Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 35 – EBNET

La fiesta de Luah era muy conocida en los alrededores.

También se le llama el ‘Festival LuahShas’, y lleva el nombre de las flores púrpuras que florecen por todo el pueblo durante el período del festival.

Aunque en sí es un pueblo pequeño, Luah tiene una vista particularmente hermosa porque es un lugar donde las montañas y los mares armonizan, también conviven hermosas llanuras y campos.

Por lo que, sus festivales siempre fueron bastante famosos incluso en las grandes ciudades cercanas, y gracias a eso, muchos turistas visitaban el pueblo durante estas fechas.

En particular, las flores de color púrpura que se asemejan a pequeñas campanillas duermen en los campos del norte, y la vista de luciérnagas volando sobre ellas por la noche es excelente.

El cielo de LuahShas. El pueblo donde viven las hadas. Un lugar que abraza el mar, la montaña y el campo.

Ese lugar era Luah.

De hecho, el campo hacia el norte que usualmente se mantiene cerrado porque está cerca del bosque de hadas, durante los festivales, se abre al público bajo la protección de la guarnición del pueblo.

Incluso hoy, el pueblo estaba lleno de forasteros que ansían ver la escena. También había vendedores ambulantes haciendo cola para aprovechar esa brecha y generar buenas ganancias.

Desde el muro de piedra que entraba al campo norte, Hemming vitoreó al ver a los vendedores ambulantes llenando la plaza.

“¡Vaya, supongo que también pueden congelar las manzanas trituradas y agregarle almíbar! ¡Ese postre parece tan bueno! Hay de fresas y kiwi. ¿Compramos Leah*?”

(Nota: les recuerdo que Leah es el pseudónimo de Kalia)

Hemming no pudo superar la emoción, avanzó corriendo y señaló un puesto de postres. Había mucha gente haciendo cola esperando su turno, demostrando que sí era bastante bueno.

Kalia no dijo nada y le entregó la billetera a Hemming.

Hemming, que había obtenido la billetera de Kalia por un comentario, echó a correr. Kalia la observó con una mirada feliz.

Pronto regresó con una cara radiante, trayendo varios sorbetes de frutas congeladas.

Kalia le entregó uno de ellos a Allen.

“El popular Allen de la ciudad es particularmente indiferente”.

Allen se sonrojó como el melocotón que le estaban entregando. Él vaciló, tragó saliva fuerte y aceptó el batido de fruta que Hemming le estaba dando.

“¿Qué quieres decir con eso?”

“¿Quién dice que son mis palabras? Allen recibe un regalo diario de las señoritas. Es tan popular que incluso hay un ‘Club de Fans de Allen’ en el pueblo”.

“¿Es así?” Respondió Kalia suprimiendo la risa que parecía escapar.

Él rápidamente fulminó a Hemming con la mirada, pero ella simplemente desvió la vista a su sorbete de fresa molido.

“No dijiste que faltaba alguien, ¿verdad? Ren, Gyeol, Sa y Dael. Si no fuese conocida externamente como la hermana menor de mi primo, ¡Oh Leah, ya me habrían llevado al Club de Fans si no fuera por ser de la familia!”

“Hemming, ¿cómo puedes exagerar tanto?”

“Oh, los ojos agudos del popular Allen-sama. ¡Hemming tiene miedo, ayúdame Leah!”

Sacudiendo los brazos y temblando, fue hacia a la espalda de Kalia y se escondió.

“¡El carisma que parece una suave semilla! ¡Un hombre guapo con una delicada estructura lleno de sensibilidad!”

Hemming, quien le sonrió burlonamente a Allen escudándose en Kalia, la miraba como si estuviera atónito, pero ella pronto encontró una multitud ruidosa al frente y corrió en esa dirección.

“¡Uh, circo! Leah, Allen! ¡Vengan pronto! ¡Es un circo!”

Emocionada, se apresuró y alzó sus pies.

Hemming, que no podía apresurar a Kalia, cuyo vientre era convexo, empujó la espalda de Allen, caminando rígidamente.

“¡Tienes que ir rápido para conseguir unos buenos asientos, Allen! ¿Eres una tortuga? ¡Apúrate! Ha pasado mucho tiempo desde que fui a un festival como este. Esta es la primera vez desde que murió toda mi familia. ¡Creo que han pasado unos 5 años!”

Kalia se sorprendió ante las palabras de Hemming, relatando casualmente los trágicos hechos.

Ella respondió con una sonrisa más brillante ante la mirada de Kalia, para hacerle ver que sí estaba bien.

“Me gusta mucho este tipo de cosas. Kalia-sama dijo que viajó por todo el país, así que ¿debiste ver muchos festivales como este, cierto?”

“No, en realidad, no he visto mucho. Cuando estaba cerca, no se podía asistir al festival. Tenía que pelear”.

‘Ahora que lo pienso, cuando Kalia viajó por el país, estaba en medio de la guerra, así que valió la pena venir aquí.’

“… Bueno, creo que he visto muchos retratos en periódicos”.

Los ojos de Hemming se humedecieron cuando vio a Kalia asentir con la cabeza mientras hablaba vagamente.

‘En cierto modo, esta persona es mucho más lamentable que yo.’

Qué difícil debió ser llegar a esta posición como una persona huérfana.

Una caballero legendaria que no solo subió, sino que construyó el mejor estado Mayor con las mejores habilidades. La persona que ha obtenido el mayor número de victorias con la menor cantidad de muertes.

Hemming admiraba y amaba a Kalia, y al mismo tiempo sentía lástima por ella.

¡Incluso ahora se está preparando para el embarazo y el parto sola en esta tierra remota!

Hemming agarró la mano de Kalia.

“¡Kalia, nos divertimos! ¡Mira, juega, come y descansa, luego sal y juega!”

“¿Mmm?”

“¡Derrocharé todo durante este tiempo! Mientras tanto, he hecho un montón de dinero. ¡Lo junté por mí misma! Allen, ¡también te compraré algo delicioso hoy! Entonces, ¡dejemos muchos recuerdos para este festival! Mira, tengo mucho dinero en mi billetera… ¿Qué? ¿Dónde está mi billetera?”

La tez radiante de Hemming rápidamente se convirtió en palidez. Los labios que estaban derramando diatribas temblaron, y la tez que no podía ocultar la vergüenza se puso roja.

“Waaa… Qué hago, supongo que la dejé”.

Su voz murmurada se deslizó en tragedia.

Sus mejillas y el borde de sus ojos están rojos porque ni siquiera podía levantar la cara mientras se frotaba los bolsillos donde debería estar su billetera.

Delante de ella, apareció de repente una vieja billetera de cuero. En la billetera, las familiares letras AyN estaban escritas con letra garabateada.

“Diviértete hoy. Mañana me lo regresas Hemming.”

Él habló con tristeza y tiernamente puso su billetera en la mano de Hemming.

“Allen…”

Ella lo miró con un rostro tan impresionado como el estornudo del dios del tifón.

“Si estás impresionada, no vuelvas a decir nada como ‘El Club de Fans de Allen’“.

“¡Lo haré! ¡Nunca diré que es ‘El Club de Fans de Allen’! ¡Es una promesa!”

Con él suplicando, Hemming rápidamente le arrebató la billetera de la mano y bramó.

“¡Me uniré a ‘El Club de Fans de Allen’ a partir de hoy!”

“Ahhh, Hemming, por favor…”

Hubo un ruido de ella que se alejó corriendo, Allen se agarró el cabello impotente, Kalia, quien dio un paso atrás sostuvo su estómago con ambas manos.

Una suave sonrisa apareció en su rostro, mientras los contemplaba.

Este momento de reír con extraños en una ciudad desconocida y un paisaje desconocido hizo que el corazón de Kalia se acelerara.

Miró al cielo con una mirada complicada y acarició su vientre redondo.

Sentirse feliz y llena, pero vacía sin saberlo.

‘Como si hubiese dejado algo en la mansión de la capital. Mi corazón sigue yendo hacia allá.’

“¡Leah, ven aquí! ¡Hay una mantequilla a la parrilla hecha de monstruos marinos!”

Kalia niega con la cabeza por un momento, se deshace de una extraña sensación de inquietud que la embarga y camina hacia Hemming.

En primer lugar, no tenía mucho, por lo que no podía quedar nada atrás.

Kalia, que estaba ansiosa por aprender sobre su vacío, siguió a Hemming y Allen al festival.

  ━━━━━━━ ∙ʚ♡ɞ∙ ━━━━━━━

En medio de la tranquila oscuridad.

Sus párpados, lo suficientemente delicados como para dar sombra a las pestañas largas, estaban pacíficamente cerrados.

Aleteó durante un rato y subió muy lentamente. Las densas pestañas temblaron.

Incluso en total oscuridad, se reveló un iris dorado brillante. Abrió impotente los ojos, mirando al aire durante mucho tiempo y bajando los párpados dolorosamente.

“Ahhhh.”

Un pequeño suspiro, se asomó a través de sus labios temblorosos y se filtró en el espacio hueco de la habitación. El cabello plateado brillante estaba esparcido en la cama hecho un desastre.

Simon giró su incómodo cuerpo y levantó las manos para cubrirse el rostro.

A pesar de que se había despertado de su sueño desde hace mucho tiempo, aún hacía mucho calor.

Frotándose la cara con las manos secas, murmuró en voz baja el nombre de Kalia con los dientes apretados.

“Kalia… Kalia…”

Con solo pronunciar su nombre, el calor dentro de mi cuerpo se retorció.

Con el regusto de un sueño que nunca desaparece, Simon gimió de agonía y se acurrucó.

Aunque me desperté de mi sueño, parecía que todavía estaba entre sus brazos.

La calidez de su abrazo en mis brazos fue real. Incluso el calor que se clavaba en mis manos era demasiado vívido.

La piel tersa que tocaba la palma de mi mano y la silueta de Kalia, que me besaba con fuerza.

Todo, desde el toque de sus labios que tocaron mis labios, hasta cuando los tomó suavemente.

Aunque se trataba de un sueño, era demasiado vívido y eso enloquecía a Simon.

Se acurrucó con un suspiro caliente. Estuvo largo rato agazapado con la cara enrojecida.

Si se movía aunque sea un poco, la calidez que permanece en su cabeza desaparecerá, por lo que luchó por captar la reverberación en sus sueños.

Kalia estaba tan desesperada por él en sus sueños.

“… Maldita sea, ¿dónde estás, Kalia?”

‘Regresa por favor…’

Mientras Simon apretó su palpitante corazón, volvió a cerrar los ojos. Con la esperanza de volver a verla incluso en un sueño, soportó el día de manera imprudente y aburrida.

‘Si nos volvemos a encontrar, deberíamos cortarnos las extremidades y atarlas a un lado.’

¿Debo aplastar su mente hasta el agotamiento? ¿No sería posible echarle una maldición y atarla a mí?

¿Volverás alguna vez si digo que me puedo morir pronto?

Pero… ¿Y si no regresaras a pesar de que dijera eso?

Con solo pensarlo, parecía que mi corazón se estaba destrozando. Aunque sabía que era solo como una familia, la miseria de ser un hombre tan mezquino lo abrumaba.

Recientemente, pensé que la relación entre nosotros dos era más delgada que una hoja de papel.

Sí, la relación entre nosotros no fue nada. Era una relación tan inútil que terminaría cuando te dieras la vuelta, y no puedo culparte por tirarla.

‘… Tiene que tratarse de una relación más fuerte y segura’.

El título de Archimago o el Duque Prodigio era innecesario para Simon.

De hecho, el título de ‘Duque’ solo lo tomó apropiadamente para estar con Kalia.

Sin ella, no había alegría, no existía la felicidad.

Desde el momento en que le salvó la vida, él le pertenecía. Solo que ella no lo sabía.

‘Kalia, ¿por qué me abandonaste y por qué te escondiste de mí?’

Pensé que si permanecía a tu lado en nombre de la amistad, al menos no me separaría de ti.

“… Kalia.”

El corazón de Simon volvió a latir con fuerza. Pasó otro día terrible en la oscuridad.

 

Atrás Novelas Menú Siguiente

 

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (6)

Cada que aparece Simon me da mucho pesar… siento que Kalia actuó mal respecto a Simon… Ese hombre da todo por ella!! Graciias

Responder

No quiero justificarla pero pues ella actuó así porque le pregunto a Simón que opinión acerca de los niños y el le respondió de manera negativa, así que yo creo que por el miedo de la reacción de Simón es el porque actúo así

Responder

:v Simón y Kalia tienen los mismos sueños eróticos el uno con el otro jajajajaja para mí xD que es el bebé quien los conecta Mágicamente no tanto de recordarles como lo “crearon” si no de el momento más “romántico” entre los dos :v! Para mi que el bebé es un bebé mágico

Responder

También opino lo mismo, como el bebé es especial…algo debe de relacionarse

Responder

Simon no llores!! 😭🤧 pobre bebé… Él soño lo mismo que Kalia, sera el poder del bebé. Gracias por la traducción! PD: Ya quiero que nasca!!!! 🖤

Responder

Creo que es triste toda la situacion.
Simon no entiende porque ella se fue, y es obvio que no sabe porque Kalia no puede verlo como un hombre (que sabemos no es así) porque parece que jamás notó, lo mucho que su mama le lavo el cerebro a Kalia, inculcandolé que ella y Simon solo pueden ser “amigos” o “hermanos”
Entonces, con todo el lavado de cerebro de Kalia pesando, cuando le pregunto sobre los niños y el respodío que los odiaba, ella probablemente estaba en un bucle tipo: si odia a los niños, y me ve como una hermana (aunque realmente me ve como una hermana? yo lo veo como un hermano?) el va a odiar a mi bebe.

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: