Saltar al contenido
I'm Reading A Book

DEPALV-58

DEPALV

Episodio 58.

 

“Aquí estás, Cecil. Y Daimon está aquí contigo.”(Duque de Layes)

(N/E: por si no recuerdan como yo: Cecil (hijo mayor) el heredero aparente del Marquesado Ayershil y Damon (ilegítimo) pero el nombrado heredero en el testamento.)

El Duque de Layes saludó a sus primos que acudieron a la mansión.

Aunque no solía ir y venir con frecuencia, el hermano más joven de su padre, el Marqués Ayershil, quién murió recientemente, tuvo un problema con la sucesión del título, por lo que tuvo que reunirse con todos sus familiares.

Hace dos días, tal y como Drehan había pronosticado con antelación en una carta, los invitados que acudieron, saludaron al Duque de Layes con regalos.

“¡Caín! Es aún más agradable verte en la mansión de Layes.. ¿como estás?.”(Cecil)

“Gracias por su hospitalidad, Duque.”(Daimon)

Cecil y Daimon eran ambos hijos del Marqués Ayershil. Sin embargo, solo había una diferencia entre ellos: el descendiente legítimo y el hijo ilegítimo.

El Marqués Ayershil señaló a Daimon, un hijo ilegítimo, como su sucesor, no a Cecil, en el testamento que dejó atrás.

Era imposible que el heredero del Marquesado fuera ilegítimo, por lo que la gente sugirió que el Marqués cometió un error debido a la demencia, pero el efecto de la propia voluntad del Marqués no podía ser ignorada.

Solo después de obtener el consentimiento de los 12 representantes de las familias de Layes, Cecil puede suceder al Marqués en lugar de Daimon, cambiando el contenido del testamento.

Aun así, sus familiares, que no cedieron al cambio del testamento, también se inclinaron por acceder a la conciliación de Cecil, y ahora solo quedaba el Duque de Layes.

Cecil preparó regalos y monedas de oro sin remordimientos, pero cuando pensó en la riqueza del Duque de Layes, se vió infinitamente andrajoso y obligado a traer más.

“Tenemos que negociar con el Duque esta vez para que todo pueda volver a la normalidad.” – Cecil hizo esa afirmación de manera distante.

Mirando a su medio hermano, que saluda al Duque de Layes con una generosa sonrisa a su lado, sintió deseos de desgarrarlo hasta la muerte.

Cecil era un hombre que pensaba que los demás deberían admirarlo porque heredó la sangre noble del Elfo. Se decidió así desde su nacimiento, y tenía que permanecer igual a lo largo de los años.

Es el destino de los envidiables y privilegiados.

Además, debido a que Layes tenía muchos seguidores desde tiempos ancestrales, la superioridad de Cecil crecía día a día.

Sin embargo, desde la niña natural* que el Duque de Layes trajo en el último tiempo hasta su hermano ilegítimo… Sangre sucia estaba empolvando su gloria.

(N/E: *hija ilegítima… Creo que este imbécil cree que nuestra Lía es hija ilegitima del Duque..)

Ambos son bichos que lastimaron a la nobleza de Layes y él juró que se apoderaría del Marquesado y los limpiaría uno a uno.

‘Pensé que era la voluntad de mis antepasados.’

Originalmente, los elfos decían que la arrogancia golpea el cielo. Cecil pensó en ello como si fuera la encarnación del Elfo.

El principio era conciliar con Caín, el jefe de Layes, frente a frente y heredar el título en lugar del sanguijuela Daimon.

(N/E: Sin mentir… ¡58 capítulos! Y recién me entero que el nombre del Duque es Caín…)

Daimon también pensó que el Marqués escribió accidentalmente su nombre en su testamento…

Lo mismo ocurría con su posición de hijo ilegítimo. Daimon tenía un profundo respeto por el Marqués, por lo que quería que Cecil se hiciera cargo del Marquesado, tal y como el anterior Marqués deseaba antes de que tuviera demencia.

Usando eso, Cecil llevó deliberadamente a Daimon con él y concilió a sus parientes colaterales. Nueve de cada diez acordaron cambiar su intención y hacer que Cecil tuviera éxito.

En este momento, la pequeña imagen de Cecil, que llevaba una máscara con buena cara se rompió.

‘Ella tiene solo quince años, pero era una chica bonita con un sucio cabello plateado… Podía ver la identidad de la chica de un vistazo.’(Cecil)

Los rumores ya se han difundido en el oeste, y durante un tiempo, como socio de Layes, la bestia se presentó y le hizo imposible seguir cargando la cara de vergüenza.

“Tú eres la que obtuvo el nombre de Laveria.”(Cecil)

Decir que obtuvo el nombre de Laveria fue nada menos que una completa negación de esa niña. Contenía el significado de ‘¿Cómo te atreves a robar el nombre de un noble?’

El rostro de Laveria se congeló ante las palabras de Cecil.

‘No sé qué quisiste decir con eso, pero ¿Crees que soy puramente tímida?’(Lía)

Como la Princesa estaba frente al Duque de Layes, él sonrió más profundamente y le sonrió a Laveria.

 

* * *

 

Cuando me encontré con los ojos negros de un hombre llamado Cecil, vi un leve ceño fruncido en sus ojos. Me di cuenta por su mirada en ese momento que me estaba mirando con desaprobación.

Luego, reflexionando sobre lo que dijo, noté que tenía un significado muy malo.

“Ahora que lo pienso, es la primera vez ambos que han visto. Salúdalos, son tus parientes.”(Duque)

“Hola, soy Laveria Zenne Layes.”

Los hombres que visitaron el Ducado parecían tener unos 10 años de diferencia entre ellos, pero tenían el pelo blanco y se parecían, por lo que era obvio que eran hermanos. Sin embargo, por un lado, la primera impresión fue sucia porque los ojos sobre mí no eran muy bonitos, y por otro lado, la impresión no fue mala porque sonrieron y agitaron las manos.

“Se supone que no debes hacer esto aquí. Adelante. Hablemos del Marquesado en la cena.”(Duque)

 

* * *

 

“El territorio de Layes siempre es rico. Es bueno estar fuera del aburrido Oeste después de mucho tiempo.”(Cecil)

“¿Es eso así?”(Duque)

‘Cenar con dos personas más de lo habitual… creo que no puedo obtener suficiente arroz… Fue casi tan bueno como cuando conocí a Drehan aquí.’(Lía)

Cuando estaba cortando la carne, los agudos ojos de alguien se sintieron como si me estuvieran apuñalando en la frente, y fue una acción repetida que desapareció de nuevo cuando levanté la cabeza.

Ahora yo estaba levantando la cabeza y fingiendo no haberme dado cuenta, pero hasta hace un rato, él me estaba mirando con ojos que iban más allá del desprecio.

‘Era obvio que a Cecil apenas le caía bien.’(Lía)

Además a Daimon, a quien presentó como su hermano, le dio una bofetada incómoda ante los oyentes*.

(N/E: *Por si no entienden, es como decir: que hablo mal de él frente a ellos.)

“Este niño tiene aún muchas carencias. La última vez que los amigos de mi padre me visitaron, tuvo la descortesía de no poder prepararles unos presentes…”

Hay una persona frente a mí, pero a pesar que hablaba con una cara agradable, los chismes no parecían solo chismes. Estaba desnudando las falencias de su medio hermano, como si solo estuviera hablando de cosas pequeñas y triviales.

Además, Daimon, la parte involucrada, se rió y dijo: “Me alegro de que mi hermano haya dado regalos a los invitados por separado.”

Cecil, muy halagado por las palabras, pronto dijo mientras miraba a Drehan sosteniendo su comida a mi lado.

“Drehan, eres el orgullo de Layes. Escuché que te graduaste de la Academia con los más altos honores. Desearía que mis futuros hijos se parecieran al menos la mitad a ti.”(Cecil)

“No, solo tuve suerte.”(Drehan)

“Se dice que Miller recibió el título de caballero a pesar de su juventud. ¡Hay un caballero frente a mi que dejará plasmado su nombre en el imperio!”(Cecil)

“Gracias, tio.” (Drehan)

Cecil fanfarroneó ante mi padre, quien habló con los dos hermanos que respondían con caras rígidas de vez en cuando.

“Laveria también ha manifestado el aura y demostrado que tiene talento en el manejo de la espada, además de ser un mago sanador.”(Duque)

A las palabras de padre, él (Cecil) dijo: “Ah, ¿es así?” ….él solo insinuó la palabra, <“Ah, ¿es así?”> – porque estaba molesto debido a que él (Duque) podía presumía de su hija.

“¡Lía es increíble incluso cuando la escucho de nuevo!”(Miller)

“…Mi hermana es la mejor.”(Drehan)

Mirando a Miller y Drehan, quienes se reían después de mucho tiempo cuando les hablaban de mí, Cecil parecía bastante avergonzado, pero inmediatamente levantó la boca torcida.

“Jaja, es tan agradable ver su amistad.”(Cecil)

Daimon también habló con pura admiración.

“Sí, ser un mago sanador es el orgullo de la familia. Mi abuelo, un antiguo mago sanador imperial, estaría complacido.”(Daimon)

“Gracias a los dos.”(Lía)

Cecil, cuyo rostro estaba más torcido por mi lenta respuesta, cambió de tema.

Ahora está tratando de sacar a relucir el propósito original de su visita a esta mansión.

“Más que eso, creo que tendré que escuchar su decisión hoy, Duque.”(Cecil)

Miller, aburrido, miró a Cecil con impaciencia.

“Hemos obtenido el consentimiento de todos nuestros familiares, incluido Daimon. Antes de fallecer, mi padre sufría de demencia y no podía distinguir la diferencia entre mi rostro y el rostro de mi hermano, por lo que debe haber confundido el nombre que escribió en su testamento.”(Cecil)

“Sí, Duque. No puedo suceder al Marqués. Por favor, haz lo que mi hermano indica.”(Daimon)

“No estoy seguro de lo que realmente quieren decir, cualquiera de los dos, pero pensé que debería respetar lo que estaba escrito en el testamento.”(Duque)

Cuando Cecil añadió algo a las palabras de mi padre, el Duque volvió a abrir la boca.

“Pero la fecha de la sucesión no está muy lejos, así que mañana te daré una respuesta definitiva. Sé cuál es la mejor opción ya que es urgente, así que no te preocupes por ninguna de las dos opciones.”

Solo entonces devoré la comida en silencio mientras miraba a Cecil y Daimon, cuya cara estaba abierta de par en par.

‘Noblesse Oblige estará muerto si ese hombre con forma de víbora sucede al Marqués.’(Lía)

 

* * *

 

Fue una serie de paciencia constante cenar frente a Cecil, quien me miraba con cara de duende.

“Creo que fui la única que sintió esa impresionante mirada.”(Lía)

Estaba en camino para encontrar a Terry, que estaba jugando con Taro, más allá de la ventana donde la oscuridad había caído… Se suponía que le iba a cantar una canción de cuna ayer, pero lo olvidé al quedarme dormida, así que prometí dormir con ella hoy.

“¿Cómo es que ustedes dos permanecen juntos todos los días? …No es común que los invocadores sigan a la gente común, pero ¿Terry tiene talento para la magia?”(Lía)

Mientras caminaba con tales pensamientos, encontré un cuaderno extendido frente a mis pies. Cuando extendí la mano para ver qué era, alguien me dio una patada en la mano.

“¡Ah!”(Lía)

Una voz fría cayó sobre mí, mientras sostenía mi hormigueante mano.

“¿A quién te atreves a robar?”(Cecil)

Cuando miré hacia arriba, no era otro que Cecil quien me estaba bloqueando. Cogió la libreta con un ligero toque de su pañuelo y se la metió en los brazos y luego siguió caminando como si nada hubiera pasado.

Una profunda picadura se arrastró en mi interior. – ‘¿Vas a pasar junto a mí sin una palabra de disculpa?’

“¿No tienes nada que decir después de patear la mano de un niño con tus zapatos?”(Lía)

‘No quiero sus disculpas en primer lugar.’(Lía)

Ante mis palabras, Cecil se rió y frunció el ceño.

“Eres de origen humilde. ¿No aprendiste a no interponerte en el camino de la aristocracia?”(Cecil)

Una voz más fría que la mitad del invierno cayó en mis oídos.

“¿Qué demonios es esto?”

(N/E: Ya estas muerto, solo que nadie te han avisado… jaja.)

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (3)

o sea el hijo ilegitimo es el que hace lio que sera complejo de inferioridad , igual re tonto el hermano cuando es el hijo legitimo no pelearla

Responder

Sangre por crema, sangre por crema!!! Dale con la silla!!! Esa p3rr4 grita que lo golpeen!!!! Nadie se mete con nuestra prota en especial en su casa!!!

Responder

Gracias por el capítulo

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: