Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 51 – EBNET

EBNET

Luego de asentir, el señor del castillo y el asistente de mago que los escuchaba a través de un canal remoto de comunicación se quedaron por un momento en silencio.

El hombre, que había estado callado un rato como sorprendido, volvió a preguntar con voz llena de dudas.

“En serio… ¿Están seguros de que es un huevo de dragón?”

Ante la voz ligeramente temblorosa, la mirada del señor está en lo que Hemming sostiene entre sus brazos, el huevo que emite una luz translúcida que lo ilumina desde su interior.

Miraron el huevo.

A través del huevo claro, se veía como el bebé dragón enterró su cabeza entre sus alas y parecía estar en un sueño profundo.

Puede ser un error, pero a Hemming le parecía menos enérgico que cuando lo vio por primera vez en el bosque.

Ahora poseía una luz suave, como si expresara su presencia a todos.

El señor lo miró con curiosidad y respondió un poco después.

“En realidad, es la primera vez que veo un huevo de dragón, así que es demasiado pronto para decirte qué considero… Oh. Sí, creo que es un genuino huevo de dragón”.

“Ya veo. ¿Qué tan grande es? ¿Han comprobado la temperatura y la fuerza de la cáscara?”

Esta vez, fue Allen quien respondió la voz de la otra persona que estaba preguntando con un poco de urgencia por medio del canal de comunicación.

“Es del tamaño de un bebé dragón estándar, en cuclillas, le calculo unos 61 cm de alto y 27 cm de diámetro”, dijo. “La fuerza del caparazón es de aproximadamente 3 milímetros, y parece adelgazarse. Tiene todas las características normales de una cría. Lo que me preocupa es que la temperatura del huevo esté bajando. La temperatura esta mañana es de 59 grados. Ahora es de 58 grados”.

Ante la explicación de Allen, que continuó con calma y profesionalidad, el mago más allá del canal de comunicación dejó escapar un débil gemido.

Según la descripción, era una cría que había crecido lo suficiente como para romper el huevo en cualquier momento.

¿Alguna vez ha sido encontrado un huevo que haya crecido tanto?

Incluso si encontraban un huevo de dragón, era difícil hacerlo crecer hasta un tamaño similar a este.

La mayoría de los huevos encontrados eran frágiles, y cuanto más débiles eran, más pronto morían.

Porque necesitaban algo de poder mágico para desarrollarse.

“Según su descripción, es hora de proveerle energía antes de que sea muy tarde.”

Cuando la temperatura del huevo desciende por debajo de los 49 grados centígrados, el huevo comienza a petrificarse.

El huevo, una vez convertido por completo en piedra, se rompe incluso con el menor impacto y se convierte en polvo.

Hubo innumerables crías que desaparecieron así en el mundo humano.

El asistente más allá del canal de comunicación para opinar lo sabe mejor que nadie. Murmuró mientras tragaba saliva con dificultad.

“No importa lo rápido que alguien vaya, de la capital a allí, se necesitan dos semanas de viaje.”

“No durará tanto. 3 días cuando mucho siendo optimistas o vivirá hasta mañana, siendo pesimistas. La petrificación también puede iniciar desde el interior”.

“3 días no es razonable… ¡Ah! Por favor, esperen un momento.”

La otra parte no dijo nada por un corto tiempo.

Después de un poco de silencio, se podía escuchar el laberinto de palabras en el canal de telecomunicaciones.

“… tal vez… esta cerca de…”

“Muévete hacia el sureste… en un día…”

“… ¿Podré ponerme en contacto contigo?…”

“Tanto… no… será tan pronto como me contactes.”

“¿Qué?”

Como si los magos que habían estado intercambiando opiniones imprudentemente hubieran llegado a una conclusión, las palabras desaparecieron.

De repente, voces que recordaron más que antes a un estado de emergencia se escucharon por el canal de comunicación.

“… ¡Espera!”

“… ¿Irás?”

“Debería… …Vareg… Contacta al Oeste… por ti…”

“Incluso si yo muero… ¿tú lo harías?”

“… El cebo…”

“Oh. Genial… Sí, el… El sacrificio de alguien es esencial…”

Había esperanza en la voz susurrada. Se conciliaron las voces de quienes decidieron el chivo expiatorio.

“Lamento haberte hecho esperar. Hay un colega que puede ser trasladado en un día hasta allí. Va a tomar estas distancias como máximo, así que le diré a mi colega que vaya allí.”

Como si el señor tuviera suerte de recibir una respuesta positiva, hizo contacto visual con Allen y sonrió.

El señor era bastante anciano y no parecía aristócrata, daba una impresión descuidada y fuera de lugar.

Justo cuando estaba a punto de responder con tranquilidad para cerrar el trato, Allen lo interrumpió.

“Lo siento si soy un entrometido descarado, pero no será suficiente un aprendiz de mago o un sub-mago. Como sabrá, está en la etapa final, por lo que necesita mucho maná”.

“Oh, no te preocupes por eso. Jaja” dijo el mago que sonrió brillantemente con voz esperanzada. “Un mago de la clase superior irá. Un de clase muy, muy alta… está espero que el dragón absorba toda su magia en una oportunidad. ¡Ah, ja, ja, ja! No sucederá, pero… Agh… maldita sea.”

El mago, que había estado murmurando de pronto con tristeza, fue interrumpido con urgencia por una explosión repentina.

“Bip.”

La llamada se cortó de pronto. En cualquier caso, les dijeron que puede venir un mago perteneciente a la familia Imperial.

“Van a mandar a uno de ellos, así que eso es algo bueno de escuchar. De hecho, es muy difícil para mí reconocerlo aun. Incluso si se difunde el rumor de que tenemos un huevo, es poco probable que los malos vengan de cualquier parte sabiendo que vendrá un mago tan fuerte por él”.

Yeong Ju se secó el sudor del pecho como aliviado y dijo ingenuamente.

Allen asintió con la cabeza en respuesta a sus palabras y abrió la boca vacilante.

“En realidad, tengo algo que decir al respecto”.

Tenía algo más que decir para evitar la vergüenza de ser acusados injustificadamente ante la pregunta del cómo lo obtuvieron.

 “En realidad, este huevo de dragón fue descubierto hace unos días cuando mi hermana y yo estábamos mirando alrededor cerca del bosque de hadas. Fue allí donde lo encontramos”.

“Je je, ya veo ¿cerca del bosque de las hadas?”

“Sí. Había visto en un libro mientras estudiaba medicina una ilustración y descripción de ellos, así que no fue difícil adivinar que se trataba de un huevo de dragón”.

“Está bien, está bien”.

Yeong Ju agregó amablemente.

Al mirar al señor, Allen suspiró exageradamente.

“Sin embargo… Los niños parecen haber entrado por el espacio que rompimos en el muro en ese entonces, perdiéndose ayer en el bosque”

Su rostro estaba lleno de culpa como si estuviera realmente arrepentido.

‘Oye. Allen, ¿desde cuando eres tan bueno actuando?’

Los ojos de Hemming, que había estado mirando desde un lado, brillaron.

Fue una suerte que a nadie le importara su expresión de sorpresa.

“Afortunadamente, regresaron sanos y salvos, pero… De todos modos, todo lo de ayer sucedió por nosotros.”

“¡Ah, entonces eso es lo que…!”

Al ver a Yeong Ju desconcertado, Allen rápidamente agregó:

“Es vergonzoso decirlo, pero espero que este huevo se conozca como algo que encontró el Señor Yeong Ju. Ni siquiera pudimos levantar la cara ante los aldeanos de la vergüenza que sentimos. En cambio, todas las recompensas por encontrar este huevo y denunciarlo se le darán al señor”.

Siendo el señor de Luah, los ojos del Vizconde Sheldon se agrandaron tanto.

Cuando se encontraba un tesoro tan preciado, la familia Imperial generalmente lo informaba y daba una recompensa pública.

Está claro que a nobles de bajo nivel como ellos les darán una recompensa que nunca soñarían con alcanzar en su vida, pero que se la dieran al señor del castillo sin esperar recibir nada de esa cantidad tan grande de recompensa era casi un sueño.

“… Oh no, pero ¿cómo podría, qué diré?”

Allen y Hemming rápidamente lo entendieron al ver la expresión del señor, que no estaba seguro de qué hacer.

Si él fuera como otros nobles, por supuesto que interceptaría la recompensa en el medio antes de siquiera considerarlos.

Sin embargo, el señor de este lugar es muy ingenuo.

A la Kalia le gustaba mucho este señor amable y sencillo.

Por supuesto, no era solo que le agradara el señor por lo que se ofreció a entregarle el huevo.

Cuando lleguen los magos Imperiales, seguramente intentarán hablar con aquel que descubrió el huevo. Para no ser rastreados en vano, en primer lugar, no debían saber que ellos lo encontraron.

‘Sería bueno darle la vuelta a la situación con las palabras adecuadas’.

“No necesitamos recibir ninguna recompensa, por lo que solo debe entregar el huevo a los magos de manera segura. Agradecemos si nos hace ese favor Señor.”

El señor, que había vuelto los ojos como si tuviera problemas, asintió pesadamente con la cabeza como si entendiera.

“Ya veo. Si es así, usaré la recompensa para el pueblo”.

“Muchísimas gracias.”

Ante el agradecimiento de Allen y Hemming, Yeong Ju solo sonrió tímidamente con una cara extraña.

Como si hubiera llegado a su fin el tiempo de las conversaciones, Allen se preparó lentamente para levantarse de su asiento.

Hemming, que sostenía el huevo en sus brazos, tratando de dejarlo ir, también puso el huevo en el cojín provisto por el señor.

En ese momento, la electricidad fluyó del huevo del dragón.

“¿Oh?”

Sorprendida, Hemming casi lo deja caer.

Afortunadamente, no había electricidad fluyendo a través de ella que aún lo sostenía, solo escuchó el zumbido del ataque.

Yeong Ju preguntó sorprendido.

“¿Por qué hizo eso?”

“Yo tampoco lo sé. Cuando traté de ponerlo encima de esto, de repente salió del huevo una corriente eléctrica”.

Ella ladeó la cabeza y trató de volver a poner el huevo en el suave cojín.

‘No puedo sentir… ¡Espera!’

Estalló una corriente eléctrica más grande que antes, y todos los que estaban a su alrededor, excepto Hemming, fueron golpeados por la corriente eléctrica, haciéndolos prorrumpir muchos tipos de sonidos de dolor.

“¿Qué ocurre?”

Hemming, que sostenía el huevo, y Allen, que estaba junto a ella, estaban perfectamente.

“… ¿Qué es todo esto?”

“¿Supongo que el dragón se niega a sentarse aquí?”

“… Ajá. ¿Está buscando un lugar más adecuado para sentarse?”

El señor, que se rió como si aquello fuera ridículo, pidió a un sirviente que trajera otro cojín.

Pero sucedió lo mismo con todas las cosas que trajeron. Además, aparte del zumbido que ella escuchaba mientras lo sostenía, estaba bien, pero una corriente eléctrica salpicó constantemente a todos a su alrededor.

“Parece que la cuestión se trata de no querer salir de tus brazos. Dame el huevo, lo sostendré yo mismo desde ahora”.

Yeong Ju miró el huevo con ojos que parecían estar mirando a un nieto obtuso y extendió la mano.

Hemming se sintió un poco recelosa al verlo y le entregó el huevo que sostenía al señor.

O eso es lo que estaba tratando de hacer.

Justo antes de llegar a la mano del señor, incluso antes de ser capaz de ver la chispa de una gran corriente que era incomparable con cualquier cosa anterior lo apartó de él.

“¡Oye!”

Sin darse cuenta, inhaló rápidamente sosteniendo su aliento y gritó de asombro.

“¡No!”

Hemming se sorprendió y rápidamente agarró el huevo en sus brazos, pero la corriente ya había pasado por las yemas de los dedos del señor.

Afortunadamente, ella lo abrazó rápidamente de nuevo, por lo que solo se transmitió una parte de la corriente.

Sin embargo, el cuerpo del viejo señor fue repelido del lugar de donde estaba.

Fue entonces cuando una extraña visión apareció en los ojos de Hemming.

‘La sombra está separada’.

No podía ver a las otras personas porque estaba sosteniendo la mirada en el señor que había retrocedido debido a la descarga eléctrica en su cuerpo rígido, pero Hemming lo vio todo.

Como atrapada por la corriente que fluye, la oscuridad que no podía moverse rápidamente se arrastró hasta los pies del señor tan pronto como la corriente eléctrica desapareció.

“… ¿Qué es eso?’

Fue tan instantáneo que pensó ver algo en vano, pero la ominosa sensación de una presencia que se mantenía quieta en la parte de atrás, vigilándolos no desapareció.

Lo extraño era que no fue lo único sospechoso.

‘Ahora que lo pienso, estamos en el interior, ¿cómo consiguió una sombra tan oscura?’

Ni siquiera era un lugar donde entraba la luz del sol, pero la sombra espesa le dio una extraña sensación de incongruencia.

Hemming miró brevemente, debajo de sus pies y alrededor.

Una vez más, excepto alrededor del señor, no había sombras oscuras.

Solo verlo la hizo sentir inquietante.

Afortunadamente, los pies del señor no estaban demasiado oscuros y el tamaño de su estatura era pequeño, por lo que parecía que otras personas no percibieron esta sensación de incongruencia.

‘… ¿Qué hacemos?’

¿Puedo realmente dejar este huevo aquí, en medio de esta extraña situación?

 

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: