Saltar al contenido
I'm Reading A Book

❀۰SMDV۰✿ – Capitulo 56

Picnic (2)

Su rostro está sonrosado como si ya lo estuviera esperando. Al ver eso, Roselia naturalmente también estaba feliz.

“Ain. ¿Hay algo que quieras comer en un picnic?”

De repente, la mirada de Roselia se quedó fija en Ain. Cassius, junto a él, parecía haber sido olvidado.

El Duque Cassius casi dejó escapar un suspiro de decepción ante esa acción aparentemente natural. De cualquier manera, Roselia y Ain estaban emocionados y continuaron su conversación sin preocuparse de su silencio.

El Duque Cassius se sintió ofendido por ser olvidado, por lo que pensó dejar salir un suspiro pesado y sonoro para que… Pero lo soportó.

Porque el objetivo de Cassius es mejorar su relación con ella. Para hacer eso, tiene que ser lo más amigable posible.

─────♡◦♡◦♡─────

Roselia se despertó muy temprano en la mañana para prepararse para el picnic. Permaneció ocupada durante mucho tiempo.

Ya he echado un vistazo al lugar dónde iremos de picnic. Hay un árbol en el jardín que se dice que tiene unos 500 años, y las ramas se extienden amplias sobre las fuertes raíces del árbol, por lo que crea una vasta sombra sobre el suelo.

Ella tiene la intención de realizar el picnic allí.

Si no hubiera sombra, podrían mandar a colocar una carpa, pero quiere ver claramente el paisaje, ver más que solo un pequeño jardín de flores, es mejor estar frente a la brisa fresca, sentados bajo la sombra creada por la naturaleza.

Era un poco antes de la hora del almuerzo la hora que los tres escogieron para hacer el picnic juntos en el jardín. De ese modo, después de charlar un rato, planeamos almorzar en el jardín.

La primera en llegar fue Roselia. En sus brazos lleva una cesta de mimbre que contiene una lonchera colorida y muy surtida.

Como es tradición, si no traes comida para la hora de comer, no sería un picnic.

Poco después de que dejó su cesta, llegó el Duque Cassius. Lleva una camisa ligera y pantalones cómodos.

“Parece más un picnic de lo que pensé”.

Dijo el Duque Cassius, mirando a su alrededor con vivacidad.

No pensó ni estuvo tan interesada en su estado de ánimo al respecto, pero inevitablemente las comisuras de su boca comenzaron a subir cuando él respondió positivamente.

“Gracias a ti, estoy teniendo este agradable momento”.

No era solo por el estado de ánimo de Roselia. ¿Por qué me hablas tan afectuosamente? Como si no fuera el Cassius que ella conocía, él continuó hablando amablemente.

Cuanto más lo hacía, más confundida estaba ella por no saber cómo reaccionar.

Roselia todavía se ponía nerviosa cuando veía al Duque Cassius. Su cuerpo se sentía tenso y se apretaba constantemente las yemas de los dedos sin saberlo.

Él, quien notó su comportamiento, habló primero.

“El clima es agradable hoy.”

No fue un saludo especial, pero la expresión del duque Cassius al decirlo parecía demostrar que era algo muy significativo.

Fue un instante en el que su sonrisa suave, su tono amistoso e incluso su cabello corto dorado cenizo meciéndose con la suave brisa se sentían diferentes de antes.

“Mamá. Creo que deberíamos salir más de picnic”.

Ain, que ya había llegado, saludó a Roselia con una brillante sonrisa.

“¿Lo crees?”

Roselia está orgullosa y sonríe ampliamente. Era diferente en tamaño a la sonrisa que acababa de hacer para Cassius.

Y la única persona que no se dio cuenta de eso fue ella misma.

“La próxima vez iremos muy lejos”.

“Sí. ¡Bien!”

Ain agarró la mano de Roselia y agitó los brazos con entusiasmo. Pero no sabía que lo hace para jactarse de Cassius que está detrás de él.

“¿Les gustaría tomar asiento?”

Ante las palabras de Cassius, Roselia y Ain se sentaron cerca de él.

“¿Entonces qué debemos hacer ahora?”

Tan pronto como se sentaron, los ojos de Cassius y Ain se volvieron hacia Roselia.

Se acababa de sentar y ya inició el momento en que Roselia se puso nerviosa por un presentimiento no muy agradable cuando ambos la miraron dudosos.

“¿Qué sueles hacer cuando vas de picnic?”

“Sí. Mamá. ¿Qué haces en tu salida?”

“Ah…”

Ante la curiosa pregunta de Cassius y Ain, Roselia se queda momentáneamente sin palabras.

Cada vez que esto sucedía, me volvía a dar cuenta. El hecho de que los dos no conozcan una cantidad sorprendente de lo que significa llevar una vida normal y cotidiana.

Los dos piensan que hay algo así como unas reglas o un tipo de comportamiento a seguir, tal como a lo que Ain y Roselia dedicaron su tiempo libre para hacer diferentes actividades.

Sin embargo, ella no tiene grandes planes para la salida de hoy, menos para cumplir con sus expectativas. Roselia, que había estado sonriendo con fuerza todo el tiempo en medio del incómodo silencio, echó la cabeza ligeramente hacia atrás.

Bajo el cielo despejado y refrescante, con la sombra adecuada, la brisa fresca e incluso la aparición de las flores en plena floración ante tus ojos. Todos los requisitos para un picnic perfecto estaban completos.

“…”

Sin embargo, hay cuestiones que no tuvo en cuenta al imaginarlo. Por ahora todos se quedan quietos y no tienen nada que decirse. Roselia abrió los labios un par de veces y trató de hacer preguntas para mejorar el ambiente, pero extrañamente, la conversación se cortó rápidamente.

Solo hubo un silencio y una mirada incómoda entre los tres. Al final, Roselia, incapaz de soportarlo, abrió la boca como si extrajera la última opción disponible.

“La cesta de almuerzo… ¿Vamos a comer?”

Necesitaba algo para hacer en este momento. Una de las opciones definitivamente es tomar algo para comer.

“¿Es eso así?”

“Sí. Comamos.”

Tan pronto como llegó la respuesta, Roselia rápidamente sacó la lonchera de la bolsa de la canasta. Desde ensaladas hasta bocadillos y frutas. Es una lonchera simple pero versátil.

Cassius le dio un mordisco al sándwich sin dudarlo.

“Es delicioso. Son los mismo ingredientes de ayer, pero estar aquí así hace que se sienta novedoso y fresco”. Cassius murmuró en voz baja mientras se comía su lonchera.

Fue una reacción natural que los ojos de Roselia se abrieran espontáneamente ante sus palabras. Hoy, Cassius pronunció muchas palabras amables, como si buscara un motivo, cualquiera, para elogiar.

Era algo desconocido e incómodo de ver, pero inevitablemente, las comisuras de mis labios se levantaron agradablemente.

 

Anterior Traducciones Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

¡¡Ahhh!! Sisisisi ¡¡Que viva el amor!!! ♥️ Okno 😆 el duque y Roselia apenas se están acercando y ya yo estoy toda emocionada 😅… Muchas gracias por traernos cada cap con una bellísima traducción de esta encantadora novela 🥰

Responder

Que bonito, busca su aprobación.

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: