Saltar al contenido
I'm Reading A Book

DEPALV-61

DEPALV

Episodio 61.

 

“No se ve bien, señorita. ¿Tuvo un mal sueño durante toda la noche?” – La voz preocupada de Garnett llegó a mis oídos y recuperé mis sentidos.

‘Sí, me estaba preparando para ir al Palacio.’(Lía)

No pude dormir nada porque de repente tuve muchos pensamientos.

“¡Qué sueño tuve!… No recuerdo nada.” (Lía)

Parecía un paciente enfermo en el espejo, murmurando así.

Solo fueron dos pañuelos que tiré ayer porque tenía un coágulo de sangre. Ambos fueron quemados por mi misma, pero el pañuelo empapado en rojo todavía me venía a la mente como si estuviera frente a mí.

Sabía que la muerte aún no estaba en el horizonte. Este cuerpo estaba programado para morir a la edad de 21 años, pero quedan seis años.

‘Y fue tres años después que el único tesoro de otro país elegido como solución vino al mundo.’

[‘¡Le daremos el tesoro al ganador de este año!’]

Recordando el hecho una vez más, logré calmar mi sorpresa la noche pasada.

Si no hubiera nada que dejara atrás, no tendría que temer la muerte venidera… Una vez más, personas preciosas han surgido a mi lado… Era una fuerza mayor, por otro lado era el destino, que era hecho por mí.

Yo aún miraba fijamente a Garnett, mirándome preocupada y murmurandome que me mantuviera saludable.

Me recordó el primer día que vine a esta mansión.

 

“¿Quieres que te asigne una dama de honor?”

“Así es, puedes elegir a quien más te convenga aquí.”

“¿Qué piensas sobre un niño que se adapte a tu gusto…”

Todos eran nuevos para mí, y además, ni siquiera podía decir cómo se veían porque todos estaban inclinando la cabeza y solo podía ver que su ropa de verano estaba firme.

Pensé mientras me alisaba las manos vendadas. ¿Quién de ellos trató con cálido cuidado mi mano mientras dormía, una mano que estaba arruinada mientras usaba la tabla del cuarto de lavado?

“¡Mis hermanos nunca han sido lastimados tanto, cómo ellos pudieron…!”(sirviente)

La persona con la voz sorprendida que escuché a primera vista…

“Todos, levanten la cara.” (Lía)

No fue hasta que lo dije que pude averiguarlo… Una de las damas que miraba hacia adelante, de repente fue la única que miró ansiosamente mi mano envuelta en un vendaje… Era Garnett.

 

Supongo que tenía buen ojo para las personas, y cuando miro a mi alrededor, solo había buenas personas.

No había una forma particular de encontrar la estabilidad. Solo tenía que pensar en las caras felices una por una cuando estabamos juntos.

“Estoy realmente bien. Ahora, mira, estoy completamente de vuelta sobre la pista.”(Lía)

“Oh, estoy tan contenta. Estaba tan sorprendida antes, literalmente parecías una hoja en blanco.”(Garnett)

“Jaja… ¿Fue tan malo?”(Lía)

‘Sí, no puedo morir de nuevo. No puedo perder a una persona preciosa con mi muerte como la última vez.’(Lía)

No podía dormir, así que abrí mis ojos oscuros.

“Hoy es el día que vas al Palacio Imperial, así que tienes que usar un uniforme de Mago…” – Dijo Garnett, sacando el traje mágico que el anciano mago me dijo que usara la próxima vez que lo visitara.

“No, no voy a ir a ver al Mago hoy, voy a ver a la Emperatriz. Por favor, prepárame como de costumbre.”(Lía)

‘Hoy voy a tratar otra enfermedad incurable, ‘Bruelie’, que pronto matará a la Emperatriz.’(Lía)

Sentí que podía respirar solo si comprobaba con mis propios ojos que podía salvarla de la muerte, si tenía la voluntad.

 

* * *

 

Luca llegó al Ducado justo a tiempo cuando yo estaba lista para ir a la Ciudad Imperial.

Al ver su rostro después de mucho tiempo, formé una sonrisa incómoda alrededor de mi boca.

“¿Cómo has estado, Luca?”(Lía)

Daba la sensación que una cuenta de cristal transparente estaba incluido en sus ojos rojos que parecían leer los pensamientos internos de la otra persona.

‘Desearía poder ver una sonrisa plausible en sus ojos.’(Lía)

Luca se detuvo por un momento cuando vio mi rostro, y pronto entró en la habitación y me sostuvo entre sus brazos con gran fuerza.

“Dime cómo está Lía, primero.”

“Como era de esperar, eres listo.” (Lía)

Me reí torpemente y le di unas palmaditas en la espalda y le dije que me estaba asfixiando. Tal vez debido al olor familiar, pude recuperar la compostura como de costumbre.

No es que no haya visto a Luca en mucho tiempo, pero como siempre, Luca ha crecido sin que yo lo sepa.

“Estuve buscando por todas partes una manera de salvar a la Emperatriz. Escuché que dejaste el Imperio, ¿obtuviste alguna cosecha?”(Lía)

Luca me miró medio desconfiado por mi expresión clara y mi voz natural.

‘Yo era buena en este tipo de cosas… Pretender estar bien, actuar como si realmente estuviera bien, era tan plausible como en mi vida anterior… Entonces si son diez, son diez. Pensé que estaba bien, así que le di la reacción que esperaba.’(Lía)

‘Eso es un alivio, estaba pensando en cómo consolarte cuando te conocí…’(Lía)

“¡Eres tan fuerte mentalmente!”(Luca)

‘Sí, la vida es larga. Definitivamente era así.’(Lía)

“…Si me lo permites, me gustaría compartir el equipaje de Lía.” (Lía)

(N/E: equipaje = Problemas / Preocupaciones.)

‘Como era de esperar, no puedo engañarte.’ (Lía)

“Me conoces demasiado bien… ¿No sabes cómo respetar la privacidad?” – Apoyé la frente en el hombro de Luca y me reí con desánimo.

“Te lo diré más tarde. Solo que no ahora. Por favor, déjate engañar una vez, listillo.”(Lía)

Luca susurró, barriendo mi cabello plateado con manos cálidas.

“Esperaré, no importa cuándo. El día que puedas compratirlo conmigo.” (Luca)

La voz con gran poder era tan confiable como un faro que brilla en la noche.

‘No deseaba decírtelo, pero ¿por qué me das tus brazos como siempre?’(Lía)

Me apoyé en los brazos de Luca e intenté hacer la vista gorda ante el deseo de encontrar a Anon.

(N/E: Les dire que no entendí ¿que o quién es Anon?)

 

* * *

 

El carruaje corrió hacia la Ciudad Imperial.

Dije, evitando la mirada fija de Luca, suavizándo al máximo mi anterior ridiculez.

“Tú tampoco me has respondido todavía. ¿Dónde has estado?”(Lía)

No se fue de la capital, sino que dejó del Imperio. Tomó una puerta hasta la frontera y pronto pisó el territorio de otro país para explorar formas de curar la enfermedad de la Emperatriz…

(N/E: Recuerden que en el Palacio Imperial hay una especie de Puerta Mágica de teletrasnporte.)

“¿Qué están tratando de encontrar los hermanos reales, que piensan no poder encontrarlo en Griffin?”(Lía)

La última vez , Rachel fue hasta Reino de Carven para encontrar a Luca.

“Ahora, Luca, ¿dónde has estado?”(Lía)

“He estado en el continente de Tiela.”

‘¡Dios!, ¡cruzaste el mar! …Después de no poder hablar por un momento, recordé la palabra ‘Continente Tiela.’(Lía)

“Tú, el lugar es…”(Lía)

Lucas asintió y dijo. – “Es la tierra de los elfos.”

Como dijo Luca, el continente de Tiela era la tierra de los elfos, en el pasado.

Ellos habían estado ocultos más allá de la historia, y eran solo una raza misteriosa que trascendía como una leyenda. El continente de Tiela era tan vasto que era imposible explorarlo porque era tan extenso que era difícil para la gente vivir en él, por lo que no sabían dónde se escondían.

“¿Por qué deseabas ir a un lugar como ese?”(Lía)

Luca, que vio mi cuestionable expresión, dijo con una sonrisa incómoda.

“No hubo una gran cosecha*. Solo estaba buscando algo llamado la Piedra de los Elfos…”

(N/E: *Algo importante y memorable de mencionar.)

“¿La Piedra delos Elfos?” (Lía)

‘Era algo que a veces leía en libros antiguos en Layes.’ (Lía)

 

[‘El tesoro dejado por rey elfo, quien fue el primer elfo, mezcló poder divino y mágico y puede revivir a los muertos e incluso resucitar a un país caído’]

 

Su apariencia en la imagen era como una piedra de cristal transparente de color verde oscuro con tallos dorados envueltos alrededor.

“Más importante aún, ¿lo encontraste?”(Lía)

“Sí, lo encontré.”

“¿Cómo llegaste al Continente de Tiela…? ¿Cómo encontraste un tesoro antiguo tan rápido en ese vasto continente?”(Lía)

“Hay una sala del tesoro a la que solo pueden entrar el Emperador y el Príncipe Heredero. Allí, encontré un libro del antiguo Reino de Griffin, y contenía un mapa de la ubicación de la Piedra del Elfo.”

“Ya veo. Eres un hombre de gran habilidad.”(Lía)

“¿Qué? ¿Qué significa eso?”

“Estoy hablando de alguien que encontró el mapa de un tesoro tan pronto como abrió un libro en casa… No mas que eso… ¿Encontraste el tesoro del Elfo, pero no lo cosechaste?”(Lía)

“Lo verás en persona cuando vayas a Palacio Imperial más tarde, pero parece haber perdido por completo su eficacia. O tal vez solo era una roca normal.”

“Bueno… pero hiciste un gran trabajo, Luca. Yo fui quien te dijo que no te rindieras, pero realmente cruzaste el mar, no esperaba que lo hicieras.” – Dije, mirando a Luca, quien levantó la boca con una cara triste de derrota.

“Te gané esta vez, Luca.”(Lía)

Los brillantes ojos rojos de Luca se agrandaron por un momento mientras yo susurraba y acariciaba su suave cabello.

“Tuve éxito, encontré una manera de salvar a la Emperatriz.”(Lía)

‘Fue mi primera victoria.’(Lía)

Me acerqué a su rostro sorprendido con una sonrisa emocionada.

“Me alegro de que no te hayas dado por vencido, ¿correcto?”(Lía)

 

Luca escuchó lo que me había pasado y dijo: “Lia casi cruza el mar.”

“Bueno, encontraste el velado gremio de Truagen e incluso le hiciste un encargo. Era inimaginable si fuera cualquier otra persona.”(Luca)

“Cuando la Señorita* vino al Palacio el otro día y trató a mi madre, ella dijo que era imposible curarla incluso con magia curativa…” Luca)

“He estado pensando en ello, históricamente es conocido como incurable, así que tengo la certeza de que no estaba segura de cuándo usé magia.”(Lía)

Cuando imaginas en tu cabeza, es común que la magia se exprese mediante esa creencia… La magia se activó en el momento en que recordé que me sentía bien cuando traté a Taro la última vez. Por lo tanto, es difícil tratar de curar enfermedades incurables con magia.

“No habrías estado tan seguro como lo estoy yo ahora.”(Lía)

Dije encogiéndome de hombros.

“Si hubiera usado magia para tratar a la Emperatriz antes de darme cuenta, lo habría hecho.”(Lía)

“Bueno, entiendo lo que dice Lia. Pero lo que hay en la bolsa… ¿Qué pusiste dentro?” – Los ojos de Luca tocaron el pequeño bolso a mi lado.

Antes de salir de la mansión, empaqué casi 50 pañuelos nuevos en mi bolso para prepararme para el sangrado. Entonces la bolsa estaba tan llena que no podía ni cerrarse que estaba a punto de reventar.

“Me resfrié, así que empaqué algunos pañuelos.”(Lía)

El rostro de Luca, que estaba sentado frente a mí, cambió ante mi excusa.

“¿Resfrío? …Un perro con un resfriado de verano… No, no todos quedan atrapados.”(Luca)

‘…Sé lo que acabas de decir sobre los perros que no quedan atrapados.’(Lía)

(N/E: Eres la única que se enferma en verano.)

“El verano está llegando a su fin. Ese es el porque me quedé dormida desabrigada hace unos días.”(Lía)

Luca dijo que si ella iba a Palacio Imperial de inmediato, le daría buenas pociones para los resfriados. Luego levantó su fría mano y la puso sobre mi cálida frente.

Me reí amargamente de Luca, quien habló con voz preocupada, comparando su temperatura con la temperatura de mi cuerpo.

‘Creo que crié a mi hermano menor en la guardería realmente bien.’(Lía)

“Estoy segura de que lo hubiéramos pasado bien si hubiéramos nacido como hermanos biológicos.”(Lía)

Dije, retirando su mano. – “Es solo un resfriado. ¿Qué pasa si tengo una enfermedad mortal?”

La boca de Luca se endureció por un momento cuando le dije ello como una broma basada en la realidad.


Nameless: La proxima semana estare de viaje, asi que no se si pueda colgar algun capítulo de DEPALV, lo intentaré pero no prometo nada, porque cuando viajo en auto me mareo si me pongo a escribir… Nos vemos!!

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: