Saltar al contenido
I'm Reading A Book

PVCG- Capítulo 13

Parecía ser porque estaba usando la camisa y los pantalones que había estado buscando.

La ropa de Renée que se preparó a toda prisa no se ajustaba a su cuerpo, por lo que eran incómodas.

Originalmente, iba a ir a comprar algo de ropa hoy, aunque como de repente recibí una invitación de Madame Elbas, no pude evitarlo.

Ante las palabras de la criada, miré la ropa que estaba usando e incliné la cabeza hacia un lado.

“¿Por qué no puedo?”

Aunque no era una prenda hecha a la medida, era lo suficientemente formal. No se consideraría muy defectuoso si me lo pusiera para conocer a mi suegra por primera vez.

Sin embargo, para las sirvientas, ese no parecía ser el caso.

“Otros invitados vendrán al almuerzo de la Señora, así que debes estar guapa. Eso es demasiado … casual”.

Me miré en el espejo.

Ya es deslumbrantemente bonita.

Rowaine fue considerada una de las tres mujeres más bellas de esta novela. Quizás, incluso si hubiera esparcido mi cabello sin lavar durante diez días, hubiera usado un trapo y me hubiera manchado el rostro con hollín, Rowaine seguiría brillando por su cuenta.

Entonces, estaba un poco insatisfecha con el comentario de la criada.

“Hay un viejo refrán, sólo los buenos mueren jóvenes”.

¿De qué sirve que una chica sea bonita? A la gente bonita solo le pasaban cosas molestas.

En mi vida anterior, tampoco fui una persona muy cariñosa. No importa lo bonitas y guapas que sean las celebridades, en comparación con los lindos gatos, todas lucían iguales.

¡Los gatos son los mejores!

(mm si son geniales, pero lo mejor son los husbandos 2d)

Luego me volví hacia la doncella, que seguía hurgando en los vestidos de Renée y quejándose de que ninguno de ellos era bonito.

“¿No está bien si es limpio y sencillo? ¿De verdad tengo que lucir bonita?”

“Por el bien de la reputación del Duque, debes vestirte adecuadamente”.

La criada empujó hacia adelante uno de los vestidos de Renée que se veía mejor. Sin embargo, no estaba de acuerdo con ella.

“¿Crees que la reputación del Duque solo se puede lograr cuando uso ropa que revele mi cuerpo así? ¿Solo para lucir bien frente a los ojos de otras personas?”

“¿Pe-perdón?”

“Entonces, el Duque debería haber acogido a una hermosa prostituta. No sé por qué se casaría con alguien como yo”.

“¡Como pudiste decir eso!”

En mis palabras, la expresión de la criada no se veía bien.

“Señorita Rowaine no parece saber muy bien, así que déjeme decirle, el almuerzo va a asistir es un lugar con clase. Todos se vestirán formalmente”.

“La ropa no es un criterio para juzgar la dignidad de una persona. Sé que la dignidad proviene del carácter de una persona. Y ahora, mi atuendo es lo suficientemente formal”.

“¿No sabe que las mujeres usan faldas para las formalidades, señorita Rowaine?”

Dijo, alzando un poco la voz como si estuviera frustrada.

No pasó mucho tiempo después de que Dimitri se convirtiera en Duque. Parece que todavía hay mucha gente de Madame Elbas en esta mansión.

Cuando estaba comprando la ropa que llevo ahora, había escuchado historias de las sirvientas que la jefa de limpieza a menudo iba y venía hacia y desde la mansión de Madame Elbas.

¿Esta criada también es la persona de Madame Elbas?

Con eso, pensé que sería una buena idea hacerle saber a esta persona quién es el nuevo jefe.

“Tú, ¿cómo te llamas?”

Sintiendo que estaba tratando de establecer mi autoridad, hizo un puchero.

“… Es Tilda”.

“Sí, Tilda.”

Le levanté la mano.

Pensando que iba a golpearla, se encogió un poco.

Sin embargo, mi propósito no era golpearla. Mostré claramente la firma de Dimitri en el dedo anular de mi mano izquierda ante sus ojos.

“Te lo digo porque parece que no sabes de qué estás hablando, pero soy yo, no la señora Elbas, a quien llamarás ‘señora'”.

Luego, suavemente le cepillé el cabello con la mano levantada y salí de la habitación.

Momentos después, otra doncella, que me había estado esperando en silencio sin decir una palabra, me siguió. Ella fue la que me susurró ayer que hablara informalmente, y estaba silenciosamente preocupada por enderezarme el cuello de la camisa, mientras Tilda y yo estábamos peleando por un vestido.

Le abrí la boca.

“¿Cuál es tu nombre?”

“Es Agwen, señora”.

Sonreí con satisfacción a la voz que era claramente audible de Agwen, a las sirvientas que aún permanecían en la habitación.

“A partir de ahora, eres mi sirvienta personal, Agwen”.

Sus ojos se agrandaron. Mientras tragaba saliva, se inclinó ante mí rápidamente.

“¡G, gracias, señora!”

Parece que convertirme en mi sirvienta personal fue un ascenso de alta velocidad. Al ver eso, continué con mis palabras para probar cuán audaz sería.

“Como mi sirvienta, tengo un trabajo para ti. Pon a Tilda en un lugar que le convenga mientras yo voy a la finca de Madame Elbas. No creo que encaje con mi ex sirvienta”.

Luego, cuando me di la vuelta, pude escuchar a Tilda, que estaba discutiendo conmigo antes, susurrándole a Agwen.

“Agwen, si sigues sus palabras, la Señora no te dejará ir”.

“¿No escuchaste eso? Ella es mi señora ahora”.

“¡Tu…! ¡Traidora!”

“¿Traición? Cuando vine aquí por primera vez, mis colegas y yo estábamos muy por debajo de usted debido a su territorialidad. ¿Qué tipo de amistad crees que teníamos?”

“¡Vamos, espera, Agwen!”

“En muchos sentidos, es trágicamente bueno”.

Salí de la habitación, escuchándola suplicar a Agwen.

 

 

                                                                                                   .   ∧,,,∧

─────  ( ̳• ·̫ • ̳) ♡°─────

 

‘Creo que mis habilidades de lucha están mejorando. Después de todo, estoy sola.’

Sacudí la cabeza con una sonrisa burda.

A los veintinueve años he estado luchando toda mi vida. Por esa razón, no quedaba mucho amor por la humanidad en mi corazón.

Durante esos días, me enfrenté a mi hermano que me golpeaba y a mi padre, que me consideraba una esclava. Incluso con Kim Deok-soo, quien mató a todos mis gatos, luché hasta la muerte cada vez que me encontraba con él.

‘Comparada con esas personas monstruosas, la criada era bastante linda’.

Si tuviera que elegir el lema de mi vida, diría: ‘Vivamos como humanos’.

Estoy harta de la gente que intenta presionarme.

¿Y la señora Elbas?

Se decía que el territorio de Elbas estaba bastante cerca de Blois. El carruaje no funcionó por mucho tiempo y se detuvo poco después.

Cuando salí lentamente del carruaje, nadie vino a recibirme en la puerta principal de la mansión.

“¿Alguien aquí?”

Aún así, llamé a la gran puerta de entrada un par de veces, pero nadie salió.

Podía sentir a las sirvientas riendo y mirando desde las ventanas en el otro extremo del segundo y tercer piso.

‘Ajá, ¿cuánto tiempo me va a hacer esperar?’

Al final, me encogí de hombros ligeramente mientras tomaba una rama del jardín y escribía en letras grandes en el jardín.

Afortunadamente, los personajes y el idioma de este mundo estaban incluidos en los recuerdos de Rowaine, por lo que pude manejarlo con tanta libertad como si fuera mi idioma nativo.

「Rowaine vino y se fue. 」

Dejando la rama en el césped, salté al carruaje.

“Vamos.”

El jinete estaba desconcertado cuando golpeé la pared del carruaje como señal de partida. La solicitud de regresar tan pronto como llegamos pareció avergonzarlo.

“¿Perdón? Sin embargo…”

“Nadie va a salir a recibirme, así que no puedo entrar sin el permiso del propietario, ¿verdad?”

“Sí, pero…”

Como si fuera mejor esperar un poco más, el jinete vaciló, balbuceando sus palabras. No obstante, eso debe haber sido lo que quería la señora Elbas. No quería ser como un caballo que se movía como alguien quería.

Incluso antes de que pudiera ver su rostro, esta actitud de tratar de irritarme estimuló mis emociones.

Golpeé la pared del carruaje y grité con voz suave pero firme.

“¡Salir!”

Al final, justo cuando el jinete estaba a punto de irse, la doncella principal de la mansión Elbas saltó apresuradamente y agarró el carruaje.

“Está aquí, señorita Rowaine. Me retrasé en saludarte porque estaba ocupada preparando el almuerzo”.

Tenía una expresión incómoda porque no creía que me fuera a ir así.

‘Ojalá me hubiera ido antes …’

Ya estaba mentalmente agotada por pasar por esta prueba que Madame Elbas había preparado en la entrada.

Cuando salí del carruaje y entré, pude ver que había más pruebas esperándome.

Suspiré y me bajé del carruaje.

“¿Dónde está la señora Elbas?”

“La señora está decorando la mesa en el patio trasero. Vamos.”

A pesar de que me miraba de arriba abajo, insatisfecha, me guió sin decir una palabra. Allí, Madame Elbas estaba parada frente a una mesa redonda, trabajando en el arreglo floral.

“La señorita Rowaine ha llegado, señora”.

Ante eso, la Sra. Elbas me miró fijamente, levantando sus ojos de mirada aguda. Tenía una impresión algo estricta. Su cabello blanco estaba cuidadosamente recogido como una asistente de vuelo, creando volumen en su espeso cabello.

Aunque su estatura era pequeña, su postura era erguida y su presencia era tan grande que se sentía más grande de lo que realmente era.

Dado que su sangre no estaba mezclada, por supuesto, no había el más mínimo parecido con Dimitri.

“Bienvenida, señorita Rowaine.”

Su mirada me miró de arriba abajo como disgustada.

“Encantada de conocerla, señora Elbas.”

“No es la primera vez. Puede que no lo recuerde, señorita Rowaine, pero he visto el rostro de la señorita Rowaine varias veces en la fiesta imperial.”

“¿Es eso así?”

“Sí. Por cierto…”

Al mirar mi atuendo, se echó a reír como si estuviera asombrada.

“Te invité apresuradamente, pero no sabía que vendrías así. ¿No escribí en la invitación que el almuerzo será formal?”

Respondí con una sonrisa.

“Leí tu invitación, pero ya ves, me invitaron aquí antes de que hubiera desempacado mi equipaje en Blois. Ojalá tuviera tiempo para hacerme un vestido a la medida para esta ocasión, así que estoy muy nerviosa porque me llamaron de repente. No esperaba verte con tanta prisa como esta”.

Fue solo ayer que volví a Blois, pero llamarme tan repentinamente así fue una expresión claramente eufemística de falta de consideración.


Me agrada que no sea una prota dejada, hurra por Rowaine

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (5)

Muchas gracias por el capítulo 😘

Responder

¡Vamos, Rowaine! Gracias por el capítulo.

Responder

Gracias por el capítulo ☺️☺️☺️

Responder

Que “suegra” más desagradable 😒
Estoy segura que la prota con esa personalidad no se va a dejar 🤭

Responder

Que le dé con una silla a la munra esa!

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: