Saltar al contenido
I'm Reading A Book

❀۰SMDV۰✿ – Especial 15

Cásate conmigo

‘Tengo que hacerlo bien esta vez’.

Si se confesaba a medias, estaba seguro de que obtendría la misma respuesta que la última vez. Así que esta vez, después de preparar todo, decidí confesármele a Karina.

Ain pensó primero en la situación de Karina.

¿Qué tipo de vida tiene ahora y a qué exactamente está prestando atención?

Ha estado involucrada en actividades sociales de manera constante desde que declaró que no se casará. Y está lidiando con aristócratas que constantemente expresan su interés y especulación por su vida privada. Por lo tanto, no había más remedio que evitar los lugares ruidosos.

Si el entorno es ruidoso, los nervios de Karina se agudizarán, por lo que existe una alta posibilidad de que la confesión de Ain sea negativa.

‘Eso no está bien’.

Nadie debería atreverse a interferir en su confesión.

Ain inmediatamente limpió los alrededores para que los nobles ya no molestaran a Karina.

Después de enterarse de antemano de la reunión a la que ella asistiría, Ain visitó a la familia anfitriona de la reunión. Tras algunas iteraciones de conversaciones profundas con los organizadores, la situación se resolvió perfectamente.

Cuando las cosas se arreglaron, Ain se miró en el espejo. Una figura de sí mismo con un atuendo ligero se reflejó en su cabello moderadamente despeinado.

“Sería bueno mostrar una apariencia ligeramente diferente”.

Puede que sea difícil causar una impresión de interés en Karina con su apariencia habitual. A veces, con solo estar bien vestido, alegras el lugar y a otra persona.

Ain se recortó el cabello y le pidió al sastre nuevas ropas. Su frente recta y el cuello recto se revelaron cuando cepilló cuidadosamente el flequillo que antes había caído hasta debajo de las cejas y se colocó la chaqueta a medida en su espalda.

Después de concentrarse más que nunca, arreglar su ropa nueva y atarla hasta el último botón, Ain lucía pulcro y distinguido de pies a cabeza.

A pesar de todos los problemas que la ha hecho pasar, Ain realmente no quería empujarla a algo extraordinario. Solo esperaba que fuera de alguna ayuda para ella y transmitirle el hecho de que su corazón es sincero.

Ahora todo lo que quedaba es confesarse. Ain se ajustó la ropa una última vez y salió.

─────♡◦♡◦♡─────

Mientras tanto, Karina ha estado viviendo en paz últimamente. Como era de esperar, hubo un cambio sutil en los alrededores.

Pensé que estaría cansada por un tiempo hasta que se cansaran de murmurar o saliera un nuevo chisme, pero de repente, en cualquier banquete o reunión que asistía nadie nunca preguntó por su matrimonio, ni siquiera por error.

No existía tal cosa entre los nobles como fingir no saber algo.

Todo estaba tan silencioso que se sentía bastante extraño. A donde fuera, mantenían su boca cerrada con fuerza frente a ella como si fuera un tabú el tema.

Como los nobles permanecían callados, Karina poco a poco comenzó a asistir a las actividades sociales con menos frecuencia.

Independientemente del tamaño, hay muchas cosas que deben cuidarse para participar en actividades sociales, desde abastecerse de accesorios y vestidos a la moda, hasta pasar horas maquillándose y arreglando su cabello para salir a conocer gente.

Karina se sintió aún más cómoda porque secretamente estaba agobiada por tener que elegir tal vestido o soportar tal situación.

Este cambio la alivió de una gran carga.

Entonces, naturalmente, pudo concentrarse más en la educación de gestión de la familia.

Pero los nobles no pudieron quedarse callados en un instante por sí mismos. Karina descubrió la verdadera razón no hace mucho a través de la Emperatriz Alyssa.

Por invitación de Alyssa, entró al palacio Imperial y bebieron té juntas.

Cuando la presencia constante en actividades sociales de Karina se convirtió en un tema de discusión por casualidad, Alyssa le comenta que Ain ha visitado personalmente las mansiones de varias familias para detener los rumores.

Sin embargo, los nombres de las familias de las que Alyssa le habló le resultaban algo familiares. Pronto lo supo, todas ellas son las organizadoras de las últimas reuniones a las que asistió.

‘No sé por qué… Gracias a ti, todo es más conveniente’.

Incluso justo antes de que Karina asistiera, el momento de su visita coincidió exactamente. Karina miró hacia atrás a sus recuerdos. ¿Cuándo empezaron de repente los nobles a perder interés en ellos dos?

Fue precisamente después de la reunión familiar que Ain visitó.

No pudo entenderlo del todo. Me pregunto qué habrá dicho Ain cuando visitó a cada familia. De pronto me encontré pensando en todo lo que hizo entre bastidores sin yo saberlo.

‘¿Por qué hiciste eso Ain?’

De repente me vino a la mente una posibilidad en la que no había pensado. Es como… Parecía como si estuviera protegiendo en secreto a un ser querido.

‘Quizás… Ain me ame…’

Incluso cuando negó con la cabeza y se aseguró que tal cosa era producto de su esperanza egoísta, ya la posibilidad no podía borrarse por completo de su mente. De repente, una leve sonrisa apareció en sus labios y luego desapareció.

─────♡◦♡◦♡─────

Cuando Ain vino a visitarla, hasta el Ducado de Hestion, ella estaba en la oficina. Todo tipo de libros y documentos se apilaban sobre el escritorio de Karina. Cuando supo de su visita, comprendió algo.

Cada vez que visita a los Chade, Ain siempre parecía indiferente a su vestuario y no le importa su camisa suelta o cabello desordenado.

Por supuesto, a pesar de su apariencia incomparable, su ropa no le llamó la atención.

‘Ahora puedo entender por qué Ain siempre se veía así’.

Rodeado por una montaña de papeles todos los días, por lo general se vuelve difícil mantener una apariencia perfecta todo el tiempo.

Naturalmente, Karina también empezó a menospreciarlo poco a poco, hasta hoy.

Con su largo cabello plateado recogido en una cola de caballo y mirando documentos durante mucho tiempo, las gafas se habían convertido en una necesidad. Los vestidos también cambiaron, usaba principalmente vestidos suaves con un dobladillo corto y ropa interior ligera.

Entonces, se sorprendió ante la repentina aparición de Ain, y nuevamente se sorprendió y avergonzó ante la aparición de Ain, quien mostró mucha atención y cuidado a su apariencia de manera totalmente diferente a su yo habitual.

Naturalmente, Ain se sentó frente a ella. Él abrió la boca antes que Karina, fijando su mirada en los documentos que ella había estado revisando hace un tiempo.

“Te ves feliz”.

“Sí, lo soy. Cuanto más aprendo, más divertido se vuelve. Siento una sensación de logro cada vez que comprendo nuevas cosas”.

Karina dijo con una sonrisa en su rostro realmente satisfecha.

También era evidente para Ain que estaba inmersa en su trabajo, se veía mejor con ropa cómoda, que cuando estaba ataviada en una posición incómoda rodeada de nobles.

Entonces, por un lado, eso lo puso más ansioso.

“Puedes sentir esa sensación de logro incluso después de casarte”.

“¿Eh?”

Ain se sorprendió por las palabras que murmuró sin darse cuenta.

No fue intencional, pero después de que lo escupió, se dio cuenta de que había dicho algo similar a una confesión. Pero hoy, no tengo intención de confesarse con palabras tan vagas. Ain le habló claramente una vez más a Karina.

“Después del matrimonio, puedes hacer lo que quieras, ya sea tus negocios o encargarte de la familia Hestion”.

Karina lo miró fijamente. Después de pensar profundamente, miró directamente a Ain y abrió la boca con cuidado.

“Ain. ¿Qué es lo que tratas de decir?”

Ante la pregunta de Karina, Ain enderezó su postura, detuvo su respiración y la miró con un rostro serio.

De hecho, deseaba crear una atmósfera más agradable entre ambos. Sin embargo, no importó cuánto se esforzó en pensar en algo, Ain no tenía ese talento.

Incluso si no está bien el ambiente actual, solo expresaré lo que quiero decir sin adornos.

Los labios de Ain se separaron lentamente.

“Trato de decirte que me gustas.”

“¡…!”

En un instante, Ain y Karina se endurecieron al mismo tiempo. Aunque Karina entendió vagamente los sentimientos de Ain, nunca pensó que escucharía una confesión tan repentina.

Era el turno de Karina de quedarse congelada mirando fijamente a Ain porque estaba muy sorprendida. De hecho, en este momento, él estaba más avergonzado que ella.

Traté de mantener una actitud discreta para mostrar mi sinceridad, pero tan pronto como esas palabras salieron de mi boca, mi cara se puso roja como si estuviera a punto de explotar, y no sabía qué hacer.

Sucedió entonces.

¡Hip!”.

Un sonido completamente inesperado quebró el silencio entre ellos dos. Al mismo tiempo que hizo la confesión, Ain de repente comenzó a tener hipo.

De pronto, la atmósfera tensa que la dejó sin aliento desapareció. Karina miró a Ain preocupada y lo consoló.

“Oh… Está bien, está bien, lo entiendo…”

¡Hip!”.

Ain que no pudo detener el hipo, continuaba con la cara ruborizada, demostrando que no estaba nada bien.

“Pronto se detendrá”.

Karina extendió la mano con cuidado y le dio una palmada en la espalda a Ain. Pero el hipo no se detuvo fácilmente y pareció empeorar.

Karina se apresuró a darle agua para beber, y fue que finalmente entonces que el hipo de Ain se detuvo.

Cuando el hipo desapareció, Ain se despierta de su aturdimiento. Era claramente consciente de lo que Karina le estaba diciendo en este momento y de que no podía dejar perder este momento.

Él la miró. Sus tácticas sutiles no funcionan contra Karina. Más bien, solo aumenta su ira.

Ain comenzó a moverse impulsivamente, sin importar lo cuidadosamente que se había preparado para este momento. El hecho de que nunca debería desaprovechar esta oportunidad le recordó a Ain su delicada situación.

De repente se postró sobre una rodilla en el suelo y con sus ojos fijos en los de Karina dijo sin pensar.

“Cásate conmigo”.

Ain piensa que habla con firmeza, pero su voz está temblando hasta el punto de la lástima. Mirándolo así, los ojos de Karina se agrandaron al máximo. Cuando ella bajó la cabeza, el corazón de Ain se desplomó.

Con solo este gesto, él perdió todo su poder como si hubiera drenado toda su energía mental. Karina giró lentamente la cabeza para mirar a Ain. Luego abrió la boca con pesar.

“Pero ya he anunciado que no me voy a casar”.

Ella ladeó la cabeza como si tuviera problemas. Viendo esto el rostro de Ain se oscureció, poco a poco estaba aceptando estas palabras como su rechazo. Karina se cruzó tímidamente de brazos y abrió la boca con cara de preocupación.

“Si de verdad quieres casarte conmigo, tienes que revertir lo que dije”.

“¿Eh…?”

“¿Hay alguna razón válida por la que debería casarme contigo…?”

Karina inclinó la cabeza y observó con interés a Ain. En este momento Ain estaba desconcertado por su pregunta inesperada. Trató en medio de su confusión de forzar a su mente para encontrar una respuesta que ablandara el corazón de Karina rápidamente.

Las comisuras de los labios de Karina se curvaron un poco, pero antes de que Ain lo viera, rápidamente regresó a su expresión impasible como si nada hubiera pasado.

“Cuando escuche la razón, puede que mi corazón se conmueva…”

Karina murmuró como para sí misma. Sus palabras le daban esperanza a Ain de seguir intentando.

“¿Cuántas necesitas?”

Ain la insta. Mientras Karina finge estar preocupada, abre la boca hábilmente.

“Una es muy poquito… ¿No debería bastar con tres?”

Karina dijo deliberadamente como si le dejara una última prueba para afrontar. Aunque también es cierto que había un deseo insaciable en su corazón de empujar a Ain hasta el límite, si de verdad la quería, tenía que saberlo antes de darle el sí.

Ain estaba genuinamente preocupado.

Tenía que encontrar lo más pronto posible tres razones que pudieran capturar el corazón de Karina. Los labios de Ain finalmente se abrieron.

“Si te casas conmigo… Podrás ser la nuera de mi madre”.

Ante las palabras de Ain, los ojos de Karina se entrecerraron.

“Eso suena muy tentador, siguiente”.

Sin embargo, contrariamente a la respuesta positiva, Karina tiene una expresión inflexible en su rostro. Ain, que estaba observando de cerca su reacción, rápidamente continuó la siguiente oración.

“Además, si te casas conmigo… También podrás ser la hermana de Lisa”.

“Eso sería como un sueño hecho realidad, pero…”

Karina solo sonrió suavemente, pero no obtuvo más reacción. Las palabras de Ain no debían vacilar en absoluto. Él volvió a mirarla. Abrió la boca con mucho cuidado, como si temiera no poder hacerla cambiar de opinión con esto.

“Si eso aún no es suficiente…”

“¿Mmm?”

La manzana de adán de Ain se sacudió violentamente. Esto es lo último y más importante que puede decir. Sus labios se separaron lentamente.

“¿Qué tal tenerme como tu esposo?”

“…”

Ain estaba tan nervioso mientras esperaba la respuesta de Karina que el sudor goteaba por sus palmas.

La mirada de Karina descendió lentamente y se volvió hacia las manos de Ain. Le estaba poniendo la suficiente fuerza a su puño como para hacer que el tendón sobresalga por encima del dorso de la mano, y ni aun así no fue suficiente para ocultar el temblor de sus manos.

¿Cuándo volvería a ver a Ainsphanner Chade apretando así las manos con nerviosismo? También estaban sus preciosos ojos de obsidiana, mirándola solo a ella como si fuese lo más valioso del mundo.

A medida que el silencio de Karina se hacía más largo, los labios de Ain se abrieron nuevamente, incapaz de soportarlo más.

“Por supuesto que como esposo te amaré mucho como mi esposa. Es natural que ame lo que quiera hacer mi esposa, respetaré todo lo que pidas, así que por favor…”

Ain puso su sinceridad en cada palabra. Los labios de Karina, que habían estado escuchando en silencio la confesión de Ain, se abrieron lentamente. Todos los nervios de Ain están concentrados en sus próximas palabras.

“Esa es…”

Cuando Karina abrió la boca, Ain se estremeció. Debido a que la apariencia que se mostraba ante ella era novedosa y desconocida, Karina estiraba sus palabras deliberadamente para disfrutar de la vista. Cuanto esto más sucedía, más él se estremecía.

“Me gusta esa razón. Acepto. Me casaré contigo”.

“¡¡…!!”

Karina levantó las comisuras de los labios con vanidad. Estaba sonriendo tan alegremente que parecía un sueño hecho realidad. En el momento en que vio eso, los ojos de Ain temblaron y gradualmente se hicieron más grandes.

Era la respuesta que había estado esperando. Su rostro se llenó de infinita alegría.

“¿De verdad?”

Preguntó, incapaz de controlar su voz temblorosa ante la increíble respuesta.

“Sip”.

La respuesta de Karina fue sencilla. Mientras asentía con la cabeza y le sonreía, la inquietud que había permanecido en la mente de Ain también desapareció como la bruma bajo los rayos del sol.

Ain preguntó de nuevo varias veces con una voz suave que le recordaba constantemente a Karina que esta era la realidad, la que tanto había esperado.

No es porque Ain no lo pueda creer. Todavía le es inquietante pero reconoce una victoria cuando la tiene en sus manos. Es solo que quiero volver a escuchar esa dulce respuesta una y otra vez.

“Acepto porque sé que me amas”.

Karina respondió con una sonrisa en su voz. Los ojos de Ain brillaron y su cuerpo se estiró un poco más haciendo que pareciera un perro grande, uno extremadamente feliz. Casi lo podía visualizar teniendo orejas rubio claro muy levantadas y una cola que se movía de un lado al otro sin parar.

Al final, Karina tuvo que responder “sí” hasta que Ain no hizo más preguntas. Pero ninguno de los dos estaba cansado de este intercambio. Más bien, cuanto más hablaban, más crecían sus emociones.

✄ ————————————————

Yree: ¡Feliz día del trabajador! ¬‿¬ para celebrar un cap recién salidito del horno. ¡Disfruten! (•̀ᴗ•́)و ̑̑

Pd: ¡¡Dijo que sí!! (๑•̀ㅂ•́)ง✧

Anterior Traducciones Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: