Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 42 – EBNET

EBNET

‘Otro con la herida de arañarse el corazón… ¿Por qué esos monstruos se autolesionaron así?’

La carne que había sido excavada sin piedad alrededor del corazón no era lo único extraño.

¿Cómo pudieron estos monstruos entrar en el Reino de las hadas? El aire de aquí debe estar repeliendo a los monstruos. ¿Entonces cómo…?

Lamentablemente, Kalia no era del tipo ‘investigador’.

Pero ella lo sabía, había alguien que era bueno para observar, dudar y resolver todo tipo de interrogantes.

“¡Crashk! ¡Gagh, Buah!”

Este era el más grande de todos los lobos jamás atacado por ella. Ya eran cuatro, pero parecía ser el líder entre ellos.

Revelando su determinación con fiereza, el lobo con los ojos distorsionados movió los brazos al azar en ataque.

Tenía la suficiente fuerza como para arrancar la carne con un ligero toque.

Mientras observaba cómo se deformaban los troncos de madera atacados con sus uñas, Kalia se preguntó si lo mejor sería capturarlos e informarlos al Ministerio de Magia.

Esto era una anomalía inquietante.

Podía tomarlo a la ligera, pero el hecho de que lobos locos invadieran el bosque de hadas era capaz de conducir a una guerra entre razas.

‘Tengo que capturar al menos uno. Si Simon hubiera estado aquí, habría descubierto cualquier cosa. No sólo atacar.’

Pensando en qué hacer, exhaló con un poco de pesar.

Puede que el problema no fueran los Lycan.

Quizás, el bosque en sí era extraño.

En primer lugar, era insólito que nosotras pudiéramos cruzar la frontera del Bosque Profundo.

‘Sí, necesito capturar a uno de ellos’

Con eso en mente, en el momento en que levanté la espada para cortar solo los tendones del los brazos del lobo, sentí a mis espaldas que se acercaba un ataque a una velocidad tremenda.

Asombrada, rápidamente se apartó y salió del radio de ataque.

¡Krhas!

Una enorme lanza voló por el aire y penetró de inmediato en el corazón del monstruo. 

Ya todos los monstruos estaban esparcidos por el suelo del bosque sin hacer ningún sonido.

Kalia se volvió para mirar a la entidad portadora de la lanza.

Un ser que exudaba una energía aterradora la estaba mirando.

━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━ 

Él era un ser muy poderoso.

Fue padre, tutor y juez de todas las cosas vivas.

Perteneciente ha los que tienen su autoridad basada en el afecto y su poder basado en la fe. Necesitaba tener un gran sentido de la responsabilidad y la prudencia, todo lo aceptó y lo practicó con naturalidad.

Pero… No lo cumplí tanto con la otra, mi hija menor.

Las tribus de hadas tardan mucho tiempo en recibir a sus descendientes.

Se requerían cinco años de gestación en el vientre de la madre. Pero, el hecho de que el crecimiento haya terminado no significa que pudiera nacer de inmediato.

Cada hada consagra su piedra espiritual que ocupa el centro de su corazón y es el enlace irreemplazable del poder espiritual.

Era una fuente de poder tan sólida y hermosa como una gema que todas las hadas debían crear y cultivar antes de nacer.

El hijo de un hada no podría salir hasta que hiciera la suya dentro del vientre de su madre.

Por lo general, mientras ellos crecen, ella se forma y pueden salir de inmediato al cumplirse el tiempo de embarazo, pero a veces había niños cuyo crecimiento físico y la velocidad de creación de la piedra espiritual eran diferentes.

Su hija menor fue así.

Había sido concebida en el vientre durante cinco años, pero pasaron tres años más para que naciera la niña.

La niña que apenas pudo nacer, era excepcionalmente pequeña y débil en comparación con sus hermanos.

Sin embargo, era más brillante, más gentil y más adorable que nadie, por lo que su debilidad le era triste.

“¡Ahahaha! ¡Padre, padre!”

“¡Mira esto padre!”

“Gran Padre, gracias por quedarte conmigo. ¡Te quiero!”

Por eso el hombre siempre estuvo preocupado por su hija menor.

Como padre con el deber de cuidar de todos los seres vivos, no debía serlo sólo con ella, pero también era la niña que más amaba y apreciaba en el mundo.

Cuando una hija así le dijo un día que se enamoró de un humano, su padre estaba asombrado y enojado.

‘… ¡Algo como un humano!’

Hasta entonces, particularmente no odiaba a los humanos.

Despreciaba su debilidad y codicia, pero no sentía un odio personal hacia ellos.

A veces, algunos de ellos llegaban a ser muy grandes en propósito, y no todos los humanos trajeron destrucción a su propia carne.

Sin embargo, las hadas y los humanos no podían estar juntos. No, nunca debieron haber estado juntos.

Para un hada, amar a un humano era como esperar un límite de tiempo que nunca sabía cuando arribaría.

La tristeza es un sentimiento natural, y los que quedan atrás tienen que soportar todo el dolor por ser dejados atrás.

Es tal este edicto que aunque las razas viven en diferentes épocas permanecen unidas.

La terquedad de saltar hacia un futuro donde se prevé solo dolor. Un amor inmaduro que no era diferente de una polilla que abalanza al fuego.

“No importa lo desagradable que pueda ser, yo lo amo. Incluso si será una vida corta, viviré con él. Porque estamos destinados a estar juntos. ¡Oh Padre, pronto nos perdonarás a él y a mí!”

Cosa estúpida.

‘Mi hija menor es tan inocente y encantadora.’

Él reprendió a su amada hija menor por ser inmadura y la exilió a un pequeño bosque local.

Fue porque su hija, la que más le gustaba, fue enviada al bosque, pero no podía saber lo que ocurriría.

El día en que su hija partió en exilio fue el día de su cumpleaños.

Se quedó mirando a su padre que no se volvió para mirarla, con ojos tristes se fue al bosque, lejos de él.

A vivir al borde del continente con el mar, las montañas y los bosques rodeándola.

Un largo viaje para un amor corto que ardería durante solo uno o dos años.

No lo vi, pero sabía que era un impulso que desaparecería por sí solo cuando se diera cuenta de que no estaba junto a ella, cuidándola.

Fue el malentendido, la arrogancia y el exceso de confianza de un padre.

Después de un tiempo, su hija desapareció totalmente.

Y en algún momento, el hombre sintió que alguien le cortaba el corazón en pedazos.

No había pasado ni un año desde que mi hija desapareció.

En el momento en que se dio cuenta de la verdadera naturaleza del dolor que sentía, los ojos de un hombre que nunca había llorado se llenaron de humedad.

“Ah, hija mía. Hija… ¡Gaia!”

Su hija falleció.

Murió sola en un lugar donde no había padre, madre ni hermanos.

La figura de un alma joven hecha de él murió solitariamente.

El estúpido padre contuvo la respiración y lloró desesperado su dolor.

━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━ 

Olores salados, dulces y amargos se agitaban en el viento junto a su pelo amarillo.

Era un color familiar.

Los ojos de la niña que me mira directamente son muy similares a los de mi pequeña hija amada.

Eran de un color completamente diferente, pero sus ojos me son extrañamente similares.

Estoy de un humor extraño.

Este ser humano, que se prepara para convertirse en madre, no era un hada.

Estrictamente hablando, era una humana que no debería tener nada que ver con mi hija hada.

Pero aun así, inexplicablemente, siento algo realmente extraño.

‘¿Por qué te siento tan adorable?’

El hombre no podía apartar los ojos de la niña.

No pude entender por qué, pero mi corazón preocupado saltó violentamente ante su mirada.

Sin embargo, fue Kalia quien se movió primero.

Por un momento, observó al hombre, aquel que arrojó su lanza contra el lobo que había muerto de un golpe fatal, su corazón fue atravesado por él.

Pronto ella se apoderó de la lanza del hombre que estaba atrapada en el corazón del lobo.

“¿Que…”

Para cuando las cejas del hombre se movieron lleno de escepticismo, ya Kalia había sacado su lanza del corazón del lobo.

¡Eso es trabajo excesivo para una mujer en estado!

Una lanza enorme fue sacada con violencia junto al sonido de huesos aplastados. El monstruo cayó de su lugar como un peso muerto.

La mirada del terco hombre se posó en Kalia una vez, y luego en los cadáveres de los otros dos lobos.

Él la contempló con una mirada extraña por un momento, luego se acerca a ella.

Su impulso le ha sido transmitido. El hombre tomó de vuelta enérgicamente su lanza, ‘Ectarion’.

Por un momento, intentó decir algo con labios dulces. Algo para hacerla sentir mejor.

La chica humana también lo miraba, expectante, como si lo esperara.

Pero justo antes de que pudiera decir algo, su hija, que se escondía detrás de él, salió corriendo.

Gaia fue directamente hacia Kalia y la abrazó.

“¡..!”

El cuerpo de Kalia se puso rígido y los ojos del hombre que observaban la escena brillaron con sorpresa.

Gaia abrazó a Kalia, luego confirmó que estaba a salvo y se agradó de saberlo.

Ella se abrazó nuevamente a Kalia sin dudarlo con una amplia sonrisa.

Era inocente verla saltar a su alrededor.

El hombre que las observaba, hasta ahora en silencio, abrió la boca.

“¿Qué haces aquí?”

Kalia, que miraba a Gaia girar a su alrededor preocupada, dijo, mirando al hombre.

“… Vine a buscar niños perdidos.”

¿Quién es este hombre?

Irónicamente, era alguien que nunca había visto antes, pero creí reconocerlo momentáneamente.

Su espíritu y el aura que emana este hombre enorme no son humanos. Aquello que nadaba en sus ojos brillantes era el poder de la vasta naturaleza.

Tenía un tipo de energía que parecía hacer que su presencia frente a ti sea imponente con solo mirar hacia abajo.

Aunque tenía santidad, era diferente del poder divino de los sacerdotes, y a pesar de su ferocidad, era diferente del poder destructivo de los demonios.

“… ¿Quién es usted?”

La respuesta de Kalia tardó en aparecer, volvió a preguntar el hombre.

‘¿Qué respuesta debo darle?’ Kalia se quedó perpleja por un momento, pero le dio una respuesta diferente.

“Mi nombre es Kalia Tacskate. Soy de un pueblo cercano”.

“Kalia Tacskate…” 

Él repitió su nombre.

Ella le dijo deliberadamente su nombre real. 

Si su suposición es correcta, él era una persona a la que no se podía engañar. Incluso si pudiera serlo, sería grosero con este hombre. 

Incluso si ella le revela quién es de todos modos, él es una persona a la que no le importa su procedencia. 

“Kalia Tacskate”.

La miró una vez más y murmuró su nombre. 

Como para recordarlo, volvió la cabeza y miró a los monstruos muertos.

El hombre murmuró en idioma antiguo con las palmas de sus manos flotando en el aire. 

“[Carl Lee Moon.]”

Inmediatamente, algo se retorció dentro del cuerpo. 

Cuando el sonido de partir la carne y los huesos perforó el pecho, una gema de color gris oscuro flotó hacia arriba. 

El hombre la tomó suavemente y luego abrió la palma de la mano. 

En un instante, la joya gris se rompió en miles de fragmentos y se convirtió en polvo gris que desapareció en el aire con el viento de la noche. 

El hombre repitió lo mismo con los cadáveres de los otros monstruos. 

Kalia lo miró desde la distancia.

‘¿Les extrae los corazones?’ Como si escuchara su pregunta interna, respondió el hombre. 

“Es una piedra de hadas sucia. Aunque murieron, las hadas no descansaron. Es un alma miserable”. 

‘¿Hadas?’

La expresión de Kalia estaba extrañamente distorsionada.

¿Ese hombre dice que estos monstruos ahora son hadas?

Obviamente, esos eran Lycan Wolf.

¿Desde cuándo los Lycan Wolf pertenecen a la categoría de hadas?

Como si leyera la mirada confusa de Kalia, él añadió.

“Alguien trasplantó a la fuerza los corazones de hadas débiles en monstruos. Extrayendo aun palpitando el corazón de un hada viviente”.

“Algo como un trasplante de corazón… Una quimera. Ustedes lo llaman así”.

La tez de Kalia se puso azul mortal.

✄ ————————————————

Mishka: Gracias a la edición de Yree les traemos un nuevo capítulo de nuestra super mami Kalia.  ღゝ◡╹)ノ

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: