Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 65

El hombre sospechoso me sacó del salón de banquetes.
De dos cabezas más alto que yo, un cuerpo delgado y una voz que parecía contener la reverberación de un león revelando sus dientes a modo de advertencia.
No hubo ningún movimiento amenazante, como agarrar la muñeca o adoptar una postura de combate, pero era un hombre que parecía muy autoritario.

‘¿Quien demonios es él?’
Siempre que el hombre daba un paso, pensaba en eso, mirando el dobladillo de su túnica que se balanceaba ligeramente.
Cada vez que caminaba, podía ver parpadear el botón dorado escondido en su túnica.
A lo lejos, nadie habría pensado en el botón.
Pero vi una inscripción grabada en el botón.
Un tigre mostrando sus dientes y rugiendo, seguido de una espada y un bastón brillante cruzado con una X.
Era el emblema del Imperio Tigris.

‘Pero los otros magos del Palacio no ocultaban su identidad, así que ¿por qué está tan oculto?’
Los magos del Palacio, que estaban sentados en los asientos VIP, vestían la misma ropa que usaban cuando trabajaban en el Palacio.
Incluso los miembros de las 7 Familias Imperiales no ocultaron sus identidades.
Solo fue esta persona quien no se mostró al exterior.

“Hablemos aquí”

El lugar donde finalmente se detuvo el hombre fue en una terraza discreta.
Se escuchó el sonido de las hojas frotándose con el viento, y el paisaje exterior era difícil de ver debido a la espesa niebla. Solo la luna llena, elevándose en lo alto del cielo, brillaba con una luz tenue.
De alguna manera, nerviosa, tragué saliva y di un paso hacia la terraza.

“¿Tienes que salir? Voy a hablar contigo desde aquí”

Mirando hacia atrás, el hombre estaba apoyado contra la pared junto a la entrada de la terraza, escondido en la oscuridad.
Aún así, vestía ropa negra, así que en un lugar donde no había luz, solo podía ver su nariz y boca.
‘¿Qué, por qué actúa tan sospechoso?’
Me llamó para que viniera aquí y no me gustó mucho su orden de que me quedara aquí mientras él hablaba allí.
Escuché que hay muchos bichos raros entre las personas involucradas en el Palacio Imperial, así que parecía ser cierto.
Entre ellos, había una alta probabilidad de que fuera un mago.
Desafortunadamente, es una persona que puede influir en mis futuros contactos.

“Sí, entonces como quieras”
Dicho esto, yo tampoco salí a la terraza y me quedé a oscuras.
Aún así, no estaba sin luz en absoluto, así que a medida que pasaba el tiempo, comencé a ver con mis ojos poco a poco.
La figura del hombre de pie contra la pared también era visible.

“Lo siento, pero ¿puedo preguntar para qué me llamaste?”
El hombre no dejó pasar mi comentario.
“¿Quieres preguntarme primero? Eso es bastante atrevido como había escuchado”
“¿Sí?”
Sorprendida por el extraño tono sarcástico con el que hablaba, le respondí.

“Parece que no me tienes miedo, ¿verdad?”
Mientras decía eso, el hombre se apartó lentamente de la pared.
Luego, balanceando su túnica negra, se acercó a mí poco a poco.
Era una persona realmente extraña.
‘qué…’
Cada vez que se acercaba, sentía como si el aire me asfixiara.
‘No, es un hombre del Palacio. Él es del Palacio -‘

Así que, debería quedar bien con él.
Sería mejor dejar una buena impresión tanto como sea posible para el futuro.
Pero no quería hacer eso por alguna razón.
Quería sacar el fuego azul y ponerlo en su cuerpo e iluminar esta oscuridad.

La distancia entre el hombre y yo es ahora de menos de un metro.
Hubo una advertencia en mi cabeza.
Si se acerca un paso más entonces dispararé.
En ese mismo momento, el hombre dejó de caminar.

“No, ¿tienes miedo?”
Mis ojos lo fulminaron ante las palabras afiladas.
Lo miré directamente, apreté el puño de mi mano derecha caliente que parecía como si fuera a arder en cualquier momento.
“¿Por qué debería tener miedo de ti?”

El hombre no respondió a la pregunta de inmediato.
Siguió un pesado silencio durante algún tiempo.
El hombre, como si ni siquiera respirara, se quedó allí sin moverse.
Era como una imagen psíquica.
Una imagen de un cadáver sin alma, sin movimiento, sin sonido.
Después de mucho tiempo, la capa se desvaneció y tembló, y el hombre levantó ligeramente la cabeza.

“Cuando un hombre sin nombre ni rostro se acerca y pide tener una conversación, una persona normal tendría miedo”
“Bueno, eso es correcto”
Respondí con voz fría.
“Cuanto más, si la persona pide hablar sola en un lugar tan oscuro, ¿no te parece?”

Era una voz desagradable que parecía pegarse al oído.
Me sentí tan mal, que ahora pensé que no importaría si era un mago del Palacio o algo así.
Ya estaba cansada de simplemente evitar las minas en la obra original. No quería encontrarme con más personas sospechosas que pudieran causar problemas.

“… Al escuchar lo que estás diciendo, parece que lo has hecho mucho. ¿Es tu pasatiempo disfrutar del miedo de los demás?”
El hombre se echó a reír ante el comentario.
Nunca fue una risa frívola.
Fue una risa noble que probablemente provenía de la aristocracia que bebía té.
Sin embargo, la risa contenía un sentimiento de burla, lo que me hizo sentir aún peor.

“Ja, está imaginando demasiado, señorita Spade. Aún así, me alegro de que seas diferente del resto de la gente estúpida y tímida”
“Estoy tan feliz por eso. Lo he oído a menudo”
Dije eso y bajé mi mano derecha en silencio.
“Lo siento, pero no creo que pueda ausentarme del salón de banquetes por mucho tiempo. Volveré si no me vas a decir qué está pasando”

La mejor manera de no involucrarse con personas peligrosas es ‘escapar’
Es difícil deshacerme de él mientras ya esté atrapado por el radar de esta persona, pero ¿no debería intentarlo de alguna manera?
‘¡Y mi bebida me está esperando!’
Y si no me apuraba y me iba, todos se preocuparían por mí.
De todos modos, hay mucha gente que me buscaría.

“Será mejor que se detenga, señorita Spade. Te arrepentirás amargamente si me dejas atrás hoy”
En el momento en que lo escuché, dudé.
“Sí, te lo diré porque tienes mucha curiosidad. Me gustó tu actuación”
“No me trajiste aquí solo para decir eso, ¿verdad?”

En ese momento, la luz de la luna que se filtraba entre las nubes reflejaba el rostro del hombre, cuyos dos tercios estaban cubiertos por la túnica.
Y aparentemente, en ese momento, las comisuras de su boca estaban ligeramente hacia arriba.

“Eres ingeniosa. Me gustas cada vez más”
Así que, ¿vas a hacer lo que quieras porque te gusta?
“¡No lo hice porque quería agradarte, ya que ni siquiera sé de dónde sales!”
Tenía mucho que decir, pero me las arreglé para contenerme.
Porque vi las comisuras sonrientes de su boca retorciéndose y moviéndose.
“En pocas palabras, estoy aquí para sugerirte que trabajes para mí”

Al escuchar las palabras del hombre, fruncí el ceño y miré el rostro cubierto por la capucha con ojos afilados.
‘Me convertirás en una subordinada, no en una socia. ¿Es así?’
Escuché que a veces los magos del Palacio señalaban talentos que demostraron grandes habilidades en las actuaciones.
El rendimiento en sí es un factor que otorga puntos extra en la prueba del mago del Palacio Imperial.
Pero nunca imaginé que se acercaría a la estudiante y le diría que trabajara para él.
Además, no era una estudiante de tercer grado que estaba a punto de graduarse, sino una estudiante de primer año que acababa de adaptarse a la vida de la Academia.

“¿Me estás dando una oferta para hacer eso dentro de dos años?”
Después de la graduación, honestamente, habría pasado demasiado tiempo como para recordarlo, así que me pregunté por qué me hizo la oferta ahora.
Y habría sido mejor sugerírselo a un estudiante de tercer año que está cerca de graduarse y tiene mejores habilidades que yo.

“No”
“¿Eh?”
La respuesta del hombre me hizo dudar de mis oídos.
“No pierdas el tiempo y dime la verdad”

Ahora, lentamente, hablé con voz ruda, preguntándome si este hombre me estaba jugando una broma o me estaba engañando.
En mi vida anterior, aprendí que era de sentido común intercambiar tarjetas de presentación cuando se recibía a un cazatalentos, pero no me gustó el hecho de que no revelara su nombre ni su identidad y viniera a mí y me dijera tonterías.

“Te estoy pidiendo que trabajes para mí ahora mismo. Como mago del Palacio”
¿Qué tontería es esa?
“No, cuando te gradúes de la Academia, no. Incluso si no eres una graduada, ¿no sabes que puedes trabajar como mago del Palacio?”

Las palabras del hombre eran tan absurdas que solté la respuesta a gran velocidad.
“Todavía soy una estudiante de primer año y me quedan dos años para graduarme de la Academia”
No hay nada por lo que ser terca, pero era difícil pensar que aceptaría una propuesta tan ridícula cuando ni siquiera me reveló quién era.
“No puede ser posible trabajar como mago del Palacio si no he terminado mi educación”

Entonces el hombre respondió.
“¿Por qué crees que no funcionará? La actuación fue bastante creativa, pero tus pensamientos solo se quedaron ahí”
“No importa. No quiero hablar más de eso. Me voy”
Así que me di la vuelta.
Pero en ese mismo momento, el hombre me tocó el hombro.
“Suéltame”
Sacudí ligeramente la mano del hombre y moví mis pies.

Pero en el momento en que giré la cabeza de inmediato, definitivamente el hombre que había presionado por detrás, estaba parado frente a mí.
‘Maldita sea, ¿usaste magia?’
No hubo ningún movimiento a la vista.

“Espera”
Fue una voz que resonó como un trueno.
Quizás si no hubiera estado obsesionada por mi molestia e ira, me habría estremecido frente a él.
“¿No te lo dije? Si me dejas atrás, lo lamentarás mucho”

Sus palabras encendieron una llama en mi mano derecha.
Desafortunadamente, el hombre dio un paso atrás tan pronto como activé la magia de fuego.

“Tú, ¿qué estás?”
“Repito, pronto te arrepentirás de haberlo hecho de esta manera”
“¿Quién eres tú para seguir diciendo eso? Prefiero luchar y arrepentirme que escuchar eso de una persona sospechosa como tú”
En ese momento, la risa del hombre resonó en el pasillo, donde no había nadie.
“Yo hubiera pensado eso también”

Subí la temperatura para hacer un fuego azul.
Iba a dispararle en cuanto se moviera un poco.
“Dijiste eso antes, ¿verdad? ¿Por qué deberías tenerme miedo? Porque yo soy quien puede lograr lo que ves como imposible”
¿De qué está hablando?
“Ahora, mira, quién soy”

Gracias a la llama azul en mi mano, pude ver el rostro del hombre que se había quitado la túnica.
Cuando desapareció el trozo de tela negra que cubría más de la mitad de su rostro, lo primero que vi fueron nada menos que sus ojos dorados.
“Oh…”

El hombre de ojos dorados, como los de Cassius, dijo agitando su cabello rojo.
“Mi nombre es Iker Tarnalea Tigris”
Sus ojos dorados brillaban en la oscuridad.
“El Príncipe Heredero del Imperio Tigris”


Jerry: me caes mal Iker… eres un presuntuoso… a ver cómo avanza la cosa y si me haces cambiar de opinión

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: