Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 39

“Cassius”

Levantó la mano hacia mi mejilla, pareciéndose a un tigre que me miraba con sus ojos vacilantes.
Sus mejillas, que parecían frías, estaban más calientes que sus manos.
En el momento en que su dedo rozó mi cara, Cassius tenía una mirada perpleja pero de alguna manera triste.

“Lo siento. Creo que fui un poco tonta”

Cassius se mordió los labios ante mis palabras. Como una persona que intentaba reprimir las emociones desbordantes que perforaban su garganta por dentro.

“Lo que piensa Cassius de mí… No puedo decir que lo sé del todo, pero tendría que haber sido un poco más cuidadosa si hubiera sabido que estabas preocupado por mí”

Sin que yo lo supiera, Cassius debió haber tenido bastantes momentos en los que su corazón latía con fuerza por temor a que pudiera morir.
Y, francamente, cuando me tragó el monstruo, pensé que incluso yo moriría por un corto momento, ¿entonces él debería haber tenido tanto miedo en ese entonces?

“Pero-”
Dije, pasando el cabello negro suelto detrás de sus orejas.
“No dejaré de ayudar a los demás”

Fue un poco imprudente seguir adelante y luchar solos antes de que pudiéramos siquiera descubrir qué era el monstruo frente a nosotros.
Pero no quería salvarme de todas las situaciones. Porque tenía una habilidad y quería vivir así.

“Realmente… quería usar mis poderes para ayudar a otros. Incluso ahora”

Cuando preguntó por qué no había dicho nada.
Aún así, una cosa estaba segura, esto es lo que quiero hacer.

“Eso no quiere decir que vaya a sacrificarme como lo hice antes. Tendré en cuenta que si me lastimo, sufrirás mucho”

Los ojos de Cassius se agrandaron y luego se hicieron más pequeños durante un corto momento.
Entonces, pronto sonrió y dijo, inclinando suavemente sus ojos amarillentos y brillantes.

“Sí, esa es realmente tu respuesta”
“¿Es así?”
“Si”

Una voz profunda y resonante se extendió en la oscuridad.
Mientras yacía inmóvil y miraba su rostro, como poseída por la voz, Cassius agarró suavemente mi mano derecha, que había estado estirada sobre la cama, y ​​la levantó ante mí.

“Gracias por escucharme”

Fue cuando estaba mirando fijamente sus ojos dorados parpadeando en la oscuridad.
Cassius acercó lenta y cuidadosamente su rostro a mi muñeca.

“Es, espera…”

Fue entonces cuando un cálido aliento pasó por la piel de mi muñeca, tranquilamente cerró los ojos y la besó. Cuando los labios suaves pero ligeros tocaron mi muñeca, recobré el sentido. De repente, mi corazón comenzó a latir como loco. (J: awww lo lindo no se lo quita nadie al tóxico)
Después de un rato, Cassius abrió los ojos, quitó los labios de mi muñeca y colocó suavemente mi mano sobre la cama. Pero el lugar donde tocó sus labios estaba tan caliente como un fuego, aunque no había nada.

‘Qué diablos, esto…’
De repente, me avergonzó que mi corazón latiera tan rápido que no podía controlarlo. Pero a diferencia de mí, Cassius se levantó tranquilamente con una sonrisa aún persistente en su rostro.

‘¿Hmm?’
Me quedé quieta esperando a Cassius, que desapareció de la vista, pensando que podría haber más, pero no hubo ninguna respuesta.
Finalmente, me levanté y le pregunté a Cassius, que estaba sentado en el costado de la cama, mirándolo.

“¿Eso es todo?”
“¿Qué?”

Al ver a Cassius mirándome con curiosidad en su rostro, realmente parecía no tener intención de ir más lejos.
¿Es algo bueno entre las desgracias? Estaba pensando en qué hacer porque pensé que él haría algo más hoy.

“¿No hay nada más?”
“… Ah”

Solo entonces Cassius asintió y se echó a reír.

“Piénsalo, Yerine, estaba aterrorizado de que fueses a morir, y no hay forma de que venga a verte sin tu consentimiento”
“Hmm… bueno, eso es cierto, pero de alguna manera la atmósfera…”
“Y tú, si hiciera algo así, usarías magia de aire y de un solo soplo me mandarías a volar. No quiero volver a quedarme atrapado en la pared”
“Oh, deja de hablar de eso… dije que lo sentía por eso…”

Los susurros y risitas de Cassius hicieron que mis mejillas se inflaran y expresaran disgusto.

“Y todavía no tengo la confianza para vencerte. Si usas magia, estoy acabado. Y tampoco quiero que me odies”

‘Mirando desde su punto de vista, parece ser honesto…’
Bueno, realmente no podría decirlo. Pero luego pensé que algo andaba mal.
‘Ahora que lo pienso…….?’
Mientras trataba de llevarme la mano a la boca, dudé y volví a bajar la mano.

“Cassius”
Llamé su nombre en voz baja en el cuarto oscuro.
“¿Por qué?”

Le pregunté mientras lanzaba una mirada de soslayo hacia él, con esos ojos amarillos brillando mirándome directamente.

“¿Me estás ocultando algo?”
“¿Eh? ¿Qué quieres decir?”

Me acerqué a él lentamente, frunciendo el ceño y fijé mi mirada en sus ojos amarillos.

“Me he estado sintiendo un poco rara desde la última vez, pero… acabas de decir que no estás seguro de poder vencerme con magia, ¿verdad?”
“¿Huh? Lo hice”
“Antes, ¿no dijiste incluso que no podrías vencerme antes de la segunda ronda?”

El rostro de Cassius se endureció un poco por mi comentario. Como si estuviera un poco nervioso.

“¿Cómo podías estar tan seguro cuando no habías peleado conmigo en persona?”
“Debías ser así de buena. Entraste a la Academia como la mejor”

Cassius respondió, cruzado de brazos como si nada hubiera pasado.

“Eso no es todo”
Muy levemente, vi que Cassius levantaba las cejas.

“Cuando el monstruo nos atacó antes. Reaccionaste más rápido que nadie. Fuiste el primero que gritó que huyéramos”
“Eso es porque cualquiera podría decir que parecía peligroso”
“¿Sabes que? Esos monstruos aparecieron por la esquina. Estoy segura que recuerdo que gritaste que huyéramos incluso antes de que apareciera el monstruo”
“Vi la sombra reflejada a través de la ventana. Por las sombras, pude ver que nunca fueron criaturas con buenas intenciones para nosotros”

Era una excusa válida, pero no podía librarse de esta. Todavía quedaban algunas preguntas más.

“Me dijiste después de que nos deshiciéramos del monstruo, ¿no es así? Que a pesar de lo fuerte que soy, podría incluso haber muerto”
“……”
“Sé que puede ser simplemente una suposición, pero solo puedo pensar que conocías información sobre el monstruo antes de que lucháramos contra ellos e incluso antes de que nos atacaran”
“Yerine, no es -”

Señalé a Cassius con el dedo, quien rápidamente cortó sus palabras y dije:
“Cassius, no estoy dudando de ti. No te estoy presionando, así que escúchame hasta el final. Tengo muchas ganas de preguntarte algo”
Ante ese comentario, Cassius apretó los dos puños y asintió con la cabeza.

“Con el caso anterior de DXellaria. ¿Te acuerdas?”
Cassius miró a un lado, asintiendo todavía con la cabeza.
“Dices que sabías que la DXellaria era falsa debido a las burbujas, pero ¿es cierto?”
“……”
“Tomaste el vial más tarde y lo miraste más de cerca, pero de alguna manera creo que esperabas que fuera falso desde el principio. Es por eso que pudiste ayudar tan rápido”

Cassius, que escuchó en silencio mi historia, suspiró y me preguntó.
“Entonces, ¿qué quieres preguntar?”

Así que lo miré a los ojos y le respondí.
“Si es algo que no puedes decir, no es necesario que respondas”
Y di un paso más hacia él.
“Tú, no sé cómo es posible, pero…”

Si esta hipótesis es correcta, quizás podamos averiguar la causa de la perturbación.
También se podría evitar que esto volviera a suceder en el futuro para que Cassius no se preocupe por mí o por que alguien más salga lastimado.

“¿No eres capaz de captar e identificar el maná de los demás?”

Cuando mi voz resonó en la habitación donde se derramaba un rayo de luz de luna, Cassius me miró con los ojos amarillos entreabiertos.

“…….”

Por un momento, Cassius me miró con una mirada suave.
Pero no había señales de que abriera la boca.

“Bueno, de nuevo, si es difícil de responder, no tienes que hacerlo”
Entonces Cassius estalló en una sonrisa dispersa y replicó.
“… como esperaba, eres demasiado inteligente, Yerine”
Dijo, atusando su cabello negro como el cielo nocturno.

“¿Es cierto?”
“Bueno… tienes razón. Puedo ver y percibir el maná”
“¿Es posible?”
“Si. Pero no siempre es visible”
“Pero, ¿puedo, eh, decir algo? Creo que lo has mantenido en secreto, ya que no me lo has dicho hasta ahora”

Cassius puso el dedo alrededor de su boca por un momento e hizo una mueca mientras reflexionaba sobre algo.
“Está bien porque eres tú. Creo que puedes guardar el secreto”
Sus ojos parpadearon con luz dorada. La mirada directamente en mí, y la absoluta confianza que sentí allí, de alguna manera hizo que mi corazón palpitara.

“Por supuesto que no lo contaré, pero… De todos modos, gracias por decírmelo”
“Sí… vas a mantener en secreto lo que te dije, ¿verdad?”
“Por supuesto”

No sabía que era realmente posible ver maná.
Cuando leí la historia original, no hubo explicación de que Cassius tuviera esa habilidad.

“Cassius, entonces crees… ¿Puedes ver mi maná?”
“¿Huh?”

Cassius preguntó de nuevo, mirándome.


Jerry:

Lo siento! He estado desaparecida en estas fechas, pero retomaré desde hoy e intentaré ponerme al día y volver a la programación poco a poco, y ya si soñamos con más tiempo… algún que otro maratón para compensar!

Cuídense y espero hayan disfrutado de las navidades y los regalitos! 😉

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: