Saltar al contenido
I'm Reading A Book

LRS 075

Capitulo 75

“Empecé a sospechar de algo cuando me encontré contigo la noche del baile. Fue la primera vez que te humanizaste, ¿no?”

Vivi movió las manos, pensando en ese momento inolvidable.

“Es verdad.”

“Siempre quise preguntar: ¿por qué estabas debajo de la mesa?”

Ella tenía la costumbre de ir a lugares pequeños cuando tenía miedo. Pero Vivi no respondió en voz alta y Rune siguió hablando.

“De todos modos, lo encontré extraño. Su cabello caía al suelo, y en lugar de ropa, vestía un mantel. No podía hablar correctamente, sus movimientos eran extraños…”

Al escucharlo desde su perspectiva, Vivi pensó que, de hecho, había sido muy sospechoso.

“Con tantas cosas extrañas, me volví cada vez más curioso. Cuando fuimos a la tienda de ropa en Qatar, no podías atar el lazo a la ropa.”

“¿Qué tipo de ropa tiene un lazo tan grande en el frente?”

“Bueno, ese diseño era original, tengo que admitirlo…”

Rune se frotó el pelo.

“Y a veces, hueles a comida.”

“…¿Mantequilla?”

“Sí, eso.”

“¿No son patatas al horno?”

“No, es mantequilla.”

‘¡¿Quién dijo que tiene que ser mantequilla?!’

Imaginando un conejo asado en mantequilla, Vivi tiró de un puñado de su cabello blanco con la mano. El cabello pronto volvió a su lugar. Esta conversación no podía clasificarse como normal, pero el estado de ánimo era la peor parte.

Las mejillas de Rune aún estaban sonrojadas, luciendo adorables. El problema era que sus ojos depredadores y su físico musculoso eran cualquier cosa menos adorables. Lo que Evelyn había dicho sobre Vivi dándole al león miradas coquetas resonó en su cabeza.

“Me pongo un poco triste al pensar en eso…”

Rune habló, sonriendo brillantemente.

“La coneja… No, si tan solo Vivi hubiera sido abandonada en territorio de los leones, yo podría haberla acogido…”

Los ojos violeta claro de Vivi parpadearon varias veces. Ella lo miró, sin expresión. La persona que la sacó de esa canasta… Imaginando ese momento, en el que le dolían las patas de tanto rascar la canasta, y esperando que la tapa se abriera…

Deteniendo sus pensamientos inútiles, se levantó y sacudió su ropa. Tenía muchas circunstancias complicadas con las que lidiar, y esta confesión de Rune, tan difícil como era de decir, se sentía más como una carga. Miró a su reloj.

“Necesito irme.”

“¡Espera! ¿Estás haciendo esto a propósito?”

Al escuchar la voz cargada de emociones de Rune, sus hombros temblaron. Ella se apartó de él, pero él la agarró por el borde de su capa.

“Todavía no he llegado al punto que quería…”

“Entonces, ¿a dónde vas con esta conversación?”

Queriendo que lo soltara, Vivi dio un paso adelante, pero él no soltó la capa y ella no pudo moverse. Suspirando, desató el lazo en la parte delantera de la capa y caminó, dejándola atrás. Al hacerlo, estaba rompiendo la regla de “nunca le des la espalda a un depredador”.

Rune, quien se dio cuenta de que estaba sosteniendo el dobladillo de una capa vacía, se rió bajo. No pudo evitar pensar que era impresionante que Vivi tuviera tanta energía y ganas de vivir, a pesar de no haberse humanizado en el tiempo normal y tampoco saber cuándo volvería a su forma de conejo. Si fuera él, pensó que habría renunciado a vivir hace mucho tiempo. Teniendo en cuenta su personalidad, simplemente viviría como un león bebé por el resto de sus días.

“Déjame ayudarte. Con la humanización, o cualquier otra cosa que necesites.”

“¿Qué?”

“Sea lo que sea. Yo y el clan de los leones te ayudaremos. ¿No quieres venir a nuestro territorio? Si no vas ahora, será difícil ir después de que regreses al territorio de las panteras negras.”

Al darse cuenta de que esta amabilidad podría causarle muchos problemas, Vivi agrandó los ojos. Lo que aparecía en los ojos dorados era una sinceridad transparente. Se sintió mal por haber pensado, en el pasado, que él tenía la intención de usarla por sus poderosas feromonas.

“Como sabes, Ahin Grace no es una buena persona.”

Rune pensó que podría no ser un hombre perfecto, pero aun así era mejor que Ahin.

“Estoy seguro de que no te acogió con buenas intenciones.”

Rune no agregó ni una palabra sobre las feromonas curativas. Vivi, ya no confinada al cuerpo de un conejo, seguramente vería que su propuesta era la mejor opción. Teniendo en cuenta que no había emociones entre Ahin y Vivi, para nublar su juicio, ella podría ver qué opción era más fructífera.

“Piensa cuidadosamente.”

Rune nunca pudo ver con buenos ojos la posesividad de Ahin. Los claros ojos dorados permanecieron fijos en Vivi, quien parecía confundida. La coneja aún podía sentir la sensación de enfrentarse a un depredador.

‘No tengo nada que decir…’

Rune pensó que si se quedaba con Ahin, sus posibilidades de supervivencia serían muy bajas. Su sonrisa tenía colmillos que hacían que sus ojos parpadearan, y la mano que le ofreció era dos veces más grande que la de ella. Ella era la presa perfecta para el clan de las panteras negras, que estaba lleno de locos.

¿No sería más seguro estar entre los leones, que parecían tener más sentido común y ser más relajados, incluso perezosos? Obviamente, Rune no puso sus sentimientos personales en esta conclusión. Aun así, quería persuadirla, así que habló.

“Ahin Grace está loco.”

“Uhm.”

Vivi, con el ceño fruncido, asintió con la cabeza.

“Es un hombre cruel. Un depredador peligroso.”

Vivi siguió estando de acuerdo.

“La probabilidad de que mate personas sin dudarlo frente a ti es alta.”

Vivi se detuvo por un momento. Al principio, Ahin solía entrar casualmente en la habitación oliendo la sangre de otra persona, pero ahora ya no podía recordar cuándo fue la última vez que olió ese olor cruel.

“Como próximo líder del clan, siempre será un objetivo, especialmente cuando se enfrente a otros territorios de poderosos depredadores. Es como mi hermana, ella siempre está en el centro de todo tipo de eventos y accidentes. Los intentos de asesinato son comunes.”

“Entonces… ¿por qué la loba que se infiltró en la mansión Grace me atacó a mí y no a él?”

“…Ella te vio como el conejo de Ahin. Probablemente quería usarte como cebo para matarlo. Incluso si Grace la protege, todavía habrá momentos en los que tendrá que sobrevivir sola.”

Vivi comenzó a recordar varias escenas. La loba acorralándola. Ash herida en la choza. Cuando casi murió en Qatar. Incluso cuando se enfrentó a Lillian en la biblioteca de la mansión, que pensó que era un lugar seguro. La vida cotidiana en el territorio de las panteras negras podía ser pacífica, pero siempre había crisis.

“Si Grace te retiene allí en contra de tu voluntad, o si no tienes adónde ir, puedes venir conmigo.”

No importaba lo loco que estuviera Ahin, no irrumpiría en la mansión Manionz para rescatar la coneja. Después de todo, la alianza sostenida por Valence Grace era más importante. Con tantos tornillos sueltos como tenía, Ahin sabía qué límites tenía que respetar.

‘… No sé qué va a responder esta vez…’

Los ojos dorados se fijaron en el cuello de Vivi, que había sido visible desde que se quitó la capa. En la parte posterior de su cuello había una marca de mordedura, medio cubierta por cabello, lo que hizo que Rune se pusiera nervioso.

“Entonces, ¿vas a volver al territorio de las panteras negras con Grace?”

“…Me tengo que ir. No hay nada bueno en quedarse aquí por tanto tiempo.”

Vivi respondió con una voz tranquila y sonrió un poco. La actitud de guardar secretos de Ahin, que tanto odiaba, era también su manera de sobrevivir. Ahora que lo pensaba, Ahin no descansaba por la noche. Siempre mantenía la lámpara encendida, para prepararse para un ataque de los enemigos, y colocaba una espada al lado de su cama.

A pesar de las dificultades que esto causó a Vivi, dormir en su cama también era una forma de protegerla. Era innegable que esto era inquietantemente similar a la forma en que ella vivía. Sin embargo, eso no significaba que entendiera todas las actitudes de Ahin.

“Aprecio tu oferta.”

Vivi, suspirando ligeramente, respondió.

“Pero… No, Rune, no iré contigo.”

Si él hubiera dicho eso desde el principio, ella pensó que probablemente se habría ido con Rune.

“¿Puedo preguntar por qué?”

Rune habló, colocando la capa sobre los hombros de Vivi. No era como si no hubiera esperado este resultado, pero se sorprendió al descubrir que se sentía más herido de lo que se había dado cuenta.

“Sin ese pantera negra, probablemente habría muerto en el bosque fronterizo. Incluso después de que me salvaron la vida, siempre me sentí desesperada. Ni siquiera podía abrir una puerta sola. Pero…”

“¿Pero?”

Vivi vaciló, recordando a Ahin, sufriendo el ataque de las feromonas. Esto no podía ser algo reciente. Tal vez ha pasado por mucho tiempo. Las feromonas curativas de Vivi aún podrían ser inexpertas, pero había logrado calmar el ataque, hasta cierto punto.

La astuta pantera negra podría haberlo sentido en el momento en que notó que tenía feromonas curativas. Tal vez lo hizo inconsciente, desde el mismo momento en que la encontró en el bosque fronterizo. Probablemente por eso insistió en hacer que Vivi durmiera en su cama, aunque inconscientemente.

‘Pero él no me obligó a usar las feromonas curativas…’

[Ya basta.]

Quizás la razón por la que no la había dejado volver a su forma de conejo en el ataque más reciente era porque temía que se escapara. No podía ir tras ella, estando enfermo. Vivi pasó su mano sobre una pintura. El marco estaba polvoriento y le ensuciaba los dedos. La imagen era de un conejo en un hermoso campo verde, probablemente un lugar en el territorio de las liebres.

“Como dijo Rune, es difícil estar con Ahin. Incluso si lo ignoro, la situación es aterradora, difícil e inquietante.”

De todas las opciones, quizás la mejor sería quedarse en el territorio de las liebres y vivir sola que quedarse en el territorio de las panteras negras, una vez que hubiera logrado desentrañar todos los misterios sobre su humanización.

“Pero todas las personas son difíciles. Y después de que me humanice por completo, todo será aún más difícil.”

Vivi ató el lazo en la capa con dificultad. El resultado final parecía más un enredo que un lazo.

“Pero Ahin me necesita ahora. Tal vez más de lo que lo necesito a él.”

 

Anterior            Tabla       Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: