Saltar al contenido
I'm Reading A Book

READEM 280

Qin Yu bajó la cabeza y sacó un cigarrillo de su pitillera. Un momento después, las llamas del encendedor se avivaron e iluminaron su rostro pálido, pero no dijo nada.

De hecho, en ese entonces, solo quería que Ruan Tian lo mirara más.

“Hermano mayor, aunque tampoco puedo ser considerado una buena persona, al menos sé que lo que hiciste en ese entonces estuvo mal”.

Qin Yu se quedó allí en silencio, con el rostro inexpresivo e imposible de leer.

Su aura helada, junto con el asfixiante olor a humo, pareció desplegarse y llenar la habitación.

Qin Yu finalmente dijo: “Nunca quise lastimarla”.

Qin An accidentalmente dijo en voz alta las palabras que aparecieron inmediatamente en su corazón: “Pero ella estaba herida”.

A decir verdad, Qin An no estaba tratando de hablar por Ruan Tian o luchar contra la injusticia en su nombre. Más bien, ¡simplemente no podía soportar ver a su hermano actuando tan loco!

Qin An se pasó los dedos por el cabello con impaciencia y dijo: “En realidad, hay algo que nunca te dije todo este tiempo”.

Qin Yu lo miró de reojo.

Qin An continuó: “¿Recuerdas esa vez cuando Ruan Tian te golpeó?”

Qin Yu, por supuesto, recordó ese día. Él había estado tan enfermizo y débil en ese momento que fácilmente lo tiró al suelo y lo hizo perder toda la cara frente a sus compañeros de clase.

“Fue ese día cuando tomaste la carta de amor que Ruan Tian escribió para el hermano Shen y la leíste en voz alta a todos”.

Qin Yu dio un gruñido confuso de reconocimiento, luego se estiró y se frotó la frente con la mano libre. Parecía que no quería pensar mucho en el pasado.

En ese entonces, había sido como una bestia cegada por los celos, e incluso hasta ahora todavía podía recordar lo que estaba escrito en esas cartas de amor.

“Un poco después de que eso sucediera, la vi llorar”.

Qin An dijo lentamente. De hecho, en ese entonces él también se había quedado muy sorprendido. ¡No había esperado toparse con una escena tan emocionante por coincidencia!

Ese día se había saltado clases y planeaba ir a un cibercafé, por lo que saltó la pared y comenzó a dirigirse en esa dirección cuando inesperadamente escuchó unos sollozos desconsolados provenientes de un callejón.

Había estirado curiosamente el cuello para echar un vistazo al callejón y se sorprendió bastante al darse cuenta de que en realidad era alguien a quien reconocía. Era Ruan Tian, ​​la chica que había estado acosando a Shen Shu y que había golpeado a su hermano.

Pero en este momento, su uniforme escolar estaba muy sucio y ella estaba en cuclillas en el suelo mientras lloraba e intentaba pegar los pedazos rotos de su carta de amor.

“Esa fue la única vez que vi llorar a Ruan Tian en toda mi vida, y estaba tan histérica que lloró hasta quedarse ronca”.

De hecho, Qin An sintió que tomar la carta de amor de una niña y leerla en voz alta frente a todos no era una acción que un humano debería hacer. Solo una bestia haría tal cosa.

Sin embargo, en aquel entonces, todos ellos habían sentido que estaban firmemente del lado de la moralidad. Simplemente lo descartaron con el pensamiento de que ‘Ya que era Ruan Tian, ​​ella merecía sufrir’.

El rostro ya pálido de Qin Yu parecía perder aún más color, y su mente no pudo evitar recordar ese día. Los ojos rojos y enfurecidos con los que Ruan Tian lo había mirado…

Inhaló bruscamente y su garganta inmediatamente se sintió ahogada por el humo.

Qin Yu se acurrucó y dejó escapar algunas toses secas, lo que hizo que su rostro se viera aún más pálido. Después de un tiempo, se recuperó, pero cuando se enderezó todavía se sentía un poco sin aliento debido a una extraña opresión en el pecho.

Ese día, Shen Shu sacó descuidadamente la carta de amor de su escritorio y la leyó sin mucho interés, luego se volvió y dijo con una sonrisa.

“Ah’Yu, Ruan Tian había escrito algunas cosas realmente interesantes esta vez”.

Shen Shu probablemente había estado mencionando casualmente el asunto en ese momento y no había pensado mucho en ello. Sin embargo, su habitual personalidad fría y noble de “juventud superadora” se había resquebrajado ligeramente y dejado escapar un poco del desprecio y el desdén que sentía en su corazón.

Pero, a los ojos de Qin Yu, ese desprecio y desdén era como si el otro chico se estuviera mostrando intencionalmente frente a él.

Eso hizo que se sintiera furioso y volvió locamente ese sentimiento contra Ruan Tian.

Qin Yu dijo con voz ronca: “No lo había pensado”.

Mirando hacia atrás, se dio cuenta de que era cierto. Siempre había actuado como si Ruan Tian nunca tuviera un día en el que lloraría o estaría triste.

Pero, en realidad, solo había sido una niña de diecisiete años. ¿Cómo podría ella ser fuerte? ¿Cómo podría nunca llorar o estar triste?

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (6)

Finalmente reconoces que te portaste peor que un perro? Ja, Tian Tian tiene que devolverte todo el dolor recibido

Responder

X2 Que lo haga sufrir hasta devolver todo

Responder

Bueno, obviamente después de eso nadie te querría. Chico, que necesidad tenías de hacer eso. Creo que con que solo le hubieras dado un poco de cariño en esa época ella estaría detrás de ti. Y los dos serían felices. Ahora mira a ver cómo le haces, porque realmente no es fácil, ni siquiera difícil, es casi imposible solucionar algo como eso. Me lo hacen a mi, y en mi vida le vuelvo a hablar. En fin, gracias por la traducción.

Responder

Y es por eso que no quiero que se quede con ese loco de Qin Yu. Es un maldito. Y así como fuma debe haber estado fumando desde hace mucho, seguro muere de cáncer pulmonar joven

Responder

Rayos ni como abogar por el , te portaste terrible con ella , en verdad los galanes en esta historia es un bastardo , un toxico posesivo y un yandere , en serio no hay uno que este mentalmente sano

Responder

Ay ಥ_ಥ

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: