero algo era diferente esta vez. Ella no está muerta. Estaba viva pero miserable.

Su-ah se miró la ropa. El vestido de novia hecho de seda roja y oro era demasiado colorido. La seda roja estaba como cubierta de ‘sangre’.

Un hombre alto, que entró por la puerta abierta por el funcionario, sonrió suavemente a Su-ah. Pero ella no deseaba que él se diera cuenta que se le puso la piel de gallina, así que bajó los ojos y se agarró solo las manos.

“No me miras. ¿Es porque me tienes miedo?” (hombre desconocido)

En lugar de responder, Su-ah se mordió los labios con fuerza. Se lastimó hasta ese punto, por supuesto.

Sus ojos negros, tan despejados y penetrantes que incluso eran más espeluznantes, la miraron durante mucho tiempo con asombro.

Las manchas de sangre estaban salpicando el rostro del hombre que se veía más lindo y precioso que nadie. La delicada mano, que lentamente se acercó y tocó su rostro, era increíblemente cálida y suave, eran manos que habían asesinado a muchas personas. Sin embargo, el olor a sangre de la primera noche era más fuerte que la especificación para la pareja.

‘¿A quién más mató?’(Su-ah)

La suave caricia en su barbilla, como si el apreciara seda, se sintió más frío que el hielo y más asqueroso que los insectos para ella.

‘Ayer, cortó la garganta de los nobles con esa mano.’

Incapaz de resistirse, giró la cabeza y apartó la mano, él frunció el ceño y apretó su barbilla.

“¿Odias cuando toco tu rostro?” (hombre desconocido)

“No quiero que… Es repugnante.”

Ella tembló como una hoja cuando vio su rostro y él obligó a sus ojos a encontrarse. Sus ojos (del hombre) resplandecientes de vida no eran mejores que los de un asesino. Ella tuvo que cerrar los ojos y tragarse un horrible chillido.

La mano del hombre agarró su chaqueta, profusamente decorada. Solo evitaba que se moviera, pero enfrentarlo era más y más aterrador que cualquier violencia.

El hombre susurró, respirando aire caliente en su oído.

“Eres mi novia. Terminarás aceptándome.” (hombre desconocido)

Los labios del hombre tocaron su frente. Al igual que la temperatura de su mano, también era cálida y suave, pero olía terriblemente a sangre. Quiso girar la cabeza para evitarlo, pero no pudo. Como él dijo, ella era su novia y terminaría aceptando al hombre.

Cuando los labios del hombre pasaron por su frente y tocaron los suyos, Su-ah soportó las náuseas y repitió como un hechizo. – ‘Es un trabajo elegido por sí mismo para Gasol*.’

(N/E: *No entendí que quiso decir, vamos a dejarlo pendiente a ver si desentraño el significado)

Pero no importa cuánto, este hombre le fuera odioso. Este hombre, su enemigo y esposo, tomó todo de ella. Si ni siquiera puede morir por su cuenta, entonces si tienes que estar con este tipo.

Solo los deseos autodestructivos permanecen fuertes en su desgastado corazón.

“Solo mátame.” (Su-ah)

Su-ah abrió los ojos después de esforzarse por sostener la mirada persistente del hombre.

 

* * *

 

“¡…!”

Pudo sentir los ojos de alguien en la habitación con la luz encendida.  Su-ah, quien saltó por reflejo, se puso rígida por la sorpresa.

Cómo y cuándo el hombre había entrado, había traído una silla frente a la cama y estaba apoyado contra ella con los brazos en la espalda.

Sintió que no estaba completamente despierta… El hombre frente a ella tenía el mismo rostro que el asesino que ella odiaba. Incapaz de creer lo que veía, Su-ah se frotó los ojos con el dorso de la mano y tartamudeó.

“Oye, ¿cómo entraste aquí?”(Su-ah)

No tuvo tiempo de pensar si tenía miedo de que esto fuera una extensión de su sueño o si tenía miedo de que Park Hwa-hee estuviera en su habitación en el medio de la noche.

Hwa-hee, que la miraba fijamente, luego miró el reloj en su muñeca con un gesto artificial.

“Te dije que definitivamente no tenías tiempo.”(Hwa-hee)

“¿Tiempo?” (Su-ah)

“¿No hueles algo?” (Hwa-hee)

“¿Un olor?” – Su voz era inusualmente baja.

Su-ah se dio cuenta de que sentía algo extraño mientras repetía sus palabras, que sonaban especialmente sin emoción en su distraída mente.

Un olor a quemado atravesó su nariz. Y la habitación estaba llena de humo.

‘¿Fuego?’ – En un instante ella recobró el sentido y miró alrededor de la habitación. Las llamas no se veían por ninguna parte, solo que la habitación estaba llena de humo. Salía humo del exterior de la puerta principal, no del interior.

“Oh, ¿dónde comenzó el fuego? …No, más que eso, el informe… Adelante. ¿Dónde está mi teléfono?”(Su-ah)

Su-ah se puso nerviosa frente al hombre que seguía sentado en la silla y la miraba tranquilamente. Luego se acercó a otras personas en el asilo de ancianos.

‘¡Primero tenemos que evacuar a los ancianos!’ – Ella estaba tratando de salir corriendo por la puerta con su teléfono celular en la mano, pero el hombre que se movió sin dejar rastro la bloqueó.

“Llegas tarde.” (Hwa-hee)

“¿Qué, qué?”

“No hay forma de salir de esta habitación. Todo el edificio ya está en llamas.” (Hwa-hee)

‘¿Es demasiado tarde?’ – Su-ah, que estaba parpadeando porque no sabía qué hacer con el sonido de la alarma, tosió por el humo picante. Una vez que comenzó a toser, sus pulmones parecían apretarse lo suficiente como para no respirar adecuadamente.

Hwa-hee se inclinó sobre sus rodillas y le susurró a ella, quien estaba tosiendo con la espalda doblada por el dolor.

“Desearía que me escucharas más temprano que tarde.” (Hwa-hee)

“Ahh, necesito evacuar a la gente…”

“Primero deberías preocuparte por ti misma.” (Hwa-hee)

El humo entraba tanto que el hombre que estaba justo frente a ella no podía verse correctamente.

Cansada y con una tos ronca, Su-ah se derrumbó debido a la falta de fuerza en sus piernas. Mientras jadeaba sin aliento, miró a su alrededor, y una luz roja revoloteaba como si la luz estuviera encendida fuera de la ventana.

Park Hwa-hee, que se frotó los labios como si se estuviera riendo, le susurró al oído:

“Entiendo por qué la muerte de Min Su-ah fue tan sucia la última vez. Se suponía que a serías asesinado por un pirómano que se topó contigo. Lo detuve, y en cambio las llamas están tratando de comerte viva.” (Hwa-hee)

“¿De qué estás hablando…?”  – Su-ah apenas levantó la cabeza y lo miró diciendo cosas terribles.

‘No sé cómo entró’, pero ella tuvo el presentimiento de que Park Hwa-hee se habría quedado observándola mientras ella dormía si Su-ah no se hubiera despertado… Tal vez hasta que las llamas la alcanzaran, como él dijo.

Estaba asustada y confundida.

‘¿Por qué este hombre vino hasta aquí a pesar de que sabía que había un incendio? ¿Por qué te ríes de mí en esta situación? ¿Qué hicieron los demás?’

El frío rostro de Park Hwa-hee se superpuso con la del hombre de su sueño. Sus ojos y expresiones eran similares a los del otro hombre que no había sentido sentimientos y simpatía por las personas… ‘No, era lo mismo.’

Su-ah se preguntó, tratando de despertar a la increíble realidad.

“… ¿Por qué estás aquí?”(Su-ah)

“Me llevaré a Min Su-ah”(Hwa-hee)

“¿Vas a llevarme contigo?”(Su-ah)

“No puedo dejarte en las llamas.” – Park Hwa-hee sonrió sutilmente cuando ella respondió. como si hubiera estado esperando para decir esto.


Nameless: Estoy confundida, no se si esta ultima parte es el sueño de Min Su-ah o es parte de la realidad, ella sueña que el un asesino y en esta vida el es un heroe que la salva, pero parece que tambien se encarga de la gente ‘mala’.

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: