Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 20

Capítulo 20.

 

Tan pronto como abrí los ojos, me encontré con Hwa-hee, que me miraba fijamente. Regresé a mis sentidos demasido tarde.

‘¿Por qué me dejé llevar?’(Su-ah)

Avergonzada, traté de dar un paso atrás, pero un bulto blanco revoloteaba sobre mi cabeza.

‘¿Nieve? …Todavía estamos a finales de noviembre. Se suponía que no iba a nevar más que eso.….’ (Su-ah)

“…¿Qué?”(Su-ah)

Fue extraño Tan pronto como parpadeó, su entorno se volvió blanco. Los árboles, cuyas hojas colgaban sin vida, ya estaban cubiertos de nieve de algodón blanco en sus delgadas ramas.

“Nevó duramente el invierno pasado.”(Hwa-hee)

“¿Qué es esto? ¿Puede nevar?”(Su-ah)

Cuando Su-ah preguntó con los ojos bien abiertos durante la intempestiva escena de nieve, Hwa-hee  negó con la cabeza.

“Es solo leer la memoria de esta montaña.” (Hwa-hee)

‘Ja’ – Escupí mi aliento, pero no estaba tan frío como parecía. Mientras respondía, el paisaje volvió a cambiar.

Era como un panorama enumerando el paso del tiempo. La nieve se derritió y los árboles volvieron a estar flacuchos. Posteriormente, pequeños brotes irregulares florecieron en cada rama. Pronto, nematantos amarillos, flores de ciruelo, azaleas rosadas y forsythia colorearon la montaña por todas partes.

La estación cambiaba cada vez que parpadeaba. Las flores de cerezo cubrían toda la montaña de blanco y caían con el viento como una gran nieve.

Cuando Hwa-hee  le sonrió hechizada, fue alrededor de la época en que las hojas de otoño se tiñeron de rojo y amarillo a través del denso y verde bosque.

“¿Qué pasa si tenemos tanto tiempo?”(Hwa-hee)

“…¿Qué, qué?”(Su-ah)

“Acabamos de pasar un año juntos, ¿nos hemos vuelto mas cercanos que antes?”(Hwa-hee)

El paisaje de flores se alejó lentamente. Antes de que se diera cuenta, el paisaje pintoresco desapareció y ella estaba parada en la realidad a finales de noviembre. Ni siquiera podía darse el lujo de reflexionar sobre lo que acababa de ver.

‘No tenía miedo de mostrarle esta habilidad.’ (Su-ah)

Pero el paisaje que le mostró era tan hermoso. Ni siquiera importaba cómo lo hicieras ahora. Solo necesito saber que Park Hwa-hee es una persona que puede hacer esto… Él intentaba no asustarla. Lo suficiente para sentir su sinceridad cuando seleccionó y mostró cuidadosamente solo escenas bonitas durante el cambio de estaciones.

Su-ah se mordió el labio y se lo insinuó.

“Bueno, ¿podrías prestarme tu mano? Me tiemblan las piernas y siento que me voy a caer de nuevo.”(Su-ah)

Hwa-hee la miró con los ojos entrecerrados, pero Su-ah le tomó de la mano primero.

“Bueno, gracias.”(Su-ah)

Sus manos eran grandes, duras y suaves, cada paso que daba le transmitía fuerza. Su-ah tomó su mano estrechamente mientras caminaba con la cabeza gacha para ocultar sus mejillas enrojecidas.

Ninguno dijo nada en el camino hacia abajo. Sobre todo, lo mejor era que Hwa-hee ya no contaba chistes pervertidos porque ella tenía miedo de sí misma.

En noviembre, aunque era una estación solitaria cuando cayeron las últimas hojas, parecía un poco caluroso. Como la brisa primaveral procedente de la imagen remanente que la montaña recuerda.

 

* * *

 

“¿Por qué eres tan insensible a otras cosas y tan sensible a su vida?’(Hwa-hee)

El hombre, que muy rara vez habla consigo mismo, murmuró sosteniendo un periódico viejo.

“¿Qué? ¿Cómpra eso? ¿Comprar esto dices?”(Min-chul)

Min-chul vaciló y retrocedió sorprendido. Park Hwa-hee, que ya estaba en esta habitación, lo asustaba como una bomba de relojería que podría explotar en cualquier momento, pero cuando mostró su ira directamente, desechó todos sus escalofríos.

Hwa-hee, que estaba mirando hacia la habitación de Su-ah, suspiró largamente y se frotó la frente inconscientemente.

‘Oh, es el trabajo de Min Su-ah‘(Min-chul)

Park Hwa-hee es tranquilo y alerta, pesimista e indiferente, pero cuando se enreda con Min Su-ah, se emociona.

‘Cuando vi el certificado de matrimonio, recordé a Min Su-ah, que se había puesto pálida. Pensé que se escaparía tal como estába, pero inesperadamente esta siguiendo bien a Hwa-hee.’(Min-chul)

Era una mujer bastante inusual. Aunque es bastante tímida, dijo claramente que no le gustaban los temas inesperados. Tiene una naturaleza gentil, y hace las cosas con inteligencia a pesar de que  está en un lugar feroz. Había muchas contradicciones. En otras palabras, también significa que es difícil de manejar porque no sabe dónde rebotará.

Dependía de Min-chul si la tormenta de fuego salpicaba accidentalmente.

Hwa-hee , que parecía pensar en ella, pronto volvió a tomar el periódico y preguntó.

“¿Qué pasó con lo que te pedí que averiguaras?”(Hwa-hee)

“Está yendo exactamente como dijo el Director. La rama central arrestó a Yoon Sung-min y se apoderó y registró la sucursal de Kama en Busan, pero Kama se está moviendo para entregar no solo a Yoon Sung-min sino también a Busan.”

“Como era de esperar, Yoon Sung-min no era un safi.”(Hwa-hee)

“Si el Gerente de la sucursal de Busan no es Safi, ¿qué tan buenos son los líderes? ¿No sería un gran problema si simplemente desapareciera así?”

“No lo creo. Kama es bastante arrogante y codicioso. He tocado su orgullo con un ataque sorpresa, así que van a hacer algo al respecto tarde o temprano.” (Hwa-hee)

“¿Pero hace 36 años fue intencional? Una organización tan grande era manejada por una mujer común. No podemos descartar la posibilidad de que lo sea.”

“No hay casualidad en este mundo. ¿Qué importa si es una coincidencia? Son basura que toma los órganos de los vivos y los vende. Es bueno que el mundo aproveche esta oportunidad para deshacerse de las cosas sucias.”(Hwa-hee)

‘Creo que tengo un mensaje de agradecimiento por eso. Realmente no te importa el mundo.’ – Min-chul se tragó sus palabras por dentro y se sorprendió cuando se encontró con la aguda mirada de Hwa-hee. Él (Hwa-hee) escupió como si ya hubiera hecho suficiente.

“Hay muchos perros para reemplazarte, así que si vas a seguir haciendo pucheros, déjalo.”(Hwa-hee)

‘¿Sabía usted eso?’ (Min-chul)

Cuando lo conoció por primera vez, Min-chul sintió que había conocido un mundo nuevo. Park Hwa-hee no tenía solo una fuerza física más allá de la gente común, sino que también conocía sobre temas financieros, médicos y de TI*. En particular, su capacidad de analizar situaciones y predecir el futuro no tenía rival.

(N/E: *TI: Tecnologías de la información.)

Destacadas figuras del mundo político y empresarial se alinearon para reunirse con él por diversas razones. Sin embargo, se negó a aceptar a quienes hacían llamadas de amor con enormes sumas de dinero y, durante años, manejo todo desde casa.

Park Hwa-hee ha cambiado desde que élla fue ‘descubierta’ hace tres años.

Él dejó de lado las cosas brutales por las cuales que no sería extraño morir en cualquier momento y construyó una casa en un sitio grande con gran esfuerzo y estuvo cerca de la ‘muerte’ cada vez.

Nunca soñé que él, que no tenía simpatía, ni interés, ni conciencia, volcaría todas sus habilidades y sentidos a una mujer.

‘¿Vale la pena Min Su-ah? …¿Por qué dedicas tus preciosas habilidades a una mujer así?’ – Era una pregunta que no se atrevía a hacer estos días.

Pero, de nuevo, no hay nada que pueda hacer con respecto a su lealtad, que está cerca del pensamiento de un esclavo, adorando profundamente a su amo.

Min-chul miró a Park Hwa-hee, quien se recostaba perezosamente en el sofá. El hermoso rostro que brillaba pálido en la oscuridad era espeluznante, a pesar  de que estaba aterrado se inclinó profundamente y se disculpó.

“Si fui grosero, perdóneme. Pero estoy demasiado preocupado porque no se ve bien estos días.”(Min-chul)

Park Hwa-hee, que estaba mirando algo en el aire que solo sus ojos podían ver, cortó sus palabras con frialdad.

“Sal.”(Hwa-hee)

Min-chul salió de la habitación sin vomitar más palabras. – ‘Finalmente estoy sin aliento. No puedo acostumbrarme a esa habitación.’

‘¿Cómo reaccionará Min Su-ah si ve esa habitación? …Es hombre muerto…’

“Oh, ¿también estaba aquí el abogado? …Estoy pensando en hacer arroz frito. ¿Quieres comerlo conmigo?”

Min-chul, que estaba pensando en Min Su-ah quien de repente salió a la cocina, se asustó. Ella incluso sostenía un cuchillo de cocina en la mano, contenta de verlo.

“¿Qué? No, yo…”(Min-chul)

Min-chul podía sentir la carne afilada en su nuca. Cuando miró hacia atrás con sorpresa, Hwa-hee disparó una mirada afilada con sus ojos cuando ella salió de la habitación.

Si no se negaba de inmediato, sentía como si su cuello fuera enterrado en la montaña detrás sin que un ratón o un pájaro lo supieran.

En el exterior, Hwa-hee, que pasó junto a él con una mirada casual, respondió suavemente, tomando el cuchillo de la mano de Su-ah.

“¿No sería más seguro llamar a la Sra. Lee” – Él dijo

“Oh, también soy buena cocinando.”

“Entonces lo cortaré.”(Hwa-hee)

“¿Sabes cómo hacerlo? …No creo que pueda hacerlo en absoluto.”

“Soy bueno en todo lo que hago con un cuchillo.”(Hwa-hee)

(N/E: Ya me imagino todo lo que puede destripar con un cuchilo)

“¿En serio? …Da miedo si me dices que no me asuste”.

“Da más miedo verte sosteniendo un cuchillo torpemente.”(Hwa-hee)

Los dos dejaron a Min-chul y fueron a la cocina. Había un parloteo constante de Hwa-hee, que normalmente no acostumbraba a hablar.

Solo, se sentía extraño.

‘¿Puede la atmósfera cambiar tan repentinamente?’(Min-chul)

Obviamente, no hace mucho tiempo, esta casa era un feroz campo de batalla donde la vida y la muerte coexistían. Justo ahora, en una habitación como una colección de guerra, Hwa-hee estaba rociando vida como un ambientador… Pero en solo un momento, la casa se convirtió en un pacífico campo de flores.

Sentí que perdí algo grande. Ella hizo lo que él no había hecho durante más de 20 años en un instante solo con su mera existencia

Min-chul se paró en medio de la sala de estar, atónito, y salió de la casa como si hubiera sido expulsado por Hwa-hee con una mirada.

A finales de noviembre, todavía era finales de otoño, pero un frio escalofriante golpeó su corazón como si estuviera en pleno invierno.

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: