me encanta que no se la típica prota “perfecta”, usualmente el autor no narra ese lado que a la mayoría de lectores no les gusta. La hace ver humana
gracias por los capítulos:)

Responder