Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 57

Capítulo 57.

 

‘Ah, de verdad.’ – Tan pronto como se despertó, Su-ah luchó debajo de la manta.

Afortunadamente, no soñé nada. Sin embargo, cuando los recuerdos de ayer regresaron, me sentí roja de pies a cabeza por la vergüenza.

<’Incluso me gustas mucho…!’>

‘¿Qué diablos dije?’(Su-ah)

Tal vez no escuchó el final.

Incluso si no lo hizo, ¿cómo podría estar más avergonzada cuando incluso le ruego que se case conmigo? Tengo problemas más serios que eso.

Todavía me sentía mareada al recordar el momento en que se cayó el ascensor en el que viajaba con Yoon-Sung. Sin embargo, cuando miré hacia atrás en ese momento, me di cuenta de que en el instante en el que estaba a punto de morir, no pensé en mi madre como solía hacerlo, sino que pensé en él.

¿Creía que Hwa-hee me salvaría incluso en ese momento?, o ¿todavía me sigue gustando mucho?… Tal vez sea porque me siento halagada.

En el momento en que se abrió el ascensor, él estaba emitiendo una energía bastante aterradora, pero en ese momento me sentí aliviada al verlo.

Reflexioné sobre por qué estaba tan enojada con él en primer lugar. ¿Realmente pensé que mató a mi familia en mi vida pasada?

No, realmente no lo creo. De ser así, no habría forma de que siguiera viviendo en una casa sin dueño, y sin importar cuánto mi vida estuviera en juego, no habría pensado en casarse con él.

Aun así, aún no había nada definitivo, así que tuve que dejar las dudas en un rincón de mi mente. Sin embargo, mi mente seguía tratando de precipitarse hacia otras emociones diferentes.

‘Min Su-ah, no es el momento de hablar de emociones. Necesitas resolver el problema de mi supervivencia el cual es más urgente ahora mismo.’

Aunque traté de murmurar una y otra vez como si me estuvieran lavando el cerebro, no podía olvidar las palabras que salieron de mi boca.

Me preparé para el trabajo con más meticulosidad que nunca, para no pensar en ello. Luego, debido a un retraso, Su-ah, que estaba saliendo de la habitación a toda prisa, retrocedió sorprendida.

Hwa-hee, que estaba apoyado contra la barandilla con los brazos cruzados, se levantó y preguntó tan pronto como sus ojos se encontraron.

“Entonces, ¿qué estabas tratando de decir ayer?”

“¿Qué estás haciendo ahí?” (Su-ah)

“No puedes saber cuándo lo ves. Te he estado esperando, Min Su-ah. No puedo dormir bien si tengo curiosidad.”

“……”(Su-ah)

“¿Qué diablos? ¿Qué pasa si incluso te digo “gus” muchas veces?

“… ¿Por qué no te detienes?”(Su-ah)

“He estado enumerando palabras que comienzan con ‘gus’ toda la noche, y hay cientos de ellas. Burla. Silencio. Investigación. Diminuto, y cosas por el estilo.”

(N/E: No tiene sentido porque esta en coreano, asumo que esa palabras también inician de la misma forma.)

“Te pido que te detengas.” (Su-ah)

“No creo que sea solo un poco pequeño. Incluso pensé que eras muy pequeño, porque no tiene sentido. Soy bastante mayor.”

“Oh, por favor detente… ¡Basta ya!” (Su-ah)

Su-ah empujó a Hwa-hee, que murmuraba para sí misma, y bajó por las escaleras. Pero él la siguió a de un paso de distancia y murmuraba repetidamente.

“¿Incluso he investigado mucho? Incluso traté de intimidarte.”

Gracias al desfile de tonterías de Hwa-hee, finalmente tuve que taparme los oídos. Resoplé y parpadeé mientras salía corriendo por la puerta principal como si estuviera huyendo.

“Conduzcamos al trabajo en mi auto. Si quieres casarte, tendrás que acostumbrarte a estar conmigo.”

“…No me gusta.” (Su-ah)

“Odio escuchar eso. Ja,ja, si ese es el caso, entonces prometo callarme mientras estamos en camino.”

Su-ah miró a Hwa-hee, que tenía una atmósfera completamente diferente a la de ayer.

Cuando vi que sus ojos fríos habían cambiado repentinamente a suaves, sentí como si cada rincón de mi corazón congelado se estuviera derritiendo. Por extraño que parezca, incluso me sentí aliviada. Aunque fui yo quien dudó de él y lo apartó, fue él quien se había mostrado reacio a actuar.

Su-ah, que dudaba, caminó lentamente con él como si no pudiera ganar.

Como prometió, Hwa-hee cerró la boca y el silencio cayó en el auto.

Su-ah se sentó en el asiento del pasajero y movió los dedos con torpeza, tratando de no ser consciente de él.

“Tómalo.”

Mientras se detenía debido a la señal de ‘Stop’, Hwa-hee sacó una pequeña caja del interior de su chaqueta y se la tendió.

“¿Qué es?” (Su-ah)

“Estamos oficialmente comprometidos. Probablemente lo necesitarás para alguna ocasión oficial.”

Cuando lo recibí inesperadamente y lo abrí, un anillo hecho de platino y con una gran joya brilló. Su-ah, que estuvo jugueteando con el anillo por un rato, se lo puso en el dedo anular izquierdo y murmuró en voz baja.

“Es bonito, gracias.” (Su-ah)

Hwa-hee, que estaba mirando al frente con el codo en el volante, de repente giró la cabeza y preguntó con sospecha.

“¿Estás enferma?”

“¿Qué?” (Su-ah

“¿Por qué usas tan fácilmente esa cosa que no te quedan bien? No te lo di por eso.”

“¿Qué? ¿No me lo diste para que lo use?”(Su-ah)

“Por supuesto que pensé que no te gustaría, así que trataré de elegir otro contigo como excusa.”

Su-ah se olvidó de decir algo y miró alternativamente al anillo y a él. Era una situación en la que era difícil decir si le gustaba o no.

Ella dijo sin confianza, juntando con cuidado curvó sus dedos torpemente rígidos ante su mirada punzante.

“Oh, no es de extrañar que el anillo se vea tan bien como para estorbar.” (Su-ah)

“Entonces, ¿vas a escoger otra cosa?”

“…Sí, hagamos también el del director, ya que estamos en eso. No puedo usar un anillo de compromiso sola.” (Su-ah)

Como si Hwa-hee hubiera perdido sus palabras ante una inesperadamente inocente Su-ah, Sorprendentemente, volvió la mirada al frente sin decir nada.

Su-ah bajó la mirada y miró a Hwa-hee mientras jugueteaba con el incómodo anillo. Entonces de repente se dio cuenta que las puntas de sus orejas (él) están un poco rojas, mirando por la ventana me pregunté, ¿qué dije que hizo que sus oídos se pusieran rojos?

El rostro de Su-ah, que lo miraba con recelo, pareció calentarse al mismo tiempo.

 

* * *

 

Su-ah de repente dejó de escribir y se quedó mirando fijamente el monitor de la computadora.   No era fácil concentrarme en el trabajo. Muchos pensamientos iban y venían en mi cabeza, pero el tema principal era mi matrimonio con Park Hwa-hee.

‘¿De verdad me voy a casar con él?’ (Su-ah)

Su-ah, que estaba inmersa en sus pensamientos, vio un mensaje parpadeando en el monitor y lo revisó reflexivamente. Era una nota de un gerente para el almuerzo.

‘¿Ya es tan tarde?’ – Mecánicamente, me dirigí a la entrada del edificio para ir a la cafetería con mi celular en la mano, y la gente que pasaba la miraba de reojo.

A menudo he estado sintiendo ese tipo de mirada en estos días. Creo que fue por la cena de la empresa en el hotel de conferencias hace un tiempo.

Sin embargo, las miradas curiosas fueron demasiado lejos hoy. Cuando un empleado que estaba parado en la entrada miró hacia el lugar donde estaba yo, haciéndome gestos con entusiasmo, recién me percaté que Hwa-hee estaba apoyado contra el auto que estaba estacionado en la entrada del edificio.

Sorprendida por el hombre que se acercaba sin siquiera mirar a las personas que lo saludaban, Su-ah murmuró a un compañero.

“Oh, tenía algo que hacer, pero lo olvidé. Disfruta tu comida.”(Su-ah)

Su-ah, consciente de los ojos de la gente, se acercó a Hwa-hee con torpeza y susurró.

“¿Que está pasando?” (Su-ah)

“Tienes que elegir un anillo.”

“¿Era tan urgente?” (Su-ah)

“No es que el anillo sea urgente, es que tengo prisa.”

“¿Qué?” (Su-ah)

“Tengo tanta curiosidad que no puedo soportarlo. ¿Qué sigue? ¿eh?”

Con una cara seria, ella mantuvo la cerró la boca y lo miró.

“Si vas a seguir haciendo eso, ve solo.” (Su-ah)

“Está bien, no te volveré a preguntar.”

Hwa-hee, que se encogió de hombros, fingió cerrar la boca y le abrió la puerta del auto.

 

* * *

 

“Bienvenidos. El anillo está preparado dentro de la tienda.”

Un empleado que se presentó como anfitrión los esperaba frente a la tienda.

Su-ah miró con curiosidad alrededor de la espaciosa tienda.

‘Hay un lugar como este.’ (Su-ah)

Todo tipo de artículos de lujo, incluyendo ropa, accesorios, zapatos y bolsos, se exhibieron bajo una lujosa iluminación.

Le susurró a Hwa-hee mientras miraba los hermosos vestidos de noche tachonados con joyas.

“¿Qué tipo de ropa debo usar para un evento público donde tenga que usar el anillo de compromiso? No me digas que tengo que usar un así”

Hwa-hee miró por encima del vestido que señaló y se río.

“Usa lo que quieras. Min Su-ah se vería como una diosa incluso si usara harapos.”

“¿Qué quieres decir con harapos? No estarás dudando de mi gusto en este momento, ¿verdad?” (Su-ah)

“No lo dudo, pero creo que he visto más sudaderas que otro tipo ropa en tu habitación.”

“Estoy tratando de no endeudarme tanto como sea posible…”(Su-ah)

Cuando Hwa-hee levantó las cejas de inmediato como si no estuviera satisfecho con las palabras de Su-ah, ella pronunció las palabras que había estado conteniendo durante mucho tiempo.

“Bueno, por cierto. Incluso ahora, ninguna de las ropas en la habitación es de mi gusto. ¿Qué puedes hacer con esa ropa tan coqueta?” (Su-ah)

“Oh, ¿en serio? Entonces tiraré todo lo que hay en la habitación y compraré todo de nuevo.”

Él dio un paso atrás y levantó la mano, haciendo contacto visual con ella. Tan pronto como el personal se acercó, sin sinceridad señaló la ropa sin apartar los ojos de Su-ah y dijo.

“Dame todo de aquí hasta aquí.”

Sorprendida, Su-ah sacó su tarjeta y lo agarró del brazo tratando de entregársela al personal y preguntó.

“¡Hey! ¿Qué estás haciendo?” (Su-ah)

“Se llama dinero en una palabra de argot. Porque esto es todo lo que puedo hacer por ti en este momento.”

Cuando él resopló y le dio una mirada explícita a su brazo, Su-ah lo soltó suavemente.

Hwa-hee solo dijo lo que tenía que decir y entró, mientras que Su-ah sonrió incómodamente mientras miraba al personal que la esperaba.

El empleado sonrió cara a cara y explicó amablemente.

“Creo que el Director estaba bromeando. Esta ropa de mujer es la que terminamos de hacer para usted.”

Su-ah volvió a mirar alrededor de la tienda.

‘E… Eso es ridículo. Hay más artículos que traer toda una tienda por departamentos entera, pero ¿todos son míos?’ (Su-ah)

Cuando entré en la habitación con un estado de ánimo desconcertado, un miembro del personal que había dejado los anillos en la mesa la estaba esperando.

Su-ah señaló el anillo que primero le llamó la atención. El patrón grabado era simple, pero parecía sofisticado.

“¿Qué piensas sobre esto? Creo que le quedará bien.” (personal)

Tan pronto como el empleado sacó el anillo y me lo mostró, Hwa-hee solo lo miró sin decir una palabra.

“¿No le gusta?”(personal)

“De ninguna manera.” (Su-ah)

“¿Por qué no te lo pruebas?” – Cuando el empleado dijo, Hwa-hee de repente extendió su mano.

Mientras Su-ah dudaba, él recogió el anillo y se lo puso con cuidado en el dedo anular. Hwa-hee movió su mano de un lado a otro como si fuera una maravilla, y luego murmuró suavemente, cubriendo su mano como si estuviera rozándola.

“Gracias. Tomaré esto.”

Cuando Su-ah asintió, de repente cerró los ojos y sonrió. Como si hubiera recibido el regalo que estabas esperando.

No podía apartar los ojos de él como si estuviera poseída por un momento por la inesperada sonrisa… Sentí como si hubiera pasado bastante tiempo desde que lo vi sonreír genuinamente.

Sí, él era el que se reía así.

La esquina de mi corazón que estaba a punto de endurecerse parecía blanda, por lo que Su-ah se rió junto a él sin darse cuenta.


Nameless: Chicas, me siento mal, no sé si me he resfriado o me ha dado COVID…. ya estamos en la 4ta ola en Lima.

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: