Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 65 CAUB

Louveros no esperaba esta situación ni en sus sueños más locos. ¿Quién hubiera imaginado que la siempre tímida e insignificante Princesa es en realidad una flor rodeada de peligrosas espinas?

El Príncipe Louverous le estrechó la mano y comenzó a vagar apresuradamente, específicamente, rondando donde había atacado a Lucy de una manera indigna.

“¡No! ¡Por favor déjame aclarar el malentendido Princesa! Solo estoy preocupado por cómo esto…”

“Entonces, ¿estás diciendo que soy una idiota que no entiende el contenido de la conversación?”

Incluso antes de que su excusa terminara, Blondina inclinó la cabeza mientras preguntaba con frialdad.

“No, ¡por supuesto que no es eso!”

Incluso las excusas urgentes fueron interrumpidas por la fría sentencia de Blondina.

“De lo contrario, te refieres a que soy una Princesa depredadora que ahora está haciendo un argumento ridículo contra ti”

Los hermanos ducales dejaron de corregir sus errores. Levantándose de su asiento, el joven Príncipe inclinó la cabeza tan humildemente hacia Blondina.

“¡Me disculpo por la mala educación!”

La situación tenía que resolverse de alguna manera. En lugar de que sus orígenes humildes la convirtieran en una Princesa sin poder, seguía siendo un hecho inevitable que ella era la hija del Emperador.

Y en cualquier caso, era evidente que intentaron deshonrar a la doncella de la Princesa. También significaría una desgracia para la familia imperial que nombró a Lucy.

“¡Fue un gran error! ¡Incluso para crear una situación en la que la Princesa malinterpretaría! ¡Por favor, perdone nuestra rudeza!”

El sudor frío le rompía la espalda. Sintió que había vislumbrado el nuevo lado de la Princesa.

Estaba asumiendo que la Princesa era lo suficientemente tímida como para contestarle a Clea y simplemente terminar ignorándola para evitar contratiempos. Sin embargo, Louveros estaba completamente equivocado acerca de que ella los iba a ignorar, esta situación bastaba con eso.

Louverous estaba preocupado, también había rumores de que la Princesa tenía conexiones con el Clan Shinsu, alguien con un alto estatus también.

Blondina, con su rostro pálido y rígido, se puso de pie y les dio la espalda.

“El pequeño gran Duque y su hermana deben tener cuidado con sus palabras y acciones. La próxima vez, no dejaré que esto termine con una mera advertencia, tenlo en cuenta”

Blondina agarró la mano de Lucy, que no sabía qué hacer, y se volvió fríamente sin mirarlos.

Blondina salió del lugar con orgullo y gracia. Suspiró, mirando los rostros confundidos de las personas que dejaron atrás.

Sin embargo, a pesar de su vigorosa marcha, Blondina se puso rígida por un momento y miró hacia atrás de dónde venían. Retrocedió y recogió a Majeto de la mesa y se marchó una vez más sin pronunciar palabra.

Los dos hermanos ducales respiraron profundamente cuando Blondina se dio la vuelta por última vez.

Por otro lado, Blondina siguió marchando, sosteniendo la mano de Lucy, y su otro brazo es el pequeño cuerpo de Majeto. Como si nunca hubiera estado enojada, lucía su comportamiento habitual y tranquilo.

Ella salió de su asiento con rabia, casi había dejado al Majeto dormido en su mesa, por suerte él estaba durmiendo profundamente a pesar de la conmoción. Cuando finalmente se despertó de su sueño, sacudió su pico y examinó los alrededores.

“¿Eh? ¿Qué…? ¿Dónde estamos? ¿Dónde está mi tarta? ¿A dónde vamos ahora…..?”

Blondina sonrió, respondiendo suavemente a Majeto.

“¿Estás despierto? ¿Vamos a mi habitación para que pueda darte la tarta?”

“Sí… pero me volveré a dormir y comeré tarta después”

No desperdició un momento y Majeto se durmió en el brazo de Blondina.

Sólo entonces habló Lucy.

“Yo…. P-Princesa… p-por mi culpa…”

La cara de Lucy parecía que estaba a punto de llorar en cualquier momento.

Blondina estaba enojada con Lucy por hablar de “su nobleza nativa”, que en lugar de cubrirse a sí misma, Lucy eligió admitir su falta de destreza.

No estaba molesta porque no los entendió, no le importaba menos lo que dijeran de ella, más que eso, estaba molesta porque Lucy tomó todo el daño cuando ellos estaban casi en la misma situación.

“Lo siento, pero me entristece Lucy, mi preciosa amiga fue deshonrada justo en frente de mí”

“Princesa… yo… yo soy…”

Lucy no pudo formular bien sus palabras. Blondina solo lo entendió con el corazón. Las palabras “lo siento” y “gracias” probablemente fue así.

No sería una gran pérdida actuar así para los hermanos ducales. Lucy mantuvo su lado solitario de la misma manera incluso sin que ella lo supiera.

“Si no fuera por Amon y Lucy, nunca hubiera disfrutado de la intensa y dura vida de ser un miembro de la realeza”

Blondina apretó la mano de Lucy juguetonamente y susurró “Hombros arriba, Lucy. No hay razón para que te dejes intimidar por gente como ellos”

“…….”

“Yo siempre estoy detrás de ti. A pesar de mis humildes orígenes, yo, Blondia, soy la hija del Emperador, que tiene poder y autoridad ilimitados”

“Princesa…”

“También tengo a Amon a mi lado. Todo el clan Shinsu está bajo su jurisdicción. Dios mío, ¿hay algún mejor aliado que yo?”

“…….”

El tono de Blondina se volvió más juguetón para hacer su atmósfera más ligera.

“Además, si te atreves a ser ejecutada, como dama de honor de la Princesa, serán acusadas de castigo en virtud del decreto imperial”

Lucy levantó la cabeza y miró a Blondina. Había lágrimas llenando sus ojos, en cualquier momento más va a caer. Blondina se limitó a sonreír con los ojos mientras tomaba la mano de Lucy con todas sus fuerzas.

“Lucy Herive. Eres uno de mis seres queridos. Lo que digan no importa en absoluto. Eres hermosa, bonita y preciosa”

Lucy sollozó antes de responder “Sí…”

Lucy tenía muchas ganas de agradecerle, especialmente porque la estaba consolando así, pero se tragó las palabras, temiendo terminar sollozando.

¿Quién se atreve a reírse del nacimiento de Blondina? La Princesa Blondina era más Princesa que nadie.

No estaba diciendo que Blondina fuera la única Princesa adecuada, pero es muy amable con la gente del imperio, nadie es tan amable, tan dulce y tan generoso como ella. La Princesa Blondina es la luz del imperio.

Lucy creía que era la mayor suerte de su vida que todos evitaran ser su dama de honor.

Caminando mientras sostenía la mano de Blondina, incluso la frialdad de la península de Jerban, que había pasado por sus oídos, se sentía bastante cálida.

***

Adellai sacó un pequeño arco del campo cubierto de nieve. Sintiendo un escalofrío, abrió los ojos

“Te advertí que tuvieras cuidado”

Adellai encabezó una manifestación.

¡Fiuu! La flecha voló rápidamente sobre la nieve blanca pura.

Hay límites establecidos para la caza. Una flecha estaba clavada en el cuerpo de un conejo negro que se movía entre los árboles. Ese conejo cayó al suelo sin hacer ruido.

El Príncipe Louveros Dehill y la Princesa Clea Dehill aplaudieron en elogios.

“¡Eso fue genial, Princesa!”

La sangre roja del conejo comenzó a esparcirse por la nieve blanca.

Las montañas rocosas que se elevan como espinas y los escarpados acantilados que se extienden debajo de ellas. Adellai le dio la espalda, detrás de un árbol con el empinado pasillo entre los acantilados de piedra.

“Ya te advertí que no desprecies a Blondina, no es tan inocente y dulce como tú la percibes”

Adellai se quitó los guantes y lo arrojó, golpeando el pecho de Louveros. Hizo una seña al carruaje lejano, lentamente comenzó a acercarse a ellos.

Adellai, quien abrió la puerta ella misma y subió al carruaje “No necesito un escolta”. Luego fue seguida por el hermano y la hermana del Ducado Dehill.

Tan pronto como se cerró la puerta del carruaje. El acogedor carruaje empezó a calentarlos. Las mejillas de Adellai estaban enrojecidas por el cálido aire interior.

Esta mañana, los dos, hermano y hermana, habían confesado lo que sucedió entre ellos y Blondina a la Princesa Adelaide.

[E / N: = ___ = confesar porque?]

Sobre cómo intentaron humillar a Lucy, pero terminaron regañados por Blondina.

La Adellai de siempre se habría enfadado al escuchar la noticia. Sin embargo, esta vez estaba bastante tranquila, como si esto no fuera nada comparado con lo que estaba pensando.

Adellai ya estaba en el lado perdedor y estaba nerviosa.

Consiguió que la respaldaran los descendientes de Barahan. Aunque se necesita un tiempo para que la piedra de maná plantada en su estómago funcione correctamente, ella está esperando que funcione pronto.

Disfrútalo mientras dure, ya casi es hora de que se esparza ese “Secreto”.

“Blondina tonta, distraída por una joya infestada de ratas” Para Adellai, ella era solo un ser sin poderes que se puede sacar fácilmente. Habiendo terminado su recuerdo, Adellai se reclinó en la silla del carruaje y preguntó.

“Eso fue bastante desagradable, ¿verdad Louveros?”

“Tenía confianza cuando ofendí a Lucy, pero después de la interferencia de Blondina todo se vino abajo, ella está respaldada por el Clan Shinsu, ¿no es así?”

Adellai resopló y centró su atención en la tranquila Clea Dehill.

“¿Todavía te gusta ese estúpido hermano mío, Clea?”

“Si, Princesa”

Lady Dehill asintió con una mirada sombría.

Fue una de las damas más nobles desde la infancia, completamente convencida de que terminaría como la Reina de Atez. Todavía tiene que creer en los sentimientos del Príncipe Lart hacia Lucy.

Adellai chasqueó la lengua contra ella.

“¿Qué tiene de bueno? Es un niño estúpido”

“¡Sin esos Shinsus, Blondina no es nada!”

Exclamó Louveros.

“Eso es verdad” Ella secundó

Sin embargo, el problema era que el Shinsu era más que fuerte, especialmente ese nuevo jefe suyo que está adulando a Blondina.

En el pasado, esto habría puesto a Adellai de mal humor. Pero ahora, ella solo estaba golpeando silenciosamente la ventana con un rostro brillante.

“No te preocupes Clea. Podrás casarte con el Príncipe Lart”

“¿Su Alteza? Pero… Parece que le gusta mucho Lucy”

Para llevarse a la sirvienta, hay que deshacerse de la Princesa y para deshacerse de ella tienen que deshacerse del Shinsu, es una tarea demasiado ardua. Clea no pudo evitar morderse el labio inferior con frustración.

Adellai se rió de Clea, con la cara que estaba poniendo era fácil predecir lo que estaba pensando.

Por costumbre, Adellai se tocó el cuello buscando la llave que siempre tenía. Sin embargo, ya no estaba allí, no había necesidad de que estuviera alrededor de su cuello.

Su mano permaneció en el aire.

“Mmm”

Adellai apretó lentamente la mano en un asiento vacío y gimió feliz.

Ella soltaba una carcajada al pensar en Joseph, el descendiente de Barahan, que se disfrazó de sirviente.

‘El día que estaba esperando llegará pronto. El día que me convierta en Emperatriz después de limpiar todo lo que bloquea mi camino’

‘¿Qué tengo que hacer? Estoy arrebatando el trono del Emperador. Incluso si se convierte en la esposa de Lart, nunca será la emperatriz como soñó’

Con una chispa de deleite en sus ojos, Adellai miró fijamente a la Princesa de Dehill por un momento antes de sonreír hacia la ventana, mirando el carruaje paseando por la calle pavimentada.

Adellai tomó un pequeño bolsillo junto a ella y se lo pasó a Louve.

“Vas a ir al río de hielo mañana a pintar retratos, ¿no? Cuando Blondina se suba al trineo……”

Adellai hizo estallar sus labios rojos mientras decía palabras de malicia.

Incluso si dice que todo va como ella quiere, no debe permitir que Blodina gane demasiada libertad, podría volverse demasiado arrogante.

Será molesto.

Ella no tiene control sobre el clan Shinsu para poder matarla todavía, pero puede hacer otra cosa.

Adellai sonrió mientras imaginaba lo que pasaría mañana.

El Príncipe Louveros olfateó el contenido del bolsillo que le dio la Princesa Adellai, mostrando después una cara interesante.

***

“Princesa, por favor levante la cabeza un poco más”

Preguntó el pintor.

Blondina siguió al pintor y suspiró en silencio. Ya lo han hecho durante una hora. Simplemente sentado junto al río helado y en un lujoso trineo tirado por perros.

No era solo Blondina. El Príncipe Lart y la Princesa Adellai también estaban allí, sentados en el trineo mirando hacia el frente.

Ella entendió que un pintor vino a pintarles un retrato, pero lo que no comprendió fue el hecho de que tenían que pintarlos afuera. Consideró que el retrato está dibujado con la pretensión del fondo, el hermoso campo nevado definitivamente destacaría a la regia familia real. ¿Qué diablos quieren decir con eso? ¡Todavía podrían hacerlo en interiores!

Blondina le robó una mirada a Lart, por lo que parecía ya estaba molesto y listo para rendirse a su molestia, poniendo rígida su espalda mientras posaba.

Blondina agarró las riendas del trineo. Esta vez miró hacia los perros blancos puros que estaban de pie con orgullo.

‘Ojalá pudiera acariciar a ese perro. Espero que este retrato termine pronto’

Incluso con los guantes puestos, parecía como si el viento frío pasara entre sus dedos. Hacía más frío, pero lograron completar el retrato sin incidentes.

Bueno, al menos hasta que ocurrió el incidente en ese momento.

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: