Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Delphinium-Capítulo 9

Capítulo 09.

 

Parte 2 – Un contrato con el hombre

 

Joy* mantuvo sus ojos en la mujer dormida. No, no podía quitarle la vista. El rostro con ojos redondos, que desconfiaba mucho de él, se superponía con el rostro pálido del recuerdo de Asraimon.

(N/E: Al parecer Joy es el apodo de Park Hwa-hee, no lo había colocado en capítulos anteriores, porque pensé que era un error de traducción, pero al parecer no es así. Me falta descubrir quién es Asraimon, pero creo que es algún nombre de su vida pasada.)

‘Solo quería salvar su vida… Pero se repite así. ¿Es esto una oportunidad o el destino?’

En el momento en que Su-ah estrechó su mano ante las desbordantes llamas, Hwa-hee se dio cuenta de que ella lo había olvidado. A pesar de su largo camino, ella siempre lo rechazó, a pesar de su dura espera y su pena.

 

* * *

 

Ella lo odiaba tanto que prefería morir para no amarlo, prefería desaparecer.

El día de la boda forzada, su rostro era el mismo que cuando apartó su mano.

<“No quiero que… Es repugnante.”>(recuerdo de Hwa-hee, Ver Cap. 7)

Qué emocionado estaba. Cuando la mujer que vino a él con una túnica blanca como la nieve y le hizo ‘sentir’ se convirtió en su novia.

Así que no le importó su mirada desesperada (de Su-ah) hacia el vestido de novia rojo como si estuviera cubierto de sangre. Era suficiente con que se convirtiera en su propia persona… Esa sería la semilla de la mala suerte.

Quizás estaba resentido. Ella prefiere huir e ignorar las vidas de los Gasolites que son tan buenos como ella. Habría sido fácil de manejar un enemigo en lugar de intentar huir o más bien matarse a si misma, pero la mujer simplemente se agachó como una sombra y rechazó todo. A pesar de su estatus noble, él sintió pena por sus hombros que se habían secado como si quisiera morir de hambre.

‘Ese es el por qué tuve que poner una excusa.’

Cuando ella se derrumbó después de terminar la música, Hwa-hee sacó su espada y cortó las cabezas de cuatro nobles. Esto se debe a que eran matones que la obligaron a hacerse un autoexamen, alegando que estaba apegada al enemigo cuando apenas sobrevivieron bajo el pretexto de esa mujer.

Ella, quien ni siquiera había gemido a pesar de su ardua sed, gritó ante su caída al foso. Ella lo soltó cuando su cara pálida estaba salpicada de sangre.

<“Por favor sálvalos. Por favor…”>

<“¿Qué quieres decir?”>

<“Prometiste salvar a mi familia. Preferiría que me matarás.”>

La respuesta era incorrecta. No los maté para salvarte. ‘Si la abeja no vive, ellos no son necesarios.’

Cada vez que Hwa-hee balanceaba la espada, les cortaban la garganta, pero en un momento ella dejó de gritar. Solo cerró los ojos y se dio la vuelta, como si quisieras contener la respiración.

Ella se puso nerviosa. Se arrodilló a sus pies cuando él estaba a punto de ordenar que todo el resto del Gasolites salieran.

<“Viviré como deseas. Si quieres que sea una novia, seré una novia, y si quieres que viva como una monja, seré una monja. Así que, por favor, enfunda tu espada.”> (Su-ah)

<“Solo tienes que ser mi novia.”> (Hwa-hee)

<“Sí, viviré como deseas.”> (Su-ah)

Contrariamente a su inocente respuesta, el odio fue claramente revelado en sus ojos. Las lágrimas que caían por sus demacradas mejillas dibujaban un círculo deformado en el suelo. Como sus corazones.

<“Bien…”> (Hwa-hee)

El gemido de contener el sollozo todavía era vívido.

 

* * *

 

Hwa-hee, quien recordó un pálido rostro que parecía ser un recuerdo lejano o tan vívido como el incidente de ayer, se acercó a ella.

Su-ah estaba frunciendo el ceño y gemía de dolor, preguntándose si estaba teniendo una pesadilla, Hwa-hee retiró la mano que había extendido para alcanzarla.

‘¿Merezco ayudar a Min Soo-ah? …Si esta mano, que extendí para ayudarla como entonces, se convierte en una espina que la ata.’

No, es una idea descabellada. Él no tiene más alternativa que salvarla. La única opción era Min Su-ah, era él.

Hwa-hee se mordió el dedo hasta sangrar. Sangre roja corrió por sus labios (de Su-ah) y él esperó a que la pesadilla retrocediera y ella tuviera una buena noche de sueño.

Min Su-ah, el nombre se siente como agua tranquila. Su personalidad también era suave y cálida. – ‘¿Es esa la razón del porqué cuando estaban juntos, la ardiente ira en su corazón parecía desaparecer?’

Pero no importa cuán gentil sea, ella lo odiará una vez que lo recuerde todo… ‘Sería mejor verla alejarse sin saber nada.’

‘¿Qué diablos hizo mal esta vez? …No mató al que merecía morir, y si ella parecía incómoda con él, se esforzaría para evitar ese asiento.’

Hwa-hee se quedó quieto y miró a Su-ah hasta el amanecer con el ceño fruncido.

 

* * *

 

Seguro que se ella durmió asustada. Pero durmió bien, sin ningún sueño.

‘¿Cuánto tiempo dormí?’ – Tan pronto como Su-ah se despertó, miró sin comprender la ventana de la habitación del hospital con las persianas.

‘¿Está bien dormir así en esta situación?’

Entonces, de repente, se despertó con el aire en la tranquila habitación de hospital. En lugar de alivio por estar viva, se le puso la piel de gallina ante la crisis de la realidad.

‘¡Esta es una habitación individual!’

Era absurdo que fuera una habitación individual que no podía ser cubierta por su seguro médico, en un momento en que perdió su trabajo y lugar para vivir en un accidente de incendio.

Su-ah se levantó rápidamente de la cama. Tuvo que pasar rápidamente por el procedimiento de alta y averiguar el proceso de hospitalización de los ancianos en del asilo de ancianos. Sin embargo, solo escuchó respuestas absurdas sin ningún resultado al preguntarle a la enfermera y visitar el departamento de administración del hospital.

“¿Fundación HH? ¿Por qué?”

(N/E: Por si no recuerdan, el Capítulo 0 inicia cuando ella está entrando/saliendo a la Fundación HH.)

Cuando Su-ah se avergonzó y preguntó a uno tras otro, los empleados solo repetían la misma respuesta.

“Todos los gastos médicos para los pacientes y funcionarios del hogar para cuidado de ancianos han sido imputados a la Fundación HH. La fundación parece haber solicitado la cuenta del asilo de ancianos. ¿No sabía eso?”

‘¿Nuestro asilo de ancianos es patrocinada por ellos?… Mientras trabajaba como secretaria general durante los últimos tres años, nunca supe de la existencia de la Fundación.’

La Fundación HH era demasiado grande y famosa para patrocinar un pequeño hogar de ancianos. Era una afiliada de P Group, el cual era un tipo conglomerado, pero se ha convertido rápidamente en una fundación de bienestar corporativo que tiene como objetivo el impacto social relacionado con la vivienda, refugio y la educación para los desfavorecidos.

La Sra. Song, su madre, enviaba donaciones mensuales además de ofrecerse como voluntaria al centro de asistencia social de la fundación.

Ahora que lo pienso, este hospital también estaba afiliado a la Fundación HH.

‘Creo que es Park Hwa-hee quien me hospitalizó aquí. ¿Está relacionado con HH? …Entonces desde cuando…’

“Llamaré y preguntaré… ¡Oh! ¡no tengo celular!”(Su-ah)

Su-ah inmediatamente trató de llamar y preguntarle al director del asilo de ancianos, pero de repente se dio cuenta de que no tenía su teléfono celular. Ni siquiera tiene una moneda para usar un teléfono público.

La realidad de ser un mendigo en el lugar equivocado golpeó la parte de atrás de la cabeza.

Ella reprimió su duro sentido de la realidad y apenas le pidió prestado un celular a un empleado, llamó al director, pero este no contestó.

Su-ah lo pensó por un momento y le preguntó al personal algo más.

“¿Puede decirme los números de habitaciones de las personas del asilo de ancianos? Solo me aseguraré de que todos estén bien.” (Su-ah)

“Habitación 702, habitación 703…” (empleado)

A excepción de ella, los ancianos fueron hospitalizados en habitaciones dobles. No tienen ningún problema de salud, pero es una medida preliminar hasta que sean trasladados a un albergue temporal con el apoyo de la Fundación HH.

Visitaré a las abuelas primero. Su-ah, que salió del ascensor, con una hoja de papel escrita mirando a su alrededor a lo largo del pasillo del séptimo piso y se detuvo ante el sonido de las palabras.

“¿No tienes dinero? ¿Por qué no? ¡No puedes hacerme esto cuando tú no sabes qué he hecho!”

La voz del hombre estaba llena de resentimiento e ira, lo que la molestaba. Naturalmente, estaba mal visto que el sujeto increpe a su ‘madre’, especialmente porque estaba en un hospital.

Su-ah, que estaba mirándolos inconscientemente, se detuvo. La abuela con uniforme de paciente dirigiéndose al final del pasillo y el hombre de mediana edad frente a ella le resultaban familiares.

Era la abuela de la habitación 303 del asilo de ancianos. El hombre de mediana edad, que fulminaba a la abuela con una mirada feroz, era el hijo a quien ella suplicaba que la visitara el otro día.

Afortunadamente, la abuela parecía no tener ningún problema con su comportamiento y condición, pero su expresión a primera vista parecía muy inestable.

‘¿Qué clase de hijo es tan grosero?’ – Su-ah los miró de cerca desde la puerta del ascensor para poder ayudar a la abuela en caso de necesidad.

“Jae Chul…”(Abuela Kim)

“Hablemos en un lugar tranquilo.” (Jae Chul – hijo de abuela Kim)

El hijo, que agarró violentamente la muñeca de la abuela, miró a su alrededor y empujó violentamente a su madre hacia las escaleras de emergencia.

Su-ah rápidamente tomó el ascensor y deliberadamente subió otro piso, abrió la puerta sin hacer ruido y miró hacia abajo.

La furiosa voz en el espacio cerrado resonó como si hubiera sido aplastada. A primera vista, su corazón se hundió. Era algo tan cruel de decir.

“¿Por qué no tienes dinero? ¿Qué hay de la cuota del asilo de ancianos? …Saca eso y dámelo. ¿Cuál es el punto de esperar el día en que mueras de vieja?” (Jae Chul)

“Entonces, ¿a dónde iría esta madre……?” (Abuela Kim)

“No soy el único que quiere vivir bien, ¿verdad? ¡Este es el camino para tus nietos!” (Jae Chul)

“¿Cuánto tiempo vas a apostar y llenarte de deudas? …Los usureros llegaron hasta el hogar de ancianos. Jae Chul, ¡Por favor, despierta! ¿de acuerdo? …Aunque sea por los niños.”(Abuela Kim)

“¡Lo sé! Te estoy rogando por los niños. No hay alegría porque tu cuerpo no está bien. ¿Cuánto más vas a vivir?”(Jae Chul)

Cuando su hijo respondió con frialdad, la abuela se quedó sin más palabras.

“¿Por qué está diciendo cosas tan malas? ¿Eh? ¿Cuán difícil te debe ser hacer esto? Pero esto no es correcto, ¿eh? ¿Por qué un buen chico como tú…?” (Abuela Kim)

Las arrugadas y temblorosas manos de la abuela agarraron la pernera del pantalón de su hijo como si estuviera rogando. Sin embargo, el hombre sacudió sus pantalones y levantó la voz como si estuviera harto.

“¿Por qué estás haciendo esto? ¡Mis hijos no pueden pagar su matrícula porque no tienen dinero en un extraño país extranjero! ¡Deberías haber muerto! ¡Entonces podría haber pagado mi deuda con el dinero del seguro y podría haber ido allí y comenzar de nuevo con mi familia! ¡Mi mamá lo arruinó!”

No pudo escuchar más. La aflicción de la abuela, que no podía responder correctamente y solo sollozaba con tristeza le fue transmitida. La respiración de Su-ah que ha sido bloqueada por las crueles palabras, la hacían desear taparse los oídos.

‘Deberías haber muerto’, pero esa palabra le puso la piel de gallina por todo el cuerpo y le hizo pensar.


Nameless: ¡Por fin entendí!, al parecer ellos han vivido varias vidas y se han conocido en todas de alguna manera, pero en todas esas vidas, ella siempre lo ha rechazado y él siempre ha tenido sangre en sus manos. Y el reencarna y la busca porque sabe que de alguna manera su destino esta unido al de ella y la tiene que proteger.

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: