Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 33 ♡❣⥼ASTA⥽❣♡

Capítulo 33:

   Sábado por la mañana.  

 

   Cuando Fu ZiYu recibió la llamada de Bo JinYan, estaba jugando al tenis con una atractiva dama. Ven a cenar. Dijo él.

 

   Estaba bastante sorprendido por la llamada.

 

   Desde que la talentosa asistente Jian Yao apareció en su vida, Bo JinYan ya casi no lo llama. Incluso hubo una ocasión, en la que trató de invitarlo a cenar, pero él se negó: “No iré. Jian Yao ha preparado la cena… Solo hay comida suficiente para nosotros dos. No vengas”. 

 

    – ¿Qué le pasó a Bo JinYan? ¿Lo ha ‘abandonado’ Jian Yao? 

 

    Esto es más interesante que jugar al tenis con una chica bonita. Así que se disculpó rápidamente y fue a la casa de Bo JinYan.  

 


    Cuando entra al apartamento de su amigo, lo encuentra sentado en el sofá, leyendo un libro.  

 

   Bo JinYan echa un breve vistazo a Fu ZiYu y vuelve a su libro.

 

   Fu ZiYu se sienta frente a él: “¿A dónde vamos?”

 

   “Tu decisión.”

 

   Fu ZiYu se sirve una taza de té. Luego pregunta casualmente: “¿Debería pedirle a Jian Yao que venga?”

 

   Bo Jinyan pasa una página. Sin levantar la cabeza, responde: “Como sea”.

 

    Ha pasado un tiempo desde que Fu ZiYu vio a Jian Yao. La extraña. Así que se levanta del sofá y se dirige a la puerta principal.  

 

    Cuando espera el ascensor, se da cuenta de que Bo JinYan está a su lado.  

 

    “¿Por qué me estás siguiendo?” 

 

    “Mmm… Sólo para tomar un respiro”. Responde.

 

    En el ascensor. Fu ZiYu mira los números que cambian en el panel de visualización y se da la vuelta para mirar a Bo JinYan. ¿Tomar un respiro? ¿En el apartamento de una señorita?

 


    Los dos hombres están fuera del apartamento de Jian Yao.

 

    Fu ZiYu vuelve a tocar el timbre. Nadie responde.  

 

    Se vuelve para mirar a Bo JinYan: “Bueno, la princesa no está en casa. Llámala.”

 

    Bo JinYan está mirando por la mirilla de la puerta, suena poco dispuesto: “¿Por qué no la llamas tú?”

 

    Algo chispea en el cerebro de Fu ZiYu: “¿Qué les pasa a ustedes dos? ¿Te está aplicando la Ley del Hielo?”

 

    Bo JinYan frunce el ceño. Mira a Fu ZiYu y no responde a su pregunta.  

 

    De alguna manera, verlo ‘sufrir’ es una experiencia bastante satisfactoria. Fu ZiYu sonríe y saca su teléfono móvil: “Oye, niña bonita. ¿Dónde estás? O… Tomando fotos de graduación…”

 


    Fu Ziyu está tratando de obtener la historia completa de lo que sucedió mientras conducía hacia la Universidad.

 

    “Entonces… ¿No te ha visto en dos días?”

 

    Obviamente, Bo JinYan está de mal humor. Dice: “Sí…”

 

     Fu ZiYu disfruta de esta conversación: “Ella no te ha llamado… O bajado a tu apartamento…”

 

    “Sí…”

 

    “Ella ha rechazado tus invitaciones para cenar juntos… Ni siquiera habla contigo…” 

 

    Hay una gran sonrisa en el rostro de Fu ZiYu. Se regodea de sus desgracias. Bo JinYan lo mira: “¡Hijo de puta!”

 

    Fu ZiYu se ríe: “¿Quién es el infantil aquí? Jian Yao es la persona más paciente que he conocido. Debes haber hecho algo malo para enojarla tanto. Deberías disculparte con ella”.

 

    Es el turno de Bo JinYan de guardar silencio.  

 

    Fu ZiYu piensa por un momento: “No… ¿Ni siquiera sabes por qué está enojada contigo?” 

 

   Bo JinYan lo mira: “Por supuesto que sí. Ella es como una hoja de papel en blanco frente a mí”. 

 

    Fu ZiYu lo mira seriamente: “Entonces, ¿De qué está enojada?”

 

    Bo JinYan apoya su brazo en la manija de la puerta. Él piensa por un momento: “Ella no quiere verme ahora, porque está eligiendo entre Yin Ziqi y yo”. 

 

     Explica la situación y la oferta de su hermana a su amigo.    

 

    Fu Ziyu: “Ah… Ya veo”.  

 

    Bo JinYan: “Obviamente, ella está bajo presión, así que no quiere hablar conmigo”.

 

    Fu Ziyu piensa por un momento: “Sí, será una decisión difícil para ella. Ha trabajado duro durante algunos años para obtener su título. Y le estás pidiendo que renuncie a una oportunidad tan buena para un trabajo que es física y mentalmente agotador. Si fuese yo, también elegiría la oferta de Yin Ziqi”.

 

    Bo JinYan recuerda sus palabras en la oficina de Yin Ziqi: “No te pertenezco…” 

 

    Ella no lo eligió en ese momento.  

 

    Fu ZiYu le da unos golpecitos en el hombro: “¿Sabes lo que debes hacer ahora?”

 

   “¿Qué?”

 

    “La mujer necesita ser convencida y mimada. Si no quiere que su asistente se escape, le sugiero que hagamos lo que ella quiera durante los próximos días. Las mujeres son criaturas emocionales. Si se siente conmovida, te elegirá a ti”.

 


     Las flores de verano llenan los jardines del campus universitario. Hay graduados en todas partes, caminando con orgullo con sus insignias. El suelo bien cuidado proporciona un bonito telón de fondo para las fotos.  

 

     Fu ZiYu estaciona su auto al costado de la carretera. Miran por la ventana y ven a un grupo de chicas sentadas en el césped.

 

    La facultad de lenguas extranjeras es famosa por las chicas guapas. Jian Yao no es la belleza más destacada entre ellas. Pero su cabello largo, elegancia y aplomo aún llaman mucho la atención.  

 

    Está tomando fotos con sus amigas. Están posando como modelos en el rodaje de una revista. Ella tiene una dulce sonrisa en su rostro.

 

    Los dos hombres no habían visto antes su lado enérgico y animado. Fu ZiYu sonríe: “Esto me trae recuerdos de mis días de estudiante”. Mira a Bo JinYan. Él también tiene una sonrisa en su rostro.

 

    Fu ZiYu pregunta: “Pensé que odiabas a las mujeres a las que les gusta posar”. Cuando estaban en la universidad, muchas chicas estaban interesadas en Bo JinYan. Algunas de ellas pasaban deliberadamente junto a otros chicos o se acercaban a ellos, con la esperanza de que él se diera cuenta. Bo JinYan se negó a salir con ninguna de ellas. Odia a las chicas que intentan lucir sexys. Simplemente consideraba que son patéticas.  

 

    Él dice a la defensiva: “Ella es tan natural. No tienes mucha idea de lo que hace hermosa a una mujer. Deberías trabajar en eso”.

 

   – ¿Discúlpame? ¡Algunas de mis ex novias son famosas supermodelos! Pero Fu ZiYu decide no discutir con él.  

 

    Cuando algunas de sus amigas comienzan a irse, Fu Ziyu le dice a Bo JinYan: “Ve y siéntate en el asiento trasero”. 

 

    “¿Por qué?”

 

    “Podrías asustarla. No están en sus buenos términos en este momento”.

 

     Él se mueve a regañadientes hacia la parte de atrás.  

 

    “¡Mantén la ventana abierta!” Continúa instruyendo a Bo JinYan.  

 

    – Oh… rara vez es tan servicial. Fu ZiYu está muy divertido.  

 

   Después de que la ventana está bien cerrada, saluda y levanta la voz: “¡Jian Yao!”

 


    Ella camina hacia el auto. Alcanza a ver que alguien está en el asiento trasero. Finge no darse cuenta y saluda a Fu ZiYu.

 

    En realidad, no estuvo tratando deliberadamente de ignorar a Bo JinYan durante los últimos días. Tenía que prepararse para la ceremonia de graduación. Y muchos de sus amigos están en la ciudad, así que ha estado ocupada poniéndose al día con ellos.

 

    Pero la verdad es que ella no quiere verlo de todos modos.  

 

    “Déjate llevarte por una comida”. Fu ZiYu abre la puerta del auto para la dama: “¡Te extraño mucho!”

 

    Jian Yao le sonríe y se sube al coche.

 


    Es el fin de semana. Hay menos coches en la carretera. El Lexus de Fu ZiYu está conduciendo a un ritmo agradable y constante en la autopista.

 

    Él enciende la radio. A menudo canta. Otras veces, charla con Jian Yao. Ella le pregunta sobre su trabajo en el hospital.  

 

    Bo JinYan está muy callado. No sale ningún sonido del asiento trasero. Es como si no estuviera allí en absoluto. Jian Yao lo mira por el espejo retrovisor. Su hermoso rostro se ve tranquilo y sereno. 

 

   “Jian Yao, ¿A dónde quieres ir a cenar?” Fu ZiYu pregunta de nuevo.

 

    “Oh… No me importa. ¿Por qué no decides?” responde ella.

 

   – Mmm… ¿Por qué se siente tan incómoda?  

 

    Echa otro vistazo a Bo Jinyan. Él la está mirando a través del espejo retrovisor. De hecho, sus ojos están fijos en ella, siguiendo cada uno de sus movimientos.  

 

  – ¿Cuánto tiempo ha estado mirándola?   

 

   Ella siente que su rostro se sonroja. Se desliza hacia abajo del asiento para estar fuera de la vista de Bo JinYan.  

 


    Entran en un restaurante cantonés. El camarero los lleva a una mesa con capacidad para cuatro personas. Una mampara los separa de un bonito jardín exterior. Es un restaurante elegante. 

 

    Mientras Jian Yao se sienta, Bo JinYan automáticamente se sienta a su lado. Como suele hacer.  

 

    Ella se niega a mirar en su dirección.

 

    Fu ZiYu le pasa el menú a Jian Yao. “Puedes hacer el pedido hoy”.  

 

   Jian Yao está feliz de complacerlo. Mientras ella hacía el pedido, los hombres hablaron sobre el caso Caníbal de las flores No.2. 

 

    “Hay dos tipos de sopas hoy, se sirven individualmente. ¿Qué le gustaría?” dice Jian Yao a los chicos: “¿Hongos o callos?”

 

    “Callos”, dice Fu ZiYu.

 

     Sin levantar la vista del menú, Jian Yao pregunta “¿Qué pasa con JinYan?”

 

     “Hongos.” Dice él con voz contenta.

 

     Jian Yao deliberadamente mantiene sus ojos en el menú. Está pasando la página para ver qué más puede pedir. “¿Y usted, señorita?”, Pregunta el camarero: “¿Qué sopa le gustaría?”

 

     Ella prefiere los hongos. Está a punto de responder ‘igual’ cuando oye que Bo JinYan le dice al camarero: “Ella también quiere sopa de hongos”.

 

     Fu ZiYu los mira a los dos. Jian Yao baja la cabeza aún más.   

 

     El amor está en el aire. El sonríe. 

 


    El vaso de Jian Yao está vacío. Fu ZiYu le da un codazo a Bo JinYan con su brazo, luego mira la jarra de jugo de naranja en la mesa.  

 

    Antes de que alcance la jarra, una mano larga y delgada aparece frente a ella y agarra el asa.

 

    Observa a Bo JinYan servirle un vaso de jugo de naranja y luego se lo acerca.  

 

    “Disfruta” él dice.

 

    Jian Yao lo mira: “Gracias”.

 

    Esta es la primera vez que la sirve en la mesa. Por lo general, es el príncipe que no mueve un dedo.  

 

    Ella está un poco perpleja por su comportamiento inusual. 

 

    Mientras está preocupada, Jian Yao está más callada que de costumbre. Fu ZiYu le da a Bo JinYan otra señal con contacto visual: habla con ella. La has ofendido. ¿Esperas que ella inicie una conversación? 

 

    Bo Jinyan le asiente con la cabeza. Justo cuando Fu ZiYu pensó que entendía qué hacer, Bo JinYan mira el plato de pescado al vapor frente a él. Toma un tenedor y una cuchara y comienza a jugar con el pescado.  

 

    Fu ZiYu se queda sin palabras. Hay un silencio incómodo. Se da por vencido con su amigo y comienza a charlar con ella.

 

    Jian Yao echa un vistazo a Bo JinYan. Es obvio que él no comparte el mismo afecto que ella le tiene. Es hora de marcharse.  

 

    Suena el teléfono de Fu ZiYu. Atiende la llamada. Jian Yao continúa con su cena.

 

    Luego siente un golpecito en su hombro.  

 

    Gira la cabeza y ve a Bo JinYan empujando un cuenco hacia ella. 

 

    Está atónita. 

 

     Pez.

 

     Está lleno de pescado. Pequeños trozos de filete, deshuesados ​​y cuidadosamente amontonados en un bol.  

 

    “Disfruta” dice de nuevo, mientras estira bien los dedos después del ‘trabajo duro‘.    

 

    Jian Yao lo mira. Muchas cosas pasan por su mente. Ella lo mira directamente a los ojos: “¿Qué estás tratando de hacer?”

 

   Bo JinYan la mira: “¿No puedes decirlo?”

 

   Ella niega con la cabeza.

 

   ¿Es solo una ilusión o Bo JinYan se siente un poco acalorado por el clima? Su rostro parece un poco rojo. Aunque sus ojos siguen dando su habitual mirada indiferente y ligeramente fría.  

 

   “Te estoy persuadiendo y mimando”. Él sonríe.

— —- — —

Jajajaja es todo un Rey del romance~ xD

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: