Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 151 – QRALE

QRALE

Capítulo 151 – La situación de Anna

 

Asrell miró con recelo a la mujer de aspecto andrajoso que llamaba a la puerta de la mansión. Su cabello estaba lleno de hojas y suciedad, y tenía hollín en las mejillas. Su vestido, que debió haber estado limpio antes, también estaba arrugado y desgarrado, y no tenía esquinas inclinadas.

En el buen sentido, una mujer que parecía ser una vagabunda y en mal camino, incluso un poco loca, se presentó con una voz tranquila y educada, a diferencia de su apariencia.

“Mi nombre es Anna Rotrega. Vine a ver al dueño de esta mansión.”(Anna)

Asrell disimuló su vigilancia y le dijo a Anna que esta mansión estaba alquilada temporalmente y que el propietario original no estaba presente aquí.

Anna asintió con la cabeza calmadamente, como si ya lo supiera.

“Lo sé. He venido a ver al dueño que alquiló temporalmente esta mansión.” (Anna)

“¿Puede decirme exactamente qué tipo de propietario está buscando?”

Anna dudó antes de pronunciar el extraño nombre que había escrito en la nota.

“… ¿No hay una persona llamada Aranrosia aquí?”(Anna)

“¡Ah!, estás buscando a Asha.”

Asrell estaba aún un poco desconfiada de Anna, pero no podía simplemente ignorar sus palabras de que había venido a buscar a Asha.

“Por favor, espere un momento. Le preguntaré a Asha y volveré.”

No importa cuánto fuera la invitada de Asha, ella no podía entrar fácilmente porque no pasó por la verificación de identidad.

Con una voz llena de arrepentimiento, Asrell puso a Anna frente a la puerta principal y subió rápidamente al segundo piso.

‘¿Ha pasado un minuto?’(Anna)

“¿Quién es?” (Tamon)

Un tono bajo horriblemente pesado chifló por la espalda de Anna.

Cuando Anna, sorprendida, se dio la vuelta, lo primero que vio fue una sombra lo suficientemente grande como para cubrirla.

Un hombre la estaba mirando, parado al pie de las escaleras de espaldas al sol, pero más alto que Anna parada sobre las escaleras.

Anna miró rápidamente a su oponente con los ojos muy abiertos por la sorpresa.

Su piel ligeramente bronceada se veía amenazante, y sus ojos rojos brillaban tan transparentes como rubíes en su rostro sombreado contra el sol eran afilados.

‘¿Esos ojos rojos…?’(Anna)

Tan pronto como vio los ojos rojos del hombre, Anna inmediatamente recordó quién era… Era Tamon Krasis, el dueño de esa mirada, quien siempre seguía a Roselyn.

Asombrada, Anna dio un paso atrás y saludó a Tamon con respeto como en el Palacio Imperial.

“Ah, eres Tamon Krasis de Amor. Mi nombre es Anna Rotrega.”

‘Ana.’ – Los ojos de Tamon que brillaban afiladamente cambiaron.

(N/E: Ahora Tamon le va a mostrar su mejor versión a Anna, para hacer puntos con Asha.)

Tamon no podía no haber sabido quién era Anna. Sin embargo, no pudo reconocerla de inmediato debido a su apariencia que era muy diferente al que tenía cuando la conoció en el Palacio Imperial.

Luego la miró con una sonrisa suelta.

“Finalmente veo a la Dama del Bosque de las Rosas Rosadas.”

Ante el suave murmullo de Tamon, los ojos de Anna se abrieron.

‘Era un código secreto entre Roselyn y Anna. Pero, ¿cómo supo eso el Ministro de Relaciones Exteriores de un país extranjero?’(Anna)

‘Ahora que lo pienso, ¿por qué estaba él en esta mansión?’(Anna)

(N/E: Bueno querida Anna… Como te digo: ‘Uno + Uno = Dos’…)

Mientras Anna estaba confundida por la repentina avalancha de información, la cerrada puerta principal se abrió de nuevo.

“Lady Anna, por favor entre… Oh, el Maestro Tamon también está aquí.”(Asrell)

Ante la hospitalidad de Asrell, Tamon sonrió suavemente y empujó la espalda de Anna.

“La granjera de la granja de zanahorias está esperándote ansiosamente, así que subamos.”

 

* * *

 

Anna siguió a Tamon Krasis al segundo piso.

No fue difícil comprender que este hombre era el dueño de esta mansión cuando Anna vio su paso por las escaleras y la actitud de los sirvientes en la mansión.

‘¿Por qué diablos está Tamon Krasis de Amor aquí? …No, ¿cuál es la conexión entre Roselyn y él?’

Amor no era nada menos que el enemigo de Tanatos.

No era una guerra abierta, pero las malas relaciones en el pasado se habían acumulado y no eran amigables entre sí… ‘Pero, ¿cómo demonios terminó Roselyn quedándose en la mansión de Krasis?’

Anna siguió a Tamon al salón del segundo piso con ojos confundidos. Y antes de que su trasero tocara el sofá, la puerta se abrió de repente y tuvo que levantarse de nuevo.

“¡Ana!”

Una voz familiar que pensó que tal vez nunca volvería a escuchar llamó a Anna por su nombre.

Anna, quien tenía lágrimas en los ojos solo al escuchar la voz, rápidamente se dio la vuelta y miró a Roselyn mientras la llamaba y se tapó la boca con sorpresa.

“¿Rosie…?”

Roselyn, cubierta con un fino velo, llegó corriendo.

Al ver un rostro magullado asomándose a través de su velo, Anna corrió hacia Roselyn con el rostro pálido nuevamente.

“¡Dios mío, Rosie! ¡Qué está pasando con todo esto! …Gillotti, ¿el maldito bastardo te hizo así? ¡Ay dios mío! ¡Ese bastardo loco te dejó así…!”(Anna)

Sin que Asha pudiera decir nada, Anna se echó a llorar y abrazó a Asha.

Confundiendo que el maquillaje de Asha era una herida real, Anna se echó a llorar en el acto.

Las manos de Anna estaban temblando, incapaz de sostenerla con fuerza por miedo al dolor de Asha. Asha notó con retraso que todavía tenía el maquillaje falso en la cara.

“Oh no, Ana. Lo siento, te sorprendí. Olvidé quitarme esto” – Asha se quitó el velo, dejando al descubierto su piel escamosa y llena de charcos.

“¡Oh, qué te hizo!”(Anna)

El grito de Anna se hizo aún más fuerte cuando vio su rostro desnudo y herido.

“Anna, cálmate y mira esto.”

Mirando a la sollozante Anna, Asha arrancó suavemente la piel falsa de su mejilla derecha.

“…!”

Los ojos de Anna se dilataron tanto mientras se echaba a llorar ante la extraña vista.

Asha sonrió como disculpándose y se quitó toda la piel falsa que Asrell había estado poniendo minuciosamente desde la mañana.

“Estas son todas cicatrices falsas. Mírame, Ana. Estoy bien.”

“¿Rosie? Qué demonios es esto…”(Anna)

“Siento haberte asustado, Anna.” – Asha sonrió suavemente y abrazó a Anna una vez más para consolarla.

Había tantas historias que contar, pero ahora no era el momento adecuado para desentrañarlas todas.

Los dos se abrazaron una a la otra durante un rato, como si compartieran calidez, y luego se separaron lentamente.

El llanto emocionado de Anna había disminuido por completo y el rostro de Asha se iluminó de alegría y preocupación por Anna.

“Mi historia será demasiado larga, así que te contaré todo lentamente por la noche. Ahora más que eso… ¿Qué te pasó?”- Preguntó Asha, señalando la figura de Anna, a quien Asrell pensó que no era más que un vagabundo.

Anna, que apenas detuvo las lágrimas de los sollozos, miró su vestido sucio con la cara sonrojada.

“Oh, en realidad no es gran cosa.”(Anna)

Anna avergonzada se sorbió la roja nariz y sus mejillas se ruborizaron.

Asha, que sentó a Anna en el sofá, la miró en silencio, esperando sus siguientes palabras.

“En realidad estoy huyendo en secreto…”(Anna)

“¿Qué? ¿Huir? ¡Alguien te secuestró…!”

“¡Oh, no! ¡No! ¡No es un secuestro!”(Anna)

“¿Entonces fuiste encarcelada?”

“Ni siquiera es eso. Realmente…”(Anna)

Anna dudó sobre cómo decir esto, pero solo dijo la verdad.

“Hay una sanguijuela adjunta…”(Anna)

Asha levantó una de sus cejas ante las palabras tan inesperadas.

Tamon, que los observaba a un paso de distancia, juntó los ojos como si estuviera intrigado.

“¿Una sanguijuela? ¿Quién es ese?” – Preguntó Asha, aparentemente confundida.

Anna cerró la boca por un momento, luego, con voz enojada, escupió el nombre de alguien.

“Perso Gertium!”

 

* * *

 

La historia completa del incidente data de hace aproximadamente una semana.

Ahora estaba realmente a solo un día de distancia de la capital y Anna estaba nerviosa porque había llegado la fecha prometida con Rosie.

Ya casi había llegado a la capital, por lo que lo importante para Anna era perder al perro guardián de la familia imperial.

Ella declaró después de detener el carruaje en un remoto pueblo justo antes de llegar al castillo exterior.

“Creo que tendré que quedarme aquí debido a las circunstancias. No queda mucho para la capital, así que por favor ve primero, Duque de Gertium.”

La fiesta de julio ya había comenzado, y ya habían pasado varios días desde que las delegaciones extranjeras ingresaron al país.

En un horario normal, los nobles de su país de origen deberían haber llegado la semana pasada, pero Perso aún se dirigía a la corte imperial a un ritmo muy lento para cumplir con el horario de Anna.

En este punto, Anna estaba segura de que Perso seguiría su propio camino.

“Me quedaré aquí hasta que la dama quiera irse.”

“….!” – Sorprendida, Anna apretó los dientes con fuerza.

Como recordaba, son solo una o dos horas desde aquí hasta la mansión de Gertium.

Como era una familia que llevaba tropas, era imposible ocupar un terreno lo suficientemente grande como para incluirlos a todos en la capital, por lo que se construyó una mansión a una hora de distancia de Berna.

Anna esperaba que Perso fuera allí, pero el hombre terco no se iba.

Anna dijo, rechinando los dientes con una sonrisa falsa.

“Sólo sigue adelante.”(Anna)

“La escolta termina hasta que lleguemos a la capital a salvo.”

“Estoy bien. Hasta ahora, he podido viajar sola y estoy a solo medio día de la capital.” (Anna)

“Tu padre me pidió que me encargara de tu seguridad hasta el final. Y Gertium siempre es responsable.”

“….”(Anna)

‘¿Mi padre realmente dijo eso?’(Anna)

Anna fue la primera en tener tal sospecha, pero ahora no tenía forma de confirmarlo. En cualquier caso, la responsabilidad mostrada por su interés era realmente exagerada.

‘¿Cuan fuerte era esa responsabilidad para ser capaz de ignorar incluso la llamada del emperador?’(Anna)

De todos modos, cuanto más conocía a Perso Gertium, más extraño era, y Anna no podía entender a este hombre en absoluto.

Tomando una profunda respiración, ofreció su siguiente mejor apuesta.

“Entonces, por favor, adjunte algunos de los caballeros del Duque para mí. Eso es suficiente. No soy una Princesa de ningún país, y ni siquiera soy un noble bajo amenaza de asesinato.”(Anna)

“Eres un noble.”

“… Gracias por decir eso, pero de todos modos no estoy en condiciones de enfrentar amenazas de asesinato.”(Anna)

“Pero hace apenas unos días casi te caes del caballo, y ayer saliste a caminar de noche y casi te pierdes. No creo que puedas ir sola porque sigues poniéndote en peligro cuando estás sola.”

Una vena apareció en la frente de Anna, que todavía tenía una sonrisa falsa.

‘… ¡Oh, este tipo loco!'(Anna)


Nameless: Pobre Anna, lo único que quiere es deshacerse del tipo loco y él se prende a ella como lapa… jaja

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: