Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 134 NATL

Episodio 134.

 

Todavía era antes de la puesta del sol, pero el interior de la Cima de Phoenix estaba en silencio porque toda la gente se había retirado antes de mi llegada.

Después de pasar por el tranquilo primer piso, subí al ascensor y llegué a la oficina del gerente de la sucursal en el último piso.

La oficina de Lumint era una vista familiar.

“Por aquí, por favor, Su Majestad.”(Lumint)

Yo tome el asiento de la cabecera, y Zed y Lumint se sentaron junto a mí, a ambos lados.

Helan puso el té en la mesa y lo repartió.

“¿Cómo está Su Alteza?”(Zed)

Tan pronto como dejé la taza de té, Zed me preguntó con cara de preocupación.

Ya debe haber oído de Lumint que Caín está a salvo. Pero debe haber estado muy preocupado. Yo también estuve preocupada por Zed hasta que lo vi.

“Lo está haciendo bien. Iba a venir conmigo hoy, pero la clase del profesor de etiqueta fue más larga de lo que pensaba, así que no pudo venir conmigo.”

“¿Clases de etiqueta? ¿Su Alteza se está adaptando bien?” – Zed se rió como si recordara a Caín, a quien le gusta correr.

“Estaba preocupada, pero Caín se está adaptando mejor de lo que pensé. Su maestra lo felicitó por aprender rápido.”

“Es un alivio que se esté adaptando bien cuando el banquete está a la vuelta de la esquina.” – Zed sonrió como si hubiera aliviado sus preocupaciones.

“…No queda mucho tiempo para que Caín aparezca frente a los nobles. Así que antes de eso, debo ocuparte de este tema más completamente.”(Ellie)

Con un rostro donde la sonrisa desapareció, le pregunté a Zed.

“¿Encontraste la evidencia?” (Ellie)

Zed también dijo, bajando las comisuras de su boca que se habían levantado.

“Sí. Hay dos noticias, una buenas y una mala al respecto.”(Zed)

“Escucharé mala noticia primero.”(Ellie)

“Excavé en la espalda de los mercenarios para de alguna manera encontrar evidencia del asesinato, pero no había evidencia para conectar a la joven Marquesa de Nacios.”

“Mmm…”

“Ella tomó prestado completamente la mano del Exduque Droitt y se movió, y una sirvienta sospechosa también vivió junto a él, en la mansión, mientras se preparaba el incidente.”

“Quiere decir que no hay testigos que demuestren que la doncella estuvo viviendo de la mansión.”(Ellie)

“Sí. Creo que será difícil castigar al Marqués Nacios por el intento de asesinato de la familia imperial”. – Zed habló con voz pesada como si fuera un desastre.

No importa cuánta evidencia fuera manipulada, tenía que haber algo de paja. Y Zed, que es muy consciente de ello, no pudo haberlo hecho mejor de lo que hizo.

Cariño, el hecho de que el resultado fuera así, a pesar de estar tan lejos, significaba que Lizzena se había encargado del trabajo a la perfección.

Apreté mis manos con fuerza sobre mis rodillas. Porque estaba resentida por no poder revelar el crimen de Lizzena, que intentó matar a Caín.

Es posible que no podamos revelar la verdad sobre el asesinato en primer lugar… Era lo esperado. Porque cuando desperté, ya todo estaba organizado.

Estaba resentida por la situación que no salió como quería, pero por supuesto que no tenía la intención de retirarme de aquí.

Incluso si el Marqués de Nacios no pudiera ser destruido inmediatamente, no pueden ser dejados como están. – ‘Ellos no dejarán que Caín se interponga en su camino.’

Así que les dije que se prepararan en otra dirección, en caso de que no pudieran encontrar pruebas.

“Entonces, ¿la buena noticia es que tienes otra evidencia?”(Ellie)

Desde que regresé al Imperio, el Marqués de Nacios ha estado temblando mucho y el Duque de Croft ha ido en ascenso.

Recientemente, el Duque de Croft regresó al Ministerio de Relaciones Exteriores y demostró que tuvo éxito en su regreso.

Además, la coronación de la Emperatriz y la coronación de Caín.

Y encima, Raymond concedió abiertamente a Caín el Palacio de Regulus.

Como resultado, el flujo de poder del Imperio abandonó naturalmente al Marqués de Nacios y se dirigió al Duque de Croft.

En esta caótica situación, era un paso natural que el Marqués de Nacios titubeara.

En los últimos seis años, la riqueza del Marqués de Nacios ha aumentado más allá de la imaginación solo con el salario del segundo al mando.

También era natural que hubiera una inmensa corrupción escondida detrás de él.

“Muchas pruebas inesperadas, así como aquellos que estuvieron expuestos a la corrupción, llegaron a mis manos.”(Zed)

A diferencia de hace un momento, cuando él se sentía miserable, los ojos de Zed ardían.

Arqueé las cejas con una mirada que parecía haber captado algo sorprendente.

“¿Qué es eso?”

Cuando Zed prestó atención a Lumint, Lumint me entregó algunos documentos y varios sobres de correspondencia.

Al recibir los documentos, abrí mucho los ojos.

“¡Esto es…!”

Porque la información que Lumint me dio no eran más que las pruebas relacionadas con el caso en la Cima del Desierto que llevó a mi padre al banquillo.

Los detalles del plan preliminar del Marqués Nacios, que invirtió el capital inicial en la Cima del Desierto, y la correspondencia que el Marqués Nacios intercambió en secreto con el Duque de Droitt.

Y la ubicación de la caja fuerte, que se realizó en forma secreta, se ocultó en la tierra abandonada del conde Barten, el hermano menor del Marqués de Nacios.

“Cómo pudiste…”

‘Esta no era solo información que podía ser conocido solo porque estabas alineado con el Marqués de Nacios… No, no es algo que se pueda conocer; estas eran pruebas concretas para probar un crimen.’

‘Él es el único que puede tener esto*…. Pero él ya está muerto…’

(N/E: se refiere al Exduque de Droitt.)

Miré hacia arriba pensando en una persona.

(N/E: ¿Están imaginando lo que yo?… Jeremy encontró la caja fuerte…)

“Droitt te envió esto, ¿no?”

“Sí, así es. Estas son las evidencias que el Duque de Droitt, quien visitó la Cima hace dos días, nos entregó en persona.”

“Oh…”

Tuve una buena suposición. – ‘Pero, ¿por qué diablos me diste esto?’

Si encontró tanta evidencia, lo correcto era entregársela al Emperador.

Jeremy no era mi subordinado como Lumint y Zed.

 

<“El Ducado de Droitt ha vivido como un súbdito leal del Emperador hasta ahora. Pero esta vez, voy a vivir como un súbdito de la Emperatriz, no del Emperador. De todos modos, soy una herejía, ¿o no puedo ser tan valiente? “>

 

Me vino a la mente lo que me dijo en el Palacio de la Emperatriz. Pensé que era una broma por su sonrisa, pero ‘¿eran palabras sinceras?’

“Jeremy…”

‘¿Cómo debo pagar las deudas que te debo?’

Siempre estuve agradecida y apenada por la ayuda que me brindó en mis momentos más complicados.

Volví a mirar hacia abajo a la evidencia, prometiendo pagar esta deuda algún día.

Esto no solo permitirá privar al Marqués del título de Marqués de Nacios, sino que también hará posible confiscar todas sus propiedades.

Es una pena que no podamos matarlo, pero podemos convertirlo en una montaña que este casi muerta.

“Entregaré todo esto directamente a su Majestad.”

 

* * *

 

En el momento en que Elijah tenía la evidencia en sus manos, Raymond se dirigía al Palacio Imperial. Fue porque tenía algo que decirle a Elijah sobre el trabajo de Caín.

Sin embargo, Raymond dejó de caminar justo antes de llegar al Palacio de la Emperatriz.

“¿Su Majestad?”(criado)

De repente dejó de caminar, así que le preguntaron, pero Raymond solo suspiró profundamente.

Era la primera vez que vería el rostro de Elijah después de ser rechazado con frialdad por ella.

Al día siguiente, le envió su regalo favorito con una carta porque lamentaba no poder entender su mente, pero ella no respondió.

Por supuesto, ni siquiera vino a verlo.

 

<<“Una vez más, si me obliga a sentir los sentimientos de Su Majestad, abandonaré el asiento de la Emperatriz en cualquier momento”>> (Cap. 131)

 

Dudé sabiendo que no había mentira en sus palabras.

No, estaba asustado.

Me temo que Elijah me dejará de nuevo.

Al ni siquiera enviar una respuesta significa que ella estaba firmemente enojada con él.

“¿Debería regresar? ”

Lo que le dirá a Elijah hoy es sobre la escolta de Caín. Era una historia que podía transmitirse completamente a través del mayordomo principal. Sin embargo, vine aquí porque extrañaba a Elijah y Caín.

“… Es mejor volver.”

Estaba desesperado por verla – ‘pero ahora, como dijo Elijah, solo estoy pensando en mis sentimientos.’

“Voy a dar la vuelta ahora.”

Cuando Raymond se dio la vuelta, la voz de Caín se escuchó no muy lejos.

“¡Pailin, quiero jugar allí!”

(N/E: ¡No por Dios! Ray, please recuerda… recuerda… ¡Leah Pailin…! ¿O será que es otra Pailin?)

Cuando giré la cabeza, vi a Caín y a la doncella que salían del Palacio.

Caín, que corría hacia el jardín de flores frente al Palacio de la Emperatriz, se detuvo impotente ante Raymond.

“…Veo a Su Majestad, el Sol del Imperio.”

En el momento en que Raymond y Caín parecían avergonzados el uno por el otro debido a la inesperada reunión, la criada hizo una reverencia rápidamente.

Reymond, que recobró el sentido ante la voz de la criada, se acercó a Caín con una tenue expresión.

No podía regresar ahora, que se encontró con Caín.

Caín, que estaba parpadeando lentamente, inclinó la espalda cuando Raymond se acercó.

“Veo a Su Majestad, el Sol del Imperio.”

En pocos días, el gesto de brindar cortesía fue mucho más tranquilo, si bien la velocidad de aprendizaje fue inusual.

“Levanta la cabeza.”

Cuando levantó la cabeza, los ojos de Raymond y Caín se encontraron como si lo hubieran esperado.

“….”

‘Ojos negros que se parecen a los suyos.’

Pero por alguna razón, Caín tenía miedo de los ojos de Raymond. A diferencia de mi madre, él tenía una mirada dura cuando me mira.

‘Tengo miedo.’(Caín)

Tal vez porque mi madre no estaba alrededor, Su Majestad, Raymond, me puso incómodo. Mientras intentaba bajar la mirada, el rostro de Raymond, que no tenía expresión, mostraba una pálida sonrisa.

Y una gran mano tocó la cabeza de Caín.

“Eres muy rápido aprendiendo la etiqueta. ¿No fue difícil?”

El toque de acariciar su cabeza fue tan suave que Caín no miró hacia abajo y miró a Raymond y respondió.

“No, estoy bien.”

Raymond se sintió extraño cuando la atmósfera del niño, que parecía evitarlo de inmediato, se calmó.

Caín, quien no evitó su toque, se sintió extraño y su sedoso cabello que rozaba la palma de su mano se sentía extraño.

Raymond, que había estado acariciando a Caín durante un largo tiempo, se acercó sintiéndose incompatible.

“Pero Caín… ¿Adónde fue tu madre y salió sola?”

“Oh, mi madre salió a hacer negocios fuera del Palacio Imperial. Así que cené solo hoy.”

“¿Fuera del Palacio Imperial?” – Las cejas de Raymond se levantaron un poco.

Eso es porque a la Emperatriz no le dijo de antemano que saldría del Palacio Imperial.

Raymond giró hacia la criada y preguntó.

“¿La Emperatriz fue al Ducado?”

“Esto es… Ella no dijo a donde iría.”

Raymond estrechó la frente.

Considerando la respuesta que dijo la sirvienta, parecía que no fue al Ducado. Bueno, si hubiera ido al Ducado, no habría dejado atrás a Caín.

‘¿A dónde fue ella?’

Raymond se puso ansioso sin razón alguna, entonces los ojos de Caín y sus ojos se encontraron.

Caín se escabullo de su mirada, quizás porque su rostro, que estrechaba la frente, daba miedo.

Raymond, que rápidamente perdió la expresión, se aclaró la garganta.

“¿Entonces saliste a jugar solo?”

“Si… estoy aburrido.”

‘No era divertido jugar con rompecabezas sin una madre.’

Caín miró alrededor del gran jardín de flores. – ‘¿Debo elegir una flor y hacer un anillo de flores?’

En ese momento, cuando el niño pensaba en que debía dárselo a su madre, una voz baja penetró el oído de Caín.

“¿Quieres pasar el rato conmigo?”

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: