Saltar al contenido
I'm Reading A Book

❀۰SMDV۰✿ – Especial 12

Atmósfera peligrosa

 “Lady Karina. ¿Realmente necesitas vivir sola?”

Dijo el Marqués de Eastern con una sonrisa amistosa a Karina.

“¿Qué…?”

“Si no tienes nada que ver con los Chade, ¿por qué no te casas conmigo como estaba planeado?”

En ese momento, Karina adivinó quién era este hombre.

¿Pero por qué venir ahora?

Se le dijo que el trato de matrimonio que había organizado su madre, se detuvo en base a lo sucedido en el anterior banquete del Palacio Imperial, pero ahora se preguntaba con qué propósito se acercó el Marqués de Eastern, incluso luego de asegurar hoy que no se casaría.

Aunque el rostro de Karina mostraba una expresión de desconcierto, el Marqués de Eastern continuó hablando con naturalidad.

“Realmente no me importan los rumores”. El mantuvo un rostro agradable e hizo una oferta a Karina.  “Sigo pensando positivamente sobre mi compromiso con usted, Lady Karina”.

“¿En serio…?”

“Por supuesto. A partir de ahora, quiero saber más sobre Lady Karina. No hay necesidad de permanecer sola”.

Ella reconoció inmediatamente sus intenciones. Cuando anunció que no se casará con el Duque ni con nadie, él se acercó de nuevo buscando una oportunidad de convencerla. Incluso fingiendo ser afectuoso cuando en realidad no eran más que desconocidos.

“…”

En cuanto a la situación financiera del Marqués de Eastern, he oído hablar recientemente que ha pasado por problemas, incluso que su situación era mala porque todos sus nuevos negocios fracasaban uno tras otro.

‘Quizás estaba tratando de obtener ayuda del Duque de Hestion a través de mí’.

Karina se limitó a observar al Marqués, cambiando su actitud hacia él al descubrir su cálculo superficial. Cuando no respondió, él intentó acercarse un poco más a ella, también era momento de que Karina abriera la boca para decirle algo.

Al mismo tiempo Ain asió el brazo que el Marqués de Eastern estaba extendiendo hacia Karina, a centímetros de alcanzarla.

“¡…!”

Ante el feroz empuje de Ain, dio un paso atrás. Tras la repentina presencia de Ain, Karina también se dio la vuelta con cara de sorpresa.

“Marqués”.

Ain estaba observando al Marqués de Eastern con una fuerza aterradora. Eso solo lo hizo retraerse y luchó por intentar hablar.

“Duque de Chade… ¿Qué está pasando…?”

“Eso es lo que yo quiero preguntar”. La voz lúgubre de Ain sonó.

“Estoy… Hablando con Ka…, tengo algo que compartir con Lady Karina”.

El Marqués de Eastern finalmente tartamudeó. No quería decir nada, pero tampoco podía permanecer callado porque parecería que estaría ignorando las palabras del Duque de Chade en el momento en que lo hiciera.

“¿Por qué?”

“E-El Duque no tiene nada que ver con Lady Karina…”

Así que no debería importarle, o eso pensó el Marqués de Eastern. Aun así, sus ojos temblaron afanosamente para vigilar la respuesta de Ain.

“Lo sé. No somos nada”.

“Entonces…”

Cuando los ojos de Ain de repente se volvieron fríos, el Marqués de Eastern abrió la boca de manera inconsciente pero al final no pudo decir nada.

“Pero aun así estamos relacionados”.

Ain torció sus palabras tal fácil como si girara la palma de su mano, sin tener en cuenta lo que acababa de explicar sobre su relación con Karina en el salón de banquetes. Pero su cara demostraba que no le importaba lo que el Marqués pudiera pensar.

“¿Qué…? Pensé con seguridad qué…”

El Marqués de Eastern tartamudeó, incapaz de ocultar su vergüenza. Sus ojos oscilantes miraron a Ain y Karina alternativamente.

Ain estaba muy disgustado. ¿Cómo se atreve este tipo a coquetear con ella? Deseaba darle una advertencia adecuada al Marqués de Eastern en ese mismo instante.

“¿Qué tipo de relación tienes conmigo?”

Fue entonces. Karina, que estaba avergonzada por la intrusión de Ain, escupió bruscamente. Ain se estremeció y suavizó su impulso.

Mientras tanto, echando un vistazo a los dos, el Marqués de Eastern siente un escalofrío en la columna mientras escucha su charla. Se sorprendió al ver a Karina hablándole informalmente a Ainsphanner. ¿Cómo se atreve una mujer a hablarle así al Duque de Chade?

Ahora menos puede creer que no haya ninguna relación entre ellos.

Sabía que el Duque de Chade y la Señorita Karina eran cercanos, pero no sabía que ‘tanto’. Hoy descubrió que estaba completamente equivocado.

Quería evitar este lugar a toca costa, incluso terminó mordiéndose la lengua para intentar pasar desapercibido. Durante una breve batalla de nervios entre Karina y Ain, ella rápidamente volvió la cabeza.

“Marqués de Eastern”.

Karina lo llamó, quien estaba retrocediendo silenciosamente. Cuando sus ojos se volvieron repentinamente hacia él, el Marqués de Eastern se congeló. Ella lo miró directamente y abrió la boca con decisión.

“Ni siquiera sabía que se mencionaba al Marqués como mi cónyuge”.

Ain se sorprendió por las palabras de Karina. Por supuesto, consideró que los dos se habían reunido antes, pero al parecer ese no era el caso. Las comisuras de los labios de Ain se levantaron ligeramente.

“Significa que no tengo ningún interés en usted. No creo que haya sido una opción para mi desde el principio”.

Karina rechazó al Marqués de Eastern sin darle tiempo a responder. Desde el principio, ella tuvo la intención de hablarle con claridad.

“Sí, supongo que todas esas palabras son ciertas. ¡Perdóneme…!”

Como si el Marqués de Eastern escapara por su vida, desapareció en la oscuridad del jardín. Karina no sintió nada cuando miró su espalda. Sin embargo, Ain lo miró tenazmente hasta que el Marqués de Eastern ya no estaba a la vista. El hecho de que se aprovechara de que Karina estaba sola y se le acercara astutamente para seducirla le era molesto.

‘Más tarde le echaré un vistazo con mis propias manos’.

Ain rechinó los dientes, mirando hacia el lugar donde ya no podía verse ni la sombra del cabello del Marqués de Eastern.

Karina observó a Ain con fiereza. Al encontrarse con su mirada, Ain parpadeó por un momento. Viéndolo así, no quedaba ni rastro de la fuerza y temeridad que había mostrado contra el Marqués de Eastern hacía un tiempo.

“Ainsphanner”. La voz aguda de Karina lo llamó. “¿Qué fue eso de repente? Apenas lo ahuyenté, pero ¿qué pasa si algo de lo dijiste pudiera malinterpretarse?“

Karina sintiéndose enojada con Ain le pregunta. Ella no entendió sus acciones violentas. Pronto él también se dio cuenta de lo que había dicho y abrió la boca, evitando la mirada de Karina.

“Es cierto que tú y yo estamos bastante relacionados”.

Incluso mirando a los ojos de Karina, Ain habló con audacia.

“¿Qué? ¿De qué estás hablando ahora…?”

Karina se sintió avergonzada y trató de hacerlo explicarse mejor.

“¿Cómo podrías pensar que la relación entre tú y mi madre es solo una simple amistad? ¿Y tú afecto con Lisa? ¿Nada de eso importa?”

“…”

“Las dos personas que más quiero son mi madre y mi hermana menor, les gustas mucho y también somos cercanos aunque no somos parientes”.

Las palabras de Ain fueron mitad correctas y mitad forzadas. Ella siente que todo esto es solo una fachada de su parte. Era momento de que abriera la boca pero Ain habló más rápidamente.

“Tú también te sentirás incomoda. Incluso si decides vivir sola y dices que los ignorarás no se detendrán”. Ain murmuró como un gruñido. Aun así, evitó sutilmente la mirada persistente de Karina. “Mientras estés sola, aquellos que quieran casarse contigo continuarán acercándose de esta manera”.

No importa cuánto declare que viviría sola, la gente no la escuchará. No habrá fin para quienes se acerquen a ella como hoy lo hizo el Marqués de Eastern. Más bien, debido a que estará soltera, esos tipos se empeñarán más en pretenderla.

No hay forma de que Karina no lo supiera. Porque ella conoce la forma de pensar de los nobles mejor que nadie.  

“Eso es…”

“Piénsalo Karina. ¿No soy mejor partido que ellos?” Ain dijo impulsivamente.

Sin embargo, ante sus palabras, la expresión de Karina se volvió aún más amarga. Como para recuperar el aliento a propósito, abrió lentamente los labios.

“Tú… ¿Acaso no escuchaste cuando te dije que no me casaré?”

“¿Eh…?”

Cuando Ain parpadeó claramente confundido, los ojos dorados de Karina se volvieron más feroces. Sin embargo, Ain, quien no se dio cuenta de este hecho en absoluto, dijo esto.

“Es que… En lugar de ser acosada constantemente por esos tipos… ¿Por qué no te casas conmigo?”

Cuando me saqué esas palabras de la boca, sentí un alivio en mi corazón como si esta fuera la respuesta correcta. El rostro de Ain se iluminó de certeza.

“Ain. ¿De verdad quieres casarte conmigo?”

“Sí”.

Él respondió muy rápido como si lo estuviera esperando. Un matrimonio con Karina no será malo sin importar las condiciones que ella le ponga, lo presiente y le gusta como eso se siente.

Karina trató de soltar un suspiro de alivio en las profundidades de su corazón. Su paciencia hoy más que nunca, se ha visto constantemente comprometida.

“Supongo que no lo entendiste del todo”. La voz de Karina se amortiguó aún más. “¿Con qué tipo de persona crees que me quiero casar?”

Karina dijo de manera significativa. Una atmósfera peligrosa fluyó de ella, quien fijó su mirada directamente a los ojos de él, Ain la observaba sin saber qué hacer.

“Te lo explicaré bien esta vez”.

Karina agarró a Ain por el cuello. Luego se levantó sin dudarlo y llevó sus propios labios a los de él. Los dos se tocaron cuando sus labios chocaron.

“¡…!”

Ain no puede hacer nada ante este ataque repentino. Solo se endureció como una piedra.

Él deambula en una indecisión constante, incapaz de apartarla o corresponderle, antes de que sea capaz de razonar, Karina da fuerza a la mano que sostiene la parte posterior de su cabeza.

De repente, sus labios se abrieron y lo muerde un poco.

Él se sintió como si lo hubieran golpeado de muerte. Así mismo se congeló en el sitio y no mostró ningún tipo de reacción. Solo su ceño se frunció un poco por causa del dolor.

“Es fácil saberlo por el tipo de reacción que tienes con solo un beso”. Karina no dudó en criticar a Ain. “Es engañoso que me pidas casarnos sin siquiera quererme”.

 “…”

“Prefiero que no me vuelvas a decir eso”.

Una brisa fría goteó de Karina pasando a Ain tal como estaba. Él sintió que su corazón se estrujó y cayó al suelo en aquel momento.

─────♡◦♡◦♡─────

Los ojos de Ain se agrandaron.

El recuerdo del toque de los labios de Karina no se ha desvanecido en varios días. Entonces, cada que lo recordaba, de repente mi corazón comenzaba a latir como loco. No podía quedarme quieto, así que di vueltas en la habitación.

‘¿Por qué estoy tan inquieto?’

Ain no puede entender sus propias acciones. Se siente impotente de ver como todos sus nervios se rompen y explotan por solo un beso.

Y ni quiera es la primera vez.

Cuando era niño, besó varias veces en la mejilla a su madre y ahora a Lisa. En esos momentos, era solo mi buen humor y mi risa escapándose, pero nunca lo albergó un sentimiento tan confuso como ahora.

¿Y en otros casos? Fue cuando los pensamientos de Ain llegaron allí que sus ojos se abrieron hasta su máximo lentamente.

‘Ahora que lo pienso…’

Nunca había besado a nadie excepto a Roselia y Lisa. Entonces… Ese fue su primer beso.

Ain levantó la mano lentamente y se la llevó a los labios, cayó en sus pensamientos de nuevo.

Pasaron unos días, pero la última imagen de Karina aún no se había borrado de su mente. Era como si todo lo que ella dijera y todo lo que hacía quedó tallado en su mente.

‘Estoy volviéndome loco’. (pero de amor bb (˵ ͡° ͜ʖ ͡°˵) )

Ain se alborota el pelo en un arranque de frustración.

Ahora está dudando frente a la encrucijada de su vida. Y esto era muy diferente de su personalidad decidida, sobre la que siempre tomaba decisiones audaces, afrontando las consecuencias.

Si lo vieran tal como está ahora, todos dirán con una sola voz.

‘Eres un ser fluctuante’.

‘Lo sé, lo sé, pero no puedo evitarlo’.

Era su propio corazón el que se tambaleaba, pero Ain no lo reconocía.

“¿Qué piensas de casarte con Karina?”

Creía que esa era una decisión que podría hacer en el futuro, ahora mismo él ama a dos personas; su madre y hermana. Sin embargo, los sentimientos que está experimentando por Karina son diferentes del amor que tiene por ellas dos.

Entonces todo se volvió aún más confuso porque su corazón actúa de manera tan diferente del concepto de amor que él conoce. Por el contrario, los latidos y los arranques que sentía le eran incluso un poco peligrosos hasta para sí mismo.

‘Es inapropiado que intente hablar del matrimonio en este estado. Además…’ Ain recordó las palabras que habían estado dando vueltas sin parar por su mente durante todos estos días.

“No quiero casarme por estar atrapada en el medio de un negocio de mi familia o por la presión de la sociedad. Me voy a casar con la persona con la que de verdad quiera casarme y que también quiera casarse conmigo”.

“Es engañoso que me pidas casarnos sin siquiera quererme”.

Karina siempre le habló con firmeza, como si no tuviera intención de darle ni una pequeña oportunidad en su corazón. Por lo tanto, la forma correcta de lograr este matrimonio es hacerlo como ella quiere.

Esa es la conclusión a la que siempre llegaba Ain. Bastaba con organizar sus pensamientos para caer en esa decisión. Sin embargo, cuanto más difícil se volvía entender las razones que lo llevaban a querer agradarla, más fuerte se hacía la idea de que no podía rendirse sin intentarlo.

✄ ————————————————

¡wow Karina! (⌐■_■) Nadie más que tu merece ser la nueva Duquesa de Chade mi niña. ¡Vamos Ain, atrapa a tu patrona! jeje

 

Anterior Traducciones Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (4)

12:27 am y yo esperando está actualización ❤️ mil graciasssss💓

Responder

WOW, no me esperaba ese beso de karina , me sorprendio bastante. Era la accion necesaria para que Ain admitiera sus sentimientos al fin.

Responder

😍😍😍

Responder

Se siente forzado, pero porque le falta más desarrollo, más tiempo y motivo… En fin, yo creo que la salvaron un poco con ese beso, le dieron un siguiente paso luego del juego de roles. (Gracias por la novela en esp., saludos<3)

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: