Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 370 LVDDLMDV

Sin darse cuenta se convirtió en un pequeño agente doble (2)

Ye Fan giró la cabeza y miró la habitación de Nie Weiru. Dijo significativamente: “Tienes razón”.

Dijo con una media sonrisa: “Sería bueno colarse en la habitación”.

Su voz cayó suavemente, como si estuviera fluyendo. Como el viento, era muy clara y envolvente.

Todo apuntaba débilmente a una línea incomparablemente clara, mientras supiera qué era esa cosa, podría encontrar con éxito la clave para resolver el problema.

Ahora no es conveniente para ella entrar en la habitación de Nie Weiru, pero incluso si no es un buen momento, pronto obtendrá esa ‘cosa’.

Ye Fan la miró, un pensamiento brilló en su mente, de repente sonrió: “Ye Li, ¿tienes suficiente dinero de bolsillo recientemente?”

Ye Li recordó que solía comprar ropa nueva hasta que Ye Fan no trajo más dinero a la casa. Desde entonces, ella está ocupada ahorrando el dinero que antes usaba para gastar.

Se quejó: “¿Qué dinero de bolsillo voy a tener…”

Antes de que pudiera terminar de hablar, una mano blanca y delgada se extendió frente a ella y Ye Li quedó atónita.

Ye Fan sostenía una pila de billetes en la mano, lo que casi cegó a la chica.

Ye Li levantó la cabeza y preguntó con recelo: “¿Para mí?”

La voz de Ye Fan se volvió un poco más suave: “Sí. Toma este dinero para comprar ropa nueva”.

Ye Li estiró la mano y lo tomó, con el rostro pálido. La sonrisa en su rostro se hizo más profunda. De repente sintió que Ye Fan era muy buena, al menos con ella no era tacaña.

Ye Fan dijo sin prisas: “Si me haces un favor, a menudo podrás obtener más de este dinero de bolsillo en el futuro”.

Ye Li solo quería decir que estaba bien, pero lo consideró, ¿cuándo Ye Fan la trató así? Tal vez, ¿Hay algún tipo de trampa aquí?

Pensando en esto, la boca de Ye Li permaneció bien cerrada, como si no fuera a dejarse comprarse.

Viendo esto Ye Fan agregó: “No debes querer que tu madre siempre gaste dinero en Tang Jin”.

“…”

“Tu madre a menudo compra las revistas de Tang Jin y gasta todo su dinero en Tang Jin. No creo que quieras ver todo ese dinero desperdiciado, ¿verdad?”

Ye Fan casi susurraba, el tono de su voz tenía un toque encantador, suave y lento, que hacía que la gente fuera envuelta por ella.

Ye Li se quedó estupefacta, miró a Ye Fan y asintió.

Ye Fan: “Dime más tarde a dónde va tu madre con frecuencia o qué hace. Por ejemplo, si gasta dinero para comprar más revistas de Tang Jin, puedo detenerla por ti”.

Ye Fan lo encontró perfecto. Esta excusa hizo que las sospechas de Ye Li disminuyeran.

Ye Li pensó que ella le proponía esto porque ambas eran enemigas en la industria del cine. Aunque Ye Fan tenía una mala relación con Nie Weiru, ella tampoco podía soportar el gusto de su madre por Tang Jin.

Pero en el camino para boicotear a Tang Jin, al menos las dos estaban de acuerdo, y de repente sintió que Ye Fan era mucho más agradable a la vista que antes.

Ye Li respondió rápidamente: “Te lo prometo, es solo un pequeño informe, no hay problema”.

Los labios de Ye Fan se curvaron en una encantadora sonrisa: “Nos deseo una feliz cooperación”.

Su voz fría resonó claramente en la habitación. En este momento, la puerta se abrió y entró Nie Weiru. Frunció el ceño cuando vio a Ye Fan.

¿Qué está haciendo Ye Fan aquí otra vez?

Ye Li gritó: “Mamá, has vuelto”.

Ye Fan ya sabía lo que quería y no estaba dispuesta a quedarse más tiempo: “Ye Li, me iré primero”.

Ye Li obtuvo muchos beneficios de Ye Fan, y no se permitiría revelarlo. Con una gran cara sonriente la despidió: “Hermana, si tienes tiempo ven más a menudo”

Ye Fan ni siquiera miró a Nie Weiru, y se fue de inmediato.

Nie Weiru se sintió un poco extraña al ver la actitud condescendiente de Ye Li hacia Ye Fan. Mirándola dijo: “¿Cuándo mejoró tu relación con Ye Fan?”

Ye Li palmeó cuidadosamente el dinero en su bolsillo con un apretón de mano, y su corazón, naturalmente, se volvió hacia Ye Fan: “Mamá, la hermana es en realidad una buena persona, planeo llevarme bien con ella más tiempo, tendrás que lidiar con eso. Es una mejor relación, deberías intentarlo y no preocuparte por cosas que no importan, como por ejemplo Tang Jin que se ve que no es buena a primera vista, puedes cambiar a otra estrella si lo que quieres es perseguir estrellas.”

Nie Weiru se quedó atónita y luego se enojó. Resultó ser como un dolor en el codo tener que escucharla.

Ella dijo: “Soy demasiado vaga para perder el tiempo contigo” y regresó a su habitación, pero a Ye Li no le importó su actitud. Ella nuevamente se sintió emocionada después de ver tanto dinero.

♡.☆♡.☆.♡☆.♡

Ciudad del Cine.

He Han estaba filmando una película. Acababa de terminar una escena cuando notó a una persona parada detrás de un monitor no muy lejos.

Cuando Qi Shu vio que He Han lo miraba, una sonrisa perezosa apareció en sus labios y levantó la mano para saludarlo.

He Han se sobresaltó y se acercó: “¿Por qué estás aquí?”

Qi Shu sonrió: “¿No se me permite venir a visitar el estudio?”

Qi Shu no es un actor, solo hace un cameo de presentador en el equipo. Dio la casualidad de que su equipo también estaba en la ciudad del cine y la televisión, por lo que vino a buscar a He Han después de la filmación.

Debido a sus apretadas agendas, la última vez que se vieron fue cuando estaban grabando el programa la última vez.

He Han que había estado filmando todo el tiempo, recientemente parece haber rechazado muchas otras actividades y parece más relajado. ¿Por qué entonces pudo verlo menos en todo este tiempo?

La última vez que se comunicaron fue por teléfono, luego de que He Han le preguntara por la información de contacto de un diseñador de interiores, tras eso, nunca volvió a comunicarse con él.

Qi Shu es una persona que ama los chismes, a sus ojos, estas cosas se pueden resumir en dos palabras, ‘situaciones personales’.

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: