Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 70

La tensión por el Día de la Fundación de la Academia fue enorme.
Aunque la mayoría de los estudiantes de la Academia pertenecían a los llamados aristócratas elegantes que estaban familiarizados con las fiestas sociales, todos hablaban de la fiesta del Día de la Fundación de la Academia.
Especialmente, la forma de capturar al sexo opuesto era un tema popular todos los años.

“Lina, ¿escuchaste eso?”
“¿Qué, qué cosa?”
“Vaya, se dice que la pareja que baile junta en el banquete de la escuela seguirá siendo pareja”

Por las voces de las estudiantes reunidas junto a la ventana mientras sonreían y charlaban, Cassius frunció levemente el ceño y apartó los ojos de la ventana.
Cielos azules rodeando la Academia, campanas colgando de los capiteles. (J: capitel por si alguien no lo sabe no es más que la parte de arriba ornamentada de las columnas…)
Lo único que cambió fue el paisaje.
Era hermoso, pero no podía ser divertido contemplar el mismo paisaje que ayer.
Finalmente, Cassius se encontró escuchando a las chicas.

“Oh, es cierto. También me enteré de eso”
“¿Que más?”

A medida que avanzaban las conversaciones de las chicas, Cassius sintió una gran vergüenza.
‘Debería esforzarme por ganarme el corazón de Yerine, no por apoyarme en esas cosas’
Cassius, que se agarraba como si fuera a romper el marco de la ventana en cualquier momento, cerró los ojos y se frotó la cara.
Pero mientras tanto, las voces de las niñas en sus oídos no se detuvieron.

“En el pasaje de muérdago en el patio trasero del Anexo Norte, ¿lo conoces?”
“Sí. ¿Qué hay ahí?”
“Eso es lo que estoy diciendo”
En ese momento Cassius respiró sin siquiera darse cuenta y esperó la respuesta de la chica con el corazón palpitante.
“Si besas el dorso de la mano de la persona que te gusta debajo del muérdago en el pasaje, entonces pueden estar juntos para siempre”

Por alguna razón, Cassius se sintió relajado.
“Estar juntos para siempre”
Finalmente, suspiró, dio la espalda a la ventana y comenzó a caminar por el pasillo.
‘Eso no puede ser posible’
La magia hace posible lo imposible, pero incluso el mago tenía unas limitaciones que lo ataban.

Era romántico porque era imposible asegurar que pudiéramos estar juntos para siempre.
En ese momento fue Cassius quien pensó eso.

***

No fue hasta que pasó un tiempo que Cassius lentamente retiró sus labios de la carne fría que fue largo y corto a la vez.
La mano de Yerine todavía estaba en la suya y no hizo ningún movimiento.
Y no mencionó nada.

“¿Yerine?”
Él miró hacia los ojos morado y rojo que se balanceaban como las olas.
A los ojos de los demás, la luz misteriosa que parecía absorberte era la misma, pero sus ojos estaban muy diferentes a lo habitual.
Hace solo cinco minutos, tenía una atmósfera delicada y relajada, pero ahora estaba claramente agitada.
Después de verlo, Cassius sintió como si tuviera una barra de acero atada a él, y su corazón se hundió.

Yerine estaba en una situación en la que estaba poniendo todos sus esfuerzos para convertirse en Trump, y Cassius no quería convertirse él mismo en su obstáculo.
Si el Segundo Príncipe se le confesaba, ella se habría metido en problemas, por lo que no podía expresar abiertamente sus sentimientos hacia Yerine.

Aún así, era imposible ocultar sentimientos tan fuertes, por lo que le había expresado numerosos favores a Yerine a su manera, en la medida en que no traspasara la línea.
Pero era la primera vez que veía a Yerine con el aspecto que tenía hoy.

“Lo siento, no sabía que lo odiarías tanto”
Cassius, que se levantó del suelo, abrió la boca, apesadumbrado por la dolorosa sensación que se transmitió a su pecho.
Al escucharlo, Yerine abrió mucho los ojos y de repente se levantó de un salto y agarró a Cassius por el hombro.

“¡Espera, no, Cassius!”
Ella negó con la cabeza y habló con voz urgente.
“No es que lo odie. Así que no pongas esa cara”

Ante las palabras de Yerine, Cassius levantó ligeramente la cabeza.
En el momento en que hizo contacto visual con ella, Cassius se dio cuenta.
La sensación en sus ojos agitados no era de aversión.

“Sólo me sorprendió”
Cassius supo solo entonces que Yerine tenía esa expresión en su rostro porque estaba confundida.
“Ah… Lo siento, hice que te sorprendieras”
“No”
Cuando Cassius se rascó la cabeza y se disculpó, Yerine respondió brevemente.
Luego levantó un poco la cabeza y miró el muérdago ondeando en el viento, y dijo en voz baja.
“Como nadie me había hecho esto hasta ahora, es natural que me sorprenda”

Era una voz increíblemente tranquila.
Su voz, que era diferente de su habitual tono calmado pero aún así sonaba animada, le pareció extraña a Cassius.
“¿Por qué?”

En su opinión, Yerine era una persona adorable y cariñosa.
Puede ser por el abuso de la familia Postade que intentó asumir el cargo de sucesor que, según ella, hasta ahora no había logrado llamar la atención del público.
Al mirar a Yerine, sintiéndose incómoda y sorprendida cada vez que recibía atención de la gente, Cassius se preguntó si no podría aceptar el hecho de que era amada.
Quería que Yerine se acostumbrara a ser amada.
A diferencia de él, realmente se lo merecía.

“Es aún más sorprendente que nadie haya actuado como yo hasta ahora”
Al oír esas palabras, Yerine levantó suavemente las comisuras de la boca.
Su mirada baja ahora estaba fija en los ojos dorados de Cassius.
“¿Cassius es amable conmigo porque soy Yerine Spade?”
“¿Qué?”

Sus ojos se abrieron de par en par ante la repentina pregunta y miró a Yerine, pero no respondió.
Solo estaba mirando a Cassius con ojos amargos como si hubiera insertado una amatista y un rubí en ellos.
Para ser honesto, Cassius no podía imaginarse qué respuesta quería.

“Bueno”
Aunque no sabía si su respuesta sería la que esperaba, Cassius decidió hablar con franqueza.
“Yo solo, estás parada frente a mí en este momento”

Cassius, que continuó hablando con la voz un poco quebrada, se sintió avergonzado en el medio y dejó de hablar y cerró la boca.
Porque casi dijo ‘sí’
Su corazón latía con fuerza y ​​su cabeza se calentó.
Contento de que fuera de noche, Cassius trató de ocultar su rostro que se habría puesto rojo en las sombras.

“Gracias”
Ante la voz clara que pasó por sus oídos, casualmente levantó la cabeza.
Frente a él así, Yerine sonreía con verdadera alegría.
Como cuando actuó hace un rato.
Por un momento, cuando vio esa cara, Cassius pudo olvidar sus preocupaciones sobre Iker.

***

Un rayo de luz de luna fluía hacia el oscuro cuarto como si lo hubieran liberado con pintura azul oscuro.
El hombre sentado inmóvil a un lado de la cama en la habitación, donde todo había dejado de moverse, parecía parte de la oscuridad de Marge.
Sus ojos azules estaban perdidos en el aire.

‘Debe haber sido…’
Eugene Ace originalmente no estaba interesado en las historias de otras personas.
Pero eso no significaba que no tuviera oídos.
Así que Eugene también estaba al tanto de los rumores de que si una pareja bailaba en el banquete de la escuela y que si se besaban bajo el muérdago en el patio trasero del Anexo Noreste, podrían estar juntos para siempre.

Yerine, que desapareció durante el banquete, y el Segundo Príncipe, que la persiguió fuera del salón de banquetes, no regresaron por un tiempo.
Y estaba muy preocupado por ese hecho.
Siguió mirando a la entrada del salón de banquetes y comprobando si los dos habían regresado, pero no pudo soportarlo más y abandonó el salón de banquetes.

En concreto, no sabía qué quería hacer ni adónde ir.
Lo cierto es que deseaba poder salir para ver a Yerine.
Apoyándose en débiles esperanzas, el vagar llevó a Eugene hacia el noreste, donde finalmente lo descubrió.
Con Cassius, ella estaba bajo el rumoreado muérdago.
Mientras la imagen se desplegaba vívidamente ante Eugene, se estremeció y negó con la cabeza vigorosamente.

“Debo estar loco”
Murmuró, alborotó su bien organizado cabello plateado con su mano desnuda.
‘Necesito controlarme. No te agites’
Le carcomía, pensando que era feo.
Este sentimiento no debería haberse mostrado.
Al menos ahora, necesitaba un esfuerzo bárbaro para controlar este sentimiento.
De esa forma Eugene cerró los ojos y respiró hondo.

“Whoo”
¿Cómo podía ser tan débil el futuro sucesor de Ace?
Era obvio que su rival, Yerine, también lo consideraría lamentable.
“Necesito que te espabiles y mejores”

En ese mismo momento, un calor irrumpió en su lóbulo de la oreja.
Eugene se sentó derecho y tocó los brillantes pendientes.
“Si padre”

Habló con la voz más tranquila que pudo, pero la cabeza de Eugene estaba llena de preguntas.
El contacto a través de los pendientes solo podía venir del Duque de Ace.
Si él, que ya lo había visto hace apenas unas horas, estaba tan apresurado como para contactarlo con sus pendientes, algo debía haber sucedido.
Pero ahora, ni siquiera podía adivinar cuál era el motivo.

  • Tengo algo que decir. Eugene

Una voz seca e inquebrantable emanó de los pendientes.
“Sí, padre, ¿qué sucede?”

  • Escucha

La palabra del Duque fue tan pesada como una losa.
Después de escucharlo, Eugene sintió como si sus hombros se volvieran más pesados, como si les hubiera puesto una piedra.
Lo sabía bien.
No sabía por qué, pero el Duque se había puesto en contacto con él para reprenderlo.

  • La heredera de Spade será designada formalmente como el sucesor principal tarde o temprano.

Como zafiros, los ojos de Eugene se abrieron más.
Abrió la boca inconscientemente, pero pronto la volvió a cerrar.
“…”

  • Sabes mejor que nadie lo que significa.

“Sí”
El Duque tenía la intención de decirle por su cuenta algo que no era difícil de discernir.
Era que se esforzase lo suficiente para superar a la chica.
Como lo había hecho hasta ahora.

  • Ahora Yerine Spade no es solo una rival. Va a ser una amenaza para Ace.

La voz del Duque sonó débilmente en el oído de Eugene.

  • Así que espabila. Esa niña creció de forma aterradora mientras que te detenías por tu cuenta.

“Lo siento”

  • Muéstralo con acciones, no con palabras.

Al escuchar eso, Eugene miraba al frente con la espalda recta.

  • No me decepciones

Lo último que dijo el Duque fue realmente así.
Pronto, el pendiente desconectado perdió su luz, y Eugene se lo quitó, lo puso sobre la mesa y miró hacia la oscuridad.
De alguna manera se sintió a gusto.
La noticia de que Yerine estaba a punto de convertirse en la sucesora principal le trajo tranquilidad.

“Bien por ti, Spade”
Escupiendo sus pensamientos internos más íntimos, todavía sonrió…

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: