Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 162 – QRALE

QRALE

Capítulo 162 – Al infierno del que salí

 

“…¿Qué?”(Natasha)

“De acuerdo. Si sales de esta puerta y llegas al pasadizo secreto de manera segura, tus posibilidades de sobrevivir aumentarán. Sin embargo… Si te quedas aquí, lo más probable es que mueras hoy.”(Roselyn)

En ese momento, Natasha sintió una extraña familiaridad en la voz de la mujer. Era una voz familiar que había sido olvidada de su memoria, pero permaneció en su mente subconsciente.

“No nos importa si te quedas aquí. La decisión es tuya.”(Roselyn)

La mujer agarró el pomo de la puerta para salir. Natasha tragó saliva seca y se levantó lentamente. En ese mismo momento, la mujer dijo mientras detenía a Natasha escondiendo el pomo de la puerta detrás de su espalda.

“Haré una pregunta.”(Roselyn)

“…¿Qué? ¿Qué quieres decir?”(Natasha)

“Cainley V. Sunset.”(Roselyn)

Un nombre inesperado salió de la nada… A Natasha se le puso la piel de gallina al pensar que de alguna manera sabía quién era el dueño de esa voz.

“Oye, ¿por qué está…?”(Natasha)

“¿Por qué vino a tu mansión?”(Roselyn)

(N/E: De alguna manera, Natasha engañó a Cain para que fuera a su mansión y fue incriminado por seducir a Natasha y fue asesinado, pero realmente nunca supimos porque fue a ver a Natasha.)

<’¡Ugg!’>

Natasha tragó saliva seca, tratando de mirar a los ojos de la mujer velada. Pudo vislumbrar los ojos de la mujer bajo el velo translúcido, pero aún desconocía el color de sus ojos.

“Si no respondes, la puerta no se abrirá. Pero si respondes, abriré la puerta.”(Roselyn)

Natasha no podía abrir la boca fácilmente. De hecho, incluso si esa puerta se abriera y ella saliera corriendo, no podría decir si realmente era un camino seguro… Nada era seguro, y por el contrario, Natasha enloqueció.

Como si hubiera leído su vacilación, la mujer volvió a abrir la boca.

“El bebé se parece a su madre.”(Roselyn)

“…..!”

Natasha miró a la mujer con una cara blanca y sorprendida. Sus manos temblaban de asombro.

“Si sales al pasaje secreto, alguien te estará esperando. Si llegas a salvo, te llevaré al bebé.” (Roselyn)

“¿Quién eres tú?”(Natasha)

Natasha ahora estaba temblando por todo su cuerpo. La mujer del velo la instó una vez más con voz tranquila.

“Nos estamos quedando sin tiempo, Natasha Roanti.”(Roselyn)

“… Ah, ah, no. Ja, de ninguna manera… ¡No puede ser…!”(Natasha)

“Parece que ella no quiere decir nada”. (Asha le dijo a Tamon)

Ante el murmullo de la mujer, Tamon asintió con la cabeza y abrió la puerta. Sin dudarlo, la mujer siguió al hombre y cerró la puerta.

Entonces, sobresaltada, Natasha corrió hacia la puerta cerrada.

“¡El conde Puglish había estado esparciendo chismes sobre su esposa!”(Natasha)

(N/E: *El conde Puglish era el exmarido de Anna… Lo único que faltaría es que ese desgraciado también hubiera sido un traidor.)

“…..”

Natasha exclamó desesperadamente a través de la rendija de la puerta.

“¡Y luego vendió las cosas de su esposa en una subasta clandestina! Bueno, Roxon encontró la subasta y me lo dijo. ¡Porque el dueño de la casa de subastas estaba vinculado a Roxon, y primero compramos las cosas de Anna Puglish al vencer al postor!”(Natasha)

“… ¿Cuáles eran los artículos?”(Roselyn)

Afortunadamente, los dos no se habían ido todavía… Natasha golpeó la puerta cerrada y dijo como si suplicara.

“Ábrelo. ¡Abre la puerta y te lo diré!”(Natasha)

“Dilo. Si me lo dices, abriré la puerta.”(Roselyn)

Este era un mal negocio para Natasha.

Natasha continuó, casi llorando.

“Negligés, pañuelos, medias, etc. que solía usar. No fue una cosa o dos. Pero incluso si faltara una cosa, no se sabría.”

Los artículos presentados por el Conde eran extremadamente privados.

Los coleccionistas pervertidos estaban particularmente obsesionados con las medias de seda que habían usado las damas, y estaban aún más entusiasmados porque esas cosas tenían bordado el nombre de Anna.

Después de que Natasha lo compró todo, se lo contó a Cain… No había nadie en la sociedad que no supiera que Caín y Anna tuvieron una historia de amor cuando eran jóvenes. Sin embargo, dado que no ha habido ninguna reunión privada ni correspondencia desde entonces, fue enterrado de esa manera.

Un día, Natasha lo supo cuando leyó la mirada de Cain mientras miraba a Anna.

“Cada vez que llamaba a Cain a mi mansión, le daba una de las cosas de Anna. Cada vez que iba le pedía un regalo o algo a cambio de ello. Eso facilitaría la difusión de rumores de que me estaba seduciendo…”(Natasha)

Era solo Anna quien se metería en problemas cuando se dijera que cosas como su ropa interior pasaban por las manos de otros hombres.

Antes de que Natasha pudiera usarlo como excusa para persuadirlo de que guardara un secreto, Cain mantuvo la boca cerrada… Para no avergonzar a Anna, trató de manejar todo por su cuenta.

Incluso cuando Natasha le dijo que se arrodillara o que lo abofetearan cuando lo llamaron, no se rebeló.

“Hombre estúpido. ¡Un tonto! ¡Cegado por el amor…!”(Natasha)

Natasha lloró involuntariamente y murmuró nerviosamente. No podría haber tal amor. Un corazón tan devoto tampoco podría existir. Natasha insultó el amor de Caín, porque todo el amor por el que había pasado era una tontería.

“… ¿Por qué Caín no le dijo a la Emperatriz? Podría haberle consultado.”(Roselyn)

Natasha confesó nerviosamente. – <“Si le dices esto a la Emperatriz, las medias con el nombre de Anna contienen semen de hombres y se esparcirán por la calle.”>

Los rumores eran más rápidos que los pies.

Si las medias de Anna empapadas con fluidos corporales de hombres o artículos más íntimos se colocaran en un lugar peligroso, quizás Anna Puglish, la dama de honor de la Emperatriz, llevaría la etiqueta de la prostituta más sucia del mundo.

Si la amiga más cercana y dama de honor de la Emperatriz tenía ese apodo, era natural que el honor de la Emperatriz se dañara. Si la Emperatriz iba a investigar el caso para ayudar a Anna, Natasha tenía la intención de acusar a Caín de culpable.

Por lo tanto, no era difícil falsificar que Anna estaba engañando a su esposo con Caín.

Ya estaban las cosas de Anna que Cain había recibido de Natasha como evidencia.

Natasha amenazó a Cain así.

Cegado por el amor, Cain finalmente no tuvo más remedio que escuchar a Natasha y fue incriminado por seducirla.

“…¿Eso es todo?”(Roselyn)

Caín fue inocente hasta el momento de su muerte y se declaró inocente.

Gritó al torturador y al Emperador que los rumores fueron fabricados por la amenaza de Natasha, pero nadie lo escuchó… Fue una tortura ejecutada bajo el liderazgo del Emperador.

(N/E: Espero que Anna nunca se entere de todo esto, creo que si lo sabe, nunca se daría una nueva oportunidad con Perso.)

‘¿Quién le creería y revelaría su inocencia?’(Roselyn)

Caín tuvo que morir solo, estigmatizado. Sin embargo, fue él quien protegió el honor de Anna hasta el final.

“Eso es todo. En realidad.”(Natasha)

Estúpido, estúpido y estúpido.

¿Él realmente iba a tomar todo eso? ¿Para proteger el honor de Anna y soportar todos los sucios rumores?

“¡Entonces, abre la puerta! ¡Apúrate!” (Natasha)

Justo antes de que Natasha azotara la puerta con el puño, la puerta bien cerrada se abrió.

Natasha atravesó la puerta y corrió.

“Adiós.”(Roselyn)

Escuchó la voz de la mujer velada susurrando en su oído.

“…al infierno del que salí.”(Roselyn)

Sobresaltada, Natasha volvió a mirar a la mujer sin darse cuenta. Pero la mujer ya caminaba hacia el lado opuesto sin remordimientos, sin mirarla.

 

* * *

 

“…¡Encuéntrenla!”(nobles)

‘¿Estaba ella sólo a mitad de camino?’ – Natasha reclinó su cuerpo en las sombras detrás de los árboles, estimando la distancia de la torre oeste en la distancia.

‘¿Están esas personas buscando la flor nacional?’(Natasha)

Había visto gente que pasaba muy ocupada.

Fue una suerte que se hubiera puesto ropa de sirvienta. Ocultó su cabello rubio en una redecilla y cubrió la parte superior de su cabeza con una capucha.

Natasha miró vacilante su barriga, que había falsificado para que sobresaliera. Afortunadamente, pudo cubrirse el estómago con un delantal, pero la molesta sensación no desapareció… Sin embargo, era difícil sacarlo.

Incluso si era un inconveniente, en caso de una situación inesperada, todavía no podía sacarlo porque estaba adherido a su estómago.

Natasha se mordió el labio, notando la daga que había llevado junto a su estómago.

Era algo que había podido hacer porque la habitación, donde estaba confinada, no estaba lejos de la habitación del Emperador.

‘Quizás las dos personas (que vió) habían noqueado a todos los guardias del Emperador; el palacio estaba vacío.’

Natasha escapó y se coló en la habitación de Gillotti. Así que tomó la daga que Gillotti había escondido en secreto.

(N/E: ¡Michi! Se llevó la daga descifradora…)

Al principio trató de tomar lo que pudo, pero se detuvo porque estaba segura de que sería perseguida si intercambiaba los bienes del Emperador en el mercado. Luego encontró la caja fuerte de Gillotti. Por supuesto, ella también sabía cómo abrir la caja fuerte.

Irónicamente, solo había una daga en la caja fuerte del dormitorio. Pero ella no podía simplemente reírse de eso. ‘¿No era esta daga de aspecto endeble una reliquia sagrada?’

Dudó y salió corriendo del dormitorio con la daga.

En ese momento se topó con una criada por casualidad. Después de golpear su cabeza hacia abajo y encerrar a la sirvienta inconsciente en la habitación, Natasha tomó su ropa.

Hubo un atisbo de sangre en la cabeza de la criada, pero Natasha no pudo evitarlo. La sirvienta no moriría, pero ella (Natasha) seguramente moriría si dudaba… Rápidamente se cambió de ropa y escapó del anexo.

Se demoró un poco, pero corrió y corrió solo a un lugar con poca gente, y finalmente llegó al lugar donde podía ver la Torre Oeste.

“Ja, ja, ja… ¡Ughh!”

Su corazón latía como si fuera a explotar porque estaba muy nerviosa.

Natasha se escondió en un rincón del arbusto, evitando los ojos de la gente que aparecía aquí y allá.

No importa cuán disfrazada estuviera, no había nada bueno en que vieran su rostro. En particular, su barriga abultada debe haber dejado en claro quién era ella de inmediato.

‘Es extraño.’

‘No parecía que la gente estuviera buscando flores.’

‘Además, era diferente a la ruta habitual cuando buscan la flor nacional.’

Solían deambular por los jardines del Palacio Imperial, los campos de la capital de Berna, los bosques cerca de las puertas o los invernaderos, pero ahora la gente que corría revisaba las puertas como si buscara ‘personas’.

Natasha tragó saliva seca y se mordió el labio.

Cada vez que las sombras de las personas aparecían aquí y allá, su corazón se encogía con una sensación de crisis.

En primer lugar, parecía que tenía que cubrirse el estómago fingiendo estar cargando ropa.

(N/E: No hay duda de que la bitch es bien inteligente…)

Entró en cualquier habitación y descorrió las cortinas y fingió sostenerlas, entró en la calle trasera que solían usar los asistentes.

¿Fue porque tenía prisa?… Tan pronto como dobló una esquina, chocó con alguien.

“Qué.”

A Natasha se le puso la piel de gallina en los brazos al oír el sonido del metal arañando el piso… ¡Era el Emperador!


Nameless: Estoy loca por leer el siguiente capítulo.

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: