Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 12.3 MEEMV

… No me aprovecharé de ti (3)

Esta fue la primera vez que Lu Lixing sintió que una mujer era más difícil de manejar que el negocio de la familia Lu.

¡Molesta!

¡Muy problemática!

¡Y era un problema quedar al final de su ingenio dormida!

Él estaba cansado. Estaba más cansado por esto que por quedarse despierto toda la noche para trabajar.

Después de alejar a Ji Qing de nuevo, Lu Lixing simplemente se sentó. ¡Quería ver cómo esta mujer continuaría rodando!

No fue gran cosa para él dejar de dormir.

Si Ji Qing seguía rodando hacia su lado, de todos modos no podría dormir.

❥๑━━━━━━━━━━━━━━━━━๑❥

A la una de la madrugada, la alarma de Ji Qing sonó debajo de su almohada. Ella se despertó abruptamente. Mirando la cama ahora desordenada, estaba aturdida.

Durante un tiempo, permaneció medio sentada en la cama y miró sin comprender a su alrededor. Al final, su mirada se posó en Lu Lixing. Su mente estaba confusa, pero finalmente comenzó a funcionar. Ella colocó su dedo debajo de la nariz de él para verificar si respiraba, luego revisó su temperatura. Después de asegurarse de que su estado fuera normal, suspiró y volvió a dormirse.

Antes de que pasara un minuto, la respiración de Ji Qing se había estabilizado.

La segunda vez que el teléfono vibró, casi no podía abrir los ojos. Borrosa por el sueño, tocó el teléfono para detener la vibración. Su mano todavía estaba alrededor del teléfono cuando sus ojos se cerraron de nuevo.

Justo cuando Lu Lixing pensó que se había vuelto a dormir, Ji Qing se obligó a abrir los ojos. Se abofeteó ligeramente la cara un par de veces para despertarse. Luego, se sentó aturdida y se acercó a controlar la respiración y la temperatura de él. Se acostó sobre su pecho para escuchar los latidos de su corazón. Después de confirmar que todo seguía bien, se volvió a dormir sin preocupaciones.

La luz plateada de la luna se había derramado a través de las cortinas color albaricoque y había una mancha plateada en el suelo debajo de la ventana.

Lu Lixing abrió los ojos y la miró usando la tenue luz de la luna. Se volvió de costado, apoyó el cuerpo en alto con la cabeza soportada en la mano y la miró fijamente.

No estaba claro qué emociones estaba sintiendo.

Un rato después, extendió la mano, tomó el teléfono de debajo de la almohada de Ji Qing y apagó las cinco alarmas restantes.

❥๑━━━━━━━━━━━━━━━━━๑❥

Temprano a la mañana siguiente, estaban los rayos multicolores del amanecer en el horizonte. Después de que la tía Pei preparó el desayuno, llevó la comida al piso de arriba, a la habitación de Lu Lixing. Cuando abrió la puerta, vio que la habitación estaba vacía.

“¿Joven Maestro?” La tía Pei abrió la puerta del baño, pero él tampoco estaba allí.

Alarmada, la tía Pei buscó a otros sirvientes y les pidió que buscaran a Lu Lixing con ella. Buscaron por toda la villa, pero no lo encontraron.

¿Adónde podría haberse ido una persona enferma tan temprano en la mañana?

La tía Pei estaba muy ansiosa y no se atrevió a ocultar la desaparición de Lu Lixing. Ella fue directamente al elder Lu y le dijo.

Cuando escuchó esta noticia, no estaba tan ansioso como la tía Pei. Le dijo que se calmara primero. Lu Lixing era una persona sensata. Con su condición física actual, no se habría ido imprudentemente a alguna parte.

El elder Lu preguntó: “¿Has mirado por todas partes?”

La tía Pei lo pensó y respondió: “No hemos mirado en la habitación del Segundo Joven Maestro ni en la habitación de la Joven Señora”.

“Ve a mirar allí.”

La tía Pei llevó a un grupo de sirvientes a la habitación de Lu Liting. No solo faltaba Lu Lixing, Lu Liting también se había ido.

“¡Siempre está fuera!” Al ver la habitación vacía, el elder Lu estaba muy disgustado.

Su hermano mayor estaba terriblemente enfermo y, sin embargo, Lu Liting nunca se molestó en quedarse en casa.

La tía Pei no se atrevió a ponerse del lado de Lu Liting. Ella solo sonrió y dijo: “Anciano Lu, es más importante encontrar al Joven Maestro”.

El anciano Lu se volvió y salió de la habitación de Lu Liting.

Cuando llegaron a la habitación de Ji Qing, la tía Pei llamó a la puerta. Cuando Ji Qing no vino a abrir la puerta, la tía Pei murmuró para sí misma que esto era extraño.

Ella normalmente se despertaba a las 7 a.m. y ya eran las 8 a.m. ahora. ¿Por qué no salía ningún sonido de su habitación?

La tía Pei volvió a llamar a la puerta. Todavía no hubo respuesta.

Ella miró al anciano Lu. La tía Pei esperó hasta que el anciano Lu se dio la vuelta para no mirar el interior y luego abrió la puerta.

“Este… Joven Maestro… Joven Señora…” La tía Pei estaba atónita por lo que vio.

En la cama de 1,8 metros de ancho, la manta había sido pateada a una esquina de la cama. La mayor parte de la manta colgaba al piso. Ji Qing se aferraba a Lu Lixing como si fuera un pulpo. Tenía una pierna sobre el muslo de Lu Lixing y sus manos estaban alrededor de su cintura. Su cabeza descansaba sobre su hombro. Ella estaba abrazando casi todo su cuerpo.

La parte superior del pijama de Lu Lixing se había levantado. Sus fuertes músculos abdominales estaban expuestos y había un brazo delgado y pálido en la parte superior de su cintura aferrado con fuerza.

Las dos personas estaban profundamente dormidas y no se habían movido en absoluto por los golpes anteriores.

Al escuchar la voz de alguien, Lu Lixing se despertó primero.

Lo primero que vio fue un brazo pálido. El cabello desordenado pero suave cubría la mitad de su rostro. Después de apartarse el pelo que le cubría la cara, se volvió adormilado hacia la dirección de la voz. Vio a una tía Pei asombrada, así como al anciano Lu, que parecía encantado.

“¿Por qué es tan ruidoso…” Ji Qing se despertó aturdida. Tenía el ceño fruncido y estaba de mal humor por haber sido despertada. Cuando abrió los ojos un poco y miró lentamente hacia arriba, vio una gran extensión de piel desnuda ante ella, una mano fuerte y poderosa, un brazo grueso, así como… El rostro de Lu Lixing de repente apareció en su línea de visión.

“¡Lu Lixing! ¡¡¡Bribón!!!”

Lu Lixing: ¿¿¿…???

✄ ————————————————

¡Jajajajaja! ¡Muero de risa! Es muy tierno ver que se complementan tan bien, ella es la luz y la energía que él no tiene, y ella, jajaja pues es única e irremplazable. Me encantan.

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Me encanta, es divertido leer esto ❤️

Responder

XD jajajaja el fue la victima y lo tachan de bribón

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: