Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 131 NATL

Episodio 131.

 

Poco después de la muerte de su padre, Jeremy visitó el Palacio de la Emperatriz.

No fue con su atuendo normal que es libre y somnoliento de alguna forma, sino vestido pulcramente como un perfecto aristócrata de alto rango en conquista.

Tenía un aspecto limpio, pero sabía que no era lo que él quería.

Porque se alejó de su familia toda su vida.

El Ducado, heredado de la miserable muerte del ExDuque Droitt, sería equivalente a grilletes para él. Así que lo saludé con naturalidad en lugar de un torpe consuelo, como si nada hubiera sucedido.

Jeremy dibujó una sonrisa amable como siempre, y el tiempo pasó volando rápidamente mientras jugaba con Caín, que se apresuró a entrar.

La sombra se hizo más larga y Jeremy despidió a Caín.

“Su Alteza, no se enferme y esté siempre saludable.”

“Jeremy, ¿adónde vas? ¿No podremos vernos durante un largo tiempo nuevamente? – Caín abrió mucho los ojos e inclinó la cabeza.

Esto probablemente se deba a que eso era lo que Jeremy solía decir cuando vivíamos en el Reino de Lundt y se iba a trabajar lejos como mercenario.

“No, no voy a ir a ningún lado…”

“Entonces puedes venir y jugar más a menudo.”

Cuando Caín habló con cara triste como si ese fuera el problema, Jeremy sonrió torpemente.

‘Del tío Jeremy a Duque y de Caín a Su Majestad, el Príncipe.’

¿Cómo pareció entender el repentino cambio de estatus? Pero aún así será difícil aceptar el hecho de que no puede permanecer con Jeremy tan cómodamente como antes.

A medida que pasa el tiempo, naturalmente lo descubrirá.

“Caín, Jeremy ahora es un Duque y tienen mucho trabajo por hacer. Así que no podrá venir a ver a Caín con la con la misma frecuencia con la que solía.”

“Oh… Ya veo. Jeremy, tampoco te enfermes. ¡Estaré allí, en el Ducado, la próxima vez!” – Caín, que suspiraba con pesar, pronto le sonrió a Jeremy.

“Sí, estaré esperándolo, Su Alteza Imperial.” – Jeremy, quien respondió con una suave sonrisa, levantó la parte inferior de su cuerpo.

“Su Majestad, si necesita mi ayuda en cualquier momento, por favor llámeme.”(Jeremy a Ellie)

“Te diré cuando necesite ayuda.”(Ellie)

“Está bien. Me retiraré ahora.” – Lo despedí con una ligera sonrisa.

“Hijo, ¿deberíamos entrar ahora?”

En el momento en que Jeremy sacudió su mano con fuerza y Caín no podía apartar la vista del carruaje, el sonido de otro carruaje se escuchó. Estaba en la dirección opuesta a la dirección en que Jeremy se fue. El lugar donde se encuentra el Palacio del Emperador.

El carruaje, el cual corría a una velocidad bastante alta, pronto se detuvo frente a nosotros.

“Veo a Su Majestad, el Sol del Imperio.”

Por supuesto, fue Raymond quien se bajó del vagón, así que tenía que dar el ejemplo. Y Caín, que estaba a mi lado, lo saludó con un gesto incómodo.

“Veo a Su Majestad, el Sol del Imperio.”

Al ver a Caín así, la pequeña risa de Raymond resonó sobre mi cabeza. Y pronto vi su mano.

“Levántate, Emperatriz.”

Había muchos ojos aquí, así que me levanté sosteniendo su mano.

“Debes haber comenzado tu clase de etiqueta.”

“Sí, empecé hoy.”(Caín)

Raymond bajó la mirada y observó a Caín. Era la primera vez que lo veía desde que lo encontró accidentalmente en el jardín de flores.

Caín se estremeció ante la mirada de Raymond, pero no se escondió ni lo evitó como antes.

“Caín, ¿te gusta?” – Él le preguntó al niño con voz amistosa.

“Sí me gusta.”

Pero lo vi con una cara ligeramente avergonzada.

Era un profesor de etiqueta que elegí sin consultar a Raymond. Al maestro del Príncipe le faltaba mucho, así que cambié de tema por si me pedía que cambiara de maestro.

“Su Majestad, ¿por qué de repente vino al Palacio de la Emperatriz?”

La mirada de Raymond naturalmente vino hacia mí. Miró a su alrededor mientras me miraba, como si estuvieras buscando a alguien.

No pasó mucho tiempo antes de que me lo dijera.

“Ya cenaste. ¿Caminarías conmigo?”

Dudé por un momento ante su sugerencia.

No había nada extraño en la sugerencia del Emperador a la Emperatriz, de dar un paseo juntos, pero era un inconveniente entre nosotros, porque yo era como una Emperatriz para él.

Pero también tengo algo que decirle….

“Sí, lo haré. Su Majestad.”

 

* * *

 

Al ver a Caín sentirse incómodo con Raymond, lo dejé entrar al Palacio con su doncella, y yo fui a pasear por el jardín de flores del Palacio de la Emperatriz con Raymond.

Las doncellas y sirvientes nos seguían de lejos e hicieron silencio en el sendero que caminaban con nosotros.

Estaba pensando en cuándo mencionar el tema de la academia, y él no dijo nada sobre lo que estaba pensando. Tal como va la situación, la incomodidad solo se prolongaría.

Cuando estaba a punto de sacar a relucir esa conversación a él, que no decía nada, se oyó la voz de Raymond.

“Ya que estoy caminando aquí contigo de nuevo, me pregunto si estoy soñando.”

“….”

Ante sus inesperadas palabras, dejé de caminar. Esto se debe a que no me vino a la mente recuerdos del pasado a pesar de que había caminado con él hasta ahora.

A diferencia de mí, que estaba insensible, él miraba a su alrededor con ojos anhelantes.

“Solíamos caminar juntos después de la cena. ¿Te acuerdas?”(Raymond)

Su mirada pronto se detuvo en mí.

Podría adivinar lo que estaba tratando de hacer, pero no tenía ninguna impresión. El Palacio de la Emperatriz, donde nada ha cambiado, y este jardín de flores, donde antes caminábamos a menudo… Lo que no es diferente del pasado. Es solo el paisaje que nos rodea, pero yo soy diferente a la persona de ese entonces.

“Lo recuerdo, pero es solo el pasado.”

El rostro de Raymond se endureció un poco ante mi voz cálida. Sin embargo, asintió levemente como si no fuera inesperado.

“Sí, es un recuerdo del pasado.”(Raymond)

Me sentí amargada por la sonrisa y la risa suave, pero hice de la vista gorda. Mi intención al caminar por el jardín de flores con él no era reflexionar sobre los recuerdos.

Saqué a relucir lo que iba a decirle con una directa mirada.

“Su Majestad, tengo algo que decirle sobre Caín.”

“¿Algo relacionado con Caín?” – Raymond preguntó con una extraña cara.

“Sí. Quiero que crees una academia para la gente común en nombre del Segundo Príncipe del Imperio”.

“Academia para la gente común…”

Al igual que mi padre, la expresión de Raymond por primera vez cuando se escuchó sobre la academia también fue vergonzosa.

No era algo para decidir a la ligera.

“Como Su Majestad sabe, Caín no es una persona familiar para la gente común. El Primer Príncipe tiene una posición sólida. Pensé que era necesaria una decisión audaz para causar una fuerte impresión en la gente del Imperio.”

Establecer una academia bajo el nombre de Caín y educar a plebeyos competentes ayudará mucho a desarrollar seguidores de Caín a largo plazo.

“Mmm…”

“Su Majestad… Si está de acuerdo conmigo, me gustaría que le permita a Caín establecer una academia para su camino futuro.” – Agregué palabras cuidadosamente.

Aunque le otorgó a Caín el Palacio de Regulus, el Palacio del Príncipe Heredero, no anunció que tenía a Caín en mente como Príncipe Heredero.

El Marqués de Nacios era un asunto diferente para el Príncipe Heredero, incluso si estamos tratando con el mismo enemigo.

De todos modos, Raymond debe haber considerado al Primer Príncipe como el Príncipe Heredero hasta ahora… Tal vez su corazón todavía le permanece con él.

Raymond me miró en silencio por un momento como si entendiera el significado de las últimas palabras.

Su mirada era profunda como si tratara de captar mis intenciones.

Lo mencioné por primera vez luego de un prolongado silencio.

“…Si me equivoqué, me disculpo.”

Traté de dar un paso atrás porque incluso una declaración muy pequeña sobre el próximo Príncipe Heredero podría ser peligrosa.

Pero entonces Raymond negó con la cabeza.

“No. Siento lo mismo que tú. Caín es el hijo de la Emperatriz. No puedo poner la sangre del Marqués de Nacios en el trono. Solo tenía curiosidad.”

“¿Qué?”

“Creo que será mucho más difícil para ti dejar el Palacio cuando Caín se convierta en el Príncipe Heredero.”

“Cuando Caín se convierta en el Príncipe Heredero, el Marqués de Nacios ya habrá sido procesado y habrá fuerzas sólidas en su lugar. Incluso si me voy, no habrá nada de malo en ello.”

Hablando con firmeza, los ojos de Raymond se profundizaron.

“¿Sabes por qué vine a verte por sorpresa hoy?”

“¿Qué es eso de repente?”

“No puedo hacer nada incluso si el Duque Droitt viene a verte. No tengo nada que decir, incluso si maldigo porque soy un tipo horrible. Pero Ellie, no puedo dejarte ir.”

(N/E: Lo que quiso decir fue: ya te atrapé… ahora si no te dejo escapar jaja.)

“Su Majestad.”

“¿No puedo suplicarte y suplicarte nuevamente? ¿Realmente tienes que dejarme?” – Raymond se acercó un paso más a mí.

Me estaba mirando con ojos desesperados. Pero retrocedí cuando se acercó a mí.

“Ya se lo he dejado claro a Su Majestad. No lo hice por volver a su lado.”

“….”

“Su Majestad siempre es así. Sus sentimientos siempre son más importantes, tanto en el pasado como en el presente.”

“No quise decir eso.”

“¿No es cierto? Para mí, suena como un ‘te amo’, sean cuales sean mis sentimientos, estas pidiendo una oportunidad.” – Dije directamente como si no viera sus ojos negros manchados de dolor.

En el pasado y ahora, estaba realmente enojada con él, que solo pensaba en su posición y tenía un corazón frío.

“Ellie…”

“Cariño, no vuelvas a decir esto. Una vez más, si me obliga a sentir los sentimientos de Su Majestad, dejaré el asiento de la Emperatriz en cualquier momento.”

“….”

“Debería irme.”

Me di la vuelta sin saludarlo poniéndome firme.

Lo sentí parado allí como una estatua de piedra, pero salí del jardín de flores sola, sin mirar atrás.

 

* * *

 

Incluso después de que Elijah se fue, Raymond no pudo moverse durante mucho tiempo.

No fue hasta que cayó la noche en el oscuro cielo y el viento que pasaba por su rostro se volvió frío que respiró profundamente.

“Uff…” <Suspiro>

Raymond se sonrió fríamente a sí mismo.

 

<<“Los sentimientos de Su Majestad siempre son más importantes, tanto en el pasado como en el presente.”>>

 

Quería negar que no lo era, pero me preguntaba si realmente no era así.

Estaba feliz solo porque tenía la ilusión de volver al pasado para caminar juntos por aquí. Tontamente, ni siquiera pensé en cómo se sentiría… No, tal vez es correcto que valoro inconscientemente mis sentimientos en lugar de sus sentimientos.

‘¿No me aceptarías a mí que te puse en el asiento de la Emperatriz, si me acerco lentamente y pido tu perdón?’

Sería una mentira si no esperara eso.

E incluso ahora, no puedo renunciar a mis tontas expectativas y persistentes sentimientos.

Con un suspiro amargo en el viento frío, miré hacia el cielo nocturno.

Siempre había una estrella que le gustaba a Elijah.

“Su Majestad… Vuelva al Palacio.”

Todos los cortesanos vieron a la Emperatriz dejar fríamente del Emperador sin despedirse. E incluso después de que la Emperatriz se fue, el Emperador se quedó parado sin saber cómo irse… Como esperando a una Emperatriz que no volverá.

Lo dijo SiJong-jang, quien dudó porque la noche caía y el Emperador no podía quedarse allí para siempre.

“Volvamos.”

Raymond salió del jardín con paso solitario.

 

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: