Saltar al contenido
I'm Reading A Book

CEQ – Capítulo 1

Templo de Elnure

El cielo parece como si fuera a llover pronto. El cielo está cubierto de nubes oscuras y el aire es muy húmedo. Esta vez, parece que lloverá durante mucho tiempo.

“¿Por qué no dejas de mirar al cielo y empiezas a guardar las mantas?”

“… Lili, ¿crees que ese cliente vendrá hoy también?”

“¿No viene siempre cuando llueve? Por cierto, ¿cuándo vas a referirte a él por su título?”

Hay una breve pausa antes de que Lili comience a regañar de nuevo. Se los estoy diciendo; Lili no puede manejar bien una broma.

Me río y ella se encoge de hombros. Mientras tanto, estaba ocupada ordenando la ropa que colgaba del tendedero.

“Pero es un cliente. Él financia nuestro templo, lo que nos permite tener suficiente dinero para alimentar a la gente en el templo”.

“… Tú, si dices eso frente al Sumo Sacerdote, él te volverá a castigar”.

Lili me niega con la cabeza. Ya he dicho esto antes, y el Sumo Sacerdote me agarró y me echó un castigo por irrespetuosa.

Miro de nuevo al cielo y empiezo a quitar las mantas y amontonarlas en el cesto de la ropa que está en el suelo.

Mi cuerpo continuó la acción simple y repetitiva de recoger la ropa y ponerla en la canasta. Mi cabeza ya está llena de preocupaciones por el invitado que llegará al templo en unas horas. Si cometo otro error hoy, realmente podría morir.

Aunque he muerto una vez, no quiero volver a morir.

No hay nada especial en mí, además del hecho de que vine aquí con el recuerdo de mi vida anterior. Sabes de qué estoy hablando. O debes haber escuchado a qué me refiero. Una joven pasaría a otro mundo como la villana de la novela o terminaría como una aristócrata insignificante de una familia noble.

Ahora, algunas de ellas pueden optar por vivir en silencio y evitar sus destinos de muerte, mientras que otras intentarían ganarse al segundo protagonista masculino. Pero yo no pude elegir ninguna de las dos opciones.

Crucé a este mundo porque morí en mi camino de regreso a casa después de hacer mi tarea en la biblioteca. Estaba tan cansada como un zombi cuando doblé la esquina hacia un callejón oscuro y choqué contra un coche que no redujo la velocidad.

¡Todo esto sucedió por esa estúpida tarea! Incluso si muero, la vida continúa. No importa cuántas tareas completé, siempre habrá más. Si muero, entonces la culpable es toda la tarea que he recibido.

Por supuesto, el coche que iba a exceso de velocidad en el callejón oscuro también tenía la culpa. Pero la razón principal por la que permanecí en la biblioteca hasta que oscureció fue por mi tarea. La tarea es la fuente de todos los males. Me obligó a quedarme despierto hasta tarde todos los días y puso en peligro no solo mi salud sino también mi vida.

De todos modos, cuando abrí los ojos por primera vez aquí, estaba sufriendo de hambre. Mi ropa estaba hecha jirones y no tenía un guardián a mi alrededor. Ni siquiera tenía casa. Así es, poseía el cuerpo de una huérfana sin nombre que estaba a punto de morir.

Al igual que todas las ficciones románticas que leí cuando estaba libre de hacer los deberes, atravesé las dimensiones. Pero no me impresionó porque estaba en muy malas condiciones físicas.

Tan pronto como crucé, enfrenté el peligro de ascender al cielo nuevamente. Pero esta vez, será por inanición. Vagué como un zombi y busqué comida durante días. El cuerpo que poseía todavía era joven, así que apenas tenía fuerzas.

Pasé junto a extraños durante días mientras mi condición física se deterioraba. Pronto, me caí frente a la entrada de un callejón después de buscar comida durante más de cuatro días. Parecía que este callejón sería mi cementerio.

No sabía el nombre original de la persona que poseía, pero esa niña probablemente había muerto antes de que yo poseyera su cuerpo. Mientras comenzaba a perder el conocimiento, oré por ella y por mí, esperando que ambas llegáramos al cielo a pesar de que la vida no había sido amable con nosotras.

Entonces, como si mi oración hubiera sido escuchada, el Sacerdote de un templo cercano me encontró agonizando en el callejón y me llevó de regreso a su templo. El Sacerdote oró junto a mi cuerpo enfermo durante varios días. Incluso personalmente me alimentó con gachas.

Gracias a sus esfuerzos, logré sobrevivir. Él me dijo que podía quedarme en el templo si no tenía a dónde ir. Aunque era atea, inmediatamente respondí: “Creo en Dios”. Dije esto porque decidí quedarme en el templo.

Como resultado, pasé los siguientes 13 años de mi vida en el templo. Cuando le dije al Sacerdote por primera vez que creía en Dios, simplemente se lo dije para poder quedarme allí y sobrevivir. Pero después de quedarme aquí por un tiempo, me di cuenta de que Dios realmente existía. No digo esto porque soy una creyente devota, sino porque realmente había un “Dios”. Algunos de los sacerdotes más capaces del templo podían usar el poder divino para curar a la gente.

El templo al que entré se llamaba “Elnure”. Era un templo muy pequeño, por lo que había menos creyentes devotos y, como tal, menos sacerdotes que tuvieran la capacidad de curar. A pesar de que había visto a los sacerdotes aquí curar a personas con sus poderes divinos, era un espectáculo poco común. Además de curar a los heridos, Elnure participó en muchas actividades de bienestar, como acoger a los huérfanos, criarlos y brindarles educación gratuita. Todas estas actividades fueron financiadas por la ayuda que recibimos del Imperio.

Viví una vida pacífica. Aunque me faltaban otros lujos en muchos sentidos, no pasé hambre y fui bien educada gracias al templo. El idioma aquí era relativamente difícil, así que me costó mucho aprenderlo. Aun así, todavía permanecí muy cerca de los huérfanos, esto era especialmente cierto cuando se trataba de Lili, mi amiga de la infancia. Conocí a Lilli cuando me uní al templo por primera vez y hemos sido compañeras de cuarto durante más de 10 años.

Viví así hasta la ceremonia de adultos en el invierno cuando cumplí 17 años. El Sacerdote que me llevó al templo me preguntó cómo quería vivir mi vida futura. Dijo que podía optar por dejar el templo para seguir mi propia carrera o quedarme en el templo y convertirme en sacerdotisa.

El Imperio en el que vivo estaba en una era pacífica y próspera. La gente creía que era más rentable salir y comenzar su propio negocio que recibir un pequeño salario del templo. Debido a esto, con la excepción de Avenell, el resto de los templos del Imperio eran inestables.

En tales circunstancias, naturalmente prometí quedarme en el templo. No quería vivir una vida difícil al aire libre, ni tenía la voluntad de hacerme rica a través del trabajo duro. Solo quería vivir una buena vida aquí. Además, quería ayudar al Sacerdote Timotheo, el hombre que me acogió cuando me estaba muriendo.

Entonces, celebró una ceremonia de bautismo para que yo me convirtiera oficialmente en Sacerdotisa. En el proceso, me di cuenta de que mi decisión de quedarme en el templo estaba muy equivocada.

Mi poder divino era muy fuerte. Era incluso más fuerte que el Sacerdote más fuerte de Elnure y yo estaba a la par con los Sacerdotes de Avenell. Tan pronto como puse mi mano sobre la bola de cristal que se usaba para medir el poder divino, la luz de la bola de cristal iluminó toda la habitación, casi cegando a todos. Entonces pensé en mi corazón…

‘Oh, estoy condenada’.

Eso es correcto. Desperdicié mi mejor oportunidad de dejar el templo y me convertí voluntariamente en sirviente devota. Aun así, las doctrinas de Enlure no resonaron en mi corazón, ni tuve un sentido especial de pertenencia al templo. Se me concedió este poderoso poder divino en mi décimo séptimo aniversario después de mi viaje dimensional aquí. Era como si todo el universo me hubiera enviado un gran mensaje de “vete a la mierda” al hacer eso.

Como resultado, estaba vinculada permanentemente a Elnure como una de sus sacerdotes. Como Sacerdotisa, mi trabajo consistía en ir a varios lugares para ganar dinero para el templo. El Sacerdote Timotheo, quien me acogió cuando era niña, aprovechó esta oportunidad para convertirse en Sumo Sacerdote. Tenía que acompañarlo cada vez que un noble visitaba el templo. Ya fuera un noble influyente o un noble insignificante, todavía me vi obligada a sonreír y tratarlos con respeto.

Lamento profundamente mi decisión de quedarme en el templo cada vez que el Sumo Sacerdote me toma la mano con fuerza y ​​me dice que soy “la única esperanza de Elnure”.

Era una persona benevolente y generosa, pero pudo enviarme sin piedad a lugares peligrosos para ganar dinero…

“Ah, ahora recogimos todas las mantas. ¡Volvamos adentro!”

La voz de Lili resonó con fuerza en mis oídos mientras sostenía el cesto de la ropa limpia en mis brazos. Los niños que recogían la ropa frente a nosotros rápidamente regresaron corriendo. Gemí cuando casi tropecé con el suelo plano porque el cesto de la ropa era demasiado pesado. Cargué demasiadas mantas dentro de mi canasta y ahora era demasiado voluminosa.

“Lili, ¿estás libre hoy?”

“Sí. Solo necesito limpiar la habitación donde se quedará el Duque y luego terminaré por el día de hoy”.

“Wow, realmente te envidio”.

“¿Por qué me envidiarías? En cambio, debería tener envidia de ti. Todo lo que hace es sentarse allí con el Duque. No tienes que hacer nada más”.

“¡Ese es el problema! Todo lo que tengo que hacer es sentarme ahí. Imagínate sentada frente a una persona que te matará si haces el menor movimiento. Moriré instantáneamente si lo despierto accidentalmente”.

Este fue un problema muy serio para mí. Pero a pesar de que estaba tratando de mostrarle lo seria y peligrosa que era mi situación, Lili actuó como si acabara de escuchar una broma.

“Bueno, no te matará tan fácilmente. Es el Comandante de los Caballeros Imperiales”.

“No, estoy precisamente preocupada porque es el Comandante de los Caballeros Imperiales”.

“¿Por qué se molestaría siquiera en matarte? Eres el rostro de Elnure. Por supuesto, el Duque podría ocultar fácilmente la evidencia y aplastar todos los rumores de que te mató, pero sería una molestia para él hacerlo”.

“Ya veo…”

Por supuesto. Sería una molestia para él matarme. No pensé que pudiera haber una forma tan positiva de ver mi situación actual. Entendí su significado y asentí.

“Gracias por sus útiles consejos”.

“No hay problema.”

Lili me sonrió. Estaba muerta de miedo cuando estaba en la misma habitación que el Duque porque su mirada me decía que quería matarme. Supongo que confiaré en las palabras de Lili de que será demasiado molesto para él hacerlo.

“Oh, está lloviendo. Debes cubrir la canasta con tu cuerpo para que la ropa seca no se moje”.

“¡No puedo creer que esto esté pasando! ¿Cómo podrían estas mantas tener más derechos humanos que yo?”

“¿De qué estás hablando?”

Ya me había clasificado por debajo de la pereza del Duque, pero ahora, mi posición como ser humano era incluso más baja que la de una manta. No sabía cuál perspectiva era más deprimente. Pero el Duque usará estas sábanas y mantas, así que no puedo permitir que se mojen. Me incliné un poco sobre mi cuerpo, cubriéndolas con mi cuerpo para evitar que la ropa limpia se mojara con la lluvia. Mi espalda se empapó instantáneamente cuando la usé como escudo para la ropa limpia.

Llovió mucho.

✄ —————————————————————————————————————————-

Bienvenidos~ llegó el tan esperado estreno! Disfruten el maratón que les traemos para conmemorar nuestro aniversario de 3 añitos~. Serán dos caps a la semana (o uno) todo depende de como nuestra Mishka pueda sacar las traducciones y luego yo editar 😉 Gracias por ser parte de nosotros. Suscribanse para recibir un correo apenas salga una actualización y digamos que les parece este proyecto? También están al día con el manwha? Yo me inspiré y saqué un montón de portadas~ espero les gusten (✿◠‿◠) los quiero~~ Yree

Traducciones Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: