Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 37 LEDOM

¡Este hombre! Realmente era un tirano.

Era un hombre terrible.

Daba señales de convertirse en un opresor. Su padre, el ex Emperador, aparentemente era de igual modo.

El abuelo de Lucrecio, el Emperador Kentius, fue supuestamente un gran Rey que gobernó durante más de 30 años con mano firme pero justa. Desafortunadamente, Lucrecio estaba mostrando su parecido con su horrible padre más que con su amable abuelo.

Viniendo de la Corea del siglo XXI, no podía aceptar el castigo de cortarle el dedo a alguien, especialmente cuando yo era la razón detrás de eso.

“¡No lo hagas! ¡Dijiste que es médico! ¿Por qué le cortarías el dedo a un médico? ¡Eso es terrible!”

“Es diestro, así que planeaba cortarle el dedo izquierdo. No afectará su trabajo en absoluto. De hecho, estoy siendo generoso considerando que lastimó a un miembro real”.

Sonaba como si esto fuera normal. ¿Cómo podía hablar de cortarle el dedo a alguien con tanta indiferencia?

Me enfurecí más. Le grité.

“¡Tú eres quien me dio a beber veneno, entonces por qué culpas al doctor!”

El Emperador frunció el ceño y no me respondió. Solo me miró en silencio.

No podía dejar de hablar. No podía permitir que un hombre inocente saliera lastimado por mi culpa. Sin embargo, me dí cuenta de que convencer a Lucrecio con mi lógica del siglo XXI no funcionaría. Tenía que probar otra cosa.

“¿No deberías ser tú el primero en ser castigado antes que nadie?”

No estaba segura de cómo reaccionaría a mis palabras.

Esperaba que se enojara o se pusiera sarcástico, pero después de mirarme un rato más, asintió inesperadamente.

¿Qué?

“Tienes razón”.

“¿… perdón?”

Tomó mi mano.

La temperatura corporal de Lucretius solía ser más baja que la mía, así que cada vez que me tocaba, sentía como si un aire fresco soplara suavemente contra mi piel. Sin embargo, esta vez, sus manos estaban más calientes que las mías. Obviamente, mi cuerpo aún no se había recuperado por completo.

El caso es que su reacción fue impactante. Lo que dijo después fue aún más desconcertante.

“¿Qué tipo de castigo crees que es justo?”

“…”

¿Perdió la cabeza? ¿Estaba bien? (aprovecha el Bug @_@)

No podía entender, así que lo miré como una idiota. Después de una larga pausa, finalmente le pregunté.

“¿Por qué… por qué estás actuando de esta manera?”

Los ojos verdes de serpiente de Lucrecio me miraron.

Susurró en voz baja: “¿Por qué? No lo sé.”

“…”

Esto fue muy extraño. ¿Cómo se suponía que iba a tomar esto?

Decidí hacer a un lado mi confusión. Reduzcamos un poco la velocidad. Mi primer objetivo era asegurarme de que el médico no perdiera el dedo. Mi segundo objetivo era hacerle entender al Emperador que nunca estaba bien cortarle el dedo a alguien.

Envenenar y conspirar era una cosa, pero tenía que dejar de cortarse los dedos.

Bueno, supongo que también tuve que hablar del envenenamiento. Sentí que sin importar qué tipo de promesa recibiera de él, lo haría de nuevo si fuera necesario. El problema es que la próxima vez que me envenenen, es posible que no despierte.

Elegí mis palabras con cuidado y le dije: “Creo que entiendo por qué hiciste esto. Creo que no pretendías matarme o causarme un daño permanente”.

“…”

“Fue inteligente atacar a la Marquesa Toruka. Realmente fue una buena idea. Estoy de acuerdo contigo en eso, pero… “

Parecía ponerse nervioso. Sus hombros se pusieron rígidos.

“Pero solo es aceptable si me explicas el plan con anticipación y obtienes mi consentimiento. Para ser honesta… Cuando colapsé, mi pensamiento inmediato fue que estabas tratando de matarme “.

“…”

Suspiré profundamente y continué: “No te pediré que no vuelvas a hacer algo como esto en el futuro, pero por favor avísame con anticipación para estar preparada”.

Me preguntó confundido: “¿Ese es mi castigo?”

Abrí mucho los ojos y pregunté: “¡¿En serio?! ¿Crees que esto es un castigo apropiado?”

“…”

Sonreí lentamente. Pensé que quizás también lo vi sonreír.

“Me debes una. Me tomaré mi tiempo para pensar en un castigo adecuado para ti”.

“Supongo… supongo que tiene sentido”.

Me tomaría todo el tiempo del mundo para tomar la mejor decisión. No dejaría pasar esto fácilmente.

Además, ¡estuve inconsciente durante los últimos tres días! No podía pensar con claridad en este momento.

Decidí averiguar hasta dónde podía llegar con este castigo. Esta podría ser mi oportunidad para algo grande en el futuro.

“¿Cuáles son los parámetros para este castigo? ¿Hasta dónde me dejarías ir con eso?”

Sorprendentemente, respondió con facilidad. “Lo que quieras”.

¿Lo que sea?

No podía creer lo que oía.

Esto no era lo que esperaba del gran tirano Lucrecio.

¿No tenía miedo de lo que podría hacerle?

Agité la palma de mi mano frente a su rostro y le pregunté: “¿Puedes ver bien?”

“…”

Frunció el ceño, pero continúe.

“¿Tienes fiebre o algo así?”

“¿Qué?”

“Bueno… Esa es la única explicación posible para tu respuesta. ¿Lo que sea? Debes estar enfermo”.

El rostro de Lucrecio se arrugó cuando respondió: “Tú… Eres tan grosera…”.

Me sorprendí de nuevo.

“¿Quieres decir… Realmente te refieres a lo que yo quiera …?”

Antes de que pudiera terminar mi pregunta, me interrumpió bruscamente. Ahora tenía su sonrisa furtiva característica en su rostro.

“Bueno, supongo que ‘lo que sea’ no tiene sentido”.

“¿Eh?”

“Me equivoqué. Te daré una mejor respuesta. Escucharé tu idea y, si la encuentro aceptable, la aceptaré”.

“¿¡Eh!? ¡No puedes hacer eso! [¡No puedes cambiar de opinión así!]

Estaba tan frustrada que usé mi lengua materna. Olvidé mi condición y volví la cara tan rápido que colapsé en la cama por un repentino mareo.

Me miró como si me mereciera este dolor.

“… ¿Era ese tu antiguo idioma de nuevo? No me importa lo que me hayas dicho, pero no voy a cambiar de opinión”.

Lo miré.

“¡Eres tan mezquino!”

Incluso después de días de quejarse, realmente no cambió de opinión. Lamenté cómo no acepté su oferta inicial. Fui una idiota. (yo te lo dije xD)

¡Debería haberme ido con su primera respuesta!

¡Maldita sea!

* * *

Oficialmente, fui envenenada y perdí a mi bebé, así que me dieron mucho tiempo para descansar.

Fue agradable relajarse. Mi cuerpo también fue envenenado de verdad, así que necesitaba un tiempo libre. El Emperador me permitió más de un mes de vacaciones.

Lowson me cuidó muy bien durante este tiempo. Cuando vino a mí por primera vez, se arrodilló ante mí y me agradeció por salvarlo de perder su dedo. Juró servirme con su vida. Me sorprendió porque no sabía cómo se enteró de la situación de los dedos. Lucrecio debió habérselo contado.

No cabía duda de que era un médico experto. Tomé su medicación todos los días y me recuperé rápidamente. No necesitaba más de un mes de descanso en absoluto. En solo dos semanas, casi había vuelto a mí misma

—- —- — —- —- —- —

Lucrecio está mas domesticado de lo que parece, pero nuestra prota no entiende totalmente las señales… jajajaja ayúdenme para hacerla espabilar. Hasta mañana…

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: