Ya sabía! Era lógico, no todo en el subsuelo son piedras preciosas

Responder