Saltar al contenido
I'm Reading A Book

EMDLF – Vol 3: Capitulo 37

A sí misma

Maomao se había limpiado todo el cuerpo, pero todavía se sentía asquerosa. Su cuerpo estaba cubierto de sangre. Sin embargo, la cantidad de sangre no era tanta como parecía.

Miró al hombre que se había desmayado echando espuma por la boca. La sangre en él no le pertenecía solo a ella.

Maomao había usado la pintura de laca roja en la habitación como sangre. La mezcla de pintura y aceite produjo una pintura roja brillante. La sangre había cumplido perfectamente su función en una habitación con una única fuente de luz parpadeante. La erupción en el otro hombre también era de esta pintura.

Fue un alivio que todo saliera bien.

Maomao había hablado a medias sobre el asunto de las doncellas venenosas, pero como si existiera ese tipo de cosas de cuentos de hadas. Si solo ingiriera veneno continuamente, moriría rápidamente.

La fortaleza, tal vez porque la hermeticidad era alta, estaba comparativamente más cálida que el exterior nevado. El cuerpo de una persona se descontrola sin percatarse, si de repente es golpeado por el viento frío del exterior después de que ella rompiera las ventanas. No solo la piel de gallina, también podrían tener erupciones.

Además de eso, había otra cosa.

Cuando el hombre entró en la habitación, había dicho “Tiene erupciones” cuando la vio. Ciertamente, todo su cuerpo estaba quebrado en erupciones, pero al ver cómo lo declaraba con certeza, pensó que, tal vez, él debió haber visto algo similar.

Además, en cuanto tocó la mesa de la habitación, reaccionó con sorpresa y se distanció. La mesa estaba pintada con laca, pero mientras esté seca, rara vez irrita la piel. Las personas que alguna vez tuvieron una reacción terminarían evitando excesivamente ese sentimiento.

A veces, pueden desarrollar sarpullido en el cuerpo con solo pensar que lo han tocado.

Por eso usó la laca como sangre. En realidad, llevará tiempo que se vean afectados por las erupciones, pero las personas que son débiles contra ellas serían más inseguras mentalmente. Incluso si ella no entendió a dicha persona, recordará el momento en que tuvo una reacción por el olor.

Si hablara con sinceridad, esto sucedió porque ellos entraron con malas intenciones, incluso si solo iban a acosarla después.

Maomao hizo uso de eso y actuó como una doncella venenosa.

Cuando el hombre se sentó, también había una razón por la que no podía ponerse de pie.

Al sentarte en una silla, el cuerpo humanos está diseñado para que no puedas ponerte de pie cuando se te sujeta la frente. Cuando te vas a levantar, tu cabeza se mueve hacia adelante. Si no puede hacer ese primer movimiento, las otras partes de usted no pueden moverse.

Aun así, podría haber otras formas de moverse, con los brazos por ejemplo, pero el hombre confundido reaccionó de la manera que había predicho Maomao.

Fue un regalo del cielo que se moviera demasiado dócil. Si este hombre no hubiera dejado originalmente la habitación, en ese momento, ella se habría convertido en víctima de otra persona. Ella estaba agradecida por ese punto.

Y así, después de escuchar lo que preguntó, solo lo pisó sin aplastarlos completamente.

Tan pronto como salió de la habitación, se cruzó con los hombres que aparecieron para intercambiar. Pasaron por delante de Maomao, sin prestarle atención como si la vieran como otra simple aprendiz.

La cerradura de la habitación estaba echada por si acaso, pero no le quedaba tiempo.

‘Esto no es una broma’.

Maomao chasqueó la lengua mientras corría por el pasillo. Los había engañado vistiendo la prenda exterior que le había robado al hombre en ese momento, y tenía la oreja envuelta en una tela.

Al enterarse de que estaban fabricando pólvora, Maomao había imaginado cañones de mano o lanzas de fuego al principio. Cualquiera de los dos eran herramientas que se usaban en las guerras desde la antigüedad. Sin embargo, aquel hombre dijo cañón.

Cañón. Un arma que dispara proyectiles que pones dentro de un tubo gigantesco. Los cañones eran armas de madera o bronce que existían desde la antigüedad.

Dijo que estaban haciendo una cosa que dispara con balas de hierro.

Hasta donde sabía Maomao, las rocas se usaban típicamente como proyectiles. ¿Qué sucedería si lo hicieran de hierro?

Maomao no sabía de armas con tanto detalle. Sin embargo, entendió que el uso de balas de metal de forma uniforme tenía más poder destructivo que las rocas de forma irregular. Podría ser una artillería que utilizara la última tecnología.

Pero, todavía era demasiado imprudente.

Ella solo sabía de la magnitud del asunto por la cantidad de personas que estaban en esta fortaleza. Supongamos que hubiera cooperadores que respaldaran al Clan Shi, podría ser una historia diferente y más aterradora. Sin embargo, sus intenciones ya deberían haber sido expuestas ¿Cuántas personas apoyarán al Clan Shi después de todo este tiempo con el riesgo de ser acusados de traición?

Y, sin embargo, todavía estaban tratando de ejecutarlo.

¿Saben lo que pasará de aquí en adelante?

Maomao continuó bajo tierra, bajando las escaleras paso a paso. Podía sentir los retumbos de la producción desde el interior a lo largo de la fría pared de piedra.

Maomao miró en silencio dentro.

Había varias decenas de hombres ligeramente sucios trabajando en topless. Un olor característico llegó a su nariz. Más que el olor a azufre quemado, era el olor a estiércol en fermentación.

Pudo ver un enorme montículo de algunos grupos negros.

‘¿Estiércol?’

No, era muy pequeño para eso. Parece ser excremento de animales pequeños como ratones. Escuchó que el excremento de ciertos animales se encuentra uno de los ingredientes utilizados para hacer pólvora, el salitre. Eso debe usarse como ingrediente.

El subterráneo era más cálido de lo que imaginaba. La temperatura ambiente debe haberse elevado para secar la pólvora completa. Por lo tanto, fue aterrador.

El brasero se mantuvo a distancia por si acaso y se envolvió con una cortina para que las chispas no se enganchen. Aún así, si el fuego se propaga, ¿qué pasaría?

¿Conocen el peligro de estar en este entorno?

Generalmente, si siempre está en un lugar con tan mal aire, eventualmente inhalarán demasiado y tendrán síntomas de intoxicación. Se puede decir que el ambiente ya era pobre y estaba cargado.

La pólvora completa se transportó a través de una salida diferente. Si fuera a perseguir eso, ¿llegaría a la armería?

Pero, ¿cómo irá ella allí?

Mientras pensaba eso, escuchó pasos detrás de ella.

Maomao se escondió detrás de un estante cercano.

Su corazón latía con fuerza. Miró a la persona que apareció, preocupada si los hombres a su alrededor notarían ese sonido.

“…”

Maomao se quedó estupefacta. Miró a la persona que pasaba por su lado.

Era Rouran quien caminaba con expresión mansa. Rouran, que vestía un atuendo extravagante como su madre, era una existencia despareja en este espacio inmundo con el olor a excremento en la penumbra del subsuelo.

“Roura…”

Maomao trató de llamarla. Sin embargo, la niña no escuchó su voz, y con pensamientos complejos contenidos dentro de sus ojos, continuó caminando hacia el centro del espacio subterráneo.

Los hombres que trabajaban alrededor de Rouran la notaron y empezaron a hacer ruido.

Uno de los hombres se le acercó nervioso. Parece ser el hombre que administra este lugar.

“Joven la…”

“Por favor, sal de aquí ahora mismo”.

Su voz digna hizo eco en todo el subsuelo.

Los hombres se miraron unos a otros, sin entender qué pasaba.

“Esta fortaleza va a caer pronto. Antes de que eso suceda, quiero que ustedes se vayan rápidamente de aquí”.

Diciendo eso, Rouran sacó una gran bolsa de su pecho y la tiró a un lado. Monedas de plata se derramaron de ella. Los hombres, deslumbrados al verlas, empezaron a correr para recogerlas.

Después de afirmar que casi habían terminado de recogerlas, Rouran sostuvo la luz en sus manos y la arrojó con todas sus fuerzas.

La linterna dibujó una parábola y cayó sobre la pólvora seca.

“Hagan su mejor esfuerzo para escapar”.

Ahora lucía su anterior sonrisa inocente de siempre.

Maomao se tapó los oídos sin demora un momento y se agachó en el acto.

El rugido pasó por sus palmas, reverberando en sus tímpanos. Los hombres que escapaban apresuradamente patearon y pisaron a Maomao muchas veces.

La explosión se expandió rápidamente, extendiéndose al carbón y excrementos.

‘Tengo que escaparme rápidamente’.

Mientras lo hacía, alguien cayó impresionantemente a su lado. La hermosa tela se había ensuciado por haber sido pisoteada muchas veces. Maomao levantó las manos de su dueña que se había caído.

“¿Eh? ¿Por qué está aquí Maomao?”

Rouran, con el pelo despeinado, puso una cara inexpresiva.

“Eso es lo que quiero preguntarte”.

Ella dijo eso con una expresión de asombro. Rouran acarició la mejilla de Maomao y llevó la mano a su oreja derecha.

“Sangre. ¿Eso significa que llegué demasiado tarde?”

Hablando de por qué llegó tarde, debe ser eso. Parece que la razón por la que Rouran bajó a un lugar así y de repente lo hizo estallar fue para salvar a Maomao.

“… Ven, rápido”.

Maomao se tapó la boca con la manga de Rouran y de alguna manera salió del sótano. Tenemos que salir de aquí ahora, tiró de Rouran para que saliera.

Sin embargo, Rouran se dirigió a los escalones y subió las escaleras.

“El fuego se está extendiendo”.

“Está bien. Tengo que subir”.

Rouran subió las escaleras arrastrando su desgarrada falda.

El humo se elevaba rápidamente. Sus ojos ardían con el hedor que hacía que su nariz se sintiera extraña. Incluso si el fuego no se extendiera, podría terminar muriendo por la inhalación de humo.

“¿Vas a seguir a lo largo?”

“Supongo que sí.”

Si es esta situación, sería fácil para Maomao escapar. Los hombres que habían escapado antes se habían apresurado hacia la salida de la fortaleza. ¿Irrumpirían en los establos o lo que sea, y escaparían desde aquí?

“Sería aterrador si mamá lo supiera. Dado que se trata de esa persona, incluso si te quedas, te verías presionada a asumir la responsabilidad de lo sucedido. Es mejor terminar con azotes antes que eso”.

Ante el discurso sobre su propia madre, Rouran bajó los ojos.

Rouran se detuvo antes de la habitación en el segundo piso (o tercer piso / piso dependiendo de si se cuenta el piso inferior).

Maomao palpó los papeles escondidos en su pecho. Ni siquiera pudo tomar uno de los libros que estaban en la habitación. Solo había recogido los papeles que habían estado escondidos debajo de la cama.

Si se separara de Rouran en este momento, terminaría sin saber su objetivo. Ella quería asegurarse de saberlo.

“Oye…”

Maomao se detuvo momentáneamente y vaciló en lo que iba a decir. Rouran ya no era una Consorte. De alguna manera no encajaría bien llamarla de repente Rouran. Y entonces, decidió llamarla así.

“Shisui”.

“¿Qué es?”

Sus manos ya estaban en el pomo de la puerta, Rouran, no, Shisui sonrió.

“Los ingredientes de las drogas abortivas que aparecieron en el interior del Palacio, fueron algo que arreglaste, ¿verdad?”

Era probable que usara a Suirei que estaba fuera del Palacio Interior, u otra persona.

Shisui continuó sonriendo.

“Es para que yo lo use”.

La expresión de Shisui no cambió. Todavía sonriendo, abrió la puerta.

“Maomao es realmente astuta. Valió la pena traerte”.

Dijo Shisui.

El insecto que suena como una campana, se come al macho para engendrar descendencia. Los insectos que recibió de Shisui, se habían devorado entre ellos dentro de la jaula sin siquiera tocar las verduras que ella les dio. Maomao soltó el insecto superviviente en el jardín. El superviviente debe haber sido una hembra. Ella pondrá sus huevos en el suelo y luego dejará de respirar también.

Esta descripción estaba en los libros de la caja de paulownia.

Ella entendió ahora. Que lo que Shisui llamaba insecto era a sí misma.

Si engendraba un hijo, se comerá a su padre.

La jaula de insectos significaba el Palacio Interior. Los insectos machos y hembras denotaban al Emperador y las Consortes.

También entendió la razón por la que Shisui aparecía a menudo en lugares con insectos. Podría aprovechar esa oportunidad para cosechar otras cosas plantas mientras recolectaba insectos.

Cereza molida a flor de polvo blanco. Los ingredientes que pueden convertirse en medicamentos abortivos también se encuentran fácilmente en el interior del Palacio.

Dentro de la habitación había una cama grande. Había cinco niños durmiendo allí seguidos. Las voces de los pequeños que escuchó hace un par de días deben ser ellos.

Shisui continuó abriendo las puertas desde la barandilla. La cortina se agitó, el viento nevado entró en la habitación.

“Tenemos que sacarlos afuera”.

“No tiene sentido incluso si salen”.

Shisui, no, fue la voz de Rouran quien lo dijo esta vez.

Rouran miró afuera con una sonrisa rígida.

Debería haber sido un escenario completamente oscuro sin nada. Maomao solo había visto las llanuras blancas que se extendían más allá de las paredes exteriores durante el día a cierta distancia de la rejilla de la ventana.

Las hogueras de los vigilantes estaban aumentando. Podía ver grupos que parecían hormigas entrando mientras estaban reunidos en filas de tropas.

Y luego…

Hubo un fuerte estallido.

“¿Qué?”

La explosión subterránea aún debe continuar. Maomao corrió hacia la cama y miró a los niños.

Incluso con un sonido tan fuerte, todos se quedaron durmiendo sin un movimiento de sorpresa. Maomao palpó a uno de los niños.

“!?”

Su piel estaba fría. Maomao tomó le tomó el pulso con el dedo.

“!?”

Todos los niños estaban frios y no tenían pulso. Había una jarra a un lado de la cama. Habían suficientes tazas para la cantidad de personas aquí.

Rouran acarició cariñosamente la frente de uno de los niños.

“¿Fuiste tú quien lo hizo?”

Rouran asintió lentamente. Con ojos llenos de afecto, acarició a los niños como si fueran suyos. Si era la personalidad de Rouran o Shisui, Maomao ya no lo sabía.

“Si hacemos algo tan llamativo, resultaría el exterminio familiar. Eso está claro”.

Incluso si hubiera niños pequeños, se incluirán entre los traidores. Subirán a la horca sin conocer las hazañas de sus padres.

“Les hice beberlo mezclado con jugo dulce. Fue después de que todos miraran felizmente los rollos de imágenes en una habitación cálida. ¿Supongo que hubo un niño quejándose? Parecía que quería acostarse con su madre, pero es desafortunado. Su madre se está divirtiendo con mi madre en este momento”.

Rouran mostró una sonrisa torcida con la comisura de la boca.

Afuera se oyó un fuerte sonido de la embestida, pero más allá de eso, no apartó los ojos del rostro de Rouran.

“Mi niñera dijo que ella no era ese tipo de persona en el pasado, pero ¿qué hay de eso? Ella ya era ese tipo de mujer cuando nací. Ella intimidaba a mi Hermana Mayor cada vez que se la encontraba, incluso intimidaba a las jóvenes sirvientas y les enseñaba a sus parientes a beber y jugar como prostitutas. Papá no dijo nada, no se opuso a ella, solo esperó a que mamá lo perdonara”.

Su madre, Shenmei, estaba loca. Lo había sabido con solo verla.

“Después de dar a luz, tuvo a su marido como alimento constante. Como un insecto. A lo mejor sea mucho mejor ser un insecto, perecen con sus vidas conectadas a sus crías”.

Rouran odiaba la idea de convertirse en madre. Hasta el punto de hacerse ella misma medicamentos abortivos y seguir bebiendo eso.

Maomao sintió que escuchó su mayor razón.

Todas las madres del mundo no son iguales a Shenmei. Pero para Rouran, su madre era solo Shenmei.

“Sobre Maomao, investigué un poco. Tu historia personal es algo así como la de mi hermana mayor”.

Sobre cómo fue criada por un ex médico de la Corte. Sobre cómo su padre era un alto Funcionario.

“No tengo padre ni madre. Solo tengo un padre adoptivo”.

“Fufu, la hermana mayor también dijo algo similar. Supongo que sí, supongo que sí. La hermana mayor siempre decía que ella no era mi hermana mayor. Es posible. ¿Qué pasaría si, como acoso hacia padre, una mujer de algún lugar acabara de obligar a la hermana mayor a hacer cosas horribles?”

Su tono cambió de nuevo.

Ya no sabía si esta mujer era Rouran o Shisui.

Sin embargo, la mujer tenía algo que quería decirle a Maomao.

“Esa mujer, no es mi hermana mayor”.

No es mi hermana mayor. En otras palabras, Rouran expresó que Suirei no estaba relacionada con el Clan Shi. (tomen nota mental de esto, es importante 😉 )

‘Mentirosa.’

Rouran y Suirei se parecen mucho. En particular, su rostro inexpresivo actual era realmente muy similar.

Rouran adora a su hermana mayor. Y, sin embargo, la llamó ‘esa mujer’.

“Si estos niños son verdaderos insectos, superarán el invierno”.

Dijo y volvió a acariciar a los niños.

‘Si son insectos’.

Maomao se dio cuenta una vez más.

En silencio, sacó las hojas de papel dobladas de su cuello.

Una hoja era el papel de trompeta del diablo que había dejado Rouran. El resto eran las varias hojas que Maomao había sacado de los libros.

Sacó una hoja de entre esas.

Había una aleta de pescado pegada en él. Era la comida favorita de Maomao. Fue delicioso beber el vino empapado con esta la aleta.

Miró a Rouran sin decir palabra.

Los ojos de Rouran estaban llenos de lágrimas.

Cuando iba a extender su mano, Rouran negó con la cabeza.

‘Deberíamos huir’.

Pensó Maomao. Pero ella no supo qué hacer después.

No sabía nada de política. Ella no tenía ningún interés en esas cosas. Solo quería estudiar mucho sobre medicina, investigar y hacer todo tipo de medicina. Eso estaría bien.

Solo eso debería haber estado bien. No se preocupaba por otras personas. Su persona más importante era ella misma. Se preguntó a qué estaría expuesta, habiendo sido traída aquí.

Pero, Maomao extendió su mano.

Rouran la rechazó.

“Tengo mi papel. No me detengas “.

“… ¿Tiene todo esto algún significado?”

Ella no sabía qué había en el lugar al que se dirigía. Pero, podía imaginarse fácilmente el final.

“Supongo que solo puedo decir que es mi obstinación si digo si tiene algún significado”.

“Entonces, ¿no sería mejor huir?”

Ante esa respuesta, Rouran esbozó una sonrisa traviesa.

“Dime, Maomao. Tienes un veneno desconocido. ¿Qué harías si solo tuvieras una oportunidad de beberlo?”

“Me lo beberé todo de un trago”.

Ella respondió de inmediato. Se trataba de qué otros caminos había.

“Pienso así.”

Rouran dijo eso y se puso de pie con una sonrisa.

Salió de la habitación con pasos ligeros como si fuera de compras.

“Te dejo el resto a ti”.

La puerta se cerró con un clic.

Sus pasos se desvanecieron rápidamente.

Maomao estaba mirando hacia arriba antes de que se diera cuenta. Las esquinas de sus ojos estaban calientes. Ella lo contuvo desesperadamente.

El breve tiempo que soportó, el edificio se sacudió con el estruendo que gradualmente se hizo más fuerte.

Escaparon dos gotas de agua salada, empapando la trompeta del diablo presionada entre sus manos.

✄ ————————————————

Aunque estamos a 10 caps del final de este volumen, poco a poco se van desenredado los hilos con respecto al Clan Shi. Intentaré explicárselos lo más brevemente posible, llegado el momento, mientras tanto, disfruten y presten mucha atención a los detalles n_n

Pd: Recomiendo discreción para los siguientes capítulos.

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: