Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 62 CAUB

“¡HUHUUHU!”

Amon, sorprendido por lo sorprendida que estaba, frotó su mejilla contra su cuello, consolándola y suspiró. Su aliento se abanicó sobre su piel.

Blondina apartó a la bestia negra con la palma de la mano, la sensación de cosquilleo se quedó en sus hombros.

Amon murmuró secamente después de un breve silencio.

「Estaré comiendo aquí mientras te espero entonces…」

Amon asomó la cabeza en el pecho de Blondina y respiró hondo. Parece que quiere incrustar el aroma de Bondina, que estará angustiosamente lejos de él por un tiempo.

***

Al salir, Blondina hizo un gesto con la mano dentro del carruaje. Plenamente consciente de que nadie verá eso, todavía lo hizo.

En lugar de ir con ella, Amon estará en el bosque Shinsu. El gobernante del bosque estará tendido en arbustos de flores con arrogancia, pero pertenece allí.

Ya te extraño

Era como una enfermedad incurable. Siempre estuvieron juntos desde que eran jóvenes que podrían haberse cansado de eso, pero en cambio se volvió tan natural para ellos estar juntos en lugar de estar separados de esta manera.

“Incluso si me lame los dedos de los pies como un gato pervertido o me muerde el hombro con descaro, sigue siendo lindo”

(PRAY: Amon tiene un fetiche de pies, punto)

“Incluso ayer, nos vimos y rodamos, jugando juntos como solíamos hacer”

Mirando al frente, donde estaba el palacio comenzaba a debilitarse, Blondina exhaló

“Debería haberte pedido que vinieras conmigo”

Cuanto más pensaba en ello, más triste y ansiosa se sentía.

Amon fue muy bueno. Él era enérgico como un leopardo negro, y cuando era humano, era un hombre tan guapo que ella se ponía roja cada vez que lo enfrentaba.

Gracias a los beneficios de ser su amigo de la infancia, Amon se aferró a su ridícula afirmación de no convertirse en un “hombre promiscuo”.

Con una cara como la suya, es seguro que cualquiera babeará y codiciará, soportando incluso su rutina por ello.

“Uf” mientras Blondina suspiraba profundamente el gorrión que yacía en un pañuelo en la parte superior de la silla del carro, le preguntó mientras jugaba con su anillo.

“¿Eh? ¿Por qué suspiras? ¿Qué pasa, Blondina?”

Majetto se levantó y volvió a preguntar.

“¿Eh? ¿Por qué estás suspirando? ¿Quizás quieres el anillo que tiene Majetto?”

Pensó que ella realmente se lo iba a pedir. Al ver a Majetto gorjear adorablemente, Blondina no pudo evitar observar que terminó riendo. También es lindo, este lindo animal es similar a Amon, pero ¿por qué se siente tan diferente?

Mientras él se subía a su regazo, Blondina rascó el estómago de Majetto, al ver su reacción de satisfacción, negó con la cabeza.

“Puedes quedarte con el anillo, Majetto”

Blondina no estaba interesada en las joyas en primer lugar. Excepto por el anillo que Amon le dio como regalo, todo lo demás se siente como pequeñas pertenencias que no significan mucho para ella.

No importa lo caro que fuera, siempre se sintió agobiada como si hubiera recibido algo que no era para ella. Ha pasado un tiempo desde que se convirtió en dama y es normal tener mucho, pero aún así…

“¿De verdad? ¿Puedo tenerlo?”

“Sí, en serio”

“¡Gracias! ¡Blondina es la mejor! ¡Blondina es mi favorita!”

Majetto corrió hacia el hombro de Blondina, haciendo un escándalo entre los mechones de su cabello.

Es asombroso que puedas ganar el corazón de un gorrión con joyas. Con esta diversión, Blondina le hizo cosquillas a la regordeta barriga de Majetto.

El sonido de un gorrión alegre resonó en sus oídos.

El vagón de marcha rápida se detuvo durante unos 20 minutos cada vez que había espacio para descansar. Esta vez, se tomaron un descanso frente a un gran lago, donde se puede ver un campo de flores silvestres cercano.

Tan pronto como el carruaje se detuvo, la puerta se abrió de golpe. Solo hay unas pocas personas, las que pueden abrir la puerta de un carruaje que lleva a una realeza por ahí con tanta rudeza como esta.

“¡Lucy! ¿Estás bien?”

Uno de ellos es el Príncipe Lart, que preguntó ansioso después de abrir la puerta.

Hace unas horas, la cara de Lucy se puso blanca como una sábana debido al camino de montaña accidentado que hizo que el carruaje traqueteara tanto.

Lart notó la tez pálida de Lucy y durante el descanso, comenzó a hacer un alboroto.

[NT: OMG olvídate de Blondina y Amon, ¡¡¡estos también son más lindos!!!]

No es posible que disminuyan la velocidad, tienen que continuar para llegar inmediatamente a la carretera llana.

Tenía que aceptar eso. Sin embargo, insistió en que viajaría en el carruaje con Lucy. Solo se detuvo y cerró la boca cuando el Emperador lo reprendió.

Blondina miró a Lucy y Lart mientras sostenía a Majetto en su mano.

Ella no fue la única que los miró a los dos.

Es bastante interesante ver al primogénito del Emperador, el Príncipe heredero aferrado a su dama de honor. La suya y la mirada de los aristócratas que viajaban con ellos la siguieron en secreto.

“¿No tienes que acostarte?”

Lart, que estaba acariciando la espalda de Lucy, inclinó la cabeza para mirarla a los ojos. No dudó cuando le puso un mechón de pelo debajo de la oreja.

Fue un gesto natural. Ni Lucy ni Lart parecían importarles o tal vez son demasiado ajenos a lo cercanos que son en público.

Blondina ladeó la cabeza.

“¿Cuándo se acercaron tanto?”

La forma en que se tocan y hacen contacto visual era extrañamente diferente de lo que ella vio antes. Blondina también notó las fuertes emociones escondidas en la mirada de Lart.

“Bueno, me acerqué a ella cuando jugamos juntos, debe ser lo mismo para ella”

Estirándose hasta la hierba, Blondina dejó que sus pensamientos se los llevara el viento

De repente, una mariposa negra revoloteó sobre el cielo azul.

Cuando miró sus alas, pensó absurdamente en Amon, el leopardo negro y hermoso.

***

“¡Mira! ¡Mira! ¡Blondina, es nieve!”

Majetto se aferró a la ventanilla del carruaje e hizo un escándalo. Cada vez que agitaba las alas mientras golpeaba la ventana con el pico, se le escapaba un aliento bastante lechoso.

Al atardecer, su carruaje se detuvo en un centro turístico ubicado en la península de Jerban. Fue una vista satisfactoria, especialmente después de viajar durante días. Puedes ver el sol hundiéndose entre los montones de nieve blanca.

“Majetto. Ven aquí”

A la llamada de Lucy, Majetto voló y se sentó en el dorso de su mano. Pronto, Lucy sacó una pequeña tela tejida de lana y la envolvió alrededor de Mazetto.

“Puede que haga frío. Esto es un regalo”

“No tengo frío…. de hecho vivo bien en invierno”

Majetto miró su regalo. Con rostro agradecido dijo: “¡Lucy!” y escarbado en su cabello.

Blondina se enfurruñó lentamente.

“Dijiste que yo era la mejor cuando te di mi anillo, ¿era mentira Majetto?”

“¡Blondina es la mejor y Lucy es la mejor! ¡Me encantan las dos!”

Al ver un gorrión cubierto de lana blanca y un humano acariciando la cabeza de ese gorrión, Blondina miró por la ventana del carruaje con una cara sonriente.

Un lugar blanco para quedarse durante las próximas semanas pasaba como una imagen secundaria en el rastro de pensamientos de Blondina.

Estas vacaciones no fueron diferentes de su vida en el palacio.

Asistió a fiestas, pisó un campo de nieve mientras estaba cubierta de una espesa piel y observó esculturas de hielo hechas por un hombre.

Blondina deseaba poder sumergir los pies en el agua y darse un chapuzón. Todo lo que hizo fue mirar fijamente la frialdad blanca llamada nieve. Por supuesto, después de un tiempo se aburrió de eso.

Aparte de eso, se sentía asfixiada debido a la elegante familia real y los nobles que la acompañaban. Necesita prestar atención a cada gesto y a cada asentimiento que hace cuando está en público.

Para no ser ridiculizada como una mujer ignorante, también debe tener gracia en el acto de agarrar el dobladillo de un vestido.

Se sentía como si su cuerpo estuviera envuelto en una cuerda invisible.

Sentada en una cúpula de vidrio semicircular, Blondina bebió su té mientras miraba la ráfaga de nieve.

Es bastante extraño disfrutar de una fiesta de té en medio de un jardín lleno de nieve. En verdad, fue uno de los momentos en los que se hizo visible el lujo de la familia imperial.

Lart y Lucy estaban sentados frente a Blondina. Lart miró a Lucy con preocupación porque ella apartó las galletas, diciendo que no se sentía bien.

“¡Entonces me comeré todas las galletas!”

Majetto le clavó el pico a la galleta con cara de excitación. Blondina sintió una presencia a sus espaldas mientras acariciaba las plumas de Majetto con los dedos.

Lart miró al extraño, pero no habló a pesar de que lo comprobó. Blondina tampoco se dio la vuelta.

Confía en que las personas capaces de acercarse a ella sean de la familia real o de los nobles de alto rango que viajaban con ellos, sabía cómo la veían las personas. A menos que el Emperador viniera él mismo, no es necesario que la Princesa primogénita reconozca a esa persona primero.

“Veo a la regia familia real”

Su voz era aguda. Blondina volvió la cabeza tarde, justo después de recordar al dueño de su voz.

Los pavos reales conocidos de la alta sociedad, un hermano y una hermana con cabello castaño suave se pusieron de pie. Sus ojos de color marrón claro también están profundamente grabados con una confianza única en los nobles de alto rango.

Entre los dos, el hijo mayor, que es cuatro años mayor, el Príncipe Louveros Dehill se inclinó y habló amablemente.

“¿Interrumpí tu tiempo de diversión?”

Blondina no respondió.

“¿Que esta pasando?”

Dijo el Príncipe Lart, sonriendo frente a él.

“Pasamos porque te vimos feliz”

El Príncipe Dehill, naturalmente, acercó una silla a su hermana, la Princesa Clea Dehill.

Desde la infancia, Blondina ha estado cerca de Adellai y Lart, por lo tanto, sabía cómo actuar de manera casual con los niños con actitud y podía sentir la misma vibra de ellos.

Tan pronto como la Princesa Dehill se sentó, el Príncipe Louveros volvió la cabeza hacia Lucy.

Los gentiles ojos del Principe se volvieron arrogantes. No había forma de que Blondina y Lart no se dieran cuenta del disgusto.

Mirando a su alrededor, no quedaban sillas disponibles.

Él la estaba mirando desde arriba. ¿Cómo se atreve una simple sirvienta sin influencia a sentarse con altos nobles como la realeza, a ocupar un asiento mientras él, un pavo real nacido con un título noble, está de pie?

Lucy, que era conocida por su ingenio rápido notó el disgusto, inmediatamente saltó de su asiento. Blondina se contuvo en lugar de regañarla, bajó la cabeza y juntó las manos. Sabía que debería actuar con confianza en esta situación.

Cuando el Príncipe Louveros Dehill ocupó la vacante junto a Lart, una de las cejas de Lart se disparó.

El Duque de Dehill.

Duque Dehill tuvo hijos excepcionales, el mayor Louveros Dehill, de quien se esperaba que heredara el ducado, tenía un excelente manejo de la espada, el segundo en nacer fue la Princesa Clea Dehill. Ella era la conocida candidata como prometida de Lart y sin duda la futura Reina.

El Príncipe Lart y la Princesa Clea Dehill se conocían desde la infancia, la Princesa era hermosa e inteligente, lo suficientemente digna como para ser codiciada como Emperatriz.

Nadie dudaba de que ella sería la esposa del próximo Emperador. Lart fue un gran oponente para la herencia al trono porque fue apoyado por un gran poder y un fuerte respaldo.

Sin embargo, esta convicción comenzó a desmoronarse cuando el Príncipe Lart ofreció su honor a una humilde doncella de origen humilde durante la competencia de caza.

A Lucy Herbs, que pasa a ocupar el puesto de dama de honor de la semireal Blondina. Alguien a quien no le gusta a todo el mundo debido a sus orígenes poco dignos.

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: