Saltar al contenido
I'm Reading A Book

❀۰SMDV۰✿ – Especial 6

Te quiero mucho

La Duquesa de Hestion empezó a preocuparse seriamente.

Karina siempre ha sido una niña inteligente y autosuficiente. Independientemente de cómo fuera o lo que decidiera hacer, estaban orgullosos de su hija. Pero desde hace algún tiempo, la condición de Karina ha sido muy extraña. Seguía pensando aturdida en las esquinas y luego, de repente, se revolvía los brazos o negaba con la cabeza.

‘¿Que está pasando?’

Le preguntó a Karina varias veces, pero cada vez, simplemente la evita diciendo que no pasa nada. El cambio de Karina se debe a que jugó a la casita, pero no puede decirle a la Duquesa lo que sucedió en la mansión de los Chade.

‘Mamá, ¿cómo te puedo decir que mi imagen llamando a Ain ‘cariño’ sigue flotando en mi cabeza?’

‘Vamos, es solo un juego, ¿por qué te importa tanto?’

Intento negar con la cabeza vigorosamente, pero fue en vano. Sin embargo, la Duquesa de Hestion, que no estaba al tanto de tales circunstancias, estaba profundamente preocupada.

 ‘¿Hice algo mal todo este tiempo?’

Cree que ha respetado a Karina y la apoyado en lo que le ha pedido, así que tal vez la dejó ir demasiado lejos. Al parecer, según su madre Karina no tenía intención de casarse.

Se pasa el tiempo diciéndoles que no ha decidido a quien quiere conocer primero y que todavía lo está pensando. A este paso, parecía obvio que solo dejaría pasar el tiempo, sin esperanzas de nada.

La Duquesa de Hestion se encuentra en una encrucijada.

¿Esperará un poco más a que Karina se decida, o seguirá adelante con imprudencia?

A medida que sus problemas se agravaban, vio a Karina regresar de su salida por la ventana. Su camino fue hacia y desde la mansión Chade hoy también.

Las cejas de la Duquesa de Hestion se arquearon violentamente. Se decidió. De ahora en adelante, tiene que moverse por su cuenta.

‘No podemos esperar más por la decisión de Karina.’

La Duquesa de Hestion ya tiene varios candidatos en mente.

─────♡◦♡◦♡─────

Un día, cuando la presión de la Duquesa de Hestion se intensificó, Karina entró en pánico. Su madre la estaba instando a que tome una decisión en ese mismo instante.

“Mamá. Dame un poco más de tiempo… Por favor”.

“Karina. Creo que ya te he dado suficiente tiempo para decidir. ¿Qué has estado haciendo mientras tanto?”

Pero la respuesta que llegó fue fría. Además, esa afirmación no está mal. Karina se avergüenza y se muerde el labio.

“No es fácil decidir… Pero lo haré pronto. No quiero casarme con alguien a la ligera”.

“Karina”.

“¿Sí mamá?”

La mirada de la Duquesa de Hestion estaba serena.

“Te quiero mucho, ¿lo sabes?”.

“…”

Por un momento, Karina se quedó sin habla. Son palabras que nunca pensé que saldrían en medio de la situación actual, pero sentía el apesadumbrado corazón de su madre en esas palabras.

 “Por eso te di la opción de elegir. A diferencia de otras jóvenes del Imperio, yo te respetaba para que pudieras decidir por ti misma”.

La voz de la Duquesa de Hestion era tranquila, pero el rostro de Karina se ensombreció mientras continuaba hablando.

Hubiera sido más conveniente negarse a esto de buscar esposo si la hubiera obligado sin darle ninguna opción. Pero su madre no lo hizo, la esperó hasta el final.

Karina se humedeció los labios secos. En esta situación, se libraba un conflicto en su cabeza entre lo que debe decir y lo que realmente quiere decir.

Los párpados de Karina cayeron pesadamente. Después de todo, ella sabe lo que su madre responderá. Karina levantó lentamente la cabeza y miró directamente a la Duquesa de Hestion. Habló con calma con una mirada tranquila.

“Sí. Lo sé madre”.

De hecho, no existe otro caso como el de Karina en el Imperio.

Porque el matrimonio por amor en sí era un caso muy raro en el Imperio. La mayoría de todos ellos, se habían casado de acuerdo con lo que había decidido la familia.

Matrimonios sin amor y por beneficio mutuo, esa era la mayor responsabilidad y deber de un noble. Por lo tanto, Karina no puede resistir la voluntad de la Duquesa de Hestion.

‘Al final, tendrás que seguir su voluntad’. De hecho, Karina se conoce a sí misma.

No importa cuánto tiempo se le diera, su madre no tendría más remedio que elegir al hombre con el que debía casarse entre los que le habían mostrado.

“Sí. Se lo dejo a mi madre”.

“…”

Era desgarrador y sofocante, pero seguirá la voluntad de la Duquesa de Hestion. Eso es lo que debería hacer por sus padres, quienes la han apoyado en todo hasta ahora.

“Lamento preocupar a mi madre porque no pude tomar una decisión. En cuanto a los problemas futuros del matrimonio… Por favor, no te preocupes.”

En respuesta a la respuesta de Karina, la Duquesa de Hestion dejó escapar un pequeño suspiro como si acabara de soltar su corazón.

“Ahh, está bien, ya he pensado en ello.”

Dijo con una sonrisa amarga. De hecho, no quería ver el delicado  rostro de su hija ensombrecido por esto. Sin embargo, la Duquesa de Hestion no estaba contenta, a pesar de haber logrado finalmente su propósito por lo que había venido hoy.

─────♡◦♡◦♡─────

Cuando Karina confía a la Duquesa de Hestion todos los asuntos relacionados con el matrimonio, el lento proceso avanza en un instante.

Su madre se decidió por un candidato para cónyuge de Karina en medio de todas sus condiciones difíciles.

Incluso después de arreglar las opiniones entre las familias, la Duquesa le preguntó a Karina si le gustaría conocerlo primero.

El mero hecho de que las familias pudieran ponerse de acuerdo en un matrimonio ya lo confirmaba como un hecho establecido, pero la Duquesa de Hestion no quería que su hija se casara sin conocer y hablar con el que será su pareja de toda la vida.

Esperaba cambiar la opinión de su hija al menos una vez antes de eso.

Karina respondió amablemente que lo haría. Contrariamente a las preocupaciones de la Duquesa de Hestion, ella fue, de hecho, simplemente sensata.

‘Solo repites lo que otros ya han hecho’. Ese pensamiento era todo lo que tenía en su cabeza.

‘Si dejas que el tiempo pase así, te vas a casar pronto…’ Era como si fuera asunto de otra persona.

─────♡◦♡◦♡─────

Mientras tanto, Ain está teniendo un día que no es diferente a cualquier otro.

Después de entrenar temprano en la mañana y desayunar con toda la familia, trabajaba en la oficina, a menos que tuviera un horario especial.

Luego, cuando tenía algo de tiempo libre, pasaba el tiempo junto a Roselia y Lisa. Hoy, como siempre, se les acercó para buscar un poco de distracción con ellas.

“Ahh… Creo que Karina se casará pronto”.

Roselia murmuró como si estuviera hablando sola. Ain solo miró una vez en su dirección, pero no respondió. Pero aun así las palabras de Roselia continuaron.

“La determinación de la Duquesa de Hestion ha sido inusual”.

“…”

La expresión de Ain fue sutil. Parecía confundido, como si no lo entendiera del todo. Roselia lo miró pacientemente.

“¿No lo sientes también?”

“¿Yo?”

Preguntó Ain. Con una cara que no entiende por qué le preguntaba eso. Roselia, que lo estaba mirando, abrió lentamente la boca y preguntó.

“¿Qué piensas, Ain?”

“¿De qué?”

“Del matrimonio.”

Roselia pregunta con mirada seria. Tenía curiosidad al ver los problemas matrimoniales de Karina.

‘¿Qué está pensando Ain de todo esto?’

Hasta ahora, parecía que Ain solo tenía una familia. Toda su atención y cariño estaba siempre dirigido hacia ella y Lisa. Así que parecía no haber espacio para que nadie más entrara.

“¿Quieres casarte?”

Roselia pregunta más claramente esta vez.

“…”

Sin embargo, Ain no encontró una respuesta fácil que darle.

“Bueno… Solo piensa en ello.”

Le llevaría tiempo pensar correctamente si quería casarse o no.

“… Sí.”

Ain sonrió suavemente y asintió con la cabeza. De hecho, todavía es un tema confuso, pero huir y esquivar no es su forma favorita de hacer las cosas.

Era momento de prepararse para el banquete del Palacio Imperial. Cassius, que había sido molestado en su rutina de familia por todas las preparaciones para salir, se quejó insatisfecho.

“Creo que tienen banquetes con demasiada frecuencia”.

“…”

“Cuando me encuentre hoy con el Emperador, tengo que hacérselo saber”.

Estuvo insatisfecho durante toda la preparación porque su tiempo con Roselia se interrumpió.

“Ven, vámonos.”

Dijo Roselia, calmando a Cassius.

Él puso los ojos en blanco, insatisfecho, pero eso fue solo una lucha para llamar la atención de Roselia.

Tan pronto como los dos terminaron de prepararse llegaron a la puerta principal, Ain con Lisa en sus brazos llegó un poco después. La mirada de Roselia naturalmente se volvió hacia ellos dos, y sus ojos se abrieron lentamente cuando notó algo.

Estaba sorprendida.

Los ojos de Cassius, que seguían la dirección en la que miraba Roselia, también se entrecerraron. A diferencia de ella, tiene una cara que dice ‘Mira esto’.

Los labios de Roselia se abrieron lentamente en medio de la extraña atmósfera que lo rodeaba.

“Ain… ¿No te ves diferente de lo habitual?” Los ojos de Roselia se curvaron juguetonamente.

Aun así, en realidad no fue solo un poco. En realidad fue muy diferente de lo habitual. Tan pronto como lo vio de un vistazo, pudo decir que Ain estuvo más atento hoy a su apariencia.

Parecía brillar intensamente.

Su cabello, que siempre lo pasaba por alto, está muy bien organizado hoy, y aunque siempre iba en perfectas condiciones, el frac que escogió, no contenía ningún patrón o accesorio especial, incluso eso lo hacía ver más elegante y hermoso hoy.

Nunca se había preocupado tanto hasta ahora. Así que definitivamente esta era una señal tácita.

Roselia lo miró fijamente como escudriñándolo.

“¿Es eso así? No sé, escogí al azar”.

Ain miró hacia otro lado y dijo muy bajito.

‘Mmmm… Esa mirada fue un poco incómoda’.

Los ojos de Roselia se entrecerraron.

‘¿A quién diablos le quieres mostrar esto?’

Roselia lo observó con interés.

✄ ————————————————

Ambos son tan densos que a este paso podrían tener su propia novela entre ir y venir (◔_◔)

Posdata: Estoy de acuerdo contigo bb, hasta yo perdí la cuenta de cuantos banquetes van en lo que llevamos de extras XD

 

Anterior Traducciones Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: