Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 113 – QRALE

QRALE

Capítulo 113 – Instinto

 

‘<¡Arggggggh!’>

El monstruo se sobresaltó y gruñó como si tuviera un ataque.

Roselyn aprovechó la oportunidad y disparó otra flecha a los otros ojos del monstruo.

<’¡Keeeeeeet!’>

El monstruo forcejeó y volvió a caer en el hueco negro. Finalmente, la brecha comenzó a reducirse. Significaba que no había más monstruos que escaparían de esa brecha. Roselyn recogió las otras flechas sin demora.

Podía ver que las dos colas de Perharz fueron arrancadas por la espada de Tamon. Además, el Perharz tenían uno de sus globos oculares hundido y Tamon cubierto de sangre.

El suelo ya estaba lleno de agujeros por la sangre del Perharz. No solo el piso, sino también los árboles circundantes habían caído o habían sido abollados por las garras y el aire venenoso.

Era una sensación miserable, que recordaba a un campo de batalla. Había tanta sangre que el monstruo había derramado, que el suelo se empozó.

<’¡Clankkkkkk!’>

Una vez más, el ataque del Perharz fue detenido por la espada de Tamon. El monstruo estaba tan enojado que escupió gas venenoso verde de todo su cuerpo. Por supuesto, el ataque no fue fatal para Tamon. Solo adormeció ligeramente su piel. Sin embargo, Tamon también sintió que su cuerpo era mucho más lento de lo que era al principio debido a las muchas heridas y la pequeña cantidad de veneno que se había filtrado.

‘No podemos dejar que esto se alargue más.’

Miró hacia abajo y vio que la cola que había cortado primero se estaba regenerando lentamente. Incluso la pequeña herida en el caparazón de acero había desaparecido sin dejar rastro.

El Perharz era un monstruo que se acercaba a los tres metros de altura. Su cuerpo era esbelto, los brazos extrañamente largos y sus garras feroces.

Tamon había atacado todas las partes del Perharz hasta el momento, ya fuera la cola, el torso, los brazos o las piernas, pero no había podido infligir una herida mortal en ninguna parte. Cuando le cortó la cola, se tambaleó un momento, pero eso fue todo.

Con solo una herramienta menos para atacar, la furia del monstruo no disminuyó.

Tenía que buscar otras debilidades en lugar de las colas. Según su experiencia, el corazón de cada uno de los monstruos estaba en una posición diferente. Pero el corazón no era la única debilidad de todas las formas de vida.

Los ojos de Tamon se volvieron más y más agudos. Si no puede manejar ni siquiera un monstruo correctamente, ¿no sería una deshonra para él, que se le titule ‘Aquel con habilidades diferentes?’

Por supuesto, incluso si ese monstruo era uno que tenía un historial de matar sin ayuda a los caballeros de un país.

<’¡Boom!’>

Perharz y Tamon volvieron a enfrentarse. El cielo negro como boca de lobo había desaparecido y el tenue sol del amanecer había salido.

El polvo causado por el monstruo y Tamon hizo que los alrededores se espesaran. Además de eso, la extraña niebla venenosa verde se combinó, lo que mareó su visión.

<’¡Kaaaaa!’>

Tamon dio un brinco alto y saltó sobre los hombros del monstruo. Cuando golpeó el brazo que estaba a punto de atraparlo, la postura del monstruo se derrumbó. Aprovechando el momento, Tamon agarró la espada con ambas manos y la empujó hacia el tercer ojo del monstruo.

<’¡Kaaaaa!’>(chirrido del monstruo)

El Perharz, que no había reaccionado mucho sin importar dónde cortara, se tambaleó hacia atrás… Ese tercer ojo debe haber sido la debilidad del monstruo.

Pero no era suficiente para matar al monstruo. Aprovechando el tambaleo del monstruo, Tamon rápidamente se abalanzó sobre él una vez más.

La sangre de Perharz hizo que le escocieran y le dolieran los ojos. El entumecimiento de sus dedos era más acelerado.

La hoja de la espada también se estaba volviendo negra por la toxicidad de Perharz.

“¡Démonos prisa!”(Tamon)

Tamon comprobó rápidamente a Roselyn, que estaba tensando su arco desde la distancia. Ella se había alejado con seguridad del radio y estaba apoyando su costado.

Era, en muchos sentidos, una mujer encantadora.

Solo mirarla calmó su mente. Tamon no se entretuvo más y volvió a enfrentarse al monstruo. Curiosamente, el monstruo perdió significativamente su sentido del equilibrio a pesar de que tenía dos ojos más… El tercer ojo parecía ser la otra debilidad de Perharz.

Tamon aceleró su ataque golpeando las garras que Perharz estaba blandiendo tan ineficazmente. Pero la espada, que estaba empezando a perder su durabilidad, era un problema. En algún momento, la espada agrietada se partió por la mitad.

<¡’Clankkkk!’>

La hoja de la espada rota voló a algún lugar en el vacío.

“Tamón.” – Roselyn, sorprendida, lo llamó.

Sin embargo, Tamon no entró en pánico, como ella lo había esperado hasta cierto punto.

“¡Ahhhh!”

Tamon no lo esquivó (al monstruo), sino que simplemente empujó al monstruo con el hombro. El Perharz, que había perdido el sentido del equilibrio, se derrumbó hacia atrás.

Tamon se subió encima y agarró su mandíbula con ambas manos.

“Se te caerán los dientes, ¿no?” (Tamon)

Tamon se rió salvajemente, con el rostro cubierto de sangre. Estaba sin aliento, pero en todo caso, hizo que Tamon se emocionara aún más.

“¡Ahhhh!”

Él sujetó al Perharz por ambos muslos mientras forcejeaba y obligó al monstruo a abrir la boca.

<’¡Kaaaaa!’>

La sangre, el aliento y el veneno del monstruo eran todos venenosos, por lo que no había forma de que su saliva no fuera venenosa. Sin embargo, Tamon no dudó en alcanzar la boca del monstruo. Cuanto más dudara, más probable era que muriera.

En la batalla, a veces era necesaria una estrategia audaz para asegurar la victoria.

“¿Debo elegir?” – Se rió brutalmente y atrapó el colmillo más afilado del gigante monstruo.

Él monstruo agitó sus ruidosos brazos alrededor, con la esperanza de atrapar a Tamon de alguna manera. En ese momento, la flecha de Roselyn, que había estado esperando, atravesó el codo del monstruo que había atacado a Tamon.

<’¡Kaaaaa!’>

<’¡Whoosh!’>(sonido de la flecha volando)

Como si eso no fuera suficiente, Roselyn continuó disparando flechas, inutilizando uno de los brazos del monstruo.

“¡Si tienes un plan, date prisa, Tamon!”

“Sí, mi Señora.”(Tamon)

(N/E: ¡Oh! ¡Que lindo!… le dijo ‘¡Mi señora!)

No le importaba que sus manos ya estuvieran rotas por la toxicidad de la saliva de Perharz.

“¡Ahhhh!”(Grito de Tamon cuando se esfuerza)

Aplicando gran fuerza, Tamon por fin escuchó un crujido, por lo que apretó los dientes y puso más fuerza. El sonido se hizo más audible, y finalmente el colmillo afilado del monstruo cayó.

Sacó el colmillo, que era similar en tamaño a una pequeña daga, y lo clavó directamente en el cuello del Perharz… La sangre brotó con un siseo.

Era extraño que la piel de su cuello fuera tan gruesa que la espada no se desprendía bien.

Había adivinado correctamente que la piel era más gruesa porque ese era probablemente el punto débil crítico, y brotaba más sangre que de la herida anterior. Tamon rápidamente se cayó sobre el monstruo. Roselyn, que lo había estado observando, no pudo soportarlo más y corrió hacia él.

“¡Tamón!”

“Todavía no… Aún no estoy muerto.” – Tamon impidió que Roselyn corriera justo en frente de él.

No era suficiente que la mano que levantó ya hubiera perdido su color original, su cuerpo estaba tan quemado que los huesos eran visibles. Con esa mano, Tamon finalmente sacó el colmillo de Perharz e incluso lo atacó.

Aun así, no frunció el ceño ni una vez.

<’¡Arggghhhhh!’>

¿El monstruo intuyó que iba a morir? Se arrojó sobre Tamon, gruñendo con todas sus fuerzas.

Tamon lo evitó por poco, pero el ataque en sí era una trampa. La cola de Perharz, ya medio regenerada y de color verde oscuro, se balanceó hacia la espalda de Tamon.

“….!”

La distancia y el tiempo eran demasiado vagos para disparar el arco. Roselyn, que había estado observando desde un paso de distancia, involuntariamente se puso de pie de un salto.

Fue extraño… Ella no pensó ni esperó.

En el momento en que vio lo que sucedía, sus piernas simplemente se movieron.

‘No… No puedo dejar que ese hombre tenga más dolor. No puedo dejar que se lastime más.’ – Una voz muda envolvió su cerebro. Era un grito que se sentía tan urgente que se sintonizó con él. Como el instinto de una madre para proteger a su hijo, corrió hacia Tamon y lo empujó.

Nunca se le había ocurrido que Tamon era mucho más fuerte que ella, o que tenía una fuerza vital tan tenaz que sobreviviría incluso a una herida mortal. Fue literalmente solo un movimiento instintivo para realmente querer protegerlo.

“….!”

De dónde sacó tanta fuerza, Roselyn cayó, abrazándolo con una fuerza tan feroz que empujó al enorme Tamon fuera del camino. La fuerza hizo que Tamon también cayera y, afortunadamente, la cola del monstruo no lo alcanzó. Desafortunadamente, rozó a Roselyn con la punta de su venenosa y afilada cola.

Era un veneno tan poderoso que solo un ligero roce en su cuello paralizaría todo su cuerpo a la vez.

“Ah…”(Roselyn)

Su respiración comenzó a acelerarse. El veneno que se había filtrado en la garganta de Roselyn rápidamente se extendió por todo su cuerpo.

“¡Asha!”

Hasta ese momento, los brazos de Roselyn sujetaban a Tamon con fuerza. Sus brazos temblaban, no queriendo ser derrotada por el veneno.

Afortunadamente, el Perharz cayó al suelo como si ese fuera su último ataque. Parecía ser una muerte rápida ya que no se escuchó un solo sonido.

Tamon se puso blanco cuando vio el veneno verde esparcirse por la garganta de Roselyn.

“Maldita sea, ¿qué estás haciendo?” – Tamon gritó con Roselyn en sus brazos, luego corrió rápidamente hacia la orilla del río.

Roselyn tomó aire y dijo en voz baja: “Lo siento.”

‘¿Lo siento? ¿Lo siento? ¿De qué demonios podría arrepentirse?’ – Tamon saltó al río con la cabeza confusa.

Rápidamente chupó la garganta de Roselyn, diluyendo el veneno en su cuerpo con agua. Era demasiado tóxico y se absorbió demasiado rápido, pero realmente quería chuparlo todo.

“Ah…!”

Si había una cosa afortunada, era que tanto Roselyn, como Tamon, tenía un poder vital mucho más fuerte de lo habitual… Parecía ser porque habían grabado hace solo unas horas.

Tamon y su compañera de grabado, con sus diferentes habilidades, sirvieron para estabilizar y amplificar el poder. Incluso si no era necesario, cuanto más cerca estaban el uno del otro, más útil parecía estabilizar el poder.

“¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? Maldita sea, ¿pensaste que no podría manejar un monstruo como ese?” – Tamon regañó y regañó a Roselyn, quien se veía peor que él.

La figura blanca parecía que estaba a punto de desmayarse.

“…No, bueno, Tú no eres suficiente… Puedo resolver esto.”(Roselyn)

“¿Pero por qué?” (Tamon)

Roselyn no pudo responder a la pregunta. ¿Cómo podría explicarlo cuando ella misma no sabía la razón exacta?

“Cállate, Tamon.”

Su cuerpo simplemente se movió en ese momento.

“Puedes abrazarme, aunque…” – Roselyn murmuró con cansancio, cerrando sus ojos confundidos.

“Si colapsas, no puedo sostenerte.” (Tamón)

“¡Eso es lo que estaba diciendo…!” (Roselyn)

Le preocupaba mucho que todo el tiempo ella hiciera que Tamon se lastimara como si fuera a morir por ella.

Era extraño.

‘¿Por qué ella no quería que este hombre resultara herido de muerte cuando ella misma había tratado de morir frente a él tantas veces?’ (Roselyn)

‘Eres un manojo de contradicciones, Roselyn.’ (Roselyn)

“…Saca el veneno. Date prisa.”(Roselyn)

“Después de que estes curada. No dejaré que te salgas con la tuya.” (Tamón)

Él chupó su cuello con fuerza, como si la amenazara.

“Ah…”(Roselyn)

Mientras gemía, toda su ropa, manchada de polvo y sangre, se desprendió.

La frialdad del agua del río a la que se había acostumbrado la protegía de alguna manera.

Roselyn cedió su cuello, abrazando los hombros de Tamon con sus manos débiles.

Los dos cuerpos calientes se superpusieron y se abrazaron como si fueran uno una vez más. Querían la carne del otro con un deseo que era completamente diferente al del amanecer.

Roselyn se rió aún más cuando los ojos distorsionados de Tamon parecían estar en algún tipo de agonía.

“Dijiste que no moriría de todos modos. Así que no pongas esa cara.” – Ante el susurro de Roselyn, Tamon soltó una serie de palabrotas.

“No debí haber dicho eso.” – Tamon se maldijo a sí mismo porque parecía que ella estaba más lastimada por lo que dijo.

“¡Ah!”

Tamon empujó tan fuerte como pudo dentro de Roselyn, quien no tenía energía.

Su presencia, que debería haberse sentido tremendamente, hizo que Roselyn se sintiera firme mientras jadeaba para recuperar el aliento. No parecía tan malo estar unidos así.

Ella pensó que estaría bien que este hombre compartiera la mitad de su cuerpo. Incluso pensó que tal vez él se preocupaba más por esa mitad que ella misma. Ella pensó que era suficiente y estaba bien si era este hombre.

“Tamón, Tamón.”

Él estaba tan caliente como el sol.

Este era el hombre que la había introducido en un nuevo mundo. El hombre que tal vez se preocupaba por ella incluso más de lo que ella se preocupaba por sí misma.

El sol, que había estado oscuro, apareció deslumbrante sobre el río. La luz del sol que caía a cántaros era tan brillante que le resultaba muy difícil mantener los ojos abiertos.

Roselyn abrazó con fuerza el cuerpo caliente de Tamon y luego se desmayó.

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: