Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 13.1 MEEMV

Buenos días, esposa (1)

Frente al anciano Lu y a la tía Pei, Ji Qing se sintió muy molesta.

¿Que era esto?

¡¿Que era esto?!

¿Una escena de una mujer sedienta que había seducido a su marido moribundo para que se acostara con ella?

Ji Qing no se atrevió a mirar al anciano Lu y a la tía Pei a los ojos. Ella rodó sobre la manta, se envolvió y se acurrucó en una bola. Se negó a comunicarse con el mundo fuera de su capullo.

¡Demasiado vergonzoso!

¡De verdad, de verdad, demasiado vergonzoso!

Ji Qing miró hacia atrás a su larga vida de veintitantos años. ¡Nunca se había sentido más avergonzada que hoy!

No le quedaba rostro que perder.

¿En qué posición había estado cuando se despertó?

¿Sus manos estaban alrededor de la cintura de Lu Lixing?

¿Una pierna estaba sobre el muslo de Lu Lixing?

¿Y su cabeza?

¿Dónde estaba su cabeza?

Pensó cuidadosamente en su línea de visión cuando se despertó. Tenía una vista de los fuertes abdominales de él subiendo y bajando mientras respiraba. Su cara se había sentido caliente, y su corazón había estado latiendo rápido por esa vista.

¿Podría haber estado apoyando la cabeza en el hombro de Lu Lixing? ¿O en su brazo?

¿Su pecho?

Su suerte no podía ser tan mala, ¿verdad?

Inexplicablemente quería llorar.

Normalmente dormía bien. ¿Cómo había terminado en esa posición después de compartir su cama con Lu Lixing por una noche? Y ella también había sido atrapada en el acto.

Si Lu Lixing fuera su hijo y una mujer lo sedujera mientras estaba muy enfermo, ¡definitivamente haría pedazos a esa miserable mujer!

En este momento, no se atrevía a imaginar lo que el elder Lu estaba pensando o lo que pensaba de ella en este momento.

¡Quizás, estaba pensando que ella era una mujer promiscua que había trabajado persistentemente para seducir a su nieto!

Ji Qing estaba muy incómoda.

Al escucharla llamarlo “pícaro” y luego volverse una bola acurrucada debajo de la manta, Lu Lixing sintió como si fuera a reír a carcajadas exasperado por sus acciones.

¿Fue este un caso en el que la parte culpable presentó una demanda contra la víctima?

¿Era un pícaro?

¿Quién era la pícara aquí?

La noche anterior, se había portado bien y no había hecho nada, pero ahora, ¿se había convertido en un pícaro?

Ella era la que tenía horribles hábitos de sueño. Siguió rodando de un lado a otro en la cama y lo trataba como una “almohada de cuerpo entero”. Y ahora, ¿estaba llamando pícaro a la persona que había sido utilizada como almohada?

Fue una pena que no hubiera una cámara en esta habitación. De lo contrario, le mostraría a Ji Qing su actuación anoche. Quería que viera por sí misma cómo había sido ella la que había actuado como una pícara con la “almohada corporal”.

Sin embargo, no pudo escapar de su parte de responsabilidad de la noche anterior. Originalmente había querido ver cuánto tiempo Ji Qing estaría rodando en la cama. Pero, se había quedado dormido en algún momento durante su observación. Lo más sorprendente fue que pesar de que ella lo había tratado como una almohada para el cuerpo, no se había despertado ni una sola vez.

Incluso sintió que tenía mucha energía después de despertarse.

Su sentido de vigilancia empeoraba cada vez más.

Lu Lixing respiró hondo y les explicó a las dos personas que todavía estaban de pie junto a la puerta. “Abuelo, tía Pei, no lo malinterpreten. Accidentalmente derramé agua en mi cama anoche. No quería molestar a la tía Pei, así que…”

El anciano Lu y la tía Pei miraron a Ji Qing, quien estaba tan avergonzada de que se escondía debajo de la manta. No sabían qué emociones sentir.

Aunque no la conocían desde hace mucho tiempo, tenían una muy buena comprensión de Lu Lixing, a quien habían visto crecer.

¿Existía alguien que quisiera imponerse a Lu Lixing? Eso solo funcionaría si él estuviera dispuesto.

Si no quería hacer algo, había muy pocas personas por las que se echaría atrás.

“Joven Maestro, ¿cómo puedes pensar que eso sería una molestia?” La tía Pei miró a Ji Qing, que todavía estaba acurrucada entre la manta y sonrió. “Iré a cambiar tus sábanas ahora. Los médicos ya están aquí. Los enviaré al estudio. Puedes ir allí a descansar”.

Lu Lixing asintió. Justo cuando estaba a punto de levantarse para salir de la habitación de Ji Qing, escuchó una notificación de la Pequeña A.

╔──────────────────¤◎¤──────────────────╗

“Advertencia de muerte inminente: por favor, dele a Ji Qing un beso de buenos días en los próximos cinco minutos. Además, dígale buenos días”.

╚──────────────────¤◎¤──────────────────╝

Lu Lixing se enojó. “¿Dónde está mi recompensa por compartir la cama con ella?”

╔──────────────────¤◎¤──────────────────╗

“Hay una recompensa de ocho horas por compartir la cama con Ji Qing, pero han pasado ocho horas desde que te acostaste. Estas horas se usaron para mantenerte con vida”.

╚──────────────────¤◎¤──────────────────╝

“Eres un jodido…”

╔──────────────────¤◎¤──────────────────╗

“Por favor, no insultes al sistema”.

╚──────────────────¤◎¤──────────────────╝

El rostro de Lu Lixing estaba sombrío. “Honorable sistema, ¿me estás tomando el pelo?”

╔──────────────────¤◎¤──────────────────╗

“No estás sufriendo ninguna pérdida. Ganaste ocho horas de vida compartiendo cama con Ji Qing. Además, te ayudaré a recuperar tu salud”.

╚──────────────────¤◎¤──────────────────╝

Hizo lo mejor que pudo para calmarse y regresar su respiración a la normalidad. Mirando a Ji Qing, que se escondía debajo de la manta, avanzó para descubrirle la cara.

Ji Qing salió de la manta como un avestruz que había estado escondiendo la cabeza en el suelo. Su cara estaba sonrojada por estar tanto tiempo cubierta. Inmediatamente después de haber tomado varias bocanadas de aire. Lu Lixing ahuecó con fuerza sus manos alrededor de su rostro.

Le dio un beso en la frente.

Ji Qingqing: ¡¡¡…!!!

Apretando los dientes, Lu Lixing dijo: “Buenos días, esposa”.

╔──────────────────¤◎¤──────────────────╗

“Tarea completada. Se ha añadido 1 punto a tu vida. Actualmente tienes tres horas de vida”.

╚──────────────────¤◎¤──────────────────╝

Esto fue… ¿un beso de buenos días?

Ji Qing se congeló en su lugar. Al mirar el rostro de Lu Lixing y su mandíbula apretada, no parecía que le hubiera dado un beso de buenos días por sentimientos sinceros. Ella no se atrevió a moverse.

El elder Lu y la tía Pei también sintieron que la escena ante ellos era extraña.

“¿Qué deberías responder a cambio?”

Por un momento, Ji Qing estaba demasiado aturdida para dar una respuesta. “¿Buenos días?”

“¿Qué más?”

 

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: