Saltar al contenido
I'm Reading A Book

❀۰SMDV۰✿ – Especial 10

Charla sobre el matrimonio

Roselia y Ain están bebiendo té juntos. Ella miró el rostro de su hijo mientras mantenían una conversación normal.

“¿Qué piensas de Karina?”

Roselia le da una pista disfrazada. Era de lo más natural para ella, pero sabía que para Ain, no era así. Pero él fingió no saberlo e inclinó ligeramente la cabeza.

“No lo sé. Realmente nunca pensé en eso”.

“Entiendo”.

Roselia tomó un sorbo de té como si nada y se puso a pensar. Ella lo mira nuevamente, luego abre la boca.

“¿Qué piensas de casarte con Karina?”

Roselia le preguntó con cuidado. Aunque más o menos predice lo que él dirá.

“Con Karina Hestion… ¿Cómo mi esposa?”

Ain reaccionó como si lo escuchara por primera vez. Roselia continuó con cautela su conversación sin notar sus sutiles signos de nerviosismo.

“Si lo piensas mejor… Karina es la primera persona a la que le has dado tu amistad y completa confianza”.

Roselia conjeturaba que la presencia de Karina en Ain nunca fue pequeña, él se veía demasiado cómodo a su lado para ser de otra forma.

“Mmm… Ahora que lo pienso… Me cuesta creer que realmente no sientan nada el uno por el otro”.

Los ojos de Roselia se iluminaron esperando ver la reacción de Ain. Me preguntaba si él mostraría una sonrisa nerviosa, timidez o al menos agitación.

Pero Ain solo movió un poco las cejas. No se observó ninguna otra reacción o expresión en su rostro. Ella dejó de esperar percibir las intenciones de Ain y dijo.

“¿Por qué no lo piensas por una vez, hijo?”

‘Tan positivamente como sea posible’.

Roselia se tragó estas últimas palabras y esperó su respuesta. Las comisuras de los labios de Ain parecieron levantarse ligeramente y sus labios se separaron.

“¿Qué piensas tú, mamá?”

Ain cuestiona, pero Roselia negó con la cabeza.

“No voy a comentar nada sobre tu matrimonio. Solo importa lo que ustedes piensen”.

Le dijo claramente.

Ella sabía mejor que nadie que Ain no se abría fácilmente a los demás. En cambio, dedicó todo su tiempo y atención a su familia con la mente abierta y la mayor motivación posible. Por eso, no deseaba empujarlo a que tomara una decisión tan importante debido a los deseos de su familia, incluso si era muy poco probable lo suyo con Karina.

Quería que él pudiera casarse únicamente por el deseo de compartir su futuro con la persona que le gusta y quiere para envejecer a su lado.

“Sí. Ya sé lo que quieres decir.”

Ain respondió con una leve sonrisa como si entendiera los pensamientos de Roselia.

 “Ain, recuerda. Si lo piensas, y no lo quieres, dilo. No tengas miedo de defraudarnos”.

Roselia le sonrió dulcemente. Sentía que Karina y Ain eran una pareja bien complementada, a sus ojos, los dos parecían tener sentimientos el uno por el otro, pero ella no quería que siendo sus padres; ni ningún otro, forzaran nada sobre su matrimonio.

“No hay razón para forzar un matrimonio que no te gusta”.

“No es eso… Lo que no me gusta es… No, olvídalo”.

Cuando Roselia le dio su más sincero consejo a Ain, obtuvo en cambio una respuesta inesperada. Sonaba como si se hubiera negado a medias. Ella esperó sus siguientes palabras, por si acaso.

Pero Ain solo sonrió suavemente, y no dijo nada más. Sin embargo, Roselia lo sabía, el simple hecho de no ser capaz de negarlo, significaba que ya había dejado espacio en su mente para ello.

El Ain que ella conoce y vio crecer siempre daba respuestas claras y concisas. Verlo hoy mostrando una actitud tan ambigua, fue suficiente para que Roselia esperara con ansias un nuevo desarrollo entre ellos.

Ain está de camino a su oficina después de la hora del té con Roselia. Dejó de caminar, se detuvo en seco a mitad del pasillo y recordó la conversación que tuvo con su madre.

‘El matrimonio…’

Era una palabra que se sentía incómoda proviniendo de él, como si todavía estuviera atrapado en una situación extraña que le pertenecía a otra persona y no a él mismo.

Intuía que Roselia le preguntaría tarde o temprano sobre su relación con Karina. Sin embargo, eso no significaba que ya hubiera conseguido respuesta a su predicamento en primer lugar.

‘Karina Hestion…’

Es un nombre que ahora le resulta demasiado familiar. No le era nada extraño decir que ella era la única sin tener ningún vínculo consanguíneo, en ser la más cercana a su familia.

La conoció gracias a su madre. Ahora, incluso su madre y Lisa tienen una relación cercana con Karina, y ella también le colabora en los negocios, convirtiéndose en la única persona que él reconoce como amiga y compañera.

Por supuesto que en cierto sentido tiene que ser especial para él.

‘Casarme con Karina Hestion’.

Ese aspecto todavía le era desconocido pero por el otro lado era una palabra que le resultaba extrañamente familiar. Pero cuando pone esas dos realidades juntas… No resultó tan repulsivo como esperaba.

‘Sorprendentemente, creo que nos llevaremos bastante bien’.

Tal vez estaría bien considerarlo seriamente. El corazón de Ain se inclina muy poco a poco. Pero aún no estaba del todo seguro.

¿Cuándo se casará y con qué tipo de persona será?

Ain no estaba al tanto de cómo las personas realizaban este proceso de manera extremadamente natural, siendo tan complicado para él.

Cuando por fin entró a la oficina, su asistente le dijo que Karina quería reunirse con él porque tenía algo que comentarle. Ain aceptó con gusto la solicitud.

─────♡◦♡◦♡─────

El lugar donde se reunieron Ain y Karina era un café privado favorecido por la clase alta que quería evitar las miradas de terceros.

Ain llegó antes de la hora señalada y esperó. Estuve tranquilo hasta que llegué aquí, pero tan pronto como me senté, me sentí extraño. Era difícil quedarme quieto en la silla y empezaba a estar nervioso. De repente, Ain aprieta y relaja sus manos sobre la mesa un par de veces.

Tras un momento, que se sintió inusualmente largo a pesar de que no había pasado mucho tiempo, finalmente llegó Karina.

Los dos se sentaron y no dijeron nada durante un rato. Cuando Ain iba a hablar primero sobre el matrimonio. Karina abre la boca antes mientras removía demasiado su té.

“Sobre el matrimonio… Eso ya está aclarado”. Karina se detuvo miró a Ain y habló. “Se lo dije a mi madre”.

“¿…Qué le dijiste?”

Ahora que estaban a punto de hablar sobre el asunto, ambos parecían desconcertados por la actitud del otro.

“Le dije que no tiene sentido decir que nos vamos a casar por los rumores”.

Karina continuó hablando bajo la concepción de que Ain comparte su opinión al respecto. Él por su parte se sentía indefenso y solo escuchó dócilmente lo que ella tenía que decir.

“No tengo la intención de responsabilizar a los Chade y a ti solo por rumores como ese”.

“…”

“Entonces, ignora lo que dijo mi madre. Nada entre nosotros va a cambiar”.

“…”

“Por supuesto, significa que tú y yo no nos vamos a casar”.

Ain escuchó sin comprender mientras Karina decía todo lo que quería decir sin interrupción. Al principio, él no pensó que ella mencionaría los rumores, consideraba que era lo menos importante en este momento.

De ese modo, él había organizado sus pensamientos antes de encontrarse con Karina. Y aunque todavía no estaba del todo seguro de dar el paso hacia el matrimonio, Karina sin duda ya le es una persona familiar, y a ella también le gusta su familia, por lo que no es algo malo, al contrario, es aún mejor.

Así que hoy vino para encontrarse con Karina e intentar tener una conversación positiva… Pero se topó con un muro, la actitud de Karina hoy fue muy dura.

Hablaba con firmeza como si no le importara lo que él pensara al respecto, casi hasta parecía no haber considerado nunca en casarse con él.

Ella inició y concluyó el asunto por sí misma y tras una corta pausa, abrió la boca como si ya hubiera dicho todo lo que tenía que decir.

“Entonces me levantaré primero”.

Karina se levantó de su asiento sin tocar la taza de té, como si no tuviera intención de permanecer en el café por mucho tiempo.

Los labios de Ain, que la había estado mirando sin comprender, se abrieron lentamente.

“¿Por qué no quieres casarte conmigo?”

Él mismo, no sabía lo que estaba diciendo, pero sintió que si no lo preguntaba se asfixiaría. Después de escuchar su pregunta inesperada, Karina se dio la vuelta. Abrió la boca, observándolo con una mirada que él no podía entender.

“Porque no te gusto”.

Por un momento, Ain no pudo decir nada a eso. Mientras él cierra la boca, mostrándose perdido, Karina tuerce una comisura de su boca como si ya esperara este tipo de reacción.

Ella está exactamente en el mismo lugar, solo observando a Ain, quien aún mantenía la boca cerrada y sus pupilas errantes, luego de un momento de silencio, continuó.

“No quiero casarme por estar atrapada en el medio de un negocio de mi familia o por la presión de la sociedad. Me voy a casar con la persona con la que de verdad quiera casarme y que también quiera casarse conmigo”.

“Alguien así… ¿existe?”

Ese era el comienzo de todas sus dificultades. Incluso si más adelante surge la noticia de que finalmente sucedió el matrimonio de la hija del Duque de Hestion, será un matrimonio concertado entre las familias, no por amor.

Si eso sucediese, ¿cuándo diablos tendría un esposo que la ame de vuelta como ella espera?

“No. Lamentablemente no”.

“Entonces…”

Ain quiere preguntarle por qué dijo eso si no lo puede conseguir. Sin embargo, no pudo evitar titubear mientras Karina se le adelantó.

“Por eso me decidí esta vez”.

Extrañamente, la voz de Karina era más clara y franca que nunca. Ain pensó en ella mientras la escuchaba como un cristal traslucido sin impurezas.

“No me voy a casar”.

“¿…Qué?”

“Decidí que viviré sola”.

 “¡¡¡…Eh!!!”

Karina declaró. Ain estaba más sorprendido que nunca por el comentario completamente inesperado. Pero, a diferencia de él, ella estaba tranquila. Esta es la conclusión a la que llegó después de pensarlo decenas de veces.

Karina continuó hablando con calma.

“Creo que es lo mejor. Traté de casarme por conveniencia para complacer a mi familia, pero no era lo que yo quería… Al contrario, perdí la cara por ese incidente en el banquete, pero también, gracias a esto pude tomar la decisión de vivir por mi cuenta”.

Ain no tiene idea de cómo intervenir. Era la primera vez que me empujan así en una conversación. Aun así, escucha en silencio las palabras de Karina.

Ella lo miró directamente a los ojos y habló.

“Así que no te preocupes por mí. Porque creo que las ganancias que obtendré a futuro son mayores que las pérdidas. Además, algún día los rumores se calmaran”.

No estaba intentando aliviar las preocupaciones de Ain. Era su pura sinceridad consigo misma expresada en voz alta.

“…”

Al final, Ain ni siquiera recuerda que es lo quería decir, su cabeza está en caos. Su boca estaba seca y la sed al final de mi garganta me hacía sentir el pecho obstruido.

Cuando pensó que Karina había terminado de hablar, ella volvió a abrir la boca.

“Siempre estoy feliz de visitar la mansión Chade. Así que por favor, no quiero sentirme incómoda de ninguna manera”.

“…”

Ain escuchó a Karina hasta el final, y entendió plenamente que todo lo que ella le dijo era sincero.

“De acuerdo. No me interpondré en tu camino”.

La voz de Ain era fría y clara.

Estuvo de acuerdo con las palabras de Karina. No encontró  absolutamente ninguna razón para no hacer lo que ella pedía.

“Entonces está resuelto”.

Karina salió del café sin ningún arrepentimiento. La cabeza de Ain bajó lentamente, mirando inexpresivamente la figura femenina de esbelta espalda que se alejaba con pasos suaves.

✄ ————————————————

Divagaciones de la traductora: Editando estos caps, he reflexionado un poco sobre el ‘por qué’ del estancamiento amoroso entre Ain y Karina si ambos tienen buena química y sin duda tienen sentimientos por el otro. Entonces recuerdo que Ain siendo un adolescente (17 años) heredó el Ducado y enfrentó las mayores adversidades de la historia de su familia por lograr un futuro mejor, ahora a lo máximo tiene 20-21 años, grandes proyectos y una hermosa familia. Me imagino en su situación y yo tampoco pensaría en casarme de buenas a primeras, es decir, ¿con qué fin?. Algo similar ocurre con Karina, es una de las pocas jóvenes nobles que siempre ha ido en contra de los estándares de la nobleza porque su estatus y personalidad se lo permiten, tiene su proyecto del hospital veterinario y quien sabe cuantos más junto a los Chade, si me pongo en sus zapatos, el hecho de tener que casarse ‘porque sí’ es bastante chocante.

Siento que un buen final alternativo es que ambos completen sus sueños aun en proceso, que trabajen cada vez más intrínsecamente y que de a poco se vaya desarrollando el amor. Por eso les pido que no los juzguen muy fuerte (aunque quien soy yo para decirles como sentirse? jajaja) están chiquitos y no saben nada del amor (っ´ω`c)♡

 

Anterior Traducciones Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Muchos gracias, estaba esperando, no perderé la esperanza que se enamoren 😍😍

Responder

Hay que bruto dios mio

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: