Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 148 – QRALE

QRALE

Capítulo 148 – Lleva al niño a su madre

 

Después del ruidoso teatro, Tamon, Asha y su grupo salieron corriendo por el pasadizo secreto… Fue una suerte que su residencia estuviera cerca del Palacio Imperial.

La realeza, Theoransha y Helia se quedaron en el Palacio Imperial, pero Tamon era diferente. Por supuesto, Tamon podría haberse quedado en el Palacio Imperial si hubiera querido, pero no le importaba.

De todos modos, era conveniente salir del Palacio Imperial por muchas razones.

Con Theoransha, él también era libre de entrar y salir del Palacio Imperial.

Asha estaba cansada como si todo su cuerpo se estuviera derritiendo, aunque no peleó una batalla.

El cielo todavía oscuro mostraba que el amanecer aún no había pasado.

Los Caballeros que esperaban los escoltaron a la mansión.

Asha pensó que se quedaría dormida cuando regresara a la mansión, pero tuvo que cambiar de opinión tan pronto como se abrió la puerta de la mansión.

“¡Asha!” – Hannah, que todavía estaba despierta en medio de la noche, la saludó.

“¡Mi hermano está aquí!”

Todavía parecía temprano para que terminara el amanecer, y había invitados que los habían estado esperando desde hace mucho tiempo.

 

* * *

 

“Hola, mi nombre es Maná. Los he estado esperando a ambos durante mucho tiempo.”

Mana se parecía mucho a Hannah, pero tenía una atmósfera peculiarmente tranquila. Su cabello rojo oscuro era peculiar, pero a primera vista se veía rosa oscuro, y en diferentes direcciones, su cabello se veía naranja.

Quizás si el color de cabello original de Hannah hubiera permanecido, se habría visto así.

Mana parecía joven, pero los ojos eran claros y tranquilos.

Mana les contó brevemente cómo había llegado aquí.

“El Maestro Hartz hizo todo lo posible para ayudar a Lady Asha y fue capturado por el Emperador de Tanatos. Escuché que debemos estar preparados para lo inesperado antes de que regrese.”

Asha se sorprendió por las palabras de Mana sin expresarlo… Aunque Hartz era un profeta, a Asha le impresionó lo lejos que podía ver.

Como si leyera su mente, Mana continuó con sus palabras.

“Normalmente, el Maestro no es de los que se mueven tan lejos. Incluso si viera un poco del futuro, no saltaría a él. Pero dijo que lo que vio esta vez fue diferente. Dijo que nuestro futuro también está en juego, por lo que no tenemos más remedio que movernos.”

Mana, que había continuado tranquilamente con sus palabras, añadió con cuidado, mordiéndose el labio.

“Quizás este es el último futuro que verá.”

Mana parecía un poco asustado mientras hablaba de esa manera. Fue porque era difícil adivinar el significado contenido en la palabra ‘último.’

‘¿O era la muerte lo que está implícito en él?’

Obligándose a alejar el pensamiento que no se atrevía a imaginar, Mana levantó la cabeza.

“Cuando todo esto termine, el Maestro Hartz, yo y Hannah también podemos estar en completa paz. Es por eso que he venido aquí para ayudarte.” – La voz de Mana tembló un poco, pero estaba llena de convicción.

Quizás fue una confidencia de confianza en Hartz.

“Me reuní con el Maestro Hartz hace unas dos semanas. Me pidió que hiciera algo. Me dijo que lo iban a encerrar en la torre del Emperador.”

“¿Hacer algo?”(Roselyn)

“Sí, tenía que garantizar la vida o la muerte de cierta persona.”

“¿Dijo que si… alguna persona vivía o muría, tú salvarías a alguien?”(Roselyn)

Mana asintió y se puso de pie.

“Hay alguien a quien quiero que conozcas.”

Mana llevó a Asha y Tamon, que habían estado escuchando, a otra habitación al lado de la sala de recepción. Cuando abrieron la puerta de la habitación y entraron, una anciana que se calentaba frente a la chimenea les devolvió la mirada.

“…Finalmente estás aquí.”

La anciana se obligó a si misma a sentarse, aparentemente teniendo problemas para estirar su encorvada espalda.

“Yo soy…”

La senil mujer se rió y se paró frente a Asha y Tamon.

“Soy la partera que recibió al bebé de una mujer llamada Natasha Roanti.”

 

* * *

 

Al principio, Asha no entendió muy bien a qué se refería cuando dijo que había recibido al bebé de Natasha Roanti. Pero poco después de enterarse de que Natasha había dado a luz no hace mucho, Asha, sin saberlo, saltó de su asiento.

‘Natasha Roanti había dado a luz a un bebé en secreto. Y aún esta fingiendo estar embarazada.’

Estaba claro lo que esto significaba… Significaba que ahora no era el supuesto momento para que saliera su bebé.

La partera les dijo que el bebé debía tener 10 meses cuando salió, pues tan pronto como el bebé nació, sus ojos se abrieron y sus brazos y piernas estaban regordetes, sin duda era un bebé que había crecido lo suficiente en el vientre de su madre.

Interiormente, Asha estimó la edad gestacional de Natasha.

En ese entonces, Natasha estaba inclinada a sus pies y sangraba sangre roja*.

(N/E: *Hace referencia a cuando Natasha fingió tener un aborto frente a Roselyn, culpandola a ella y a Caín, su hermano.)

Eso fue hace apenas setenta y ocho meses.

(N/E: No se como miden los meses, pero como que hay algo raro… bueno sabemos que han pasado 7 meses desde que ella fue abandonada en las montañas de hielo mas los dias de tortura., debe ser entre 7 y 8 meses.)

En ese momento, dijeron que Natasha había perdido al niño en su vientre por culpa de Roselyn y Cain.

Asha entendió que la muerte fetal era una mentira en ese momento. No encajaba en absoluto con la época del año.

Gillotti atormentaba a Roselyn especialmente cuando él y Natasha no se llevaban bien.

A veces entraba después de beber y forzaba a Roselyn, y a veces era tan violento y malvado que no quería tocarla mientras lo hacía. A veces se emborrachaba y hacía ruido sobre cosas que ella no quería escuchar.

Ese era el momento en que, por lo que ella sabía, Natasha evitaba a Gillotti por la razón que fuera.

Durante aproximadamente un mes, Natasha dejó la capital para recuperarse cerca con la excusa de que no se sentía bien, pero ni siquiera tenía escoltas.

La voz de Gillotti era fresca cuando dijo sarcásticamente:

‘…Sí, de hecho, Natasha dijo que estaba en la luna.’

Por supuesto, poco después de ese período, Gillotti y Natasha volvieron a ser cercanos, como siempre… No, más bien, se volvieron mucho más cercanos que antes. Porque fue un momento en el que juntaron sus mentes para acabar con la familia Sunset.

‘Es extraño. ¿Por qué tuvo al niño en secreto?’(Roselyn)

De hecho, la respuesta era clara… Es un niño que no debería despertar las sospechas de Gillotti. En otras palabras, era posible que el niño no fuera de la sangre de Gillotti.

“Natasha realmente querría que el niño que acaba de dar a luz tomara el trono. Para hacerlo, no debe hacer que Gillotti sospeche… tiene miedo de ser descubierta.”(Roselyn)

“Exactamente.” – Mana, que estaba escuchando, asintió.

Mana, que estaba sonriendo, sacó otra carta de triunfo.

“Había una criada que cuidaba el costado de la mujer cuando ella dio a luz a su hijo.”

La partera modificó las palabras de Mana.

“Ella era una sirvienta un poco asustadiza para cuidar de una mujer así.”(partera)

“No recuerdo su nombre… Ella era patrocinada por el Marqués Roxon.”(partera)

‘¡Roxon Blake!’

Era un pariente lejano de Gillotti en la octava generación. Aunque era un pariente lejano, estaba cerca de Gillotti, que no tenía hermanos… Los dos también se parecían mucho a simple vista.

Tan pronto como Asha escuchó estas palabras, los acertijos que se habían dispersado alrededor de su cabeza comenzaron a encajar.

Incluso Tamon, que había estado escuchando atentamente su conversación, había terminado todas sus deducciones.

Miró a Asha, sonrió, le dio una palmadita en la mejilla y dijo:

“Creo que deberíamos llevar a ese pobre bebé con su madre. ¿Verdad…?”

 

* * *

 

“…¡Oh, Su Majestad!”

Gillotti, que estaba desplomado en el frío piso, se despertó repentinamente ante el sonido de alguien que lo llamaba.

Vio a John mirándolo con una cara pálida y asustada en sus vacíos ojos.

“¿John?”(Gillotti)

Su voz era áspera, como si hubiera raspado papel de lija. Su cuerpo, que había estado enfriándose por el sudor frío, comenzó a temblar.

“Levántese, Su Majestad. Pareces bastante enfermo.”

Gillotti, quien se levantó con la ayuda de John, gritó tan pronto como se dio cuenta dónde estaba.

“Yo, ¿por qué estoy aquí?”(Gillotti)

“Su Majestad…”

“Una pesadilla, sí, tuve una pesadilla. Ah, apareció la Emperatriz y… Mi cuello. No, fue mi padre. No yo…”(Gillotti)

John, que había envuelto una manta alrededor de los hombros de Gillotti, se apresuró a sacarlo de la habitación del anterior Emperador.

John ya sabía que el Emperador tenía una extraña enfermedad el día 16, pues fue John quien tuvo que desalojar todo del dormitorio del anterior Emperador. Para ser precisos, fue la Emperatriz quien ordenó a John que dejara vacío el tercer piso.

Gillotti no recordaba, pero sus asistentes morían cuando él deambulaba sonámbulo por los pasillos. Él estrangulaba a cualquiera que veía o les ponía un cuchillo en el cuello.

A veces caminaba murmurando extrañas palabras, pero la Emperatriz estaba muy preocupada de que no se filtrara.

Ahora no había ninguna Emperatriz a la que le importara, así que John se encargó del tercer piso.

Él (John) cerró dos y tres veces la puerta de la habitación del Emperador y aumentó el número de guardias afuera, pero parecía que este año iba a ser un desastre nuevamente.

‘¿Cómo demonios abrió el Emperador la puerta estrechamente cerrada y vino todo el camino hasta aquí?’

En el camino de regreso a la habitación, apoyado por John, Gillotti se estremeció temblorosamente… No era solo por el frío.

Algo se derrumbó, como si una esquina de su corazón hubiera sido roto. Sintió que su mente fluctuaba.

“…Natacha. Tengo que ir con Natasha. ¡Natasha!”(Gillotti)

Gillotti corrió a la habitación de Natasha, sacudiendo a John y a los asistentes que lo apoyaban. No estaba lejos de la habitación de Gillotti, por lo que llegó rápidamente.

Gillotti, que abrió la puerta de repente, abrazó a Natasha, que se levantó por el alboroto.

“Natasha, tuve un sueño aterrador.”(Gillotti)

“Oh, Su Majestad…”

Natasha, nerviosa, palmeó su hombro tembloroso con una mano poco entusiasta.

Se volvió hacia John, que lo había seguido, y le preguntó con la mirada de qué se trataba todo esto, pero ni siquiera John estaba en condiciones de darle una respuesta.

“Yo, no seré un Emperador como mi predecesor. Yo, yo no soy como mi padre. ¡Mi hijo es…!”

Gillotti, que estaba soltando tonterías, abrazó el estómago de Natasha con manos temblorosas.

“¡Oh, no!”

Sorprendida, Natasha involuntariamente empujó a Gillotti hacia abajo con ambas manos tan fuerte como pudo.


Nameless: Si… Aquí nos quedamos. Ja, ja… Se que deben estar desesperadas por más, pero ya no doy, además estamos a 3 capítulos de los raws en Inglés, asi que no falta nada para ponernos al día.

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: