Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 108 – QRALE

QRALE

Capítulo 108 – ¿Qué quieres que haga?

 

Tamon era un noble, pero no le importaba dormir al aire libre. Disfrutó del olor de la tierra y el viento más cercano a él, y mirando hacia el cielo abierto.

No fue un viaje muy agotador para Tamon, a pesar de que había cabalgado todo el día a caballo.

Cuando llevó a Asha a Amor, cabalgó durante más de veinte días completos con ella en sus brazos. No se habría detenido si el caballo no se hubiera cansado y caído. Excepto cuando tuvo que tomar descansos para los caballeros y los caballos, cabalgo fuera de Tanatos a toda velocidad.

No solo eso, corrió con ella en sus brazos, y ni siquiera sabía que era difícil. Más bien, sintió una fuerza increíble al sentir el diminuto calor de ella en su cuerpo.

Realmente quería alejarla de ese mundo frío y cruel.

No sabía por qué, pero definitivamente estaba aturdido en ese momento. No se arrepintió de dejar que las cosas sucedieran sin saber qué hacer a continuación.

Como ella no era una mujer para morir de esa forma, era natural salvarla.

Había un pensamiento inocente en él de que tal vez su habilidad se encendió en ese momento.

Tamon sonrió y miró a Asha, que yacía a su lado, dormida. Incluso con un saco de dormir debajo de ella, debe haber estado muy incómoda, pero se durmió sin quejarse.

No podía entender por qué ella era tan linda que secretamente se acurrucó contra él y durmió.

¿Por qué era tan linda durmiendo en una posición erguida, como una muñeca bien hecha, sin moverse ni un centímetro?

Tamon acarició cuidadosamente sus mejillas blancas como la leche con las yemas de los dedos.

La piel suave como la seda siempre fue tan seductora. La piel que le rozaba las yemas de los dedos era tan frágil. Incluso un ligero pellizco de piel dejaba una marca roja.

Era un desperdicio besarlo con los labios, así que a veces la mordía y le dejaba marcas de dientes.

Pero ese hombre (Gillotti) le azotó la espalda hasta dejarla hecha jirones. Le arrancó todas las uñas de las manos y los pies, y sus muñecas y los tobillos atados tenían toda la piel pelada.

‘… ¿Cómo diablos debería matar a ese hombre?’

‘Gillotti Tánatos.’

Solo recordar ese nombre hizo que Tamon quisiera matarlo de inmediato.

Cuando se trataba de eso, ser estúpido era un pecado.

Hubo docenas y cientos de personas que murieron a causa de la estupidez de ese hombre, por lo tanto él era un pecador.

Desde que ese hombre nació como Príncipe Heredero, nunca lo habían golpeado, ¿verdad? …Probablemente solo fue abofeteado por el Rey anterior en el mejor de los casos.

‘Entonces, ¿por qué no le doy un golpecito primero?’

(N/E: ¡Si! ¡Si!, haz de la mariquita tu saco de boxeo.)

Entonces, cuanto más luche, más grilletes venenosos apretarán sus miembros.

Sería bueno cortarle la lengua y los dedos de las manos y pies.

Ese hombre rompió las hermosas uñas de Asha, por lo que sería justo cortarle todas las extremidades.

Tamon estaba dispuesto a revivir al hombre una y otra vez para que no muriera. Entonces el hombre podría vivir en el infierno hasta que pidiera que lo mataran.

De hecho, era un pensamiento cruel, pero cuando se trataba de eso, la expresión de Tamon era tranquila.

(N/E: ¡Michi! ¡Este hombre esta fuera de sus cabales… ¡que miedo!)

Tal vez Asha le impediría hacerlo. Ella tenía un lado más suave que la apariencia severa que emitía. Ella le diría que matara al hombre de inmediato.

Entonces él (Tamon) trataría de persuadirla de alguna manera y hacerla sentir nostalgia.

No podía manchar los ojos de Asha, no podía permitir que ella viera su crueldad.

‘Sublevación.’

‘Era una palabra dulce.’

En toda su historia, nunca ha habido una rebelión que no haya ido acompañada de un baño de sangre…

Tamon estaba más que dispuesto a dar su sangre. Podría haber vertido tanto como necesitara para castigar a Gillotti Tanatos y a su abominable amante.

Pero ellos tendrían que derramar muchas veces, si no docenas de veces más que la cantidad de su sangre.

Tal vez la hoguera estaba demasiado caliente, Asha se giró y se acostó un poco más cerca de él. No pudo evitar amar la forma en que su pequeño cuerpo se acurrucó en sus brazos.

Él podría darle todo lo que ella quisiera.

No había muchos soldados que pudieran prepararse de inmediato para la partida relativamente repentina. Sin embargo, los Caballeros Imperial de Amor y sus soldados personales eran todas tropas de élite.

A diferencia de Tanatos, que había estado inmerso en la paz durante mucho tiempo, Amor había estado constantemente involucrado en guerras fronterizas.

Por supuesto, tenía que tener cuidado con los soldados de Gertium, pero no había ninguna razón por la que Tamon no pudiera ganar si se enfrentaba directamente a los soldados de Gertium.

‘La clave es que los soldados tienen que llegar exactamente en el momento que esperamos.’

Sin embargo, tampoco estaba demasiado preocupado por eso, ya que tenía a Ronasso. Su amigo cercano era el Comandante de Caballería y General más respetable de lo que esperaba.

Tamon escuchó los sonidos de la hierba, que sonaba como una canción de cuna.

Esta mujer poco romántica estaba exhausta y se quedó dormida, pero él no quería desperdiciar este momento durmiendo.

Antes de estar ocupado, antes de que llegara la tormenta de sangre, no quería perder el tiempo durmiendo. Sin embargo, al bosque no parecía gustarle el romance de Tamon.

Un toque de humedad a sus pies despertó a Tamon.

‘Parece que me estoy comportando descuidadamente.’

Miró a la serpiente que se enredaba alrededor de sus tobillos con su cola, burlándose de él. La serpiente lo miró fijamente, con la cabeza levantada como para hacerle saber que era el depredador de este bosque.

Ya se había envuelto alrededor de los tobillos de Tamon, sus ojos llenos de la certeza de que la victoria era suya. La serpiente era bastante gruesa y larga. Si estuviera estirado, habría superado con creces la altura de Asha.

El cuerpo no era tanto como una serpiente real.

<’¡Hisssssss!’>

La serpiente enseñó los dientes y agitó la lengua agrietada. Se balanceó ligeramente hacia abajo, como para compararse con ella, y sigilosamente cubrió los tobillos de Asha con su cola.

‘Ah.’

Tamon compuso una sonrisa torcida e inmediatamente extendió la mano y agarró a la serpiente por el cuello.

“¡Shh, shh, shh!”

Sobresaltada, la serpiente desató rápidamente su cola y envolvió el brazo de Tamon. La fuerza con la que apretó su brazo fue bastante fuerte.

‘Si vas a jugar, vas a tener que jugar conmigo. Las personas que duermen no están destinadas a ser tocadas. ¿No es cierto?’

Tamon sonrió y puso más presión sobre la mano que sujetaba el cuello de la serpiente, la cual gruñó frenética y finalmente logró clavar sus dientes entre los dedos de Tamon.

Los ojos de la serpiente se abrieron en línea recta y miró con saña a Tamon.

‘Veo que eres venenoso.’

La picadura no era insoportable, pero no era agradable. Para su cuerpo había neutralizado el veneno del Herpes, esto era como la picadura de un insecto.

La serpiente entró en pánico cuando la mordedura no cambió en absoluto la apariencia de Tamon. Pero no pudo defenderse y lentamente dejó de respirar. Con su largo y retorcido cuerpo envuelto alrededor de los brazos y hombros de Tamon, lo intentó con todas sus fuerzas, pero fue en vano.

Tamon vio morir a la serpiente con sus ojos silenciosos y arrojó su cuerpo desplomado al fuego. Era grande, así que el fuego no podía quemarlo todo y la llama se apagó.

Pensó en encenderlo más, pero decidió no hacerlo… En contra. Si encendía maliciosamente el fuego y llamaba a otras bestias de la montaña, podría despertar a Asya, que dormía profundamente.

Cuando Asha despertara de su sueño, no debería tener que ver esa repugnante vista…

Pero no importa cuánto miró a su alrededor, no pudo encontrar nada para cubrir el cadáver de la serpiente. Parecía que era mejor simplemente llevarlo al lugar más cercano.

‘Es molesto.’

Tamon besó suavemente la mejilla de la durmiente Asha y se levantó. Sin embargo, la sensación la despertó.

“… ¿Adónde vas?” – Con voz somnolienta, Roselyn agarró con fuerza el dobladillo de su camisa.

Debe haber sido un acto inconsciente, pero Tamon no podía moverse.

Ella lo atrapó.

Asha lo atrapó.

El cuerpo que se levantó se hundió por completo.

Tamon le tocó la frente y susurró.

“No voy a ninguna parte.”(Tamon)

“No vayas a ningún lado.”(Roselyn)

Sus palabras murmuradas lo golpearon en el pecho. Sus piernas perdieron fuerza y no podía moverse.

“Nunca iré. Incluso si me dices que me vaya, no iré.” (Tamon)

‘Porque me atrapaste.’ (Tamon)

Que así sea.

Tamon acarició la mejilla de Roselyn y acarició su frente, incapaz de moverse como si se hubiera convertido en piedra.

Fue una velada muy romántica, aunque olía a carne asada al fuego.

 

* * *

 

No fue hasta dos horas después que Roselyn se despertó. Estaba tan oscuro que ni siquiera amanecía todavía.

El olor a carne quemada despertó su sentido del olfato, estimulando su nariz. Tenía sed y trató de sentarse, cuando de repente una botella de agua apareció frente a ella como si hubiera estado esperando.

“Agua.” (Tamon)

“¡Oh! ¡Gracias!”

Mientras bebía el agua, inconscientemente miró la hoguera. Sobresaltada, Roselyn tosió.

<’¡Cof!¡Cof!’>

“Qué demonios es eso…?”

La cola de una serpiente, más grande que la hoguera, estaba a la intemperie. La cabeza y parte del cuerpo ya no estaban como si se hubieran quemado, pero la parte no quemada todavía estaba allí.

“Serpientes, te dije que había muchas serpientes.”

Tamon dijo con calma como si no hubiera sorpresas. Y no se olvidó de empujar suavemente su brazo con la marca de la mordedura de serpiente frente a ella.

“Me mordieron.” (Tamon)

Los dos agujeros claramente visibles hicieron que Roselyn entrara en pánico una vez más.

Definitivamente era una marca de mordedura, pero honestamente, no era una lesión grave. Él lo sabía, y ella lo sabía, pero la brutalmente grande figura del hombre habló de una manera exagerada.

“Duele.” (Tamon)

‘… ¿Qué quieres que haga?’ – Roselyn lo miró con desconcierto.

“No me mires friamente así. ¿No vas a hacer nada cuando tu compañero de grabado esta lastimado así? (Tamón)

Agarrándose el brazo con las marcas de los dientes de serpiente, Tamon fingió gruñir.

‘Oh, ¿qué diablos debería hacer con este tipo?’ (Roselyn)

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: