Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 34

Capítulo 34.

 

Su-ah bajó las escaleras sosteniendo su mano (él) y le sugirió.

“El trabajo del jardín es lo mejor para ensuciarse. ¿Quitamos las malas hierbas juntos?”(Su-ah)

“…¿Malas hierbas?”

“Sí, lo siento por los niños* que luchan tanto por tener una buena vida, pero podemos ayudarlos cuando no se destacan. Ver un jardín ordenado también purifica la mente, por lo que es perfecto para un cambio de humor.”(Su-ah)

(N/E: Se refiere a la plantas, es una metáfora.)

Mientras hablaba para compensar la incómoda atmósfera, el frío desapareció gradualmente de sus ojos.

En cambio, Hwa-hee sonrió en vano con una mirada ridícula. “…Min Su-ah es realmente rara.”

“Estoy energizada por los cumplidos de la mañana. Entonces, ¿vas a sacar las malas hierbas o no?”(Su-ah)

En lugar de responder, sacudió la cabeza y la condujo fuera del porche.

Desafortunadamente, el gran jardín estaba impecable. Renuncié a las malas hierbas y traté de barrer las hojas caídas, pero estaba tan limpio que me rendí y salí a caminar por el jardín.

Quizás gracias al aire refrescante de la mañana y la deslumbrante luz del sol, los efectos persistentes de los sueños desaparecieron mientras tanto.

De vuelta a casa, bebieron té en la sala de estar mientras esperaban el desayuno. De vuelta a la realidad, Su-ah mencionó cuidadosamente lo que había estado pensando antes.

“Me gustaría pagar, si no todos, algunos gastos de manutención.”(Su-ah)

Hwa-hee, quien dejó la taza de té, preguntó con una mirada pensativa.

“¿Es esa la ‘línea’ de Min Su-ah?”

“No estoy trazando una línea, es lo mejor que puedo hacer. Me siento mal porque tienes que pagar por todo, desde mi vida, hasta comida, ropa y vivienda.”(Su-ah)

“No tienes que hacerlo. Realmente me gustan las deudas de Min Su-ah. Me di cuenta de que sería mas ventajoso tener deudas en cualquier cosa.”

“Dije que te devolvería el dinero, pero ¿qué significa ‘mas ventajoso’? …Pareces un usurero.”(Su-ah)

Su-ah odiaba las palabras inesperadas, pero Hwa-hee continuó seriamente con sinceridad.

“Es similar a un prestamista. Eso es lo que pasa con el destino. Si me debes un miembro ahora, es posible que tengas que devolverme 100 millones de wones en tu próxima vida.”(Su-ah)

“Oh, ¿dónde existe ese tipo de préstamo?”(Su-ah)

“Por eso los sabios nos dicen que no construyamos karma en la vida presente. Con tanto dinero, ¿te imaginas cómo sería acumular sentimientos?”

“No, tengo miedo de pensar en eso. Tendré que vivir una buena vida para no causar ningún inconveniente a los demás.”(Su-ah)

“No tienes que intentarlo. Ya eres suficientemente buena persona ante la ley.”

“Estoy segura de que ya dijiste que era una amante de la ley en esta vida… No, no importa. Bueno, hablando del destino, déjame preguntarte una cosa. ¿Viví una vida en la que tenía algo que pagarle al Sr. Park Hwa-hee en mi vida anterior?”(Su-ah)

Él bebió una taza de té por un momento y guardó silencio. Su-ah también estaba nerviosa, conteniendo la respiración, pero pronto él se encogió de hombros y respondió como si fuera insignificante.

“Según todos los hechos, ¿no crees que este lado te está devolviendo el favor? Así que siéntete libre de disfrutarlo.”

“No, un buen amante de la ley, …oh, se movería. De todos modos, como buena seguidora de la ley, no puedo aceptar un precio sin condiciones.”(Su-ah)

“Eso es una lástima. Incluso si Su-ah me quita todo lo que quiere, estoy seguro de que estaré feliz con ello. ¿Por qué no me lo quitas y me comes cuando lo deseas tanto?”

Cuando Hwa-hee, con la lengua trabada, vaciló deliberadamente en un tono pegajoso, Su-ah se sorprendió y preguntó con sinceridad.

“No sé que es lo significa quitártelo… ¿Es un superpoder hacer que una jerga suene lasciva?”(Su-ah)

“Tengo que sacar de mi mente, parecida a una mala hierba, palabras como esta. Para lucir varonil y refrescante para Su-ah por la mañana.”

“Oh, realmente no debería hablar así.”(Su-ah)

Hwa-hee se echó a reír cuando Su-ah saltó y se dirigió al comedor. Volviéndolo a mirar, ella sacudió su dedo índice como un limpiaparabrisas y se rió de él durante mucho tiempo porque él también se echó a reír.

 

* * *

 

Min-chul, quien vino al hogar de ancianos para una reunión con el equipo legal, pasó por la oficina de Su-ah.

Después de darle café, ella aprovechó la ausencia de Hwa-hee para preguntarle por algo por lo qué había sentido curiosidad todo el tiempo.

“Mira, si eres abogado, es tu trabajo pensar lógica y racionalmente, ¿verdad?”(Su-ah)

“Se trata de… ¡Ugh!, ¿pusiste ceniza de cigarrillo en mi café? ¿Por qué sabe así?”(Min-chul)

‘¿Por qué todos odian mi café? …A mi me parece delicioso.’ – Su-ah preguntó, mirando a Min-chul apartando la taza de café.

“Pero, ¿crees en estas cosas? … como la vida pasada o el alma.”(Su-ah)

Después de relamerse los labios con desaprobación, él le preguntó a Su-ah por encima de sus lentes.

“¿Hay algo que no puedas creer después de pasar por todo esto?”

“Por cierto, me pregunto cuánto sabes sobre mí y el Director.”(Su-ah)

“No puedo darte una respuesta exacta, pero he estado aquí por más de una década, así que creo que lo sé todo.”

“¿Tanto tiempo? No me digas que el Director ha tenido tantos accidentes… que necesita un abogado personal, ¿verdad?”(Su-ah)

“Bueno, es similar a ahora. La otra cosa es que, si fuera solo el Director en ese momento… hmm, lo sabrías sin decir más, ¿verdad? …Fue muy difícil sacarlos a ustedes dos de cada escena del crimen. Sería imposible sin mí.”

Su-ah se sentía medio apenada, medio agradecida y medio complicada por él. Estaba avergonzada porque sintió que se había convertido en un niño de alto perfil.

Min-chul, quien dejó de hablar por un rato, la miró atentamente y dio en el clavo.

“Es como preguntar… ¿Hasta que punto crees en el Director?”(Su-ah)

“Bueno, no digo que no le crea, pero a veces es demasiado para aceptarlo. Lleve una vida normal antes de esto.”(Su-ah)

“No es que no lo entienda. El Director es tan especial. La razón por la que confío y sirvo al Director es simple. Porque vendí mi país en mi vida anterior.”

“¿Vendiste tu país en tu vida pasada?”(Su-ah)

“De lo contrario, no podría tener una relación y trabajar así con un jefe con síndrome de sociópata congénito…”

“También es mi jefe. Si lo sigues maldiciendo, te daré de tomar esto.”(Su-ah)

Cuando una historia seria cayó de repente en la historia de fondo de Hwa-hee, Su-ah entrecerró los ojos y dejó de hablar. Mientras él la miraba con resentimiento, ella empujó su taza de café frente a su nariz (él) como si lo estuviera amenazando.

‘No puedo negar lo del síndrome de TPA, pero ¿es así como se siente propagarlo?’(Su-ah)

(N/E: *TPA: Transtorno de la Personalidad Antisocial)

Min-chul, que miró la taza de café como si fuera un insecto repugnante, continuó después de toser.

“Bueno, de todos modos. Vi innumerables estatuas de mala calidad* antes de conocer al Director. Especialmente aquellos que usan abogados caros como yo y que no hacen más que cometer crímenes terribles que ni siquiera puedo mencionar, sin embargo, comen bien y viven bien. Significa que incluso la gente común con conciencia tiene muchas dificultades para vivir una vida recta.”

(N/E: *Jefes que son una basura, malas personas.)

Mirando al aire como si estuviera pensando en algo por un momento, él terminó sacudiéndose el polvo inexistente en su chaqueta.

“Así que los malos pueden dormir con las piernas estiradas solo si creen que serán castigados en la próxima vida. En ese sentido, el Director tiene muy claro el castigo.”(Min-chul

Hablaba a la ligera, pero cuando mencionó ‘un grupo de malvados criminales’, tenía un odio profundo.

Su-ah se preguntó por un momento. – ‘¿Pasaste por muchas cosas difíciles antes?’(Su-ah)

‘Te ves un poco joven para ser tan negativo sobre el mundo mientras trabajas como abogado.’(Su-ah)

Min-chul, que negó con la cabeza como si estuviera harto, se detuvo después de ver la expresión de Su-ah. Como si hubiera confesado demasiado, rápidamente levantó el maletín y le advirtió como si lo hubiera recordado de repente mientras salía.

“Por cierto, Min Su-ah. El futuro va a ser un poco molesto. Es porque el Presidente (el abuelo de Hwa-hee) y Joo Haerin, que están ansiosos por atrapar al Director, unieron fuerzas. Probablemente estén mirando a Min Su-ah como cebo.”

“¿Qué?… ¿Saben más de mí?”(Su-ah)

“No conozco al Presidente, pero ¿tal vez a Joo Hae-rin? …Sabes, ella es un poco peculiar.”

“Si es un poco peculiar, ¿te refieres a una ‘constitución espiritual*’?”(Su-ah)

(N/E: *Explicado el el cap. 31, persona que puede ver el pasado y el futuro.)

“Así es. Incluso si te están molestando, solo tienes que dejarte llevar por tu temperamento. El Director se encargará del desastre.”

“Ellos dos parecen tener personalidades diferentes. ¿Cómo puedo hacer eso?”(Su-ah)

“El Presidente no es un aristócrata que piensa en su propia familia. Gracias a ti, escuché que el Director la pasó mal cuando era joven. Así que pensé que significaba que no tenías que tratarlo como a un persona mayor.”

“Entonces, la última palabra la tiene el sociópata congénito, ¿verdad?”(Su-ah)

“¿No puedes olvidar ese título? …El Director solo es considerado con Min Su-ah y es muy estricto con los demás.”

(N/E: Entonces… si sabes eso querido abogado porque le das ese nombre…)

Lo he sentido desde la última vez, pero a diferencia de su apariencia, esta persona es un parlanchín. Sin embargo es implacable con los demás.

Su-ah sonrió y asintió a Min-cheol.

Incluso si finjió maldecir, vi cuán sinceramente preocupado y triste estuvo cuando Hwa-hee estuvo herido. Tal vez por eso se sintió bastante amigable. Tal vez lo mismo sea cierto para ella. Sin duda, su actitud hacia ella parecía un poco más suave después del accidente de autobús.

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: