Saltar al contenido
I'm Reading A Book

MPCUEA – 65

MPCUEA

Capítulo 65.

****

Fue entonces cuando hice contacto visual con Oslin.

Volví frenéticamente mi mirada hacia él, pidiendo ayuda. A pesar de que no expliqué nada, Oslin fue muy ingenioso.

“No tiene que detenerlo, Sir Dominic, porque estoy enviando a esta persona como una solicitud de Su Majestad”.

“Vaya. Ya veo.”

Oslin interrumpió para explicar, y el caballero rápidamente descartó sus sospechas. Tomé aire y dejé el grupo con Marianne.

Kwanach había dicho que iba a inspeccionar el área, por lo que debería mirar alrededor de los barracones y la sala de espectáculos.

Caminé rápidamente hacia el callejón con algunas semillas en el puño, por si acaso.

“Tenemos que asegurarnos de que Su Majestad esté a salvo.” (Usphere)

Marianne preguntó sorprendida mientras me seguía con una zancada larga.

“¿Está Su Majestad en peligro ahora?”

“Es posible. Marianne, conoces a Roman, ¿verdad?” (Usphere)

“Sí. ¿No es el maestro de Guiltier? Durante el curso de la investigación, se escapó del palacio imperial y se emitió una orden de búsqueda para todo el imperio. Todos sospechan que Roman es el verdadero culpable que intentó dañar a la Emperatriz. Pero ¿por qué esa persona…?”

“Roman está aquí.”

“¿Qué? Pero él está siendo buscado. ¿Cómo puede él…?”

“Se disfrazó como nosotras. Sin embargo, es mucho más elaborado e impresionante que nosotras. Él puede estar con Su Majestad. Es peligroso. Debemos ir e informarle lo antes posible.”

“Si, Su Majestad.”

Marianne parecía tener curiosidad por lo que estaba pasando, pero no hizo más preguntas. Tampoco tuve tiempo de explicar en detalle. Solo tenía que correr más rápido hacia el cuartel primero.

 

****

 

Mientras tanto, Roman miraba a su alrededor con frustración. Podía ver claramente a Kwanach parado a lo lejos en la distancia. Kwanach miraba a su alrededor con dignidad y le decía algo al capitán de la guardia.

‘Eres desafortunado.’

Cada vez que miraba a Kwanach, sentía una oleada de malicia en su interior.

‘Debería ser mi asiento*…’

(N/T: *se refiere a la posición de Emperador.)

Román fue el elegido. Nunca había dudado de su propia creencia de que su poder inusualmente fuerte era prueba de ello.

‘Originalmente era mío.’

Fue la familia real de Pernen la que gobernó la parte sur del continente humano durante muchos años. La familia Pernen era famosa porque su fundador fue bendecido como la familia Catatel… Era una línea de sangre que vino con la bendición de la Diosa.

Todos los miembros de la realeza eran hermosos, sabios y nacieron con poderes mágicos. Todos nacieron con cabello plateado y ojos morados.

Este color, que no aparecía a menudo en la naturaleza, demostró que eran la línea de sangre elegida.

La familia real se dedicó a fortalecer aún más este linaje sagrado. Se casaron repetidamente de forma incestuosa, bajo la compulsión de que no debían contener ninguna impureza. Creían que esto los haría más poderosos. Pero los efectos secundarios del matrimonio incestuoso eran severos.

Con cada generación, la locura se heredó más severamente, y uno por uno, los reyes enloquecieron. La locura condujo a más locura, y el reino cayó gradualmente en declive.

Era natural que un reino decayera cuando la persona que llevaba la corona se volvía tan loca que no podía soportar el peso de la corona. Pero los reyes se sumergieron cada vez más en la ilusión. Soñaban con la santidad perfecta, la belleza perfecta y anhelaban el trono de Dios.

Dado que estaban más cerca de la Diosa que cualquier otra persona en su linaje, podrían ser como ella si se refinaban bien. La familia real de Pernen experimentó repetidamente con varios tipos de magia, soñando con la inmortalidad.

Su primer enfoque fue la nigromancia prohibida, la magia de devolver la vida a los cadáveres. Experimentaron repetidamente con matar a personas inocentes y tratar de revivirlas. Hubo algo de éxito. Los cadáveres cobraban vida, respiraban y se movían. Sin embargo, eran seres parecidos a marionetas sin ninguna inteligencia.

El último de los reyes de Pernen. Era un completo loco que usaba a personas que habían vuelto a la vida a través de la nigromancia y realizaba experimentos horribles. Sembró sus semillas en los cadáveres y les hizo tener a sus hijos.

El rey esperaba que los niños nacidos de los cuerpos que desafiaron a la muerte y regresaron fueran superiores a los humanos. Estos hijos lo sucederían y gobernarían el reino, y juntos ascenderían al trono de Dios.

Los niños nacidos de esta manera fueron mellizos.

Para cuando nacieron los gemelos, la locura del rey se había vuelto aún peor. Estaba en un estado de completo desorden mental y ya había olvidado el hecho de que tenía gemelos con un cadáver revivido.

No eran mejores que bastardos, niños nacidos de pensamientos horribles.

Ambos eran niños, pero el hermano mayor tenía cabello plateado y ojos morados que no podían negar su línea de sangre real Pernen. El hermano menor, por otro lado, tenía el cabello gris y ojos que están en algún lugar entre el púrpura y el violeta.

El hermano mayor se mantuvo en secreto en la casa real, pero nunca dejó que su presencia fuera conocida por el mundo exterior. Los niños fueron encerrados en el sótano más oscuro y tuvieron que someterse a muchos experimentos para ver si eran realmente humanos y qué tipo de seres eran.

Afortunadamente o desafortunadamente, el hermano menor fue expulsado del Palacio Imperial. Era un niño que no tenía la apariencia real.

Y así, el niño que tuvo que separarse de su hermano se convirtió en soldado esclavo. Permaneció completamente ignorante de su nacimiento hasta que alcanzó la mayoría de edad.

Su hermano gemelo, que creció en secreto en el palacio real, se convirtió en un mago increíblemente poderoso.

El nombre de este mago era Roman. Circulaban historias de que las bendiciones de la Diosa habían dejado a la familia real de Pernen y, como para probarlo, las plataformas mágicas habían dejado de existir hacía mucho tiempo.

Pero el niño nacido del cadáver era diferente. Roman era más poderoso que cualquier otra realeza en la historia. Sin embargo, nadie se atrevió a sacar a Roman del sótano y darle el estatus oficial de Príncipe. Fue un rechazo instintivo.

Cualquiera que supiera el nacimiento de Roman no tuvo más remedio que alienarlo y evitarlo.

Roman se quedó así por un tiempo, y alrededor de los 16 años, escapó solo de la mazmorra. Sin que todos lo supieran, Roman escapó del palacio real, se transformó en diferentes personas y comenzó a estar solo.

Roman podía ser quien quisiera ser. Como para probar que era un niño nacido de una cáscara vacía. Para él, el cuerpo era solo un caparazón que podía ser reemplazado en cualquier momento.

No admiraba a la familia imperial, porque no consideraba a las personas que vivían allí como su línea de sangre. Sin embargo, se enteró de que tenía un hermano menor, por lo que quería encontrarlo… El nombre de su hermano era Jaxor.

‘¿Quién fue más infeliz en la vida: Roman, encerrado en el sótano y tratado como un experimento, o Jaxor, que creció afuera bajo la luz del sol, pero como un esclavo?’

Roman tenía que ver a su hermano. Porque era el único como él en el mundo. Mientras tanto, el mundo cambió drásticamente. Se produjo una revolución.

El Reino de Pernen, que ya mostraba signos de colapso, fue completamente destruido. El que entró en la brecha y marcó el comienzo de una nueva era no fue otro que un esclavo… Kwanach.

Y el fiel mejor amigo del esclavo, Jaxor.

Roman los observaba desde la distancia. Jaxor sonreía alegremente con una mirada de fidelidad al lado de Kwanach.

‘Oh, está claro ahora. ¿Quién es el más desafortunado…?’

‘Hermano, debes haber estado tan feliz de no conocer tus raíces. Simplemente piensas que eres tan común como los demás.’

A diferencia de Roman, Jaxor no nació con magia y fue abandonado, pero por eso, vivió una vida más humana que Roman.

Cuando Roman escuchó la noticia de que Jaxor era un esclavo, se sintió aliviado por dentro al saber que lo habrían tratado como basura al igual que él. Sin embargo, Jaxor ya no era un esclavo. Y su vida no parecía ser infeliz.

Roman sintió que le habían quitado todo.

‘¿Qué debo hacer en una situación como esta?’ – Se preguntó a sí mismo. La respuesta llegó rápidamente.

Tomarlo todo de nuevo. Sí, quería recuperarlo. Todo lo que debería haber sido suyo… Su único hermano, y este enorme Imperio.

Lo duro que había trabajado para esto. Roman miró con tristeza los altos muros construidos sobre la frontera.

‘Ahora solo necesito salir de aquí. Entonces puedo terminar con todo.’

El plan salió un poco mal porque Usphere no murió. Si ella hubiera muerto por envenenamiento, inmediatamente crearía una excusa para comenzar una guerra en el norte y formar una alianza.

Pero por ahora, no había ningún punto centrípeto que mantuviera unida a la enorme coalición del Norte.

Si el ataque hubiera comenzado desde el exterior, habría sido fácil escapar. Ahora que todo el imperio estaba concentrado en atraparlo, incluso Roman, que era un genio para escapar, estaba teniendo dificultades.

‘Bueno, está bien. No sería muy divertido si no hubiera arrebatos.’

Esto podría decirse que es un paso preparatorio para agregar a la atmósfera. Estaba bien.

Resultó que conoció a su hermano, Jaxor, y el experimento que hizo con los cadáveres con esclerósis estaba casi completo. Solo necesitaba complementar un poco el experimento.

Lo único que quedaba por hacer era poner el continente patas arriba y obtener el imperio que originalmente era suyo.

Roman miró a Jaxor. La mirada de Jaxor al lado de Kwanach se volvió hacia Roman por un momento y luego cayó. Le tomó mucho esfuerzo a Roman poner a Jaxor de su lado.

Fue hace unos dos años que entró en contacto con Jaxor. Al principio, Jaxor se negó a creer en su identidad y negó cualquier relación. Eventualmente, sin embargo, Jaxor aceptó sus raíces.

El día que Roman escapó de la mazmorra, robó los registros de los experimentos humanos a los que se había sometido y huyó. También hubo un breve registro de su hermano gemelo allí.

Después de leer todo lo que le habían hecho a su hermano, Jaxor estaba confundido.

Roman susurró a su hermano.

“La sangre es más espesa que el agua. Salimos del mismo vientre. Fuimos concebidos de la misma muerte.”

Jaxor estaba disgustado, pero simpatizaba con su hermano.

“No importa cuánto tiempo pases con Kwanach, tu verdadero hermano soy yo. A quien le das tu fe debe ser a mí, no a Kwanach”.

A los esclavos no se les permitía tener familias. Este fue el mayor dolor de los esclavos. Como no pertenecían a ningún lugar, fueron empujados de un lugar a otro y tuvieron que morir solos.

Para Jaxor, un esclavo, la aparición de un verdadero hermano fue una tentación dulce y amarga.

Roman convenció lenta y enérgicamente a su hermano. Jaxor fue sorprendentemente firme, a pesar de las apariencias. Era como si lo hubieran teñido mientras pasaba tiempo con Kwanach.

Así que Roman ocultó las cosas sucias como la esclerosis y los experimentos corporales de Jaxor.

“Solo estoy tratando de recuperar lo que originalmente debíamos tener.” – Dijo, creando constantemente dudas en la mente de Jaxor.


Nameless: Realmente no me esperaba este desenlace… nunca fue por celos, envidia o ansias de poder el motivo por el que Jaxor se alió a Roman. Pero igual no creo que Kwanach lo perdone si tuvo que ver con el envenenamiento de Usphere.

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Cuando lo describieron a Jaxor cuando conoció a Usphere, decian que los que eran de la dinastía tenían ciertas características y eran tal cual las de Jaxor, esta entre la espada y la pared, su mejor amigo y su hermano gemelo reecontrado.
Gracias por la traducción

Responder

Yo la traduzco y ni cuenta me di… jaja, se nota que estabas atenta

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: