Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 38

“Si mueres… yo…”

En ese momento, los profesores llegaron corriendo y gritando desde detrás del polvoriento corredor.
“¡Oh Dios mío! Que-”
Los profesores, que venían corriendo con sus capas ondeando, nos miraban alternativamente, a nosotros cubiertos de polvo y los cadáveres de monstruos tirados por el suelo.
Cuando los profesores vinieron de repente, Cassius se mordió los labios y se alejó de mí.

“Los seis, vayan primero a la enfermería. Escucharemos sobre esta situación más tarde”

Intercambiamos miradas en silencio, y así caminamos hacia la enfermería.
Mientras tanto, Cassius deliberadamente me dio la espalda y no dijo nada más.

***

“Yerine”
Abrí los ojos ante la vaga voz de un niño que gritaba mi nombre.
“…….”

Fue el sueño de nuevo.

“Hah….”
Suspirando, froté mis manos alrededor del caliente ojo izquierdo. No sé cuánto tiempo durará este sueño.
‘¿Ese chico es realmente Cassius?’

Mis días han estado llenos de cosas inesperadas. Comenzando con un sueño persistente desde hace unos días, hasta un monstruo desconocido que atacó repentinamente la escuela.
Además de preguntas que no han tenido repuesta ahí.

‘Estoy segura de que no hay nada como esto en la historia original’
Ese monstruo no existía y el pasado que involucró a Cassius no se describió, al menos en la parte que leí.
¿Cómo diablos debería aceptar esta situación?

Mientras estaba sentada en la cama y pensando, escuché un golpe en mi puerta.

“¿Quién es?”
“Yerine, soy yo. Ashtra”

Desde fuera llegó la voz de Ashtra un poco apagada. Sentada en la cama, corrí directamente y abrí la puerta. En ese momento había una Ashtra pelirroja de pie con una capa en el pasillo. Con una curita en su rostro, eché un vistazo a sus ojos brillantes con una sonrisa en su rostro y sonreí.

“Pasa”
Ashtra mostró los dientes y respondió con una amplia sonrisa.
“Gracias, Yerine”

Con Ashtra en la habitación, le di la espalda por un momento y cerré la puerta. Confirmando que la puerta estaba bien cerrada, me volví hacia ella en el medio de la habitación y hablé con calma.

“Sí, todavía tenemos mucho de qué hablar, ¿verdad?”
Mientras me miraba con las manos entrelazadas con fuerza, Ashtra me preguntó con un rostro incomprensible.
“¿Qué pasa, Yerine? ¿Por qué de repente usas honoríficos?”
“Te habría dejado pasar si hubieras entrado en tu forma habitual, pero lo hiciste así por las reglas, ¿verdad?”
Dije con indiferencia con ambas manos en mi cintura.
“¿No es así, Cassius?”
Pregunté con los ojos entrecerrados.

Ashtra, ah no, Cassius, en la forma de Ashtra, se rascó la cabeza y frunció el ceño ante mis palabras.

“¿Cómo diablos lo supiste?”
“Ashtra me habría preguntado una vez más, ‘¿Puedo entrar?’ Antes de que ella entrase”
“Haa, sí, supongo que sí…”

Cassius suspiró y sacó un frasco transparente de su capa negra.
“Espera un minuto”
Quitó el tapón del frasco de medicina, la vació en su boca y, con eso, su piel comenzó a derretirse lentamente.
Unos minutos más tarde, en mi habitación estaba Cassius, no Ashtra, y en la oscuridad, los brillantes ojos amarillos brillaban como los de una bestia.

“Cassius”
Lo llamé por su nombre mientras estaba de pie en la oscuridad y miraba al suelo de forma indirecta con los ojos entrecerrados.

“Porqué, Yerine”
Fue una voz un poco débil. La energía que normalmente sentía cuando me llamaba por mi nombre se había ido, aunque todavía se sentía amigable pero seco.

“Debes estar molesto conmigo”
“… No estoy molesto, es solo…”
“Entonces, tan solo de que es de lo que quieres hablar”
“Vengo a hablar de eso, pero esa no es la prioridad”

No pensé que hubiera nada más importante que una conversación justo después del enfrentamiento con el monstruo.

“¿Qué? Entonces, ¿qué viene primero?”
Ante ese comentario, Cassius me miró con determinación y extendió su mano.
“Tu hombro, debe estar lastimado”
“Ah”
“Recibiste un tratamiento aproximado en la enfermería, pero no sería tan bueno como mi magia curativa”

Solo entonces entendí. De hecho, podría haberme hablado otro día sobre lo de los monstruos, pero no habría tenido que venir a mi habitación por la noche de esta manera.
‘Estaba tratando de curarme…’
Estoy un poco conmovida sin saber por qué.

“Dámelo”
“Uh… ¿tengo que estirar el hombro así?”
“Si”

Mientras Cassius lo decía, extendí el hombro que había golpeado el suelo hacia él.
Poco después, de la mano de Cassius salió una masa de luz amarilla, brillante y cálida que se envolvió lentamente alrededor de mi hombro.

Pero de alguna manera las masas de luz se derritieron en mis hombros. Por lo general, cuando Cassius usaba magia curativa, la masa de luz se derretía en la herida y se dispersaba suavemente.
Sin embargo, por extraño que parezca, las masas de luz flotaron alrededor de los hombros y fueron absorbidas por las manos de Cassius.

“¿Eh?”
Al mismo tiempo, ambos miramos sin comprender el lugar donde habían estado las masas de luz faltantes.

“Tú… ya estás curada”
“¿Eh? ¿Ya estoy curada?”
“Si esto sucede, significa que no hay ninguna herida en tu hombro en este momento. Intenta moverlo”

Como dijo Cassius, di la vuelta a mi hombro, pero sorprendentemente no sentí ningún dolor como antes.
“Oh, Dios mío, estoy bien del todo…”
Mirándome, mientras estaba haciendo girar mi hombro, Cassius abrió la boca y murmuró.
“No, ¿cómo hiciste…”

¿Se curó más rápido porque soy un mago?
Me desperté después de unas horas, pero fue increíble que se recuperaran las heridas que no estaban completamente curadas en la enfermería.

“Eso es un alivio. Pensé que no podría levantar el brazo durante unos días”
Hablamos en la oscuridad, echando un vistazo con los brazos en alto.
Así que no me di cuenta de que el rostro de Cassius se oscurecía rápidamente.

“Gracias, creo. Gracias por venir todo el camino hasta mi habitación~”
“Aun así, no deberías haberte tomado tu vida tan a la ligera en ese momento”

Una voz fría llenó la habitación de aire gélido. Cuando levanté los ojos que miraban mi brazo con asombro, me encontré con Cassius, que me miraba con sus ojos amarillos.

“… alguien tenía que detenerlo…”
“Podríamos habernos escapado juntos. No tenías que luchar y sacrificarte por otras personas”
“Si la retirada hubiese estado bloqueada, todos juntos podrían haber muerto”
“¡Tú también podrías haber muerto!”

Cassius habló, moviendo su cabello de un lado a otro con la mano, aparentemente frustrado.

“Sí, tal vez alguien debería haberlo detenido. Pero no tenías que ser tú”
“Lo que pude hacer en ese entonces fue-”
“Yerine”
La voz baja, que parecía contener una emoción hirviendo en su interior, me obligó a cerrar la boca.
“Escúchame. Por favor”

La mirada de Cassius hacia mí con sus ojos alzados parecía tan angustiada y dolorosa.
En ese momento, la imagen del niño del sueño rápidamente cruzó por mi mente, y me quedé quieta, sintiendo mi corazón apretarse.

“… no importa cuánto poder mágico tengas, podrías haber muerto por ese monstruo”
“……”
“¿No puedes apreciarte un poco más? Me temo que seguirás renunciando a tu vida con la determinación de salvar a otra persona”

Cassius, que expresó sus propios sentimientos en voz baja, se mostró más calmado pero sus sentimientos fueron más intensos que nunca.

“Cassius…”
Cuando lo llamé por su nombre, me miró directamente con sus ojos temblorosos.
“Te preocupas por otras personas. Creo que es genial. Me gusta ese lado tuyo, pero…”
Su voz cuando pronunció la última palabra se estaba claramente quebrando.
“Cada vez que te veo hacer eso, es como, de verdad, como si alguien me estuviera rompiendo el corazón”

Me sentí aturdida como si me hubieran golpeado en la nuca.
Porque soy fuerte. Es diferente a mi vida anterior, donde no podía ayudar a pesar de tener la habilidad.
Inconscientemente, pensé que no moriría ni me lastimaría bajo ninguna circunstancia. Así que pensé que podía adelantarme y todo se resolvería una vez que usara la magia.
Ni siquiera me di cuenta de que cada vez que me adelantaba de esa manera, desgarraba el corazón de alguien que me apreciaba.

“Sé que soy sensible. Pero es tan difícil…”

El rostro de Casius, sonriendo con un leve movimiento de sus ojos, se parecía al del niño del sueño que estaba derramando gotas de lágrimas con los ojos bien abiertos.
Acercándose antes de que me diera cuenta, lentamente estiró sus largos y delgados dedos hacia mí. Cassius, para sostenerme entre sus brazos, me abrazó con tanta fuerza como si yo fuese a volar como un globo y no pudiera atraparme.
Podía sentir el toque de su suave cabello en mi cuello. Una capa negra ondeaba frente a mí como el cielo nocturno.

“Ah…”

Con un solo suspiro, ambos caímos en la cama. (J: areeee esto era +18 ¿?)
El olor a anémona, que no sabía de dónde venía, me hizo cosquillas en la punta de la nariz.
El susurro de Cassius, incapaz de controlar sus emociones, llegó a mis oídos.

“Lo siento. No sabes nada. Cada vez que te involucras en algo extraño, no puedo hacer nada para ayudarte”
Los hombros de Cassius, cuyo rostro estaba enterrado en la nuca de mi cuello, temblaban.
“Lo siento porque me gustas. Pero-”
De repente levantó la cabeza, soltando con voz ahogada.
“No te alejes de mí”

Sus ojos estaban llenos de mi figura, asemejándose a un lago dorado brillando a través del cabello negro que fluía.
A pesar de que las lágrimas que parecían cuentas de vidrio no cayeron de sus ojos, estaban más cubiertos que los del niño del sueño.

¿Por qué esos labios mordaces, el cabello que se agita suavemente y la capa negra que te rodea se ven realmente tristes?

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: