Saltar al contenido
I'm Reading A Book

LRS 022

Capítulo 22

Estaba flotando en el aire, entre nubes blancas y pájaros. La sensación de volar era tan realista… Pero mientras despejaba el cielo con mis patas delanteras, de repente se volvió negro y un trueno retumbó, que extrañamente se parecía a la voz de Ahin… Pero era difícil de entender…

“Viví, si no despiertas ahora mismo, te voy a comer.”

¡¿Pero que?! Abrí los ojos cuando recibí esta terrible advertencia. En mi visión borrosa, vi algo rojo… Inmediatamente lo reconocí como los ojos de Ahin, a centímetros de mi cara.

<¡¡Argh!!>

No podía creer que tan pronto como me desperté, lo primero que vi fue el ojo de un depredador. Empecé a patear las manos que me sujetaban con las patas traseras, pero fue inútil.

Ahin, riéndose de mí, me puso en la cama. Traté de correr de inmediato, pero desafortunadamente, me había agarrado de las patas traseras.

“¿Por qué dormiste en el suelo?”

Con esa pregunta, me congelé. Miré a Ash, quien, recostada en la alfombra, desviaba la mirada.

“¿Ash te sacó de la cama?”

Me había ido por mis propios medios… Pero no pude responder, así que miré a Ahin con cautela. ¿Cuánto sabía sobre el efecto de las propias feromonas? Por la expresión de su rostro, no parecía saber lo que había sucedido anoche.

Sin reaccionar, me quedé mirando el colchón. Ahin, golpeando con impaciencia su dedo sobre la colcha, habló.

“Respóndeme.”

Sin otra opción, señalé a Ash y asentí. Lo siento, Ash, pero tuve que incriminarte esta vez.

“¿Verdad?”

Ahin preguntó sin emociones.

“En ese caso, tendré que castigarla.”

¡¿La va a castigar por eso?! Miré a Ahin apresuradamente. Tenía una sonrisa malvada en su rostro.

Mirando esa sonrisa, me acordé de la historia que había escuchado sobre cómo cualquiera que desobedeciera a su amo en el territorio de las panteras negras sería degollado.

<¡¡Espera!!>

“Ash tendrá que dormir en la habitación de Evelyn a partir de hoy.”

Uff. Aún así, fue un castigo injusto.

“Ash.”

Con el llamado de Ahin, la pantera, que no entendía el significado de las palabras pronunciadas, se acercó moviendo la cola.

<¡Ash, este no es momento para estar feliz!>

Tener que acostarse con Evelyn era demasiado cruel para ella. Sentí pena por Ash y mi expresión bajó.

Decidí tratar de sostener el dedo de Ahin y rogarle que reconsiderara, como lo había hecho en el pasado, pero cuando me giré hacia él, tuve que taparme los ojos con las patas.

<¡Oh!>

La razón era porque estaba un poco más desordenado que de costumbre. El problema era su bata de seda. Se había resbalado y la mayor parte de su torso sobresalía. Esta bestia debería haber olvidado el hecho de que los conejos también pueden ser animales peligrosos.

“Ah, ¿te gustó eso? Lo siento, no me di cuenta hasta ahora.”

<¡No!>

“¿Quieres que quite el otro lado también?”

Cualquiera que escuchara sabría que se estaba divirtiendo a mi costa. Un golpe en la puerta sonó a través de la habitación.

“Abre tus ojos.”

De ninguna manera iba a abrirlos. Sentí que me lastimaría el corazón. Mi cuerpo fue levantado en el aire, pero mantuve mis ojos cerrados a pesar de los repetidos susurros del demonio tentándome – “Vivi, Vivi”.

Después de ser retenida, sentí curiosidad. Después de haber dicho mi nombre más veces, terminé abriendo los ojos. Y justo en frente de mí…

“Señorita Liebre, Ahhh~”

Con la boca abierta para que pudiera ver su garganta, estaba Evelyn, justo en frente de mí. Ni siquiera sabía que había entrado.

<¡Argh!>

Estaba tan asustada que pateé a Evelyn en el ojo. Fue una mañana espléndida.

 

***

 

En un jardín tranquilo, con un hermoso paisaje y un puente sobre un lago, la madre de Vivi, Aven Labian, estaba tomando su té de la tarde, relajada con su taza en la mano.

Era un lugar aburrido, ya que no había nadie ante quien pudiera presumir. Así que esta vez había invitado a otras esposas nobles a la presente reunión.

“Escuché que la familia Grace organizó un baile hace unos días.”

La mano de Aven, que había estado sosteniendo la taza, se crispó cuando el tema se volvió hacia el clan de las panteras negras.

El territorio de las panteras negras era uno de los temas más desagradables para ella en este momento. Ya había enviado tres veces caballeros al bosque cerca de la frontera, pero ninguno de ellos había regresado para informar lo que vio.

¿Era esta frontera realmente tan peligrosa? Sin embargo, hasta entonces, muchos hombres-bestia liebre cruzaron la frontera y regresaron sanos y salvos.

“Pero escuché un extraño rumor sobre el baile.”

En muchos sentidos, la difusión de rumores era un arma utilizada por los nobles para aumentar sus rangos. La esposa que habló al respecto, Jeanne, sintió que los ojos de Aven estaban pegados a ella.

“Parece que al sucesor de la familia Grace le gustan mucho las mascotas. Llevó a su mascota como pareja al baile.”

“¡Oh Dios mío! ¿Llevó a la mascota al salón de baile?”

“Sí, lo escuché directamente de una persona que asistió. Sabía que era una familia cruel, pero también parecen tener pasatiempos extraños.”

Aven pensó que podría ser un rumor falso, pero también sabía que muchos nobles tenían preferencias excéntricas.

“Dado que es un hombre-bestia pantera negra, ¿la mascota era una pantera?”

“Bueno, en este punto la historia se puso rara, pero… No era una pantera, era una liebre bebé. Parece que incluso el líder de la familia Grace elogió al animalito.”

En ese momento, Aven dejó caer su taza al suelo, causando un pequeño revuelo. Su rostro estaba pálido. Jeanne la miró con ansiedad.

“Oh, Señora Labian, ¿está bien?”

“Se me escapó de las manos… Me disculpo por la confusión.”

Los sirvientes llegaron corriendo. Afortunadamente, el vestido no se había mojado demasiado, por lo que el proceso fue rápido. El ambiente volvió a la normalidad una vez que se limpiaron las piezas de porcelana y el líquido.

“Cambiando de tema, ¿escuchaste que el segundo hijo de la familia Polton se va a casar?”

Terminó el tema de las panteras negras y comenzaron a hablarse nuevos chismes. Aparentemente, se había puesto mucho esfuerzo en las invitaciones a la ceremonia, que tuvo a las esposas charlando alegremente. Aven mantuvo una sonrisa incómoda mientras movía las manos debajo de la mesa.

 

***

 

La fuente sobre la que recayó la sospecha fue el territorio de los lobos.

Las drogas se vendían en varios territorios. La región fronteriza entre los territorios de las panteras negras, los leones y los lobos resultó muy dañada por esto.

Durante las reuniones entre los clanes de leones y panteras negras, el tema se discutía con frecuencia. La alianza era fuerte y los dos clanes estaban tratando de resolver el problema juntos.

Rune, sentado a la mesa, miró a Ahin, que se veía aún más raro que de costumbre. Era como si sólo estuviera allí porque tenía que hacerlo.

Se balanceaba en su silla como si no estuviera allí. Desde el principio hasta el final de la reunión, miró al vacío con ojos vidriosos.

Desde que Rune puede recordar, Ahin había dejado en claro cuando estaba de mal humor o enojado, por lo que no solo el clan de las panteras, sino también el clan de los leones también pretendieron no notarlo a propósito, evitando el contacto visual con él.

“Estas drogas son un tipo de feromona que es exclusiva y adictiva. Si se usa con demasiada frecuencia, conduce a la muerte.”

“Recibimos información de los caballeros que custodian la frontera.”

Al ver que la reunión iba bien, Rune miró a Evelyn, de pie junto a Ahin. También se veía más raro que de costumbre hoy, con su cara estropeada por una gran marca rojiza por alguna razón. Rune, notando que sus ojos estaban hinchados, susurró.

“¿Qué le pasó a tus ojos?”

“Fui golpeado por una luchadora.”

Rune había pensado que el culpable era Ahin, pero inesperadamente, la respuesta dada en un tono serio indicaba que había peleado con alguien y había perdido. Rune, también en un tono serio, preguntó.

“…¿Una luchadora?”

“Ella es invencible, y encima no deja de entrenar estos días.”

“¿Es alguien famoso?”

“Ella es una maestra que pocas personas conocen.”

¿Se había enfrentado a alguien así? La técnica de esta persona debe haber sido poderosa, considerando que el área de hinchazón era muy pequeña, lo que indica un golpe preciso.

Rune volvió a mirar a Ahin. Todavía estaba inexpresivo, ni siquiera lucía su habitual sonrisa falsa.

Como para distraer su atención, Evelyn, que se había movido rápidamente, se apartó del lado de Ahin para colocarse detrás de la silla de Rune.

“Señor Evelyn, ¿qué está haciendo?”

El secretario de Rune, que había sido expulsado de su puesto, preguntó enojado.

“A veces hay que salirse del camino para sobrevivir.”

“Estamos en medio de una reunión. Este no es momento para bromas.”

Empujó a Evelyn con el hombro, quien susurró.

“Señor Restin, nunca bromeo. Mi vida está realmente amenazada en este momento.”

“¿Amenazada…?”

Después de escuchar el susurro, el secretario de Rune miró a Ahin.

Ahin probablemente no estaba de buen humor, a juzgar por su expresión. Si Evelyn cometió un error, no sería sorprendente que desenvainara su espada en el acto.

Pero el secretario de Rune, que no entendió esto, estaba molesto. Golpeó su hombro contra Evelyn.

“No te acerques demasiado, me estás tocando. Es desagradable.”

“No, señor Restin. ¿Cómo puedes decir cosas tan crueles cuando mi vida está en juego?”

“Eres alguien que solo piensa en el ‘hoy’ de todos modos.”

“Usted está equivocado. Soy un hombre bestia que siempre planea ver el amanecer al día siguiente~”

Su respuesta sin emociones hizo temblar al secretario de Rune. Pero luego se detuvo, y no fue porque Evelyn ganó la pelea.

“Lord Manionz”.

Los dos hombres-bestia, que se encogían de hombros, firmaron una tregua cuando resonó una voz profunda. Ahin, aún tendido en su silla, llamó a Rune. Los labios que no se habían movido durante toda la reunión se separaron.

“…Durante el baile,”

Cuando Ahin hizo una pausa, siguió un silencio incómodo. Rune se enderezó en su silla, nervioso. Ahin, quien volvió a abrir la boca, preguntó, hablando lentamente.

“… ¿Pasó algo fuera de lo común?”

 

Anterior            Tabla            Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: