Saltar al contenido
I'm Reading A Book

˚。✧NTG✧。˚ – Capitulo 37

No esperar a que venza

Por la tarde, Lin Qian descubrió que el plan general de Li Zhicheng no iba muy bien.

Después de que Li Zhicheng se fue al aeropuerto, regresó a la empresa subsidiaria. Mientras le informaba sobre su trabajo a Xue Mingtao, los dos terminaron hablando durante bastante tiempo.

“Estamos atascados en los materiales de la tela”, dijo Xue Mingtao. “El Presidente ya ha hablado con unas siete empresas de tejidos en los últimos días, pero conseguir la calidad de producción al coste que quiere no es tarea fácil”.

Lin Qian asintió con la cabeza.

La tela fue la mayor inversión en la producción de bolsas. Y dado que esperaban que su “arco largo” fuera resistente al agua, resistente al aceite y la grasa, liviano, de secado rápido y suave al tacto y duradero, tuvieron que usar una tela especial con tecnología para exteriores.

Pero al igual que otras telas especiales reconocidas internacionalmente como Gore-Tex, WINDBLOC, Cordura y otras, sus precios eran relativamente altos. El margen de beneficio no sería muy grande si utilizaran uno de esos materiales caros. En este caso, la estrategia de “arco largo” de Li Zhicheng se convertiría básicamente en un montón de palabras vacías.

Li Zhicheng esperaba encontrar una tela para exteriores que fuera excepcional en calidad y precio. La marca no tenía que ser tan prominente, pero la calidad era importante. Pero fue tal como dijo Lin Qian: “Cuanto más difíciles son las cosas, más valiosas se vuelven”. Había pasado medio mes y no había resultados hasta ahora. Escuchó que algunos de los subordinados también estaban en desacuerdo, pero Li Zhicheng se mantuvo firme en su actitud: “Continuen buscando”.

Esa tarde, se enteraron de una empresa de producción en Taiwán cuyas telas especializadas cumplían con todos sus requisitos. Aunque también habían escuchado que la compañía era extremadamente complicada y no estaba dispuesta a colaborar, él se apresuró inmediatamente cuando escuchó la noticia.

Dejó atrás a su amada, a quien no había visto en días, y corrió sin pensarlo dos veces. Lin Qian lo pensó de esa manera.

Por la noche, Lin Qian tomó una taza de café y se sentó en el balcón para admirar el resplandor de la puesta de sol.

Había trabajado incansablemente durante casi un mes y como el día siguiente era fin de semana, se había dado a ella y a su equipo un permiso de dos días. Sentada aquí, se sentía como si todos sus músculos rígidos y tensos estuvieran completamente relajados; la idea del conmovedor beso en el auto esa tarde la hizo sonreír incontrolablemente.

No estaba segura de que su viaje a Taiwán tuviera éxito.

Un hombre como él también puede sufrir un revés. Eh. Pensar en eso hizo que su corazón se ablandara.

Lin Qian volvió a sumirse en sus pensamientos. Sacando su teléfono, le envió un mensaje de texto a Lin Mochen.

“¿Cuál es tu trato con Li Zhicheng? Quiero saber.”

Lin Mochen respondió después de bastante tiempo. 

“Aún no es el momento adecuado.”

Lin Qian de repente tuvo la necesidad de apretar los dientes. ¡Los dos! Ambos le habían dado exactamente la misma respuesta. ¡Qué hacían andándose por las ramas de esa manera!

Pero también entendió cuando consideró la personalidad de su hermano. Definitivamente era su hermano mayor sabelotodo dando órdenes a Li Zhicheng, y cualquier requisito que quisiera cumplir seguramente sería difícil.

Ella no quería que fuera tan difícil… Sin importar si era por el negocio familiar o si era por ella personalmente.

Estaba a punto de enviarle una respuesta a Lin Mochen en un intento inútil de que él tomara la iniciativa de cancelar el acuerdo para disminuir la carga y el estrés sobre los hombros de Li Zhicheng. En ese momento, llegó un nuevo mensaje. Lin Qian vio el nombre “Li Zhicheng”. Sus ojos se iluminaron y la abrió de inmediato.

“Ya aterricé.”

Lin Qian sintió una dulzura en su corazón y escribió: “Está bien, cuídate”. Luego agregó una cara sonriente y envió el mensaje de texto.

La página saltó automáticamente a la pantalla de mensajes de texto y Lin Qian continuó escribiendo de muy buen humor.

Sí… El método debe ser minucioso para que sea efectivo. Su hermano había racionalizado que su interferencia era en última instancia para su felicidad. Tenía que ablandar su corazón. Sería difícil, pero posiblemente podría cambiar su decisión y actitud.

“Hermano, dijiste que querías hacerlo sufrir. Pero parece haber tenido el efecto contrario.”

Puke, eso es un poco blando. Blando y oscuro y digno de resentirse.

Ella pensó por un momento antes de enviar otro mensaje. “Lo extraño, se fue a Taiwán. Me gusta mucho él. Solo deshazte de tu acuerdo, ¿de acuerdo? Eso es todo.”

Después de enviar esto, se sentó y miró fijamente al horizonte por un momento.

Inicialmente había planeado fingir sus emociones por un momento para parecer lamentable ante su hermano. Sin embargo, ella ya había escrito sus verdaderos sentimientos.

Lin Mochen no respondió. No podía dar marcha atrás ahora, y trató de terminar la conversación enviando un último mensaje de texto. 

“Me gusta tanto que no puedo soportarlo más, así que tienes que cancelar tu acuerdo. No es fácil para mí conocer a alguien que me guste tanto. No lo he hecho en años. Esto no es algo que puedas evitar porque no quiero a nadie más además de él. Tú. Lo. ¡¿Entiendes?!”

Después de enviar eso, sintió que todo su cuerpo se relajaba. Entonces sintió la necesidad de reír.

Sabía del temperamento de su hermano, pero su hermano también sabía del temperamento de ella. Después de decir estas palabras, su hermano aún permanecería terco. Sin embargo, incluso si Li Zhicheng no pudiera cumplir con su acuerdo secreto, haría la vista gorda y les permitiría estar juntos.

¡Jajaja!

La pantalla de su teléfono comenzó a iluminarse con las notificaciones de entrega:

“Entregado a Li Zhicheng a las 18:46:32”.

“Entregado a Li Zhicheng a las 18:47:20.”

“Entregado a Li Zhicheng a las 18:50:35”.

“Entregado a Li Zhicheng a las 18:52:40”.

Al principio, Lin Qian solo los miró sin pensar y apretó los labios. Así que la señal no había sido buena y ahora recibiría los cuatro mensajes a la vez.

Justo cuando estaba a punto de dejar su teléfono a un lado, hubo una respuesta inmediata. Ella lo tomó y miró la pantalla. En un momento, su frente estalló en sudor.

Ella los había enviado todos a… ¿Li Zhicheng?

Rápidamente abrió el historial de mensajes de texto y echó otro vistazo. Ella estaba realmente estupefacta. No sabía si había estado demasiado absorta en la elaboración de los mensajes o si una falla había causado que la página cambiara sin que ella se diera cuenta.

Todos los mensajes desde el que le había pedido que “se cuidara”, hasta el que declaraba ferozmente: “Me gusta tanto que no puedo soportarlo más”, habían sido enviados a la misma persona.

Toda la cara de Lin Qian se incendió y su mente se convirtió en un desastre.

Le había enviado todo a él. Esas palabras blandas y apasionadas: “hacerlo sufrir”, “lo extraño mucho” y “no es fácil para mí conocer a alguien que me guste tanto”.

Esto la llevaría a su muerte. Solo porque tenía la intención de enviárselos a su hermano había usado palabras tan exageradas y amargas.

¡Aunque a ella le gustaba, no era a ese nivel de pasión!

La cara de Lin Qian cayó. Sosteniendo su teléfono, trató de pensar en algo para enviar para compensarlo, pero no pudo pensar en nada.

¿Qué podría decir ella?

“¿Enviado a la persona equivocada?”

“Estaba tratando deliberadamente de aplacar a mi hermano, ¿no me malinterpretes?”

Mirando su teléfono, sintió ganas de llorar. No brotaron lágrimas, pero su corazón latía increíblemente rápido.

En ese momento, con un ding, entró un nuevo mensaje.

“De Li Zhicheng”.

Lin Qian estaba a punto de volverse loca. Apretó los dientes y lo abrió, pero solo había una palabra: “Entiendo”.

“Me gusta tanto que no puedo soportarlo más.”

“No quiero a nadie más además de él.”

“Tú. Lo. ¡¿Entiendes?!”

“Entiendo.”

Lin Qian miró esta breve respuesta aturdida.

Lo consideró durante bastante tiempo antes de gritar de repente y enterrar la cabeza entre sus brazos.

Pero después de un tiempo, no pudo reprimirlo más y esbozó una sonrisa.

━━━━━━ ◦ ❖ ◦ ━━━━━━

En el aeropuerto de Taipei, Taoyuan, el cielo era excepcionalmente azul. Tanto dentro como fuera del hermoso y moderno aeropuerto había una multitud bulliciosa constante.

Li Zhicheng sostuvo su teléfono y se paró afuera de la terminal, con la cabeza baja y los ojos enfocados. La gente corría a su alrededor, pero era como si no se diera cuenta.

No fue hasta que Jiang Yuan gritó “Presidente Li” dos veces que levantó la cabeza.

Esta era una situación nunca antes vista. Jiang Yuan estaba un poco sin aliento, pero sonrió mientras decía: “Presidente Li, el automóvil ha llegado”.

Li Zhicheng guardó su teléfono y lo siguió hasta el auto.

Después de viajar en silencio por un tiempo, preguntó a la ligera: “¿Lin Qian tiene una visa taiwanesa?”

La expresión de Jiang Yuan no cambió cuando respondió: “Ella tiene. Arreglé los pasaportes de todos los ejecutivos.”

Recientemente había sido un período crucial para ocuparse de los negocios. Los ejecutivos necesitaban que se les asentaran los documentos oficiales del pasaporte para poder viajar sin perder tiempo.

Li Zhicheng asintió. Miró por la ventana el paisaje desconocido de la ciudad y mientras pensaba en los mensajes de texto que acababa de recibir, su corazón generalmente estable y frío parecía haber sido agarrado por la mano de la mujer ligeramente por la esquina, lo que le dificultaba calmarse.

“Lo extraño.”

“Esto no es algo que puedas evitar porque no quiero a nadie más además de él.”

Su corazón se apretó. 

‘Lin Qian, yo también te extraño mucho. Quiero acariciarte, finalmente tomarte entre mis brazos en mi abrazo, adorarte y nunca dejarte ir.’

━━━━━━ ◦ ❖ ◦ ━━━━━━

Lin Qian se sorprendió por una llamada repentina de Xiao Tang.

Xiao Tang era el chofer de Li Zhicheng y había sido testigo de su impactante beso ese día. Pero Li Zhicheng solo se rodeó de personas que pudieran pensar profundamente. Incluso su chofer.

Su tono sonaba muy natural. “Gerente Lin, ¿a qué hora debo recogerla mañana?”

Lin Qian respondió con un “¿Eh?” y su teléfono vibró al mismo tiempo. Era un mensaje automático del aeropuerto de China. “El vuelo que ha reservado, CA411 (Lin City, Taipei), partirá mañana a las 8:00.”

Colgando su teléfono, el corazón de Lin Qian estaba nervioso pero también lleno. Le envió un mensaje a Li Zhicheng. 

“¿Por qué me conseguiste un vuelo a Taiwán?”

No era que de repente necesitara su ayuda por algún motivo de trabajo, ¿verdad?

Su respuesta fue rápida. 

“Ven a estar a mi lado.”

━━━━━━ ◦ ❖ ◦ ━━━━━━

Justo antes de abordar el vuelo al día siguiente, Lin Qian le envió un mensaje a su hermano. 

“Me voy a Taiwán. Después de que regrese de este viaje, probablemente estaré con Li Zhicheng. Sobre el acuerdo, puedes hacer lo que quieras con él. “

Aida tenía una tienda especializada en Taiwán que había dejado el Director General anterior después de una expansión global de la empresa. Estas tiendas habían sido cerradas por Li Zhicheng en la mayoría de los lugares, dejando solo unas pocas como soporte para su imagen de marca.

Un empleado de Aida de Taiwán vino a recoger a Lin Qian en un automóvil y la llevó directamente al hotel donde se hospedaban Li Zhicheng y los demás.

La habitación de Lin Qian tenía una cama grande. Aunque era pequeña, la habitación había sido exquisitamente decorada. Era un hotel de cuatro estrellas porque Li Zhicheng “nunca derrochaba” cada vez que tenía que salir.

Había un pequeño balcón fuera de la habitación donde podía pararse y contemplar un ajetreado mercado callejero de Taipei. Lin Qian se quedó allí mirando la gran ciudad y se dio cuenta de que estaba un poco preocupada por él.

El empleado de Taiwán había dicho que el Presidente Li y el asistente Jiang se habían ido a la fábrica de producción de telas Mind temprano en la mañana. Había oído que la persona a cargo de Mind era un viejo vejestorio. Solía ​​ser profesor en la Universidad de Taiwán, pero con su personalidad astuta no estaba seguro de si querría el trato.

Su viaje tomó un día entero. Cuando Lin Qian llegó por primera vez, el empleado de Taiwán llamó a Jiang Yuan. Todavía estaban esperando para reunirse con Mind y no pudieron regresar temporalmente. Por lo tanto, les había pedido que trajeran a Lin Qian de regreso al hotel para instalarse.

En un momento tan crítico, Lin Qian absolutamente no los molestaría. Así que esperó en el hotel.

Lentamente, el cielo se oscureció.

Lin Qian salió a caminar sola, comió algo de comida callejera en el mercado e incluso compró algunas baratijas y juguetes interesantes. Cuando volvió al hotel, todavía no habían aparecido.

A Lin Qian no le resultó doloroso esperar en absoluto. Simplemente se sentía… un poco preocupada por él y, ridículamente, sintió que le dolía un poco el corazón.

¿Era tan patético el sentimiento de gustar de una persona?

¿Por qué cuanto más fuerte, más ocupada y más capaz se volvía, más le dolía el corazón por él? Fue raro. Su ser interior era demasiado independiente y fuerte para estar acostumbrado al dolor de corazón.

Mientras dejaba que su mente divagara, finalmente se quedó dormida en la cama. La televisión todavía estaba encendida y reproducía una variedad de programas, mientras que el cielo nocturno fuera de la ventana se oscurecía.

Lin Qian se despertó repentinamente por el sonido de clic de la puerta que se abría ligeramente.

Se enderezó en un instante. Había luz brillando desde la puerta. La sombra alargada de alguien se extendía por el suelo. Luego escuchó la voz familiar de Li Zhicheng decir: “Eso es todo, mañana temprano en la mañana, iremos a Mind nuevamente”.

Jiang Yuan también estaba afuera de la puerta y respondió suavemente: “Está bien”.

Hubo un sonido suave de nuevo cuando la puerta se cerró. Entró.

Lin Qian lo miró con los ojos muy abiertos.

La luz en la habitación era suave, haciendo que todo en la habitación tuviera una cierta cualidad borrosa. Llevaba una camisa con corbata y su traje estaba sobre su brazo; sus zapatos de cuero eran brillantes. Su figura se veía excepcionalmente esbelta mientras estaba allí.

Él la miró sin la incomodidad que normalmente tendría un hombre después de entrar en la habitación de una mujer sin ser invitado. Se movió al lado de la cama, preguntando gentilmente, “¿Estás despierta? Entré más temprano pero todavía estabas durmiendo.”

La cara de Lin Qian se calentó. “Sí…” Ella se dio cuenta de algo. “¿Cómo conseguiste la llave de mi habitación?” No es de extrañar que solo haya recibido una tarjeta llave esta tarde cuando todos los demás habían recibido dos.

“La pedí esta mañana”, dijo, tirando su traje en el pequeño sofá y sentándose en el borde de la cama. Sus manos descansaban casualmente sobre la cama, atrapando a Lin Qian entre él y la pared. Bajó la mirada para contemplarla.

Lin Qian solo vestía una camisa de manga larga y pantalones largos de lino. Aunque la mitad de su cuerpo todavía estaba escondido debajo de la manta, no pudo evitar sentirse un poco cohibida. Ella extendió su brazo y empujó su pecho. “Vuelve a tu habitación primero. Hablaré contigo después de cambiarme”.

Una vez que ella dijo eso, sus brazos se apretaron alrededor de ella. La abrazó y luego la encerró de espaldas en la cama en la primera oportunidad.

El corazón de Lin Qian palpitó. “Tú…” Su otra mano también había sido asegurada.

Él la miró fijamente. “¿Me extrañaste mucho?”

El sonrojo de Lin Qian se profundizó. Su voz era baja pero clara, como la brisa nocturna que sopla por la ventana, jugando con su rostro y su corazón. Se giró para evitar su mirada que podía penetrar casi cualquier cosa y trató de llevarlo a otro tema. “¿Cómo estuvo la charla con Mind? Este es un gran problema.” En el momento en que lo dijo se sintió estúpida, lo había hecho demasiado obvio.

La mirada de Li Zhicheng todavía estaba fija en la mujer a solo un brazo de distancia. Su voz tenía un dejo de diversión. “Sí, es un gran problema. Obtuve tres años de derechos exclusivos para usar su tela a un precio muy reducido. El acuerdo se firmó esta tarde”.

Los ojos de Lin Qian se agrandaron. Volviéndose para mirarlo, ella dijo: “¡De verdad! ¡Genial! ¡Genial!” Ella inconscientemente agarró sus muñecas mientras las de ella todavía estaban en sus manos.

Li Zhicheng miró su alegre sonrisa y la felicidad en sus ojos se profundizó gradualmente. Dijo suavemente: “Sí, finalmente. Tengo todas mis cosas arregladas y todo está en su lugar para esta batalla. Ahora todo lo que tenemos que hacer es esperar a que New Bori se una”.

Sus palabras emocionaron a Lin Qian, y sintió como si estuviera flotando en su propia felicidad.

Había dicho que no era bueno con las batallas, pero ser decisivo obviamente era una parte innata de su personalidad. Al comienzo de esta batalla, dijo que tenían que estar preparados para cualquier cosa y simplemente esperar a que sus competidores entraran y murieran.

Había mantenido tanta compostura y había sido tan despiadado.

Ser así le daba una especie de singularidad y un encanto varonil que lo hacía irresistible para las mujeres.

Lin Qian no dijo una palabra y simplemente miró su postura erguida y sus ojos atractivos.

Él también la miró fijamente.

Ella pensó que él la besaría. Inesperadamente, él la miró, tomó su mano y se la llevó a los labios antes de bajar la cabeza y darle un suave beso.

“Hice un trato con tu hermano…”

Lin Qian se animó. ¿Eh? ¿Es el momento adecuado? ¿Está finalmente dispuesto a revelarlo?

Parecía un gato, escuchando atentamente con todo su cuerpo rígido. Li Zhicheng se rió por lo bajo pero continuó besando su mano, al mismo tiempo que la miraba a los ojos.

Era como un caballero besando a la princesa de sus sueños.

“A esta altura del próximo año, si estoy en la cima del campo, él me dará tu mano”, dijo en voz baja. “Lin Qian, soy muy paciente y no me apresuro a conseguir las cosas que quiero. Sin embargo, seguro que te convertirás en mi mujer, enteramente exclusivamente de Li Zhicheng”

Lin Qian lo miró fijamente, atónita.

Bajó su mano y le devolvió la mirada con sus ojos oscuros.

Lin Qian se rió de repente y dijo: “Dos de los hombres más inteligentes que conozco en realidad hicieron un acuerdo tan infantil”.

Li Zhicheng no dijo una palabra.

Lin Qian dejó escapar un “¡Hmph!” y dijo: “¿Qué tiene que ver el hecho de que estemos juntos con tu clasificación en el campo?” Él permaneció en silencio, así que ella se inclinó hacia delante y le dio un beso en la mejilla izquierda.

“¿Todavía no entiendes?” Ella levantó la cabeza para darle otro beso en la mejilla derecha. “No esperaré por el-¡ah!”

Algo fuerte agarró su cintura. Li Zhicheng tenía un agarre de acero y la atrajo hacia su pecho. La acción repentina hizo que Lin Qian jadeara. Pero rápidamente la silenció cuando Li Zhicheng arrojó su cuerpo hacia adelante y la aseguró contra la pared, antes de bajar la cabeza y plantarle un beso en los labios.

✄ ————————————————

Divagaciones de la traductora: Me animé y empecé a ver el drama de esta novela que lleva el mismo nombre al español (de la cual tomé estas hermosas portadas) Pero luego de terminar el cap 2, solo puedo decir… No es lo que esperaba.

Aunque disfruté las tomas de acción (¿quién no?) la historia desde el inicio difiere mucho de la novela, detalles que van desde que Lin Qian tiene una tienda de moda a punto de quebrar, hasta la relación disfuncional con su hermano Lin Mochen (y otros agregados, por ejemplo ¿Quién es Grace? ¿De dónde salió tal personaje?) me impulsaron a no verlo más.  Imagino se modificó de ese modo para que fuese más atractivo al público juvenil, pero, no resultó para mí.

Sin embargo, empecé a ver el drama de ‘Ámame si te atreves’ y ¡no saben como lamento no haber tomado algunas de las portadas del drama para la novela! Apenas voy comenzando y me encanta (es muy fiel a la historia original), tiene ese toque único y unos protas divinos. Los invito a verlos (ambas adaptaciones) y si ya los han visto, ¿que les pareció?

 

Anterior Traducciones Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: