Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 38 – EBNET

EBNET

‘Midiendo el tamaño y el peso, creo que es un Lycan Wolf…’

Lycan Wolf era una fiera con inteligencia.

Su cabeza era bastante grande en comparación con el cuerpo, y cuando se provocaba demasiado, su cuerpo evolucionaba a una forma humana, se consideraba una fiera de muy alto nivel.

Por lo general, se movían en grupos, y los que se alejaban, trabajando en soledad era porque buscaban repatriarse o vaciaban poblados causando problemas.

Los lobos que fueron vencidos por codiciar el cuerpo de otras de su especie o atacar en contra de su líder, tenían que separarse un poco sin poder mezclarse nuevamente con los demás.

Debido a que no estaban protegidos por el grupo, la caza también se realizaba por separado, y debido a que el apareamiento era difícil, se volvían aún más perversos.

La historia de que los lobos aislados de sus grupos, intentaron saquear alguna aldea, es algo que solía escucharse recurrentemente.

No se trataban de muchas huellas, y al ver que se atrevieron a entrar en el bosque de las hadas, era muy probable que fuesen exiliados que huían de algún grupo.

Eso significa que son solo uno o dos, como máximo tres de ellos.

No sería fácil lidiar con un grupo completo de Lycan Wolf, pero si eran dos o tres podrían hacerlo.

‘Lo extraño es, ¿cómo entró ese tipo de monstruo en el bosque de hadas…?’

Kalia negó con la cabeza por un momento.

A las hadas no les gustan los monstruos. Lo mismo ocurría con los espíritus.

No sé si está perdido, pero no puedo entender cómo esos monstruos pudieron infiltrarse en el pueblo y en el bosque de las hadas.

“… Esas huellas, son huellas de monstruos, ¿verdad, Kalia?”

Hemming, que caminaba silenciosamente detrás de ella, preguntó, un poco ansiosa.

Kalia no lo negó y habló con indiferencia.

“Está bien. Yo estoy contigo.”

No había temblores ni agitación en su voz.

El rostro de Hemming cambió mientras miraba a Kalia sin comprender sus palabras por un momento.

“… ¡Está bien pero! Ahora no es el momento para que Kalia-sama proteja a nadie. ¡Vamos, yo voy a proteger a Kalia-sama!”

Hemming, que hablaba valientemente a su manera, agarró la espada con ambas manos.

“¡Todavía soy insignificante, pero haré algo de calentamiento!”

Hemming, que seguía esforzándose por ser valiente, era simplemente linda, ya que podía ver destacadamente sus cansados ​​dedos temblar.

“Gracias. ¿No es eso demasiado tranquilizador?”

“… ¿Estás burlándote?”

“¿Quizás?”

“Ah, ¿Es porque realmente no crees que lo voy a poder hacer?”

“Sí, sí”, Kalia se rió como si su compañera fuera muy audaz y se dispuso a encontrar el camino de nuevo.

Se reía, pero no es que su corazón no tuviera prisa.

La fantasía del bosque de hadas gustaba especialmente a los niños.

Además, después de confirmar que de alguna manera estaban llegando a la meta, se puso un poco más ansiosa que antes.

Pudo haber sido que los lobos hambrientos perdieron su voluntad de luchar y entraron en el bosque de las hadas buscando presas fáciles.

Se podrían haber comido a los niños.

Era sabido que los monstruos, cuando se movían en grupos, no bajaban a los lugares donde habitaban los humanos.

Los Lycan Wolf eran bastante inteligentes entre todos los monstruos, el más inteligente y fuerte del grupo era el líder, así que si se acercaran demasiado al área de los humanos, era obvio saber que no sucedería nada bueno.

Sin embargo, los lobos hambrientos exiliados no habrían tenido esa la capacidad de juzgar adecuadamente la situación.

Era natural y justo cazar a los lobos que se aproximaron demasiado al pueblo.

¡Y menos si estaban frente a sus ojos! Idealmente, no sería capaz de simplemente atacar sin mediaciones previas, pero en esta sin duda podría ser una amenaza mortal.

La única preocupación era si los niños estarían a salvo hasta que ella los encontrara.

En ese mismo momento.

‘Chras-krass, Chras-krass.’

Sintió una apariencia muy sutil.

Los ojos de Kalia se deslizaron lentamente para encontrar la fuente del sonido moviéndose silenciosamente.

Giró la cabeza con un movimiento pausado y miró paulatinamente a su alrededor.

Sus ojos, moviéndose con cuidado, se detuvieron cuando encontró un lugar donde las raíces de los árboles enredados se amontonaban como tumbas superficiales.

La mirada atenta de Kalia la congelaron con fuerza y ​​le cortaron el aliento.

En el momento en que dio un paso hacia la tumba de la vid.

¡Kaajhhh!”

Un Lycan Wolf gigante saltó y berreó con una voz de dolor lo suficiente aguda como para hacerte temblar de miedo.

Hemming fue la primera en sorprenderse, y los espíritus en el bosque, asustados por el aullido de la bestia demoníaca, también batieron sus alas para temblar y gritar.

¡Ajá! ¡Es el culpable!’

Sin embargo, Kalia presagió con su mirada severa hacia el Lobo que se acercaba corriendo.

Blandió su espada muy suavemente hacia el Lycan Wolf, que se había acercado justo en frente de ella.

A pesar de que él se balanceó sutilmente hasta el punto en que era imposible escuchar el sonido de sus pisadas, Kalia permaneció en guardia pendiente de todos los lugares por donde él había pasado.

El Lycan Wolf la evitaba muy de cerca.

Pero de inmediato, la mitad de uno de sus hombros fue cortada por su espada, que estaba posicionada en ángulo.

“¡Agghhh!”

El lobo derramó sangre de su hombro y se apresuró a retirarse. Los dientes expuestos eran muy grandes. Un lobo de forma humana, con las uñas afiladas, le rugió a Kalia aun frente a ella.

La mirada de Kalia mientras no perdía de vista al monstruo se volvió perpleja.

‘Ahora… Estás herido, ¿no? ¿Qué otras heridas buscas obtener con tu cuerpo?”

Tener de oponente un Lycan Wolf era aterrador.

Aun así, ¿qué eran esas marcas que mostraban arañazos persistentes el pecho como si quisiera arrancarse su propio corazón, incluso la saliva que fluía con descontrol y sus ojos hundidos justo detrás de la boca?

‘¿Puede ser que está realmente loco?’

Al ver que Kalia se detuvo, el lobo volvió a atacarla con un largo movimiento de brazo.

Fue un ataque simple, pero con un poder enorme. Y ella no era del tipo de oponente que lo rechazaría.

Como si supiera adivinar sus movimientos, Kalia giró la dirección de la espada sin arrepentirse y dejó que el monstruo atacara.

El movimiento tranquilo, ni muy rápido ni lento, lo cegó pausadamente, como si jugara con el monstruo frente a ella.

¡Plaff!

El lobo, que estaba gimiendo mientras descubría sus intenciones, se devolvió corriendo por donde estaba antes de iniciar su ataque principal.

Podía verlo enloquecer en la huida como si se sintiera amenazado y perseguido.

Kalia no se atrevió a arrastrar su pesado cuerpo y correr detrás de él.

¿Hasta dónde llegaría un monstruo herido si saltaba de ese modo?

No había muchos rincones a los que pudiera acercarse de todos modos porque el cuerpo de un monstruo ni siquiera podía ir más allá, hacia el “espacio profundo” del bosque de hadas.

Agarrando con gracia el dobladillo de su vestido con una mano, siguió suavemente la dirección por la que se alejaba la espalda del lobo.

Parecía que incluso fue ella quien asaltó primero a la figura.

La espalda de Kalia estaba desapareciendo en el bosque.

“Eh…”

Hemming, que se quedó por un momento sola, se dejó caer en el acto y murmuró sin recuperarse totalmente de sus piernas temblorosas.

“… Wah, eres tan genial…”

Con la boca cerrada, tembló de emoción, recordando la posición y la fama de Kalia, que ya había olvidado.

Una vez más, ser la asistente de Kalia fue la mayor suerte que pudo conseguir en su vida.

‘Fue realmente tan bueno seguir a Kalia-sama. Una chica como yo… Para complementar, para ayudarla a complementar lo demás… ‘

Hemming, que se había estado alabando a sí misma durante mucho tiempo, se levantó de un salto y fue tras Kalia.

Con sus ojos llenos de admiración.

━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━

 Nada aun.

Un hongo gigante que alcanzaba los 2 metros fue cortado suavemente en diagonal. La mitad resbaló y rodó por el suelo.

“Existe una leyenda sobre los hongos de fantasía. La gente ve lo que no debería debido a ese polvo que expulsa. Solo crece en el bosque de hadas, por lo que debe ser la primera vez que los miras”.

“Guau… ¿Eso es un hongo de fantasía? No sabía que sería algo tan impresionante”.

Había oído de algo así en el bosque de hadas por los cuentos populares.

Pensó en sería algo lindo como del tamaño de una palma por la palabra ‘hongo’, pero ¿no era esto casi como un monstruo?

“Quizás haya de estos hongos por todo este bosque. Cuando son cortados, el fenómeno que producen parece debilitarse en un radio de unos 50 metros. Ah, y aunque te den curiosidad, nunca debes acercarte demasiado a ellos”.

“¿Por qué?”

“Cuando te acercas mucho, el polvo se derrama, si lo aspiras de ese modo, tan concentrado, la mente se destruye. Mueres debajo del hongo tal como llegaste, parece que luego el hongo utiliza los cuerpos como fuente de nutrientes”.

“Eh… Tengo bastante miedo del tema de los hongos”.

Como si tuviera desconfianza, Hemming sacudió su cuerpo y se retiró unos pasos del hongo caído.

“Está bien si te acercas ahora, pero igual debes tener cuidado”.

“¡Sí!”

La cabeza de Kalia, mientras observaba a Hemming respondiendo en voz alta, se elevó abruptamente.

Fue porque sintió una mirada penetrante desde alguna parte.

Una cabeza que sobresalía al lado de un pilar blanco cerca del hongo caído.

El color del cabello que caía a lo largo de la cabeza inclinada me resultaba familiar.

Kalia se sorprendió un poco, aguzó la mirada y miró más de cerca en ese lugar.

Un color de cabello que no es común ante la mirada de Kalia extrañada…

Se fijó en el cabello amarillo y se movió lentamente hacia el rostro que lo portaba.

En el momento en que una mujer y sus ojos se encuentran.

El corazón de Kalia latió con fuerza y ​​cayó.

¿Por qué mi corazón está haciendo esto de repente?’

¡Ba-dump, Ba-dump, Ba-dump!

Kalia no pudo ocultar su vergüenza cuando sintió el repentino temblor de su corazón.

Estaba lejos de la mujer que se escondía detrás del árbol.

‘¿Un hada?’

Una mujer de rostro pálido y orejas puntiagudas parecida a un hada.

Tenía un color de cabello similar al de Kalia, pero no se veía exactamente igual a ella.

Debido a que el cabello de la mujer era completamente lacio y Kalia tenía el cabello medio rizado.

La mujer estaba escondida detrás de un pilar de madera blanca, observándola con un rostro curioso.

Cuando se encontró con su mirada, se sorprendió, abrió mucho los ojos e inmediatamente le sonrió a Kalia.

Pronto, incluso balanceó la punta de su delgada mano detrás del árbol.

Kalia miró al hada sin comprender como una idiota sin conciencia.

Ver al hada sonriendo inocentemente, hizo que su corazón se apretara.

Al principio, lo sintió palpitar demasiado, pero ahora iba más rápido como si hubiera fluido electricidad en sus venas.

‘¿Por qué estoy haciendo esto de repente?’

Estaba avergonzada. Kalia se sintió agraviada por los primeros signos de sus anomalías físicas, pero rápidamente recuperó la compostura como de costumbre.

¡Ten en cuenta que puedo inmovilizarte con mis puños! Kalia, que respiraba profundamente mientras permanecía quieta, volvió a levantar la vista y miró hacia la mujer.

Pero había desaparecido.

“¿Ah?”

Como si estuviera confundida, miró con el ceño fruncido, Hemming la observaba como si estuviera buscando algo.

“¿Por qué estás haciendo eso?”

“… Hemming, ¿no has visto a la mujer que estaba parada allí?”

“¿Ah? ¿Mujer? ¿Había una mujer?”

Hemming entrecierra los ojos y mira a su alrededor, pero no había otra persona además de ellas por ningún lado.

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Hasta embarazada sigue siendo ágil… wow esa hada sera la madre de Kalia? Muchas gracias por la traducción 😊🖤

Responder

Que emoción! Esa hada puede ser la madre de Kalia

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: