Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 49 – EBNET

EBNET

“¡Ah! ¡Tal vez entonces!”

Hemming parecía estar pensando lo mismo que ella.

Se levantó de un salto, apretó los puños, como si hubiera descubierto algo grandioso.

La olla que estaba encima de su cabeza estaba temblando y tambaleándose.

“¡Allá! Cuando el lobo se apresuró a atacarnos, ¡este huevo explotó magia!”

¡Gracias a eso, los monstruos no pudieron correr hacia nosotros! ¿Podría ser la causa cuando lanzó ese hechizo?

De hecho, vio como el poder en el huevo por nacer los protegió porque estuvo allí presente.

Quería ayudarnos, pero…

Como si ya hubiera llegado a esa conclusión, Hemming le preguntó a Allen con lágrimas en los ojos.

“Creo que puso demasiado esfuerzo en protegernos. ¡Oh Dios mío, qué le pasará ahora!”

Como si ya fuera demasiado tarde para salvarlo, la voz de Hemming era demasiado ronca.

“Tiene que haber una manera. ¡Esta vez tenemos que protegerlo! Allen, ¿tú puedes?”

“Ah, no hay nada que yo pueda hacer en este momento”.

“¡Por favor debes salvarlo, salva a nuestro…!”

Desde cuando este huevo de dragón se ha convertido en ‘nuestro familiar’, no lo sabía con certeza, pero la voluntad de Hemming parecía decidida.

“Okey. Ya sé. Vigilemos toda la noche. Pero más que eso, seremos solos nosotros dos, Kalia no debe.” Dijo Hemming.

Allen, quien dejó el estetoscopio y el medidor de ondas mágicas, giró su cabeza para mirarlas a las dos.

Como si hubiera estado conteniendo las palabras que quería decir, suspiró y abrió cortésmente sus temblorosos labios, pero preguntó con voz firme.

“¿No pueden simplemente ir a lavarse ahora?”

“¿Eh?”

“… ¿Pueden?”

Ante las palabras de él, las dos mujeres se miraron una a la otra.

Sus ropas estaban enredadas con hierba y tierra, y sus cabellos estaba enmarañados.

Por encima de todo, la falda de Kalia cubierta con la sangre de un monstruo era incluso más extraña.

‘… ¿Qué es ese olor apestoso aquí dentro?’

‘¿Es este el olor de nuestro cuerpo?’

No, ¿cuándo empezaron a oler así?

Como si no pudieran confiar la una en la otra, Hemming y Kalia, se empujaron contra el cuerpo de la otra y se olieron mutuamente.

“Ustedes dos no huelen nada bien. Si ya terminaron, ¿qué tal si se van a lavar ahora, señoras?” Dijo Allen, tapándose la nariz con gracia como para demostrar la fuerza del mal olor.

Sonrió alegremente como si ambas estuvieran en problemas, y rápidamente las empujó al baño.

“Lávense bien, las dos. ¡La higiene ante todo!”

“Bueno, supongo que nuestro olor es lo suficientemente malo como para amenazar nuestra higiene.”

Kalia estaba un poco aturdida, pero rápidamente asintió y desapareció en el baño.

  ━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━

Después de tomar un baño en agua tibia, Kalia y Hemming regresaron a su habitación, incapaces de superar la molestia de Allen que las ahuyentó.

“Todavía estoy preocupada. ¿Debería echarle un vistazo al huevo?” Desde que lo traje, tenía miedo de pensar que yo era la responsable.

Estaba acostada en la cama con la cabeza en la almohada con el pelo aún húmedo.

Después de eso, realmente no puedo recordar nada.

Cuando me desperté, ya era temprano en la mañana, ¿cómo es que brillaban mis ojos con tanta intensidad?

Probablemente se debió al hecho de que el cuerpo, que no había podido hacer largas caminatas, y mucho menos ejercitarse adecuadamente, ayer se movió activamente después de pasar mucho tiempo bajo la sobreprotección de Allen y Hemming.

Kalia, que se despertó muy renovada después de mucho tiempo, se levantó de su cama dispuesta a vencer nuevos desafíos el día de hoy.

Ha sido muy difícil para mí todo este tiempo, pero ayer me moví un poco, así que esta mañana me siento diferente.

Kalia, que estaba a punto de dirigirse al salón donde trajeron el huevo, se detuvo.

Emocionada, después de oler su cuerpo, reflexionó por un momento, luego simplemente entró al baño.

‘Por si acaso. No vaya a ser que…’

Después de lavarse el cuerpo, Kalia fue directamente al salón.

Me desperté tan temprano que todavía no había amanecido completamente, incluso después de haberme lavado durante un buen rato.

Se despertó horas antes de la llegada de la Sra. McKenna.

‘Oh, ahora que lo pienso, eso sucedió ayer, así que tendré que llamarla hoy para decirle que puede tomar un descanso. No he podido hablar con ella sobre eso desde ayer.’

Kalia pensó con naturalidad y abrió la puerta del pequeño salón.

Y en el momento en que entró, Allen, que había estado cuidando el huevo como si no hubiera dormido en toda la noche, levantó la cabeza.

En un instante, ella dejó de caminar. Es porque su expresión era aterradora.

“Allen”.

“Señorita Kalia”.

“¿Ni siquiera has dormido?”

Ella le preguntó apasionadamente al ver su tez apagada, y él levantó la mano y se lavó la cara en seco.

“Es porque no está bien. La ola de poder se está debilitando. Afortunadamente, la temperatura no bajó más, pero… Pero va a empeorar aún más si sigue así. Parece que necesitamos inyectar energía de inmediato”.

Ante las palabras de Allen, Kalia, que se había acercado al huevo, extendió la mano y lo tocó.

‘Es una medida temporal, pero… No estaría de más intentarlo.’

La habilidad con la espada del Maestro de la espada también tenía un poder similar a la magia.

Aunque no ejercía una gran y elaborada cantidad de poder mágico como los magos, su habilidad con la espada era tan destructiva como la magia.

Kalia recitó cuidadosamente la magia como si reuniera energía de espada en su palma.

Al igual que cuando se envuelve una espada, la magia azul se envolvió alrededor del huevo.

Lentamente, pudo sentirlo absorbiendo la magia.

Poco a poco, recibió y comió poder mágico, pero en un momento tomó de su magia como si estuviera bebiendo agua después de estar en el desierto.

Kalia se tambaleó por un momento ante la sensación de que el poder mágico le estaba siendo succionado.

“¡Señorita Kalia!”

Ella levantó la otra mano como si estuviera bien.

Él devoró sus poderes mágicos y se los comió, pero no era algo que ella no pudiera manejar.

Si tenía hambre o no, lo absorbió bastante bien.

Kalia le dio otras decenas de segundos y luego cortó el suministro de poder mágico.

‘Ya no es tan difícil. Si comes mucho a la vez, limitarás mi reabastecimiento’.

Kalia murmuró su corazón interior hacia el huevo.

Luego, el pequeño dragón en el huevo reaccionó sacudiendo su cuerpo. Fue algo extraño.

Aun siendo incapaz de abrir los ojos, se retorció y se movió, Kalia llevó la frente hacia el lado donde podían mirarse sus alas y vio como comenzó a retorcerse.

Era como si él supiera que ella le proveía de calor y lo cuidaba.

Y justo en ese momento, el bebé en su vientre comenzó a patear, temprano por la mañana. Resultó que ambos eran muy audaces.

“¡… Estos chicos!”

Podía sentir a estas dos pequeñas criaturas retorciéndose bajo su toque y calor, pero Kalia sintió que había algo más.

El dragón dentro del huevo gimió y tembló como si tuviera hambre.

Kalia, que lo estaba mirando en silencio, abrió la boca hacia Allen.

“Necesito visitar el Castillo del Señor de estas tierras, Allen”.

Parecía que tenía que contactar con la torre de magos.

Incluso un día antes de ser posible.

  ━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━

‘… Un desgraciado así.’

Debajo de las cortinas opacas que bloquean la luz del sol.

Las groseras palabrotas estallaron entre los labios del hombre que yacía en el sofá con el cuerpo medio tirado en el suelo.

‘… Debe haber un Rey de las Hadas allí.’

Levantó la cabeza caída mientras se frotaba la frente ensombrecida.

Sus ojos fríos se quedaron mirando los pequeños cadáveres que yacían en el suelo.

Anoche, a todos los espíritus que cantaban canciones pidiendo la libertad, les arrancaron el corazón y los convirtieron en cascaras vacías.

Incluso el cuerpo restante se transformaba en tierra y viento las estaba desapareciendo.

Los espíritus y las hadas son similares, pero siguen siendo criaturas de bajo nivel.

Aunque los espíritus solidifican la magia en sus corazones como las hadas, no son lo suficientemente fuertes para pasar por la ‘disecación‘.

Además, la mayoría de los espíritus eran demasiado pequeños.

En términos del poder reunido en esos pequeños corazones, hubo muchos casos en los que eran peor que cualquier otra hada de bajo nivel.

Por supuesto, los espíritus de cuatro elementos que manejan los magos espirituales son una historia diferente.

Borf miró los cadáveres de las hadas, convirtiéndose en polvo y viento con ojos indiferentes.

Anoche, la sombra del Rey de las Hadas apareció de repente y cruzó por su mente.

“Eres un hombre sospechoso”.

Incluso cuando lo conoció por primera vez, Borf no tenía idea de que él era el Rey de las Hadas.

No estaba cubierto por la luz característica del hada, y no era que tuviera otras hadas para protegerlo o ayudarlo.

“¿Eres un humano que entró al bosque por error?”

Un hombre que estaba solo con un atuendo cómodo y sencillo lo miraba con indiferencia.

Su apariencia, cuya edad era difícil de determinar, brillaba hermosamente en medio de la oscuridad de tono negro.

Sus enormes hombros y su espíritu majestuoso como un guerrero eran inusuales, pero en cierto modo también era ordinario.

Lo único extraño era que estaba parado con tanta indiferencia en medio de este oscuro bosque de hadas.

Con los brazos cruzados y los hombros ligeramente apoyados en un árbol, miró a Borf y su grupo cuando ingresaron por la entrada del bosque con ojos aburridos.

Era como si estuvieran mirando a los que irrumpieron en el patio de su casa, con ojos agudos y vigilantes.

Asustaba mucho.

Después de haber dejado de caminar, Borf miró al hombre.

“¿Hada? ¿Hubo alguna vez un hada guardiana en este bosque?”

Las hadas guardianas solían vivir en el bosque base principal. A veces había docenas de ellos y a veces había uno o dos seres poderosos, pero esa era la historia de cuando estaban en un bosque base.

El Bosque de Hadas de Luah era solo una pequeña ramificación del Bosque de Hadas central.

También había varias hadas y espíritus residentes, pero solo eran alrededor de 1,000 habitantes.

Entonces, ¿cómo podría existir un ser tan gigantesco entre ellos?

Mientras miraba los ojos del hombre con aspecto de bestia salvaje, Borf sintió un dolor punzante en un lado de su corazón.

La energía que se arremolinaba como si quisiera escapar y el latido de su corazón que parecía drenar sus vasos sanguíneos preparándose para huir.

Fue en ese momento.

Los ojos del hombre extraño brillaron inusualmente.

“Tienes una energía en ti que no deberías tener. Y ese niño de la túnica negra detrás de ti también”.

Presionando él mismo su corazón hacia abajo, Borf lo fulminó con la mirada.

En ese momento, una luz deslumbrante fluyó de todo el cuerpo del hombre y ahora sus piernas temblaban.

Ser capaz de liberar tanto poder.

No tiene un aura de hada ordinaria.

Una fuerza tremenda que ninguna criatura viviente inferior se atreve a exudar.

Borf solo se había encontrado con una situación similar una vez cuando era muy joven.

Incluso entre las hadas, y los seres vivos más elevados.

Esa energía que solo él era capaz de sentir.

Rey de las Hadas.

Ese hombre debe haber sido el mismísimo Rey de las Hadas.

De repente, en el momento en que vi la enorme lanza sostenida en la mano del hombre, tuve una intuición.

‘Morir.’

Si no se escapa de aquí ahora mismo, lo más probable es que perezca allí mismo.

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (5)

Muchas gracias por el capítulo, siempre estoy atenta a qué salga 😘😁

Responder

Primero que nada,muchas gracias por traducir esta hermosa novela, no la podía encontrar por ninguna parte y aprecio el tiempo que se toman para hacer esto 🥺💖

Solo una duda, hay un día en especifico en el que actualizan??

Solo para estar pendiente,se quedo buenísimo todo xd

Responder

se actualiza los sábados, con excepción de esta semana que será el lunes

Responder

Muchísimas gracias por resolver mi duda <3

Responder

y debio haberlo matado, ese desgraciado debio haber muerto, en manos del Rey de las Hadas

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: