Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 100 NATL

Episodio 100.

 

‘Pero lo supe en ese momento. Por qué está tan enojado.’

No parecía enojado conmigo, sino por recuerdos pasados.

Una de las cosas que me ha hecho el templo fue cuando tuve un aborto espontáneo.

 

<<“Su Majestad parece carecer de fe. Por eso Dios no le permitió tener niños.”>>

<<“Perder un hijo es un castigo dado por Dios por su fe insensible.”>>

 

(N/E: Se ganaron a pulso el odio de Ellie y Ray.)

Fue como decir que maté mi niño porque no tenía suficiente fe.

En ese momento, estaba fuera de quicio, así que pensé que lo que dijo el Sacerdote podría ser cierto.

Tardíamente supe que me estaba insultando.

Por eso vine hoy. Si el Sumo Sacerdote dice tonterías, le devolveré el golpe.

Pero no sabía que Ray todavía recordaba lo que pasó entonces.

No sé cómo supo que estaba en el templo, pero parecía estar preocupado de que sea insultada por el Sumo Sacerdote.

Pero no estaba nada agradecida. Era algo que podía resolver por mi cuenta.

Además, fue solo ahora, que no podía creer en él.

“Es inesperado que Su Majestad diga eso.”

“¿Qué?”

“Parece que estás realmente triste y enojado por lo que sucedió en ese entonces.”

‘Nunca lo he visto triste después por perder a nuestro hijo.’

Excepto el día del aborto espontáneo, trabajó como de costumbre, se reunió con gente y qué me dijo a mí, que estaba triste.

 

<<“No te decepciones demasiado, tendrás un hijo nuevamente.”>>

 

(N/E: La cagaste Ray. ¡Como pudiste decirle eso!)

Podría haber sido el único hijo que tuvo de nuevo, pero no para mí.

Incluso después de dar a luz a Caín, nunca me había olvidado de mi primer hijo.

Cuánto lloré cuando sentí el nacimiento de Caín, porque no podía olvidarlo.

Ya no quería enojarme o pelear con él por el pasado, solo la historia del niño era diferente.

Porque no se merecía al niño.

Le hablé con una voz que no ocultó mi enfado.

“¿No fue Su Majestad quien lo trató como si él no existiera?”

Frunciendo el ceño, me preguntó de vuelta.

“¿Qué? ¿De qué estás hablando, tratándome como si no hubiera sentido nada?”

“El niño murió y Su Majestad no derramó ni una sola lágrima. Trabajaste como si nada sucediera.”

“Eso es…”

“Todo lo que me dijo cuando estaba triste, fue que solo necesitaba tener otro hijo.”

Cuanto más hablaba, más recordaba su crueldad de esa época, y mis emociones se volvieron intensas. Finalmente, no pude soportarlo y grité.

“¡Cómo!”(Ellie)

Los ojos que me miraban estaban tensos. Sentí que mis emociones estaban explotando.

“Ni una vez… ¿Cómo no pudiste consolarme, aunque sea una vez? ¿Alguna vez extrañó a nuestro niño muerto? ¡Su Majestad no merece decirme esto!”

Respiré pesadamente para reprimir el abrumador llanto. Su rostro estaba rígido por la vergüenza.

Tan pronto como traté de girar la cabeza porque no quería ni mirarlo, su rostro rígido se derrumbó horriblemente.

“… Ellie.”

“…..”.

La voz salió de él como si lo estrangularan. Hice una pausa y lo miré.

“Nunca lo he olvidado… Porque también era mi primer hijo.”

“…..”.

Se pasó una mano por la cara como si le doliera. Y poco a poco comenzó a conectar las palabras.

“Fui un tonto. Pero yo también… no sabía qué hacer entonces. Fue difícil para mí verte sufrir tanto y, aun así, no debería haberte dejado sola así…”

Sus temblorosos ojos negros se impregnaron de la lejana tristeza que sentí en el pasado.

‘… Ahora que estoy continuando… ¿qué diferencia habrá si dices esto ahora?’

Puede ser una palabra de consuelo lanzada como un cable de ayuda, pero para que sea efectiva para mí, debió ser en ese momento, no ahora.

Mis intensos sentimientos se apaciguaron y se calmaron, respiré pesadamente y le hablé.

“Ahora que dices eso, ¿cuál es la diferencia? Justo cuando ya enterré el dolor de ese momento en mi corazón, Su Majestad se siente un poco culpable por mí…”

No quería escuchar su confesión. Si es un problema sobre el niño, aún más.

“Por favor, no lo reveles frente a mí. A menos que quieras volver a abrir mis heridas.”

‘¿Estás sorprendido por mi frialdad?’ –  Tal vez por ello, no pudo abrir la boca fácilmente.

“… Sí, lo sé. Esto es demasiado tarde.”

“Me alegra que lo sepas. Espero que no te involucres en mi trabajo a partir de ahora.”

Me molestó que siguiera cruzando la línea, pero no sabía que podía decir esto.

Fue su culpa tocar arbitrariamente al niño, fue culpable incluso de recordarme a mi primer hijo.

“… Tendré cuidado de ahora en adelante.”

Raymond se apartó un paso de mí, con rostro herido.

El cielo se estaba poniendo rojo antes de que me diera cuenta.

Era casi la hora de ir con Caín al mercado nocturno, así que tenía que irme de todos modos.

“Entonces tengo trabajo que hacer, así que me pondré en marcha.”

Su suave resignación no fue propia de él, pero fue bienvenida para mí.

Incluso debido a la existencia de Caín, es importante romper el vínculo de interés en mí, aunque sea un poco.

Pasé a su lado con frialdad erguida, con los ojos bajos.

 

* * *

 

“Lo lamento.”

Raymond abrió los labios solo después de que el carruaje de Elijah se alejara lo suficiente como para perderse de vista.

Era una disculpa que no pudo hacer.

 

<<“¿Qué será diferente si dices esto ahora?”>>

 

Raymond había visto el dolor en sus ojos cuando dijo eso.

‘Lo siento por no haber podido estar contigo.’

‘Lo siento por no haber podido decirte nada cálido.’

(N/E: la verdad es que muchas veces no todos saben cómo expresar su tristeza o no la exteriorizan de la misma forma.)

‘No supe qué hacer cuando vi a mi hijo irse de esa forma y ti colapsar. No era que yo tampoco estuviera triste.’

Arrepentimientos cobardes que no pudieron ser dichos se acumularon en mi mente.

Las heridas de mi niño muerto y Elijah.

El llanto interminable de Elijah flotaba en mis oídos como un tinnitus*.

(N/E: Silbido o zumbido de oídos que puede ser constante o ir y venir.)

Después de que se conoció la noticia de su aborto espontáneo, él no había podido apoyarla porque estaba tratando de limpiar los rumores.

Tan pronto como el niño murió, el templo se precipitó como un maestro y derramó comentarios absurdos, diciendo: “¿Es la ira de Dios?”

Además de eso, hubo muchas peticiones de los nobles para pedir concubinas incluso se planteo una excepción a la ley de monogamia porque era para beneficio de la sucesión de la familia imperial.

Por supuesto, eso no justificó mi comportamiento.

Si sus heridas pudieran ser sanadas, él podría arrodillarse cientos de veces o miles de veces, pero lo que ya había sucedido no se puede revertir.

No podía atreverme a entender la profundidad de su dolor que manchaba sus fríos ojos morados. Pero ¿cómo puedo poner excusas?

‘Como pude haber sido esa basura cobarde para ella.’

‘Yo…’

¿Es porque mencionó primero las palabras que había enterrado en su corazón?

Seguí pensando en el niño tanto como en las heridas de Elijah.

Fue el primer hijo que tuve.

Cuando Elijah dijo que esperaba un hijo. Fue difícil describir con palabras cómo me sentí en ese momento.

Estaba abrumado y, por otro lado, tenía miedo.

Como nunca había sido amado por mi padre, temía no poder darle amor a mi hijo.

Después de escuchar la noticia del embarazo, estuve ansioso durante unos días y no pude dormir.

Y finalmente no llegue a ser un buen padre. Nació muerto, por lo que ni siquiera pude ver su último camino correctamente porque estaba haciendo trampa.

El doloroso suspiro de Raymond se extendió bajo el cielo cada vez más oscuro.

Y luego un caballero se le acercó.

“Su Majestad, debería irse ahora.”

Raymond logró salir de sus recuerdos pasados ​​con las cuidadosas palabras del caballero.

Se suponía que se reuniría en secreto con el Príncipe Droitt esta noche.

Para saber exactamente qué estaba pensando el Príncipe Droitt, había ordenado a Cartel que organizara una reunión secreta.

Después de enterrar sus dolorosos sentimientos en su corazón, se subió al caballo.

“Me voy ahora.”

Raymond, que salió corriendo de la capital, justo paso por la plaza de un ruidoso pueblo donde un mercado nocturno estaba abierto y entró en un callejón más profundo.

Y se detuvo donde estaba parado Cartel.

“Su Majestad.”

Cartel se acercó y le hizo una reverencia. Raymond preguntó mientras miraba el ruinoso bar detrás de Cartel.

“¿Está el Príncipe Droitt dentro?”

“Sí, Lo está esperando.”

Raymond pasó junto a él y abrió la puerta. El estrechó la frente ante el sonido que rasgo sus oídos como si no hubiera sido usado hace mucho tiempo.

Tan pronto como entró, una voz baja sonó en los oídos de Raymond.

“Bienvenidos, Su Majestad.”

Varias velas fueron colocadas sobre una mesa. A través de la tenue luz, pude ver el rostro de un hombre familiar.

Brillante rubio platino con ojos de color calabaza y un rostro simpático que siempre sonríe.

‘Estoy seguro de que siempre le has mostrado a Elijah esa sonrisa triste.’

‘La relación entre los dos será más estrecha de lo que él pudo notar.’

Elijah protegió al Príncipe Droitt y el Príncipe Droitt protegió a Elijah.

Pensar en la relación entre los dos me calentó el estómago.

Cuando reprimió el impulso de apresurarse de inmediato, el joven heredero de Droitt dio el ejemplo con un gesto amable.

“Veo a Su Majestad, el Sol del Imperio”.

“Levántate.”

Raymond se acercó a Jeremy.

“Tú fuiste quien eligió este lugar.”

Raymond miró alrededor del bar que no estaba en mal estado, pero bastante cerca del colapso.

“Me disculpo por traerte a un lugar tan lamentable, pero este lugar es el más seguro. Es un bar que mi amigo dejó hace mucho tiempo, así que no hay nadie cerca.”

Jeremy no perdió la compostura a pesar de que inclinó la cabeza como si se estuviera disculpando.

La apariencia sin ningún signo de nerviosismo fue similar a cuando se identificó frente a él, el día de la fiesta.

Incluso el Duque de Droitt estuvo atemorizado cuando lo enfrentó cara a cara, pero Jeremy fue quien lo puso de los nervios de muchas maneras.

“Ninguna persona… es un lugar donde incluso los fantasmas no vendrán.”

Como si estuviera avergonzado, sonriendo Jeremy golpeó una silla de madera que parecía no tener nada extraño.

“Pero es más fuerte de lo que pensaba, así que no se romperá incluso si te sientas.”(Jeremy)

Jeremy puso la silla frente a Raymond como si fuera a sentarse.

Raymond levantó las cejas mientras miraba la vieja silla y ordenó a los caballeros detrás de él.

“Ustedes, quédense afuera.”

“Su Majestad, estar solo sin escolta…”

“No me hagas decirlo dos veces.”

Cuando la fría voz de Raymond sonó, los caballeros se retiraron rápidamente. Solo quedan dos personas en el bar.

Raymond, que miraba a Jeremy con frialdad, se sentó.

“De ahora en adelante, si me dices una mentira sobre lo que te estoy preguntando, no serás capaz de sobrevivir aquí hoy.”

“Si su Majestad.”

Jeremy se sentó cara a cara, evitando los brillantes ojos negros.


Nameless: Chicas, hasta aquí las traducciones de hoy, solo 4 caps., porque esta semana he estado muy complicada con los tiempos, pero no quería dejar de traerles estos capítulos adicionales.

 

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: